10 cosas que sucederían si cada pareja tuviera un solo hijo

La población de nuestro mundo está explotando. Para 2050, se calcula que vamos a ser 9 mil millones de humanos viviendo en la Tierra. Eso es 9 mil millones de bocas que dar de comer con nuestros elementos finitos, y 9 mil millones que aguardarán trabajos, ocasiones y medicinas. No es necesario ser un genio para conocer de qué forma esto podría reventar en nuestras caras.

Como resultado, bastante gente empiezan a preguntarse de qué forma podríamos frenar el desarrollo de nuestra población. Un concepto que brotó esporádicamente es adoptar una política de un solo hijo, como acostumbraba a tener China. Más allá de que la posibilidad de que una iniciativa de este género se transforme en algo común es increíblemente recóndita, consideramos que de todas maneras podríamos saber en ella y conocer qué le haría al planeta una política rigurosa y global de un solo hijo. ¿La contestación? Desata la disparidad.

10. Habría un desequilibrio de género masivo

Es un hecho lamentable que, en varios, numerosos países, las mujeres sean consideradas ciudadanas de segunda clase. No tienen la posibilidad de trabajar, no tienen la posibilidad de conducir, no tienen voz sobre con quién se casan, padecen incidentes económicos o, generalmente, deben soportar a las clases que actúan como idiotas. Más esencial aún, se les considera menos importantes que los hombres para trabajos como la agricultura y la industria. Hacer un planeta en el que a cada pareja unicamente se le deje un hijo, y las pequeñas bebés desaparecerían a un ritmo horrible.

Lo entendemos pues es precisamente lo que sucedió en China. En el Reino Medio, se estima que las mujeres se casen y después se vayan a cuidar a los progenitores de su marido. No se estima que ganen dinero y contengan a sus familias. Conque las parejas chinas rurales pobres han comenzado a abortar, matar o dejar a pequeñas. El resultado final fue una población con 30 millones mucho más de hombres que de mujeres, y áreas tan desprovistas de pequeñas que semejan un celebración distópica de salchichas.

Como es natural, la sociedad china es única. Ciertos países, probablemente en Occidente, podrían llegar a apreciar mucho más a las pequeñas que a los pequeños. Pero, ¿globalmente? Detestamos decirlo, pero son las pequeñas las que se van a quedar con el radical mucho más corto del palo, dejándonos con bastantes tipos a fin de que nuestro mundo los mantenga. En tanto que nos encontramos en el tema …

9. Aumentarían los raptos y la trata de personas

Resultado de imagen para estadísticas de trata de personas

¿Recuerdas en el momento en que tenías 14 años y eras inseguro y pensabas que ninguna muchacha desearía tener sexo contigo? En un planeta con un desequilibrio de género enorme, de esta forma se sentirían millones y millones de hombres mayores a lo largo de toda su historia. Lamentablemente, los hombres jóvenes, inseguros y enojados no son populares por su moderación. Frente a la escasez de chances para el cariño, es realmente posible que se embarquen en una cruzada de violación y secuestro.

Antes de pasar a los comentarios para acusarnos de tener una agenda anti-hombre o lo que sea, tenga presente que sacamos esta conclusión de la investigación sobre la política de un solo hijo de China. En 2016, CNN descubrió una red masiva y temible de traficantes de personas que raptan a pequeñas pobres de Vietnam, Camboya, Tailandia y Laos y las venden. en matrimonio con hombres chinos hambrientos de sexo. El informe concluyó que esto era un resultado directo de la política de un solo hijo.

Este no es un inconveniente único de China. Los hombres jóvenes no amados de todo el planeta tienden a culpar a las pequeñas de su mala suerte con las pequeñas. Mira al tirador de Isla Vista Elliot Rodger. Mezcle eso con una forma de pensar humana que ansía el sexo, y es simple ver de qué forma la trata se dispararía en un planeta con desequilibrio de género.

8. Un incremento masivo de los abortos

Resultado de imagen de Aumento de abortos

Si eres alguien que considera que el aborto es algo malo, entonces no te gustará este próximo. Una política mundial de un solo hijo llevaría a que se realizaran un número sin precedentes de abortos en todo el mundo. De la misma en China, probablemente prácticamente todos estos abortos tengan como propósito tomas.

Desde el instante en que las ecografías se volvieron asequibles y de simple ingreso, los progenitores en sitios como China, India y Arabia Saudí han abortado suficientes pequeñas para poblar un extendido país. En 1990, el economista indio Amartya Sen calculó el número en 100 millones en el mundo entero. Y eso sin el ímpetu de una política de un solo hijo fuera de China. Aplíquelo en todo el mundo y decenas y decenas de millones de pequeñas bebés serían despedidas todos los años.

Aun en países donde los pequeños no son favorecidos sobre las pequeñas, el número de abortos aumentaría indudablemente. Pequeños enfermos, pequeños discapacitados … todos probablemente serían abortados en este nuevo planeta no tan intrépido. No llegamos a los abortos forzados todavía. Si esta política fuera realmente global y verdaderamente se implementara, los gobiernos deberían cerciorarse de que ninguna pareja tuviese un segundo hijo. Eso significaría abortar a cualquier hijo concebido de manera accidental. Si los religiosos suponen que es malo en este momento, un planeta de un solo niño vería el aborto a enorme escala, aun el liberal mucho más izquierdista se estremecería al contemplarlo.

7. Empoderar a las mujeres

Tras tres entradas que prueban lo impresionantemente malo que sería esto para las mujeres, aquí hay un lado positivo para la fraternidad. En los centros urbanos mucho más ricos de China, la política de un solo hijo estuvo lejos de ser un desastre para las pequeñas. En verdad, ha podido haber tenido el efecto opuesto. Las mujeres chinas educadas de el día de hoy son mucho más empoderado que en otro instante de la historia.

Las causas de esto son salvajemente sencillos. Con muchas menos mujeres alrededor, los hombres deben competir mucho más duro por una pareja. Esto quiere decir que las mujeres tienen la posibilidad de relajarse a sabiendas de que tienen la posibilidad de casarse prácticamente cualquier ocasión de la vida y poder escoger entre el conjunto mientras que lo hacen. En China, esto se tradujo en una generación de mujeres educadas que están anteponiendo sus carreras y también independencia, y dejando de establecerse hasta el momento en que sean bastante mayores. Para las mujeres de clase media en los países desarrollandose, un superávit masivo de hombres podría, paradójicamente, proporcionarles mucho más independencia de la que sus mamás y abuelas nunca hubiesen soñado.

De nuevo, debemos enfatizar que esta virtud solo favorecerá a las mujeres de manera comparativa mucho más ricas y mejor educadas que viven en áreas urbanas. Pero todavía no es algo de lo que burlarse.

6. Creando una generación de pequeños emperadores

Resultado de imagen para la política de una pareja, un hijo

Todos conocemos a alguien a quien le agrada charlar sobre los derechos que tienen la posibilidad de tener los pequeños de el día de hoy y qué copos de nieve destacables son. Vaya, si ese tipo pudiese ver la generación futura que traería una póliza de un solo hijo. Hay indagaciones de China que señalan que una generación que nace sin hermanos puede finalizar siendo tan copos de nieve que hacen que los Millennials simulen una bola de fuego candente. ambicioso, fuego candente.

Los chinos los conocen como “pequeños emperadores”. La iniciativa es que todos sufran el síndrome del hijo único. Sus progenitores los adoraron, les brindaron todo cuanto siempre y en todo momento desearon y en este momento están mal pertrechados para lidiar con la vida en el planeta real. Más allá de que la percepción es exagerada, hay un fragmento enserio tras todo. Una investigación de economistas australianos, informado por NPR, mostró que la generación del ‘pequeño emperador’ era mucho más reluctante al peligro, menos ilusionado y menos emprendedora que las generaciones precedentes. En un planeta que se apoya en ideas activas y también innovación para impulsar su economía, ese es un inconveniente colosal.

Es realmente difícil calcular qué efectos tendría una generación como esta en el mundo. Pero si piensas que los Millennials titulados están arrastrando al país hacia abajo, entonces una generación global de pequeños emperadores probablemente se va a sentir como el apocalipsis.

5. Un incremento masivo de la burocracia del gobierno

Afirmemos que el planeta se tomó muy seriamente esta política de un solo hijo. Eso significaría escribir de nuevo muchas leyes y probablemente enmendar la Constitución estadounidense a fin de que sea posible. Pero una cosa es declarar ley a algo. Es otro lograr que se cumpla. Pregúntale a China. En el auge de su política de un solo hijo, el estado se vio obligado a usar a quinientos mil de personas a tiempo terminado, y 85 millones medio tiempo para asegurar que absolutamente nadie pase el límite de un hijo.

Eso es el semejante a todas y cada una de las ciudades de Francia y Taiwán juntas, solo chequeando las tasas de natalidad. Se regresa mucho más ido. En una aldea china propia de 500 pobladores, el estado se vio obligado a usar a 16 personas únicamente para controlar a las parejas locales. En otras expresiones, monitorear esta política en un solo país requería expandir de forma masiva el papel del Estado.

Para cualquier persona que viva en un país con un estado parcialmente pequeño, el encontronazo sería formidablemente emocionante. Aun para todos los que están familiarizados a vivir en países estatistas, el gran volumen de burocracia requerido sería asombroso. Por servirnos de un ejemplo, a varios en la UE (508 millones de pobladores, menos de la mitad que en China) les agrada quejarse de la considerable suma de burócratas usados por Bruselas. Ese número está hoy día en en torno a 46.000, menos del 0,1% del número de burócratas que China precisaba para controlar su política de un solo hijo.

4. Castigos brutales

Puesto que nos encontramos en el tema de la app de la ley, ¿tiene alguna iniciativa de lo bien difícil que es seducir a una pareja de que se detenga tras un solo hijo? De todos modos, verdaderamente bien difícil. El género de castigos que el estado debería estar presto a imponer a quienes rompan el límite sería despiadado en radical.

Solo las leyes mucho más básicas requeridas para lograr que la política ande probablemente se clasificarían como un castigo despiadado y también excepcional. En China, las mujeres que han quedado embarazadas por segunda vez se sometieron a abortos forzados. Más allá de que o sea despiadado, habría escasas elecciones prácticas. Aparte de eso, los legisladores sentirían la necesidad de mandar un mensaje severo. En el momento en que deseó disuadir a la multitud de criar familias, Beijing ingresó la esterilización obligatoria para todos los que violaran la política de un solo hijo. Golpearon a otras familias con multas masivas. La propiedad fue decomisada. E inclusive entonces, ciertas parejas aún se arriesgaban a tener un bebé plus.

Si todo lo mencionado suena salvaje, es pues lo es. Pero otros gobiernos no podrían llevarlo a cabo bastante superior si se tomaran seriamente la app de la ley. Los peores regímenes probablemente traerían castigos realmente horripilantes como la tortura y la ejecución de los infractores. Fundamentalmente, estimar ser madre te transformaría en un criminal buscado.

3. Caos en el sistema popular

Resultado de imagen del problema 4-2-1

¿En algún momento ha oído charlar del inconveniente 4-2-1? Es algo con lo que China estuvo peleando por realizar frente desde tiempo atrás. Esencialmente, un estado se encarga de sus jubilados asegurándose de que haya mucho más trabajadores que desempleados. O los propios trabajadores cuidan a sus familiares jubilados, como era comúnmente la situacion en China, o sus impuestos se destinan a pensiones y casas para los jubilados. Es de este modo como marcha todo el sistema popular del siglo XX.

No obstante, en un planeta de un solo niño, las cosas se ponen mucho más complejas. Aquí es donde entra el inconveniente. En vez de tener una familia trabajadora para sostener a un abuelo adulto mayor, China mira poco a poco más a un futuro en el que se estima que un trabajador sostenga a 2 progenitores y 4 abuelos (por consiguiente, 4-2-1). No es necesario ser un genio para percatarse de que esto expone un inconveniente masivo.

Como resultado, hay un riesgo real de que el nivel de vida de los trabajadores del futuro se derrumbe. En las sociedades occidentales, esto se manifestaría con trabajadores que deberían trabajar mucho más horas y mucho más años para sostener a flote a la población anciana. Los pensionistas, por su parte, verían reducirse sus pensiones y la vida se volvería mucho más bien difícil.

2. Un planeta mucho más sostenible

Resultado de imagen para la política de una pareja, un hijo

Por consiguiente, una política de un solo hijo puede ocasionar un caos económico y popular. ¿Pero asimismo puede ser algo positivo? Ciertas indagaciones proponen que podría serlo. En 2014, un equipo de estudiosos probó que una tasa de natalidad equilibradamente baja puede conducir a un boom económico para los países mucho más ricos.

Lamentablemente, una política rigurosa de un solo hijo desecha la parte “moderada” de esa oración. No obstante, todavía hay virtudes. Como comentamos en nuestro parágrafo inicial, nuestro mundo se llena de gente. Nos encontramos en el ámbito ahora mismo en el que es tal y como si estuviésemos en el Orificio Negro de Calcuta. Solo que, en vez de vocear “¡asistencia, nos nos encontramos ahogando aquí!” nos contentamos con dejar que el planeta prosiga empujando a cada vez más y más personas a nuestro pequeño espacio escencial. Esto indudablemente va a conducir a un enorme colapso popular en algún instante.

Una política global de un solo hijo podría frenar esto fuertemente. Solo en China, una generación de leyes de un solo hijo impidió que naciesen 300 miles de individuos mucho más. Multiplique eso por la población de hoy de todo el mundo, y podríamos ahorrarnos en torno a 2 mil millones de bocas auxiliares que dar de comer.

1. Extinción eventual

En este momento es el instante de descender a las exquisitas profundidades de la reductio ad absurdum para esta entrada final. Ya que hipotéticamente hemos construido un planeta en el que cada gobierno ha acordado monitorear una política rigurosa de un solo hijo, prosigamos el sendero a lo largo de ciertas generaciones. Primero, veríamos que el desarrollo de la población mundial se ralentizaba drásticamente. Entonces se nivelaría. Entonces empezaría a contraerse, poco a poco al comienzo, pero entonces poco a poco más y mucho más veloz. Adelantos unas 33 generaciones, y los humanos hubiésemos nos criamos fuera de la presencia.

Piénsalo. Si cada pareja solo tiene la posibilidad de tener un hijo, son 2 personas que envejecerán y van a morir, dejando atrás a un solo humano “de remplazo”. Ese niño entonces se conectará con otro hijo único y va a tener un solo hijo con ella. Entonces los dos van a morir y van a dejar solo un remplazo. De 2 parejas iniciales (4 personas), ahora nos hemos transformado en un solo remplazo. Ocasionalmente, la última pareja tendría un hijo, que no tendría a absolutamente nadie con quien aparearse y moriría sin trasmitir sus genes. La raza humana acabaría.

Impresionantemente, no todo el planeta considera que esto sea una mala iniciativa. Aun hay un conjunto llamado Movimiento Voluntario de Extinción Humana, que piensa que es nuestro deber dejar de reproducirnos y matar a nuestra clase. Si lees esto en un infierno al estilo de Children of Men varios años más adelante, no afirmes que no te advertimos.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *