10 conceptos erróneos sobre el Japón imperial durante la Segunda Guerra Mundial

Bastante gente tienen sus ideas de El país nipón a lo largo de la Segunda Guerra Mundial fundamentadas eminentemente en películas sobre la guerra y una o 2 miniseries de HBO, tal como muchas leyendas populares transmitidas durante los años. No obstante, algo de esto nos dió una imagen un tanto confusa de de qué manera eran verdaderamente las cosas. Varios occidentales suponen que el El país nipón imperial era una sociedad donde la multitud adoraba a un emperador dios y, feliz y de forma regular, desperdiciaba sus vidas en asaltos autodestructibles en su glorioso nombre. La realidad es considerablemente más humana, como tienden a ser las cosas con los humanos.

10. La multitud pensaba que Hirohito era divino, pero eso no lo transforma en un dios

Muchas personas considera que el emperador japonés se consideraba un dios y renunció a esto en el final de la guerra, pero el término de la divinidad del emperador es bastante más difícil de lo que la mayor parte de la multitud piensa. El emperador aseveró ser descendiente lejano del dios sintoísta Amaterasu, pero jamás aseveró ser un dios real, ni los nipones aseguraron eso para él.

El otro fallo esencial es que el Emperador en algún momento renunció a su divinidad. Su declaración fue interpretada de esa forma por los occidentales, pero su intención era de todos modos apuntar que, en contraste a lo que estábamos aseverando, El país nipón de todos modos había sido democrático por lo menos hasta determinado punto desde la Era Meiji, y que el Emperador no era divino en concepto de gobierno absoluto y no lo había sido, sino más bien en concepto de su compromiso de efectuar rituales y funcionalidades que sostenían a los dioses sintoístas observando. sobre El país nipón.

9. Los pilotos kamikaze no eran las vacas de sacrificio que la multitud tiende a meditar

Entre las leyendas mucho más perdurables de la Segunda Guerra Mundial son los pilotos kamikazes de El país nipón. Las historias se han arraigado tanto en la imaginación habitual que la multitud tiende a meditar en los nipones como mucho más autodestructibles por este motivo. Independientemente, esta es una creencia común de que estos pilotos iban contentos a la desaparición, vacas de sacrificio preparadas que se anotaron para fallecer por su emperador divino. No obstante, la realidad era bastante, considerablemente más humana.

La japonés Las autoridades sabían que ningún hombre en su juicio se da verdaderamente como voluntario para una misión suicida, en especial si se tiene presente que ninguna de estas tiende a ser metas de singular relevancia en el enorme esquema de las cosas. Entonces, la mayor parte de los pilotos que iban a efectuar metas autodestructibles fueron de todos modos “reclutados” para esto en el último minuto y se les notificó prácticamente inmediatamente antes. En ciertos casos no se vieron obligados a ir, pero sabiendo el patriotismo de la guerra, fue bien difícil ser el que afirmara que no.

8. El ejército japonés puede haberse rendido por culpa de Stalin y no por la bomba

Entre los debates morales preferidos, y las polémicas que se mantuvieron a lo largo de un buen tiempo, es la utilización de la bomba atómica en las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. La justificación frecuente es que los nipones sencillamente no se habrían rendido de otra forma, y que era la única forma de terminar a la guerra sin matar verdaderamente a todos y cada uno de los nipones de la isla. No obstante, lo cierto es que varios historiadores en este momento piensan que todo fue insignificante, y esencialmente matamos a todas y cada una aquellas personas sin razón.

Como afirmamos, la justificación siempre y en todo momento fue que era la única forma de terminar a la guerra, pero varios investigadores aseguran que la guerra se encontraba a puntito de finalizar de todas maneras, y que la rendición de Japón no debió ver con la bomba atómica en El primer sitio. La auténtica razón por la que los nipones estaban a puntito de rendirse era por el hecho de que los alemanes habían sido golpeados y Stalin se encontraba a puntito de abrir otro frente contra los nipones y poner su notable peso para llevar a cabo en frente de ellos. Con la paliza que estaban recibiendo, Stalin accediendo para publicar su peso era bastante y ellos lo sabían.

7. USA tiende a olvidar los primordiales permisos de otros países contra el ejército japonés

Muchas películas en los USA tienden a enfocarse mucho más en los permisos de su gente, y los libros de historia siempre y en todo momento tienden a enfocarse en nuestros chicos asimismo, con lo que en ocasiones la multitud olvida el papel esencial que jugaron otros países en el Teatro Pacífico, prestando asistencia a la USA contra el ejército japonés. Un país que todavía está bastante molesto pues su contribución no fué notada es cerámica, que se sacrificó de enorme manera a lo largo de la Segunda Guerra Mundial y padeció horrorosamente a manos de los nipones, realizando que varios de sus pobladores fuesen aniquilados, torturados y expertos. Su resistencia en China fue vital para el ahínco bélico en el Teatro del Pacífico.

Otro país que varios olvidan es Australia, que ofreció una feroz resistencia a lo largo de la Segunda Guerra Mundial contra los nipones y fue esencial para otorgar un ámbito para los Socios. Más allá de que USA tendía a ser en parte importante responsable de los movimientos mucho más violentos hacia el enemigo, el australiano Las contribuciones que luchan en islas como Papúa Novedosa Guinea, Novedosa Bretaña y otras, pusieron un frente mucho más furioso de resistencia contra el feroz y bien ordenado ejército japonés. Precisamente 40.000 australianos fallecieron en el ahínco de guerra, y prácticamente una séptima una parte de toda la población estuvo implicada de una manera u otra.

6. Bastante gente olvidan la lenta acumulación de Pearl Harbor o las causas del ataque.

Pearl-Harbor

En el momento en que los nipones atacaron Pearl Harbor, fue un shock para el núcleo de los USA de América. Si bien era fundamentalmente un fin militar, técnicamente se encontraba en suelo estadounidense, y era la primera oportunidad que ocurría un hecho de esta clase en la historia actualizada de los USA. La mayor parte de los estadounidenses estaban sorprendidos y solamente podían opinar lo que había sucedido, pero la realidad era que aun los civiles que habían estado observando probablemente podrían haberlo visto venir desde lejísimos.

La consolidación de Pearl Harbor se causó en el lapso de una aceptable década, mientras que los nipones siguieron intentando de expandir su territorio y sus características, y USA sintió la necesidad de frenarlos o detenerlos completamente. Para esto, USA aplicó sanciones de diversa índole contra El país nipón durante los años, incrementando la tensión pero no resolviendo nada. Los nipones deseaban tomar territorio violentamente, pero éramos la espina mucho más grande en su costado y sabían lo peligrosos que éramos. Su propósito era recortar nuestras habilidades de suministro en las rodillas a fin de que tengan la posibilidad de ganar impulso antes que pudiésemos detenerlos; sabían que debían accionar increíblemente veloz.

5. La estrategia de El país nipón probablemente halla sido bien calculada, pero ciertos líderes tenían inquietudes

Tiempo Pearl Harbor probablemente halla sido un movimiento increíblemente calculado contra un propósito militar, asimismo fue un plan impresionantemente osada, y ciertos en el liderazgo japonés lo sabían e inclusive expresaron sus inquietudes, pero al final fueron ignorados. El almirante Isoroku, el hombre al cargo de la Armada de Japón a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, sintió desde el comienzo que todo el panorama era sombrío, y si bien obedeció las órdenes como soldado y trabajó lo destacado que ha podido, no tenía esperanzas.

El almirante Isoroku se encontraba preocupado de que las ciudades de El país nipón, que estaban densamente pobladas, pobladas y fabricadas primordialmente de material inflamable, fuesen susceptibles a enormes asaltos aéreos. Esta parte resultó impresionantemente profética, puesto que los bombardeos del general Curtis LeMay asolaron gran parte de la infraestructura de El país nipón y masacraron a incontables personas inocentes. Asimismo le preocupaba que la economía de El país nipón no pudiese mantenerse a lo largo de una guerra extendida y que tuviesen un tiempo reducido para ganar. Se suponía que Pearl Harbor les daría una enorme virtud; en caso contrario, no tendrían ninguna oportunidad.

En el USA de América, pasamos bastante tiempo memorando múltiples guerras u otros acontecimientos patrióticos, y poseemos muchas vacaciones sobre ellos. Podría decirse que hay por lo menos tres que se centran absolutamente en acontecimientos relacionados con la guerra, y todos son feriados oficiales: el Día de los Veteranos, el Día de los Caídos y el 4 de julio. Por tal razón, pensaríamos que en El país nipón, todos y cada uno de los bombardeos y asaltos aéreos que llevamos a cabo contra ellos serían reconocidos por el gobierno japonés y conmemorados como un acontecimiento triste o solemne de algún tipo, singularmente algo tan serio como el bombardeo de Tokyo.

No obstante, estos acontecimientos fueron ignorados en buena medida y los activistas nipones que procuran aclarar estos acontecimientos hallan resistencia. Las autoridades piensan que una parte del material anunciado, o un reconocimiento elevado de lo sucedido, podría lograr que el gobierno japonés de la temporada se vea mal por no haber terminado la guerra antes, en el momento en que sus ciudadanos padecían tan horrorosamente por tan horripilantes redadas. El otro inconveniente es que hubo poco impulso durante los años para charlar mucho más sobre todas y cada una de las redadas con bombas incendiarias, pues todos estaban cautivados por el poder de la bomba atómica y no deseaban charlar de solamente una vez que cayó.

3. Los nipones no solo admitieron el bombardeo de Tokyo, sino castigaron a chinos inocentes

Tras el Doolittle Raid, el primer ataque a Tokyo dentro de poco tras el bombardeo de Pearl Harbor, los nipones estaban coléricos y deseaban venganza instantánea. No obstante, el conjunto de naciones americano se encontraba lejísimos y los nipones deseaban vengarse en este momento. Bueno, resulta que la incursión de Doolittle fue esencialmente unidireccional, y los pilotos precisaban arribar en China para subsistir. El gobierno estadounidense aun temía que los nipones tomaran represalias salvajemente y que el ejército chino no pudiese detenerlos, pero el gobierno prosiguió adelante con la redada de todas formas, y los aviadores admitieron alegremente la asistencia china que se les ofreció en el momento en que aterrizaron. aun dio obsequios y otras chucherías como agradecimiento sincero.

Lamentablemente, todo el tema próximamente se transformó en una pesadilla. Los nipones no solo deseaban vengarse, sino mucho más estratégicamente, se percataron de que tenía que ver con una enorme puerta de inseguridad. Hicieron un barrido masivo mediante la costa oriental de China, asolando pueblos, aniquilando a incontables civiles y violando mujeres. Esos que resultaron haber ayudado y también incitado de forma directa a los aviadores estadounidenses fueron señalados por ser especialmente humillantes espantosa tortura, las gangas que les habían dado como agradecimiento en este momento los obsequian como útiles articulo-maquinadores en el Doolittle Raid.

2. Muchas personas no se percata de que los nipones no respetaban a sus contrincantes por igual

Como comentamos en la entrada previo, los nipones eligieron que, ya que no podían llegar a nuestro conjunto de naciones, nuestro aliado vulnerable mucho más próximo era el más destacable para castigar. Varias personas piensan que los nipones asimismo castigaron a los chinos, no obstante, pues temían una represalia aún peor en USA y Occidente si hacían las peores cosas que les hicieron a los chinos contra los occidentales. Los nipones apuntaron al pueblo chino para los peores ensayos de su evidente Unidad 731, pero ese fue solo el comienzo de sus asaltos biológicos contra el enemigo al que menos respetaban.

La japonés infectaron los abastecimientos de alimentos de muchas aldeas que habían asaltado y dejado en China con cólera, y también infectaron deliberadamente pulgas con la peste bubónica sobre las aldeas chinas como intentos (y ensayos) de guerra biológica. Últimamente, pese a las negativas del gobierno, los tribunales nipones dictaminaron que el gobierno a lo largo de la Segunda Guerra Mundial sí ordenó y autorizó semejantes cosas. No obstante, más allá de que el tribunal rechaza las continuas negaciones del gobierno japonés, asimismo aseguran que, según la ley de Japón y los pactos de todo el mundo, el gobierno japonés no debe abonar nada a las víctimas vivas o sus familias. En lo relativo a las autoridades, El país nipón ahora ha comprado cualquier reparación por cualquier cosa relacionada con la guerra con los pactos hechos en el final de la guerra, y todo terminó.

1. Varios suponen que Pearl Harbor se encontraba tan cerca estadounidense como lo estuvieron, pero esto no es de este modo

La mayor parte de la multitud considera que los nipones solo llegaron hasta Pearl Harbor, pero hubo oportunidades en las que de todos modos golpearon un tanto mucho más cerca del conjunto de naciones, si bien no suficientemente grave para que la mayor parte de la multitud recuerde bastante sobre alguno de los accidentes. En 1942, un submarino japonés que patrullaba la costa de Los Ángeles cerca de Santa Bárbara dañó un pozo de petróleo en Elwood Beach antes de huír. No obstante, los extraños intentos de los nipones de llegar a nuestro conjunto de naciones fueron sus globos de fuego.

La japonés estaban agobiados y prestos a procurar cualquier cosa contra los USA en 1944, con lo que lanzaron en torno a 9,000 globos de fuego, que eran globos premeditados a flotar a través del océano, y dar una carga explosiva incendiaria en los USA continentales, con suerte sobre un área donde el fuego se propagaría de forma fácil. Ciertos cientos cruzaron el océano, pero la mayor parte fueron derruidos. Personas en 15 estados distintas detallaron haberlos visto, pero su diseño precisamente no era excelente, puesto que un hecho en el que un globo explotó poco tras arribar y mató a una mujer preñada y cinco pequeños, fue la única vez que funcionó alguno de sus globos. Asimismo es el único hecho registrado de manera oficial en el que alguien resultó herido en suelo estadounidense, a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, por un ataque de un enemigo proclamado.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *