10 aventuras escandalosas de la “mujer de Florida”

En Florida, la “Ley del sol” torna posible que cualquier persona tenga ingreso a los registros públicos del gobierno. Esto quiere decir que los cronistas tienen la posibilidad de poder ingresar toda vez que alguien fué detenido en el estado. De ahí que, tenemos la posibilidad de percibir todas y cada una de las historias mucho más absurdas que quizás jamás lleguen a las novedades en ningún otro estado.

Aquí en TopTenz, ahora hicimos una lista sobre Florida Man, que es esencialmente el peor superhéroe de todo el mundo. En igualdad de condiciones, asimismo existen muchas historias protagonizadas por Florida Woman, lo que revela que existen muchas mujeres que tienen desventuras en el estado del sol.

10. Mujer de Florida unta plátanos sobre los coches de los clientes del servicio en el Trump’s Country Club

En el momento en que Donald Trump se transformó en presidente de los USA en el mes de noviembre de 2016, los conservadores de todo el país se regocijaron, al paso que la reacción de la izquierda fue… menos entusiasta. Hubo muchas personas que no podía opinar que verdaderamente estuviese pasando, y ocasionó una brecha bastante esencial entre los estadounidenses prácticamente de un día para otro. Varias personas respondieron con tristeza, oyendo “Sounds of Silence” constantemente. Otros estaban enojados y completados para empezar una revolución en ese instante.

Este semeja ser la situacion de un habitante de Florida de 48 años Kelly Weidman. Bueno, no nos encontramos seguros de que verdaderamente logres llamarlo una “revolución” pero fue … bueno, fue … algo. En el primer mes del año de 2017, su íra ahora había estado burbujeando a lo largo de unos meses y se encontraba lista para llevar su pelea a las calles. Weidman se presentó en el club de campo y complejo turístico privado de Trump, Mar-a-Lago, en Palm Beach. Entró por la puerta primordial y abrió cada PC en el vestíbulo a archivos .doc para lograr redactar blasfemias sobre Donald Trump. Entonces, tomó racimos de plátanos de la barra de desayuno y los untó por todos y cada uno de los coches de mucho lujo en el estacionamiento. No pasó un buen tiempo a fin de que ella fuera detenida por seguridad.

9. Mujer de Florida mantiene un camión postal y se marcha en un triciclo

El 28 de diciembre de 2018, una mujer de 52 años llamada Leida Crisostom había terminado con sus vacaciones de Navidad y se encontraba lista para la acción. Pero en vez de procurar relajarse y prepararse para la víspera de Año Nuevo, Crisostom recorrió el condado de Collier en un triciclo, listo para ocasionar ciertos inconvenientes. Chillaba y apuntaba con un arma a víctimas desprevenidas. En vez de procurar cometer un enorme hurto de vehículos para progresar su transporte, apuntó con un arma a un usado de correos y demandó que se llevara entre los packs del camión. La víctima le dio la caja, que es todo cuanto podía caber en la canasta, y ella pedaleó de manera lenta.

Los presentes llamaron a la policía (y presumiblemente describieron la situación como divertidísima) y la atraparon poco después. No solo su transporte era exactamente el mismo que el de una pequeña de 2 años, sino resulta que su arma asimismo era un juguete. Fue detenida y acusada de hurto a mano armada y ataque con arma mortal. Crisostom le ha dicho a la policía que ella era el único Dios verdadero y que podía percibir voces santas en su cabeza que le afirmaban que hiciese estas cosas.

8. Mujer de Florida hurta siete langostas en sus pantalones

Una mujer llamada Nicole Reed se encontraba comprando comibles en un Publix en DeLand. Fue al mostrador de mariscos y solicitó siete colas de langosta. Una vez que el recepcionista le entregó los mariscos, se coló por el pasillo de los bebés y empezó a completar los crustáceos. por debajo de sus pantalones. (Es interesante, habríamos adivinado que eran cangrejos …)

Cada movimiento que logró fue captado por las cámaras de videovigilancia, y los usados de Publix llamaron en el instante a la policía. Se tomó un buen tiempo ajustando las langostas en sus pantalones para cerciorarse de que le quedaran bien antes de salir de forma casual de la tienda. Reed fue capturada por la policía, que la se encontraba aguardando en el momento en que salió. Esas siete colas de langosta se vendían al por menor por $ 12 cada una, con lo que se salió con $ 84 en comida. Tenía en mente modificarlo en el mercado negro por un analgésico recetado llamado Dilaudid. Esta fue la sexta vez que Reed fue detenida por delitos afines, con lo que la mandaron a la prisión del condado de Volusia.

7. Una mujer de Florida no logra su McFlurry… Conque prendió fuego a un turismo.

En ocasiones, un goloso verdaderamente puede sacar lo destacado de nosotros, y ninguna proporción de fuerza de intención puede impedirnos comer postre. A las 12:30 am del 19 de marzo de 2014, una pareja pasaba por el drive-thru de un McDonald’s las 24 horas en Jacksonville. La mujer deseaba soliciar un McFlurry, pero su novio la interrumpió, negándose a comprárselo, presumiblemente pues no deseaba que engordara. Los dos discutieron por el helado mientras que los usados de McDonald’s escuchaban incómodos su conflicto. Fue poco tras este instante en el momento en que el usado del servicio de autoservicio escuchó a la mujer decir: “Lo haré explotar”.

Esta mujer enigmática salió del coche, tomó un tanque de gasolina del maletero y sacó fósforos de su bolsillo. Roció el vehículo con gasolina y prendió fuego al El Dorado de 1994. Las imágenes de las cámaras de vigilancia detallan que las llamas eran gigantes, y los usados se apuraron a llamar al 9-1-1 y juntaron cubos de agua en un intento de socorrer a la pareja de quemarse. La mujer se distanció de la escena, al paso que su novio en teoría empezó a sacar el coche del estacionamiento de McDonald’s mientras que aún se encontraba en llamas. Para en el momento en que los usados estaban afuera con sus baldes de agua, el automóvil ahora se había ido. Ninguno de ellos fue tomado por la policía, con lo que absolutamente nadie conoce sus verdaderas identidades. ¿La auténtica moraleja de esta historia? Jamás alejes a una mujer de sus dulces.

6. Mujer de Florida se casa con una noria

La mayor parte de nosotros contamos buenos recuerdos de la niñez de las vacaciones veraniegas en el parque de diversiones. Pero para una mujer de Florida llamada Hermosa Bañarme, su amor fue alén de lo que la mayor parte de la multitud podría sentir en el transcurso de un recorrido. En el momento en que era una joven, Bañarme tenía un trabajo de medio tiempo operando una noria a la que cariñosamente apodó “Bruce”. Como adulta, viajó de regreso a su localidad natal y deseaba ver qué había sucedido con su vehículo preferido. Se sorprendió al conocer que Bruce había sido derruido y que sus piezas de metal se habían oxidado durante los años.

“Le llevo pizza. Bruce huele a pizza, y el cariño de su historia está retornando por él … Comí la pizza con él, pude tener ciertos instantes íntimos con él y sentí que jamás lo había dejado “. En verdad, deseaba adquirirle a Bruce la noria y devolverle su vieja gloria. Pero ella fue un paso mucho más allí y se casó legalmente con la atracción del parque de diversiones. A lo largo de una televisin entrevista en TLC, asegura que si bien Bruce es un elemento inanimado, su relación es muy afín a la que experimentan algún otro hombre y mujer. No nos encontramos seguros de estimar percibir datos sobre la luna de miel.

5. Mujer de Florida apuntó con un cuchillo al hombre que se quejaba de sus pedos

Todo el planeta se tira pedos. En la mayoría de los casos, se cría a las mujeres a fin de que hagan todo lo que es posible por esconder sus flatulencias, pues las mujeres que emiten gases públicamente se piensan poco femeninas, más allá de que les dan gases con exactamente la misma continuidad que los hombres. Pero para una mujer en Dania Beach, no iba a dejar que el patriarcado la deprimiera. Se iba a tirar un pedo tan fuerte como quisiese, y no le importaría lo que alguien tuviese que decir sobre esto.

Shanetta Yvette Wilson hacía cola en una tienda de un dólar en el momento en que se soltó un pedo realmente fuerte y maloliente. En vez de reírse o ignorar cortésmente que en algún momento sucedió, el hombre que se encontraba tras ella empezó a quejarse y le ha dicho a Wilson que ella era repugnante. Sacó un cuchillo de su bolsillo y se abalanzó sobre el hombre, diciendo que lo iba a destripar como a un pez. Wilson fue detenido y detenido por agresión agravada. Presumiblemente, el ataque fue por el tema del cuchillo, y no por el pedo.

4. Mujer de Florida detenida por montar un manatí como un caballo

Entre las ocupaciones populares que la multitud goza realizar en una visita a Florida es nadar con delfines. A lo largo de estas visitas, se anima a la gente a sujetarse de la aleta de un delfín y ofrecer un recorrido con ellos por el agua. Los turistas están prácticamente entrenados para sentir que es a la perfección aceptable para ellos jugar con la vida marina. Para una mujer llamada Ana Gutiérrez, se llevaría la sorpresa de su historia en el momento en que la policía la arrestara por montar a lomos de un manatí salvaje.

Resulta que aun conmovedor un manatí es ilegal bajo la Ley del Santuario de Manatíes de Florida y se castiga con una multa de $ 500 o 60 días en la prisión. En la mayoría de los casos, hay avisos puestos cerca de las playas que avisan que no hay que tocar a los animales. Pero según la policía de San Petersburgo, existen muchos turistas que son presentes de de qué manera nutren, tocan y montan manatíes todos y cada uno de los días.

Entonces… ¿por qué razón los presentes llamaron a la policía sobre Gutiérrez? Es por el hecho de que es una inmigrante cubana. El día que ella fue montando un manatí, alguien en la playa tomó fotografías de Gutiérrez y también en el instante llamó a la policía. En el momento en que el sheriff se aproximó Gutiérrez y su familia, la llevaron para interrogarla. Gutiérrez solo podía charlar español, con lo que posiblemente no haya comprendido que se suponía que debía comparecer para una fecha posterior en la corte. En el momento en que se perdió el juicio, en este momento había una orden de arresto.

La policía se presentó al trabajo de Gutiérrez en una tienda departamental Sears, donde ella tenía un trabajo de usada de limpieza. Le solicitaron que saliese y la detuvieron en oposición al edificio mientras que sus compañeros de trabajo miraban. Esto fue tan humillante que sintió que jamás mucho más podría regresar a trabajar. Según Fox News, ella es la única persona que ha cumplido condena por violar la Ley del Santuario de Manatíes de Florida.

3. Mujer de Florida detenida en su casa con trampa explosiva

Vivir sola puede ser espantoso para una mujer. Si miras las novedades o las escuchas verdaderamente alguna episodio del podcast My Favorite Murder, va a saber que las mujeres solteras tienen una auténtica razón para tener miedo por su seguridad. Más allá de que es comprensible que alguien desee tener un perro, o quizás poner una cámara de vigilancia, una mujer de Florida Nickcole Dykema lo llevó al próximo escenario. No se conformaría con menos de 3.714 espadas, cuchillos y dagas ubicadas en torno a su casa móvil inteligente como trampas fulminantes.

Dykema se metió en inconvenientes por llevar un arma esconde con el permiso pertinente, y en 2015 violó su independencia condicional. Los agentes de policía estaban llamando a su puerta para procurar detenerla. En el momento en que abrió la puerta primordial, se abalanzó sobre los oficiales con una katana. Fue detenida por atacar a un oficial de policía y se llamó a mucho más estudiosos para sacar las armas de su propiedad.

Había cuchillos cubriendo la vivienda desde el suelo hasta el techo, con hachas y cuchillos aun colgando del techo, preparados para ser disparados por cables. Dykema decoró la vivienda con complementos de Halloween de cabezas, extremidades y sangre falsas cortadas. Más allá de que vinieron listos para las trampas fulminantes, múltiples oficiales aún terminaron lesionados mientras que procuraban maniobrar mediante la vivienda.

2. Mujer de Florida llama al 9-11 para acusar a su narcotraficante por no dar mariguana

En el momento en que andas drogado, no en todos los casos haces o afirmas las cosas mucho más capaces. Y lamentablemente para un habitante de Fort Lauderdale de 19 años Daneshia Heller, absolutamente nadie se encontraba cerca para sacarle su teléfono celular antes que ella tomara una resolución verdaderamente mala. Su vendedor de drogas jamás apareció para entregarle mariguana. Si les pagaba con anticipación, técnicamente le habían robado dinero, con lo que creyó que era una gran idea llamar al 9-1-1 y denunciarlos. Más allá de que hay varios debates sobre la legalización de la mariguana en los USA, todavía era muy ilegal en 2015, en el momento en que sucedió esta historia. Esta llamada telefónica le dio a la policía una causa posible para registrar su casa.

Heller se encontraba drogado con flakka, que asimismo se conoce como “sales de baño”. Se realizó conocida como “la sustancia zombi” gracias a comentarios salvajes había causado que los clientes se volviesen tan locos que comenzaron a comerse las caras de la gente, como una escena de The Walking Dead. En el momento en que la policía halló una bolsa con las drogas en su bolsillo, fue bastante para detenerla por posesión de estupefacientes.

1. Mujer de Florida asombrada robando con una remera de “No vas a ser atrapada”

Varias personas tienen una seguridad increíble en sí mismas sin razón, y probablemente no haya mejor ejemplo de esto que un hecho que sucedió en Tampa. 2 mujeres birlaron $ 1,500 en perfume y colonia de una tienda de modelos de hermosura llamada Ulta. La cámara de vigilancia tomó una fotografía de los sospechosos y entre las mujeres vestía una remera que afirmaba “No van a ser atrapadas”.

El detective Larry McKinnon se encontraba indignado por la audacia de su remera y le ha dicho a las novedades locales: “Nos agradaría probar con el apoyo de la red social que ella no es intocable, que la atraparán y la pondrán donde merece estar y eso es después de las rejas”.

Si bien era bastante jocoso, llevaba razón. Más allá de que sus semblantes eran precisamente perceptibles en las imágenes de seguridad, e inclusive sabían qué género de automóvil conducía, los 2 sospechosos jamás fueron entregados a la policía. Ya que esto sucedió en el tercer mes del año de 2015, no es muy posible que en algún momento observemos a estas mujeres de Florida después de las rejas.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *