10 asombrosos aviones de combate de toda la historia de la aviación

En 1915, el conduzco francés de la Primera Guerra Mundial Roland Garros se le ocurrió la iniciativa novedosa pero dañina de elaborar una ametralladora para disparar de forma directa por medio de la hélice de su avión. Aguardaba que al fijar placas de acero para resguardar la hélice evitaría la experiencia algo vergonzosa, por no nombrar probablemente mortal, de dispararse desde el cielo.

A través de esta cruda solución creó el primer avión de combate de todo el mundo. Fue el comienzo de una carrera armamentista que por último vería a los aeroplanos con motor de pistón sustituidos por aeroplanos de combate capaces de atravesar la barrera del sonido, agredir objetivos con un aluvión de misiles y formar parte en una guerra tecnológica avanzada.

Esta lista examina diez de los aeroplanos de combate mucho más esenciales y también inspiradores nunca vistos.

10. Messerschmitt ME-262

En el verano de 1944, los pilotos socios han comenzado a reportar sobre encuentros con un nuevo y espantoso avión alemán sobre Europa Occidental. No tenía hélice, pero sin embargo era con la capacidad de lograr velocidades sensacionales.

Ese avión era el Messerschmitt ME-262, asimismo famosa como la “golondrina”. Fue el primer avión de combate operativo de todo el mundo. El ME-262 no estuvo exento de inconvenientes. Sus motores no eran fiables, el avión era bien difícil y costoso de sostener, y con los socios dominando los cielos resultó ser realmente vulnerable en el despegue.

En el momento en que el ME-262 despegó, fue el avión de combate mucho más mortífero de los cielos. Con un desempeño inusual y una agilidad máxima de prácticamente 100 MPH mucho más rápida que aun el más destacable avión con motor de pistón, ningún avión aliado podría arrimarse a igualarlo.

Los alemanes no fueron la única nación que invirtió en propulsión a reacción. Nuestro avión de combate de Enorme Bretaña, el Meteorito Gloster, entró en servicio operativo prácticamente precisamente al tiempo que el ME-262. Más allá de que los 2 aeroplanos jamás se confrontaron de manera directa entre sí, el jet alemán se jactó de una agilidad y manejo superiores al Meteor y es extensamente considerado como un avión muy superior.

El ME-262 aun podría ser un arma ganadora de la guerra para los nazis si se hubiese introducido antes y en mayor número. Por fortuna, la producción se retrasó relevantemente en el momento en que Hitler demandó que se transformara en un cazabombardero.

9. F-86 Sabre

Más allá de que el ME-262 no había podido sobrepasar la trascendente superioridad numérica de los socios, su desempeño inusual probó que el futuro del combate aire-aire sería impulsado por aeroplanos.

En los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial, las primordiales potencias de todo el mundo se plantearon sustituir sus aeroplanos de combate impulsados ​​por pistones por aeroplanos mucho más veloces y letales. El desarrollo aún no se encontraba terminado en el momento en que el guerra coreana reventó en el mes de junio de 1950. Sería la primera y única guerra donde combatientes con motor de pistón y aeroplanos a reacción lucharan en exactamente los mismos cielos en proporciones substanciales.

A lo largo de meses, el mortal soviético MiG-15 barrió los aeroplanos estadounidenses de los cielos. Las tornas solo modificaron con la introducción del nuevo Sable F-86.

La iniciativa de un avión de ala en flecha había sido tomada de la Alemania nazi tras la atrapa de aeroplanos experimentales, datos, diseños y también ingenieros. El resultado se efectuó en un avión icónico que derribó en torno a ocho Mig-15 por todos los suyos perdidos.

Los sables fueron volados por gente como Chuck Yeager y Buzz Aldrin, miles estaban usados en las fuerzas aéreas de todo el planeta y continuaron en servicio activo hasta 1994, en el momento en que Bolivia por último retiró el último escuadrón activo.

8. MiG-21

La vida operativa de un avión de combate tiende a ser corta. La tecnología avanza regularmente, de manera frecuente realizando que los aeroplanos de combate sean obsoletos y por el momento no sean capaces para su propósito. El legendario MiG-21 pertence a las salvedades. Fue desarrollado en la década de 1950, pero todavía está en servicio el día de hoy y probablemente lo continúe siendo a lo largo de otros veinte años o mucho más.

Aun en 1959, en el momento en que empezó a incorporarse en los escuadrones de combate soviéticos, el MiG-21 no tenía una enorme sofisticación tecnológica. No obstante, fue desarrollado para ser increíblemente veloz y maniobrable. Estas características lo transformaron en un increíble avión de combate y también interceptor.

Los MiG-21 no solo eran efectivos, sino más bien asimismo simples de sostener y económicos de crear, cuando menos en la medida en que se logre decir que un avión de combate supersónico es económico. Esto dejó a la Unión Soviética generarlos en proporciones espectaculares. Se edificaron mucho más de 10,000 MiG-21, considerablemente más que algún otro género de caza a reacción en la historia.

El MiG-21 cambió la estabilidad del poder aéreo en la Guerra Fría entre la Unión Soviética y los USA de América. Durante su extendida historia, los MiG-21 han servido en varias fuerzas aéreas y se han desplegado en la guerra de Vietnam, 2 guerras árabe-israelíes y la guerra Indo-Pakistán de 1965. Tan últimamente como febrero de 2019 MiG-21 correspondientes a la Fuerza Aérea India puesto en compromiso F-16 paquistaníes Fighting Falcons en una riña de perros.

7. Harrier Jump Jet

En la década de 1960, múltiples naciones coquetearon con la iniciativa de un avión de combate de despegue vertical. Las virtudes potenciales eran obvias y notables. Ya que los cazas por el momento no dependían de las pistas, podían operar en prácticamente cualquier sitio, desde un claro en la jungla hasta una calle de la región.

No obstante, hubo adversidades muy substanciales para desarrollar un avión de esta clase que aún logre desafiar a los aeroplanos de combate mucho más comúnes. Solo Enorme Bretaña ha podido sobrepasar los retos para generar el popular Harrier Jump Jet.

El avión no estuvo exento de inconvenientes. Era un caza subsónico en un planeta donde sus contendientes eran supersónicos, se considera bien difícil de volar y preocupantemente simple de chocar, y no puede conducir su popular despegue vertical mientras que transporta una carga útil completa de comburente y municiones.

Pese a estas restricciones, el Aguilucho se considera como un avión legendario. Su despegue vertical le dio una aptitud que ningún otro avión podría igualar y el potencial de operar en sitios que ningún otro avión podría llevarlo a cabo.

Sin el Harrier, los británicos no podrían haber luchado y ganado el Guerra de Malvinas. Siempre y cuando fuesen piloteados por pilotos enormemente capacitados, los Harriers probaron ser contrincantes capaces en combates aéreos con aeroplanos considerablemente más veloces y mortales. La Royal Air Force de Enorme Bretaña retiró a los Harriers sobrantes en 2010, pero prosiguen en servicio con los marines estadounidenses.

6. MiG-25

En 1967, la Unión Soviética descubrió la presencia de su nuevo MiG-25 aeroplanos de combate al planeta. Los estadounidenses se pusieron alterados inmediatamente, y no sin una aceptable razón. El MiG-25 podía sobrepasar a cualquier luchador que los estadounidenses tengan la posibilidad de combatir, y precisamente era bastante, considerablemente más veloz.

Proceder a toda agilidad con un MiG-25 podría lograr velocidades de sobra de 2,000 MPH. O sea impresionantemente veloz aun para los estándares de un avión de combate moderno, más allá de que se advirtió a los pilotos soviéticos que no empujaran sus MiG a nada similar a estos extremos o destruirían sus motores.

Los estadounidenses por último tuvieron la posibilidad de echar una ojeada mucho más de cerca al avión soviético en el momento en que un conduzco abandonó a El país nipón en 1976, llevándose su MiG-25 con él. Los soviéticos demandaron furiosamente la devolución de su jet. Por último lo lograron, pero no antes que los ingenieros estadounidenses lo inspeccionaran intensamente, lo desmontaran en sus partes constituyentes y lo empaquetaran amablemente en cajas.

Esta inspección meticulosa descubrió que la agilidad fenomenal del MiG-25 se había producido sacrificando algo de capacidad de maniobra, pero proseguía siendo un avión destacable. Estableció varios récords mundiales, entre los cuales, subiendo a una altura de 123,523 pies en motores a reacción, aún no fué batido. Se generaron mucho más de 1,000 MiG-25 y ciertos continúan en servicio hasta hoy.

5. F-117 Nighthawk

Se ha argumentado que el primer avión furtivo de la historia se diseñó en la Alemania nazi ahora en la década de 1940. no obstante, el Horten Ho 229 todavía se encontraba en la etapa en fase de prueba en el momento en que la Segunda Guerra Mundial llegó a su fin, y sus habilidades de sigilo tienen la posibilidad de ser un feliz incidente de su forma excepcional de alas voladoras en vez de una decisión de diseño deliberada.

El primer verdadero avión furtivo, el estadounidense F-117 Nighthawk, entró en desempeño décadas después en 1983. Para resguardar el anonimato del avión, en un inicio volaba solo a la noche. Su vida no sería conocida de manera oficial por las autoridades estadounidenses hasta en seis años.

Solo un magro 64 F-117 Nighthawks se generaron en algún momento, y si bien eran generalmente populares como cazas furtivos, sirvieron primordialmente como aeroplanos de ataque a tierra. Aun de esta manera, su predominación fue desmedida respecto a su número. Su diseño innovador se encontraba designado a reducir su firma de radar. Más allá de que no eran completamente invisibles para el radar como de manera frecuente se piensa, eran increíblemente bien difíciles de advertir y interceptar.

A lo largo de la Guerra del Golfo de 1991 volaron 1.300 salidas sin perder un solo avión, y en el momento en que los Nighthawks se retiraron del servicio activo en 2008, solo uno se había perdido por la acción del enemigo.

4. Eurofighter Typhoon

En la década de 1980, múltiples de las potencias de europa sintieron la necesidad de desplegar un caza de superioridad aérea con habilidades que iban bastante alén de las de cualquier avión que existe. No fue una labor simple. El valor de generar una máquina tan inusual era prohibitivamente prominente, con lo que el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España acordaron juntar sus elementos colectivos para desarrollar la máquina que ocasionalmente se transformaría en el Eurofighter Typhoon.

El emprendimiento prácticamente no despegó. Francia se retiró, el colapso de la Unión Soviética y el objetivo de la Guerra Fría muy achicado la necesidad de un avión de combate de enorme manera costoso.

No fue hasta 2003, veinte años tras su concepción, que los primeros Eurofighters, con un valor de en torno a 100 millones de euros por cada máquina, fueron al final entregados a la Luftwaffe de Alemania.

De la misma sus contendientes, el Eurofighter se apoya en un sinnúmero de capacidad informática para aun sostenerlo en el cielo. No obstante, en contraste a la mayor parte de sus oponentes modernos, no posee sigilo habilidades. Más allá de que no es tan polivalente como aeroplanos como el F-35, como caza de perros de superioridad aérea pura, la agilidad, la capacidad de maniobra y la predominación tecnológica inusuales del Eurofighter Typhoon significan que tiene escasos oponentes.

3. F-35 Lightning II

Lockheed Martin, la compañía tras el nuevo caza a reacción de quinta generación de los USA de América, detalla el F-35 Lightning II como el mas mortal y aeroplanos sobrevivientes en el planeta.

Diríase que su aptitud de sigilo avanzada lo realiza prácticamente totalmente invisible para el radar enemigo, al tiempo que una secuencia de sensores le dejan al conduzco, con el apoyo de $ 400,000 casco, para poder ver de manera eficaz por medio de la piel de la aeronave. Con un procesador central con la capacidad de efectuar 400 mil millones de cálculos por segundo, y la aptitud de comunicar instantáneamente esa información con fuerzas amigas en tierra, mar y aire, el F-35 pertence a los aeroplanos mucho más avanzados que nunca haya tomado los cielos.

Esta tecnología tiene un precio notable. Con un valor total estimado de $ 406 mil millones, el F-35 fué descrito como el software de armas mucho más costoso nunca emprendido. Esta cantidad deslumbrante no incluye $ 1.1 billones auxiliares que se estima sean precisos para sostener y operar las máquinas durante su historia útil.

Pese a las críticas notables sobre los gastos en espiral, se estima que el F-35 continúe en servicio hasta 2070 y forme la columna vertebral del poder aéreo estadounidense en las próximas décadas.

2. Chengdu J-20

El colapso de la Unión Soviética dejó a USA como la única superpotencia que queda en el planeta. Esta situación no duraría para toda la vida, y varios especialistas aguardan que la economía de China ocasionalmente pase a la de los USA de América.

La gran población de China siempre y en todo momento le permitió desplegar enormes fuerzas militares, pero de manera frecuente fué un caso de cantidad sobre calidad. China había dependido antes de la adquisición de aeroplanos de combate en el extranjero, pero eso cambió con la última aparición del Chengdu J-20, informalmente popular como el Dragón Poderoso.

El Chengdu J-20 entró en servicio militar en 2017, y si bien el gobierno chino está increíblemente orgulloso de su nuevo avión de combate de quinta generación, sostiene los datos precisos de las habilidades del avión en riguroso misterio.

Se estima que el Mighty Dragon combina tecnología avanzada de sigilo, alta capacidad de maniobra y un mayor alcance que cualquier avión de combate de quinta generación contrincante. Es una máquina mayor a cualquier cosa a la que logren recurrir oponentes locales como India y El país nipón. Sin emabargo, ciertos especialistas Han especulado que probablemente halla sido desarrollado para interrumpir el reabastecimiento de comburente y agredir los activos navales, en vez de formar parte en combates aéreos con aeroplanos contrincantes, en el caso de una guerra regional con los USA de América.

1. F-22 Raptor

Un solo F-22 Raptor cuesta algo en la zona de $ 300 millones. Aparte de eso, gastan otros $ 35,000 por cada hora de vuelo. Aun aquellas naciones que estén prestas a asumir este género de costos deberán buscar en otra sección. USA de América ha guardado el F-22 Raptor para empleo único de sus fuerzas militares; se han construido menos de 200 y sencillamente no están en venta.

El F-22 fue el primer jet operativo de quinta generación de todo el mundo. Más allá de que el F-35 está designado a marchar en una multitud de permisos, el Lockheed Martin F-22 fue desarrollado con un propósito primordial en cabeza: ser el caza de superioridad aérea mucho más mortífero de todo el mundo.

La aeronave debería poder operar sobre territorio enemigo con prácticamente impunidad. Diríase que su tecnología silenciosa es tan avanzada que su firma de radar es precisamente semejante a la de un abejorro. Es con la capacidad de andar a velocidades de 1,150 MPH, y cuando se activan los posquemadores, esto incrementa a 1,500 MPH. Asimismo es el caza a reacción mucho más maniobrable de todo el mundo.

Pese a haber entrado en servicio en 2005, los Raptors no formaron parte de sus primeras operaciones de combate hasta 2014, en el momento en que el avión participó en asaltos aéreos contra ISIS en Siria.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *