10 datos interesantes sobre la Vía Láctea

En el momento en que pensamos en dónde nos encontramos en todo el cosmos, nuestro mundo es únicamente una pequeña partícula. Aun nuestro sistema del sol es uno de los múltiples en la Vía Láctea, y nuestra galaxia es una de los una cantidad enorme de millones del cosmos. Es bien difícil imaginar qué grande es verdaderamente el cosmos. Pero con tecnología avanzada, entendemos mejor lo que hay en las partes mucho más profundas del espacio. Solo en nuestra galaxia, la Vía Láctea, contamos varios soles, planetas, sistemas solares, cometas, orificios negros y considerablemente más. Aquí hay 10 datos atrayentes sobre nuestra Vía Láctea …

10. Composición y tamaño de la Vía Láctea

La Vía Láctea es una galaxia espiral barrada con una protuberancia central cercada por 4 brazos que la cubren. Cerca de 2 tercios de todas y cada una de las galaxias de nuestro cosmos tienen forma de espiral. Nuestra galaxia, tal como nuestro sistema del sol, siempre y en todo momento está rotando. Más allá de que nuestro sistema del sol viaja cerca de 515,000 millas por hora en promedio, todavía tomaría precisamente 230 millones de años viajar en torno a la Vía Láctea.

Nuestra galaxia tiene en torno a 100.000 años luz de diámetro y una masa de entre 400 y 780 mil millones de ocasiones la masa de nuestro sol. Se estima que el 90% de su masa es materia obscura.

Hay un colosal halo de gas ardiente en torno a nuestra galaxia que se prolonga por centenares de miles de años luz. Más allá de que se estima que es tan enorme como todas y cada una de las estrellas juntas en la Vía Láctea, el halo en sí solo tiene cerca del 2% de la proporción de estrellas que están en el disco.

Y en el corazón de la Vía Láctea está el bulbo galáctico que tiene dentro gas, estrellas y polvo que es tan espeso que no puedes observar dentro, y bastante menos del otro lado.

9. La galaxia de Andrómeda ocasionalmente va a chocar con la Vía Láctea

La Vía Láctea y las galaxias de Andrómeda ocasionalmente chocar entre sí, pero no va a suceder por un buen tiempo. Más allá de que previamente se creía que sucedería en 3.750 millones de años de ahora en adelante, una investigación últimamente efectuada por la misión Gaia de la ESA cree que la colisión va a tener sitio en 4.500 millones de años.

Y posiblemente no nos golpeen tan fuerte como se pensaba previamente. La novedosa investigación asimismo recomienda que no va a ser una colisión de fuerza total sino una “interacción de marea”, lo que quiere decir que ningún mundo o estrella va a chocar entre sí.

Hay un conjunto de sobra de 54 galaxias que reciben el nombre de Conjunto local, de la que Andrómeda y la Vía Láctea forman parte. Estas 2 galaxias, tal como la Galaxia del Triángulo, son las tres mucho más enormes del conjunto. Andrómeda es la galaxia mucho más masiva, al paso que la Vía Láctea ocupa el segundo rincón y el Triángulo es el tercero. Andrómeda y Triángulo son galaxias espirales y están ubicadas entre 2,5 y 3 millones de años luz de la Vía Láctea.

8. Nuestra galaxia está desfigurada y retorcida en vez de ser plana

https://www.youtube.com/watch?v=qLFFRNS_9Sc

Siempre y en todo momento se dijo que nuestra galaxia es plana como un panqueque, pero un nuevo ensayo descubrió que la Vía Láctea es en verdad desfigurado y retorcido. Cuanto mucho más lejos están las estrellas del centro de la galaxia, mucho más se desfiguran y retuercen en una fachada afín a una S.

Mucho más de 1.000 estrellas cambiantes Cefeidas (1.339 para ser precisos) se usaron en un trabajo de investigación hecho por astrónomos de la Facultad Macquarie y de la Academia de Ciencias de China. Estas estrellas se volvieron refulgentes y sutiles de una forma que modificaba según su iluminación. Los datos compendiados de estas estrellas a través de la utilización de Wide-field Infrared Survey Explorer (o WISE) dejan a los astrónomos hacer un mapa en 3D de la manera real de nuestra galaxia.

Más allá de que en este momento se asegura que la Vía Láctea está desfigurada y retorcida, no es la única que hay de esta manera. Más allá de que no es bastante común, los astrónomos han afirmado que doce otras galaxias en el cosmos tienen patrones espirales retorcidos en sus áreas mucho más ajenas.

7. Hay centenares de miles de millones de estrellas en nuestra galaxia

Es bien difícil entender precisamente cuántas estrellas hay en nuestra galaxia, en tanto que el halo en torno a la Vía Láctea asimismo tiene dentro muchas estrellas. Además de esto, el centro de nuestra galaxia tiene un bulto galáctico que está repleto de polvo, estrellas y gas, tal como un orificio negro supermasivo que provoca que esa área sea increíblemente gruesa con materiales que los telescopios no tienen la posibilidad de ver mediante él.

Más allá de que cerca del 90% de la masa de nuestra galaxia está compuesta de materia obscura, la mayor parte del 10% sobrante es polvo y gas, se estima que solo en torno a El 3% de la masa de la Vía Láctea está formada por estrellas. Ciertos estudiosos piensan que hay precisamente 100 mil millones de estrellas en nuestra galaxia, al paso que otros comentan que hay considerablemente más, entre 400 y 700 mil millones.

La misión Gaia de la Agencia Espacial Europea está mapeando las áreas de cerca de mil millones de estrellas en la Vía Láctea, con lo que es buen comienzo.

6. Hay un orificio negro supermasivo en el corazón de nuestra galaxia

Se estima que la mayor parte, si no todas y cada una, las galaxias tienen un orificio negro supermasivo en su centro y la Vía Láctea tiene una que pesa hasta 4 millones de soles. Sagitario A *, que es el objeto masivo situado en el centro de nuestra galaxia, se ha visto a lo largo de los últimos años. A pesar de que los orificios negros de todos modos no se tienen la posibilidad de ver, los científicos los estudian observando los materiales que orbitan a su alrededor.

Los científicos deseaban medir los efectos de la gravedad cerca del orificio negro, con lo que eligieron ver una pequeña estrella llamada S2 que orbita intensamente en el pozo gravitatorio de Sagitario A * cada 16 años. Apreciaron tres llamaradas refulgentes que viajaron cerca del horizonte de acontecimientos del orificio negro a precisamente 216 millones de millas por hora (o el 30% de la agilidad de la luz).

Los científicos creían previamente que solo había orificios negros pequeños y supermasivos, pero en verdad hay orificios negros de tamaño mediano (o intermedio) que son extraños, pero hay, y vamos a hablar de eso en la próxima entrada …

5. Asimismo hay un orificio negro del tamaño de Júpiter merodeando por nuestra galaxia

https://www.youtube.com/watch?v=y también-P5IFTqB98

Una exclusiva investigación señala que un extraño Orificio negro del tamaño de Júpiter está merodeando por nuestra galaxia. Los datos surgen del Atacama Large Millimeter / submillimeter Array (o ALMA) que incluye 66 telescopios que se ponen en el desierto de Atacama situado en la parte norte de Chile.

Los datos consistieron en que los científicos observaron 2 nubes de gas, llamadas Globo y Corriente en referencia a sus formas, y lo que presenciaron a lo largo de su periodo de observación de un par de días en el mes de mayo de 2018 fue que las nubes de gas se movían en un patrón extraño, tal y como si fuesen virando en torno a un centro invisible en un espacio de donde no venía luz.

El equipo determinó que el objeto era un orificio negro de tamaño mediano poco común que tiene cerca de 30.000 ocasiones la masa de nuestro sol y es precisamente del tamaño de Júpiter.

4. La Tierra está en el centro de la región habitable de nuestra galaxia

A lo largo de las últimas 2 décadas, los astrónomos han modelado la evolución de nuestra galaxia a fin de conocer los 4 elementos fundamentales precisos para la vida complicada: la presencia de una estrella anfitriona; una cantidad bastante de elementos pesados ​​para hacer planetas terrestres (como la Tierra); suficiente tiempo para la evolución biológica; y un ambiente sin estallidos de rayos gamma o supernovas probablemente fatales.

Se ha podido confirmar la presencia de prácticamente 4.000 exoplanetas y prácticamente 3.000 sistemas planetarios en nuestra galaxia. Cientos y cientos de esos sistemas estelares tienen mucho más de un mundo que está en el Región Habitable Galáctica (o GHZ) y está claro que hay considerablemente más aguardando ser descubiertos.

Y, como es natural, la Tierra está situada en un espacio especial cerca del centro de la GHZ de nuestra galaxia. Lo que es aún mucho más atrayente es que, según los astrofísicos de la Facultad Nacional de Australia, la GHZ solo tiene cerca del 10% de todas y cada una de las estrellas de la Vía Láctea.

3. Hay prácticamente 4.000 exoplanetas en nuestra galaxia

Los planetas que están alén de nuestro sistema del sol se los conoce como exoplanetas y miles fueron descubiertos por la NASA. Telescopio espacial Kepler a lo largo de los últimos años. Estos exoplanetas tienen la posibilidad de ser de cualquier tamaño, ciertos son rocosos y otros tienen superficies heladas.

El Telescopio Espacial Kepler trabajó para hallar estos planetas desde 2009 hasta 2018. A lo largo de ese tiempo, descubrió 2.682 exoplanetas con mucho más de 2.900 probables aspirantes que aún están aguardando ser comprobados. Y según la información que está en Portal web de la NASA, se ha podido confirmar un total de 3.916 exoplanetas (incluyendo los encontrados por Kepler).

Kepler se quedó sin gas y fue de manera oficial dado de baja en el mes de noviembre de 2018. No obstante, una exclusiva nave espacial, llamada Satélite de reconocimiento de exoplanetas en tránsito (o TESS) tomó su sitio para conseguir nuevos planetas. Se lanzó en el mes de abril de 2018 y tiene planeado escanear cerca del 85% del cielo en su misión de un par de años.

2. Hasta la actualidad, se descubrieron prácticamente 3.000 sistemas planetarios en nuestra galaxia

Otro apunte esencial anunciado en Página web de la NASA es que se descubrieron 2.917 sistemas planetarios. Uno de esos sistemas planetarios que es muy afín a nuestro sistema del sol lleva por nombre Kepler-90 que está precisamente a 2.500 años luz de nosotros hacia la Constelación de Draco.

Kepler-90 tiene ocho planetas, que es exactamente el mismo número de planetas situados en nuestro sistema del sol. Otras semejanzas entre los 2 sistemas solares son que Kepler-90 tiene una estrella de tipo G que es comparable a nuestro sol; tiene planetas rocosos como el nuestro; y tiene otros planetas enormes que son afines en tamaño a Saturno y Júpiter.

Una diferencia esencial entre los 2 sistemas solares es que todos y cada uno de los planetas de Kepler-90 orbitan muy cerca de su sol, lo que señalaría que tienen la posibilidad de estar bastante calientes para mantener cualquier clase de vida. Pero con mucho más investigación, se podrían conocer probablemente mucho más planetas que orbitan a una distancia mayor.

1. La Vía Láctea es únicamente una de los centenares de miles de millones de galaxias del cosmos

Según los datos compendiados del Telescopio Espacial Hubble de la NASA, previamente se creía que había en torno a 200 mil millones de galaxias en el cosmos. No obstante, en este momento se estima que hay por lo menos diez ocasiones mucho más galaxias ahí fuera en el espacio.

Ciertos especialistas piensan que cerca del 90% de las galaxias del cosmos perceptible están bastante lejos e inclusive son muchos enclenques para verlas con nuestros telescopios. Por fortuna, el Telescopio espacial James Webb (o JWST) está planificado para ser lanzado a inicios de 2021, lo que va a ayudar a conocer estas galaxias enclenques y quizás conocer aún mucho más.

Ciertas tareas que realizará el JWST van a ser saber qué ocurrió una vez que se formaran las primeras estrellas tras el Big Bang; conocer de qué manera se formaron y ensamblaron las galaxias; el nacimiento de estrellas y sistemas protoplanetarios; y entender las atmosferas de planetas distantes para saber si son habitables y tienen la posibilidad de sostener la vida.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *