10 cosas que hicimos mal en el pasado

Hay un dicho habitual que empieza: “Si supiese entonces lo que sé en este momento”. La iniciativa es que has crecido y aprendido en el presente, y podrías haber utilizado ese conocimiento para realizar las cosas mejor anteriormente. Esto marcha a nivel individual, pero asimismo para la sociedad en su grupo. Anteriormente, la raza humana era vulnerable a llevar a cabo cosas absurdas. Podríamos ver atrás en este momento y percatarnos de lo tontas, horripilantes y extrañas que eran verdaderamente ciertas de estas prácticas.

10. Clases de armas en la escuela principal

En Indiana en 1956, hubo un corto período temporal en el que se mostraba a los pequeños pequeños de qué forma utilizar armas en el sala. El día de hoy esa iniciativa se consideraría absurda si no fuese asimismo de forma vaga temible. Cualquier dueño de armas responsable debe estimar que su hijo entienda la seguridad de las armas. Pero, ¿desea que alguien mucho más que no sea responsable lo enseñe en la escuela? ¿Entre otros muchos pequeños que asimismo tienen la posibilidad de no ser causantes? ¿Quién quizás tenga ingreso a un arma y en este momento sepa de qué manera emplearla?

Dada la visión actualizada de las armas en las academias, y dado que los pequeños deben realizar simulacros de tiros activos para lograr contestar a un entrometido armado en la escuela, esta iniciativa es la pesadilla de los progenitores modernos. Semeja que el potencial de abuso o accidentes es altísimo.

Las fotografías de estas clases detallan a pequeños inferiores de 10 años empleando rifles y escopetas en la clase. ¿Posiblemente estuviesen cargados? Quizás, pero las imágenes asimismo detallan a los oficiales de policía que efectúan el curso disparándolos en frente de los pequeños. Conque la munición real fue una parte del desarrollo.

¿Está mal instruir a los pequeños a conducir las armas de forma responsable? En lo más mínimo, si crees en determinada cosa. Pero que se enseñe en una escuela pública sin la guía de los progenitores semeja ser un riesgo potencial. En el momento en que miras el historia de tiroteos institucionales, y ver que asimismo hubo una secuencia de tiroteos en la década de 1950, tanto casuales como intencionales, y queda mucho más claro por qué razón las armas y las academias jamás se han mezclado.

9. Envolver a los bebés

Hay un sinnúmero de cosas que aprendido que no son buenas para los bebés y que acostumbrábamos a meditar que eran sencillamente primo. Desde las jaulas instaladas fuera de las ventanas en las que los bebés tienen la posibilidad de sentarse hasta el mercurio como procedimiento para calmar la dentición, es asombroso que cualquier bebé del pasado haya crecido.

Entre las caras mucho más recientes que hicimos en el precaución infantil se relaciona con envolver. Muchas etnias practicaron esto a lo largo de años, envolviendo a un bebé como un pequeño burrito humano a fin de que se sienta seguro y protegido.

¿Entonces, cuál es el inconveniente? Verdaderamente miles, si no millones, de personas vivas hoy día fueron envueltas en pañales de bebés y resultaron bien. El inconveniente son los que no salieron bien.

Los expertos aceptan que si envuelve a un bebé apropiadamente, puede asistirlo a reposar mejor y a sentirse mucho más seguro. Pero ese molesto “si” es el inconveniente. Si lo realiza mal, hay un mayor peligro de hipertermia, displasia de cadera y síndrome de muerte súbita del lactante. Y el inconveniente es que la mayor parte de la gente que lo hacen mal suponen que lo hacen bien.

8. Administración de desechos humanos

En el planeta de el día de hoy, terminantemente ofrecemos por sentado la plomería y el saneamiento. No obstante, hubo un instante en que tirar de la cadena del inodoro no era una alternativa. Y en ese entonces, no todo cuanto hacíamos para adecentar los desechos era siempre una gran idea.

Existe la creencia habitual de que en la temporada medieval y mucho más allí, la multitud sencillamente tiraba un orinal por la ventana para tirar cualquier maldad que tuviesen en un callejón. Asimismo hay una secuencia de productos de temática histórica que refutarán esta afirmación. Tras todo, el fragancia a desechos humanos era tan desapacible en ese entonces como lo era el día de hoy. Entonces, la historia cuenta que la multitud no logró esto como una práctica común. Pero debe tenerse presente que “como práctica común” se hace bastante trabajo en esa oración.

Las ciudades de Inglaterra tenían multas establecidas para la multitud asombrada tirando basura en la calle fuera de sus viviendas. Eso supone que sucedió lo bastante para requerir multas. E inclusive en el momento en que no se se encontraba desechando de la forma menos higiénica, la forma mucho más higiénica tampoco era higiénica.

En muchas ciudades, los habitantes han tomado un cubo a un arroyo para tirar sus desechos diarios. Esa no es la mejor solución y en el momento en que tienes cientos o una cantidad enorme de personas en solo una localidad, se crean varios de los riachuelos y ríos mucho más fétidos imaginables. Hay una calle en la presente Essex llamada “Calle de la rampa”Que se ganó su nombre por una palabra que suena de forma vaga a“ tobogán ”pero huele bastante peor. Fue por el hecho de que un arroyo corría por la calle que se llevaba todas y cada una de las aguas residuales para el pueblo.

7. Régimen de la histeria

A lo largo de mucho más de 4.000 años, la iniciativa de que las mujeres padecían de una condición llamada histeria fue extendida. Hay escritos de ella que se remontan a 1900 aC en Egipto. Pensaban que era provocado por movimientos espontáneos del útero. La condición en sí era vaga con una pluralidad de síntomas potenciales. Prácticamente cualquier cosa, desde la ansiedad hasta la retención de líquidos, hasta querer bastante sexo o no tener bastante sexo, podría considerarse histérico.

Rachel Maines ha teorizado que la invención del vibrador estuvo de manera directa relacionada con el régimen de la histeria femenina. La iniciativa era que llevar a las mujeres al orgasmo, lo que los médicos en ese instante llamaban paroxismo histérico, podría sanar la histeria y dejar que una mujer prosiguiera adelante con su historia.

Raramente, si bien la entendimiento actualizada provoca que esto sea impresionantemente sexual, probablemente no se veía de esa forma anteriormente. Asimismo hay prueba que recomienda que los médicos de la temporada opinaban que una mujer no recibiría ningún exitación sexual de la estimulación externa. En consecuencia, utilizar un vibrador era rigurosamente terapéutico. Quizás fue solo algo que afirmaron para no parecer licenciosos en ese instante.

En este momento nos ofrecemos cuenta de que la mayor parte de estas mujeres consideradas histéricas probablemente padecían de una extensa selección de otras condiciones. Fue solo la creencia de forma extraña equivocada de que prácticamente todo cuanto inquieta a una mujer podría ser lo mismo lo que llevó a que la histeria fuera un único diagnóstico.

6. Asientos para el automóvil

Si bien el automóvil se inventó en la década de 1800, no logró una aceptación extendida en USA hasta la década de 1920. La seguridad del automóvil solamente era una cosa para esos primeros modelos. Eran solo cajas de metal sobre ruedas y los accidentes eran recurrentes. Los limpiaparabrisas no se idearon hasta 1903, lo que quiere decir que los vehículos habían estado en su mayor parte indefensos bajo la lluvia a lo largo de unos 15 años.

Para 1911, existía la iniciativa de un espéculo retrovisor y los intermitentes se dieron a conocer en 1914. El acolchado en el tablero no existió hasta 1947. El primer taburete de seguridad desarrollado para resguardar a los pequeños no se inventó. hasta 1962. Los estándares no se establecieron hasta 1971. La primera ley sobre asientos de seguridad para pequeños no entró en vigor hasta 1979. En 1985, todos y cada uno de los estados por último tenían leyes sobre asientos de seguridad.

A lo largo de cerca de 40 años de empleo intensivo, los vehículos no tenían forma de sostener a un niño seguro. Los cinturones de seguridad no se idearon hasta la década de 1950. Y hubo ediciones anteriores de asientos de seguridad para pequeños, pero no hubo ediciones destinadas a sostenerlos seguros. En cambio, los primeros asientos para automóvil eran asientos superiores a fin de que el niño pudiese ver por las ventanas y sostenerse en un solo sitio.

Aun el día de hoy, el CDC afirma que mucho más 600.000 pequeños los inferiores de 12 años viajan en vehículos sin limitaciones de año en año. Compare eso con de qué manera tienen que ser las cosas antes que existiesen.

5. Personas como decoración

La historia humana está llena de ejemplos horripilantes y desgarradores de las formas horribles en que tenemos la posibilidad de tratarnos unos a otros. Desde la esclavitud hasta el asesinato en masa, la eugenesia y mucho más, nuestra clase tuvo la capacidad de realizar cosas horripilantes entre sí. No obstante, no todos y cada uno de los ejemplos de empleo y abuso de otros humanos acabaron con tanto derramamiento de sangre. Por poner un ejemplo, la práctica de los ermitaños de jardín.

La iniciativa de explotar a otro humano como decoración es algo que la mayor parte de nosotros consideraría impresionantemente erróneo hoy en dia. En el siglo XVIII, era un signo de riqueza y cultura. La ermitaño de jardín era un humano real a quien se le pagaba por vivir en un jardín. Tendrían una choza u otra vivienda llamada ermita y su trabajo consistía sencillamente en vivir allí. Se les puede soliciar que utilicen un disfraz como el de un druida. Y se suponía que no se bañaran a lo largo de años. Su pelo y uñas crecerían bastante y el terrateniente podría mostrárselos a sus amigos.

Las causas tras el ermitaño del jardín son tan especiales como la práctica en sí. La melancolía se consideraba un estado indispensable anteriormente, y un ermitaño encarnaba eso con creces. Podían enseñar soledad y dedicación a su soledad de una forma que los hacía fenomenales. Que todo fuera una suerte de acto, por lo menos en la medida en que mejoraban vestidos y les pagaban, no parecía importar.

4. Supresión de desechos peligrosos

Los desechos tóxicos por el momento no son un término que escuchas bastante. Los restos peligrosos se piensan mucho más descripción correcta, pero a lo largo de años, este material de desecho impresionantemente arriesgado era algo con lo que fundamentalmente no teníamos forma de lidiar.

La Revolución Industrial acarreó con su llegada la polución a enorme escala. Los metales pesados, los desechos nucleares, el asbesto, los pesticidas y otros subproductos tóxicos fueron un efecto secundario de la industria a lo largo de mucho más de cien años. En el transcurso de un tiempo, fue novedad en el momento en que una compañía fue asombrada tirando estas cosas en las vías fluviales. Pero si eso no sucedía, el planeta con frecuencia hacía la visión gordita.

El hecho es que la mayor parte de los desechos tóxicos se lanzaron a vertederos a lo largo de décadas. Los barriles de substancias peligrosas que aguardábamos que desapareciesen corren el peligro de tener fugas o ahora tienen fugas de desechos. Reserva nuclear de Hanford aloja 56 millones de barriles de restos subterráneos que se filtran y contaminan la tierra.

Las técnicas modernas para tratar los desechos tóxicos están por lo menos intentando de progresar el encontronazo ambiental. El reciclaje juega un papel esencial en intentar achicar el volumen de restos. El otro enorme procedimiento para conducir desechos peligrosos en este momento es el régimen. De la misma añadir bicarbonato de sodio a un ácido puede neutralizarlo, hay modelos químicos y otros procesos que tienen la posibilidad de normalizar los desechos tóxicos. Múltiples métodos tienen dentro incineración, metabolización con microbios, filtración y evaporación para achicar el volumen, etcétera.

3. Patología mental

Tratar cualquier clase de patología mental con una lobotomía es algo que el día de hoy entendemos que está muy mal. No obstante, eso fue solo la punta del iceberg en concepto de pensamiento equivocado en el momento en que tenía que ver con patologías mentales anteriormente. Y si bien todavía no contamos una entendimiento completa del cerebro humano y de qué manera marcha, en su mayor parte entendemos que no debemos culpar a los espíritus malvados. Eso no es verdad para todos en el planeta moderno, pero la mayor parte de los expertos de la salud psicológica no van a culpar a Satanás de la esquizofrenia en estos días. Lamentablemente, a lo largo de una gran parte de la crónica de la raza humana, este no fue la situacion.

Los viejos persas creían Espíritus malvados ocasionó una patología mental y podría impedir semejantes condiciones con buenos pensamientos. Los viejos hebreos creían que era la furia de Dios. Los mesopotámicos creyeron que era una posesión diabólica y un exorcismo ritualista podría sanarte. En el siglo XVII, muchas mujeres perseguidos como brujas puede recibir la etiqueta gracias a la exhibición de cualquier accionar considerado aberrante, que habría incluido una patología mental. En la India vieja, ciertos pensaban que la patología mental era prueba de errores en vidas pasadas.

Si bien ciertas sociedades del pasado tenían visiones semi-alumbradas de la patología mental, o por lo menos empezaban a comprender que no era de naturaleza mefistofélica, tratarlas todavía era bien difícil. Los egipcios procuraron ocupar a los enfermos mentales con tareas como colorear y bailar, sacrificios creativos para intentar calmar sus inconvenientes. Es posible que no haya curado nada, pero precisamente fue mejor que recortar trozos de cerebro.

El día de hoy por lo menos comprendemos los conceptos de desequilibrios químicos, trastornos genéticos, traumatismos cerebrales y otras causas de patologías mentales. No obstante, fué un sendero largo y bien difícil.

2. Cinturones de seguridad

Ahora vimos de qué manera los asientos para el automóvil eran una pelea, pero la guerra contra los cinturones de seguridad llevó a la oposición a la seguridad a nuevos mínimos. La multitud detestaba activamente la iniciativa de los cinturones de seguridad. En verdad, hay una buena comparación entre la introducción de cinturones de seguridad y la introducción de máscaras a lo largo de la pandemia de Covid-19. Más allá de que ciertos se apuraron a adoptar la medida sugerida por las autoridades, otros la han tomado como un ataque directo a la independencia.

Solo el 2% de los usuarios de vehículos optaron por tener uno en 1956, en el momento en que Ford los transformó en una alternativa. En 1968, la Ley Nacional de Tráfico y Seguridad en las Rutas ordenó que todos y cada uno de los automóviles integren cinturones de seguridad, algo que Ralph Nader había acusado a los desarrolladores de vehículos de ignorar para acrecentar las ganancias. Una perfeccionada 65% de los estadounidenses se oponen a los cinturones de seguridad en la década de 1980. En 1983, solo el 15% de los estadounidenses los empleaban. Novedosa York fue el primer estado en lograr que su empleo fuera una ley y eso no sucedió hasta 1984.

La multitud aseveró que llevar un cinturón era problema y también incómodo. Ciertos aun sugirieron que utilizar uno sería mucho más arriesgado en un incidente y que de alguna forma ser liberado en un choque sería mucho más seguro.

Los tiempos cambiaron y la mayor parte de la gente, cerca del 90% de los conductores, entienden el valor del cinturón de seguridad. Solo en 2017 prácticamente 15.000 vidas fueron salvados por ellos.

1. Envío de pequeños

El servicio de correo fué un factor básico de la vida a lo largo de generaciones. Aun en el momento en que el correo conminó con borrarlo, la oficina de correos perseveró. ¿Y quién no se conmueve un tanto en el momento en que recibe un bulto por correo?

El servicio de correo fue finalmente mucho más enternecedora para las generaciones pasadas y en el momento en que la Oficina de Correos empezó a prestar la oportunidad de mandar packs por correo, la multitud se encontraba verdaderamente interesada. Desconcertante, peligrosamente en ello.

Más allá de que en la actualidad puede mandar un bulto de asiste para un amigo con ciertos bocadillos y un suéter, en 1913 la multitud dejaba volar su imaginación con opciones. Si pudiese mandar algo bajo cierto peso por correo, por qué razón no un pequeño humano?

Una pareja de Ohio fue la primera en ser novedad en el momento en que procuraron mandar por correo a su hijo de 8 meses a su abuela. Pagaron 15 centavos y supuestamente el cartero lo llevó a ofrecer un recorrido de unos km hasta la vivienda de la abuela. Después, una pequeña fue mandada con el correo en un tren para conocer a su abuela a mucho más de 70 millas de distancia por el hecho de que el correo era mucho más económico que un boleto de tren. Por lo menos tenía un acompañante en el tren que trabajaba para la compañía, lo que probablemente halla aceitado un tanto las ruedas de ese turbio trámite.

La oficina de correos prohibió de manera oficial la práctica, pero hay prueba de que aún sigue en varias áreas rurales donde la multitud se encontraba preparada para confiar verdaderamente a los trabajadores postales con la vida de sus hijos. Uno solo puede imaginar el alboroto de Twitter el día de hoy si alguien intentara empaquetar a su hijo y dárselo a un conductor de FedEx.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *