10 de las prisiones más seguras de la historia

El sistema carcelario moderno fué criticado en el mundo entero. Hay pocos países que no podrían favorecerse de algún género de reforma penitenciaria. Mencionado lo anterior, por lo menos la mayor parte de las cárceles modernas no se equiparan con las del pasado. En una temporada pasada, en ocasiones una que fue hace solo unos años, muchas prisiones sostenían a los presos bajo control con el género de seguridad que podía romper un espíritu con exactamente la misma sencillez que el cuerpo.

10. Prisión de Tadmur

Situado en Siria, Tadmur fue construido en la década de 1930. La considerable suma de abusos que se generaron allí es impactante. Un escritor aseguró que no es justo llamar a Tadmur una prisión pues se piensa que una prisión debe continuar las reglas y entregarle derechos. Tadmur es un espacio donde la multitud es torturada y ejecutado sumariamente.

Los presos políticos han comenzado a ser alojados en la prisión en la década de 1970 y el homicidio era algo frecuente. El ejemplo mucho más despiadado sucedió tras un fallido intento de asesinato contra el dictador sirio Hafez al-Assad. Los soldados volaron a la prisión justo después y fueron de celda en celda, asesinando a todos. Se calcula que entre 500 y 1.000 presos fueron asesinados a balazos en solo unos minutos. Sus cuerpos fueron lanzados a un pozo afuera.

Los guardas daban la bienvenida a los nuevos presos con una ronda de tundas. Los presos no podían alzar la visión del suelo salvo que les encantaría una paliza, debían distinguir a los guardas en función de sus voces. Alén de la tortura física, la degradación asimismo era común. Un recluso contó que lo forzaron a desplazar 100 pares de zapatillas por la habitación con la boca, un insulto agregada para alguien de fe musulmana para quien los zapatos se piensan repulsivos y no se deja emplearlos en las mezquitas.

9. La Bastilla

La fortaleza francesa famosa como la Bastilla fue construido para ser un baluarte contra las fuerzas inglesas que tengan la posibilidad de agredir a lo largo de la Guerra de los Cien Años. Bajo el reinado del rey Luis XIII se transformó en prisión para albergar a sus contrincantes. Lo mucho más popular es que esta fue la vivienda del preso popular como el Hombre de la Máscara de Hierro, un preso cuya identidad aún no se sabe hasta hoy.

En contraste a otras cárceles, que eran viles por sus duras condiciones, la Bastilla era una prisión de manera extraña complaciente para la cubierta superior de la sociedad francesa que había sido considerada criminal. En verdad, a los presos se les dejó amueblar sus celdas e inclusive tenían cocina de gran lujo. Comían mejor que la multitud común en ese instante.

Los presos de la Bastilla podían lograr que les trajesen su ropa y libros de casa, y ciertos aun tenían sirvientes que los atendían. Se encontraba lejísimos del género de experiencia carcelaria que la mayor parte tiene.

Transcurrido un tiempo, la prisión abrió sus puertas a algo mucho más que a la aristocracia y esos que no estaban tan bien para llevarlo a cabo no han recibido exactamente el mismo trato de 4 estrellas. Las celdas subterráneas para las clases bajas estaban descuidadas y también infestadas de ratas.

En 1789, se causó el ataque a la Bastilla en el momento en que los revolucionarios atacaron la prisión como símbolo de los abusos de la autoridad de la corona. Solo había siete personas presas en la Bastilla en ese instante, pero el edificio era icónico y simbólico de la autoridad real francesa. Esto se transformó en un acontecimiento esencial en la Revolución Francesa.

7. Alcatraz

Escasas cárceles se hicieron mucho más conocidas en la historia estadounidense que nuestra Roca, Alcatraz. La infame prisión se volvió tan histórica que es una atracción turística e inclusive fue el sitio señalado de una película de Michael Bay en 1996.

Lo que logró a Alcatraz tan conocida fue una combinación de su localización y sus presos. Ubicada en una isla, la prisión se consideraba ineludible. Las aguas circundantes eran notoriamente frías con corrientes brutales. Y atravesarlos solo sería viable si un recluso pudiese llegar al agua, lo que significaba sobrepasar la intensa seguridad. En mucho más de doce intentos, absolutamente nadie lo logró. Mencionado lo anterior, cinco presos desaparecieron y fue aceptó que se ahogaron pero absolutamente nadie lo sabe con seguridad, puesto que jamás se los volvió a conocer.

Los habitantes conocidos incluyeron al Hombre Pájaro de Alcatraz, quien la mayor parte de la multitud olvida que de todos modos era un asesino y ganó la mayoría de su crónica relacionada con las aves en Leavenworth, no en Alcatraz. Al Capone asimismo se encontraba alojado en Alcatraz.

6. La Torre de Londres

Probablemente la prisión mucho más conocida de la historia al lado de Alcatraz, la Torre de Londres Fue donde los mandatarios de Enorme Bretaña mandaron al olvido sus prisiones mucho más reconocidas. Y lo hicieron a lo largo de la mayoría de un milenio. La torre se usó por vez primera como prisión en el año 1100. La última vez que se usó como prisión fue en 1952. Eso es 852 años de castigo, lo que es una carrera increíble para alguno.

Situada en el Támesis de Londres, la Torre ha albergado a habitantes tan conocidos como el rey Enrique VI, Isabel I y múltiples esposas del rey Enrique VIII. En estos días, asimismo como Alcatraz, es un espacio turístico que diríase que está buscado por los espectros de los condenados. Mencionado lo anterior, pese a su impresionantemente extendida historia como prisión, increíblemente solo unas realmente pocas personas fueron ejecutadas allí antes de las guerras mundiales. Solo siete personas hallaron su fin en la torre, puesto que la mayor parte de las ejecuciones estatales tuvieron rincón en Tower Hill. Como es natural, asimismo hubo un período temporal en el que los presos de la Torre fueron torturados en el Perchero.

Cuando han comenzado las guerras, la Torre se empleó con determinado vigor nuevo. Se realizaron doce ejecuciones por pelotón de fusilamiento contra espías de Alemania. Tras el Blitz, la Torre fue dañada y en años siguientes se abrió al público.

5. Isla del Demonio

Situada en la Guayana Francesa, la prisión de la Isla del Demonio era donde la multitud iba a fallecer. En cien años, mucho más 70.000 presos fueron mandados a la isla, pero solo 5.000 se fueron. El 40 por ciento de los que llegaron no vieron su segundo año. Las condiciones eran tan duras y brutales como en cualquier lugar de este mundo.

Los presos estaban encadenados en todo momento y durante la noche estaban encadenados a rejas en sus enanas celdas. La mayor parte estaban anémicos y la isla asimismo se encontraba infestada de mosquitos y una sucesión de anomalías de la salud tropicales que devastaban a la población carcelaria.

Los presos asimismo se matarían entre sí o morirían a lo largo de los intentos de fuga, la mayor parte de los que los guardas dejaron pasar para no tener que preocuparse. Huír era irrealizable y el homicidio entre presos no era algo que les importase. Los fallecidos fueron lanzados al mar para ser devorados por los tiburones.

4. Prisión de Hoa Lo

Asimismo famosa como Hanoi Hilton, esta es la prisión vietnamita donde los presos de guerra estadounidenses fueron detenidos a lo largo de la guerra de Vietnam. La prisión fue construida por colonos franceses a fines del siglo XIX. El nombre se traduce en algo semejante a “Hell Hole”, con lo que no es de extrañar que este no sea un espacio satisfactorio para estar.

La tortura, el apetito y el homicidio fueron todos métodos de castigo empleado en presos de guerra en la prisión, si bien el gobierno vietnamita ha negado a lo largo de un buen tiempo esas declaraciones. Los ex- habitantes de la prisión detallaron golpizas, ataduras con cuerdas, una falta total de saneamiento y una reclusión amplia en régimen de aislamiento. Varios soldados se vieron obligados a redactar cartas que afirmaban lo opuesto, citando a lo afables que eran sus guardias. Otros brindaron afirmaciones afines en una película, todo como una parte de un esfuerzo por alumbrar con gas a los presos y a los estadounidenses.

3. Prisión de Urga

En el momento en que desea colorear una imagen de una prisión dura en estos días, detalla el régimen riguroso y los espacios cerrados. Sitios como ADX Florence, donde los presos solo tienen una habitación pequeña y apartada para vivir. Pero los presos de la prisión de Urga en Mongolia probablemente habrían vivido la independencia y el espacio de ADX Florence en comparación con lo que aguantaron.

Hace cien años, si ibas a Urga, te iban a poner en el Caja de la Muerte. Los presos fueron fundamentalmente recluídos a ataúdes a lo largo de su estadía. Las cajas de 4 pies de largo no eran suficientemente largas para que un individuo pudiese estirarse. A 2 pies y medio de altura, un preso tampoco podía sentarse sobre ellas.

Un orificio de quince centímetros era donde se dejaba caer la comida. Era la única fuente de luz. No había baño, pero limpiaban la caja de desechos humanos cada unas semanas. Todos y cada uno de los presos fueron sometidos a estas cajas, más allá del delito. Los delitos inferiores harían que un individuo saliese en semanas o meses. Los delitos mayores de manera frecuente acaban en la desaparición del preso.

2. Prisión de Pitesti

La prisión de Pitesti en Rumanía fue, según todos y cada uno de los reportes, peor que cualquier película de terror que logres imaginar. El nivel de tortura y abuso que ocurrió bajo el techo de este edificio fue espeluznante. De 1949 a 1951 el gobierno envió aquí amenazas políticas, los que se oponían al régimen comunista. Varios de estos contrincantes del estado eran solo alumnos que protestaban por el castigo del gobierno.

La Ensayo Pitesti, como se le llamaba, era un procedimiento de reeducación a través de la tortura. Los presos fueron obligados a torturarse unos a otros. La meta era lograr que la multitud abandonase sus opiniones religiosas o políticas. Los presos fueron golpeados, degradados y humillados. Los que no confesaron fueron torturado aún mucho más.

Los métodos de degradación incluían “bautismos” con orina y heces como una manera de burlarse de las afiliaciones religiosas. Prácticamente se ahogarían en él y se verían obligados a ingerirlo asimismo. Serían golpeados y quemados y varios padecieron lesiones graves y anomalías de la salud como la lepra.

Si bien el tiempo de la prisión duró poco, el abuso fue entre los peores nunca documentados.

1. Delfín negro

Rusia tiene la reputación de ser fría y no solo por la temperatura. La justicia rusa en ocasiones se considera inadecuadamente dura y despiadado. La palabra “gulag” procede de la Rusia soviética, tras todo. Entonces, quizás no sea una sorpresa que entre las cárceles mucho más brutales de la crónica de la raza humana no sea solo de Rusia, sino en la actualidad esté andando como un hogar para los peores delincuentes que Rusia tiene para sugerir.

Famosa como Black Dolphin pues los nombres en clave espectaculares son espectaculares, la prisión ha servido como una instalación de trabajos forzados desde mediados del siglo XVIII. El día de hoy es donde Rusia manda terroristas, asesinos en serie, caníbales y los delincuentes mucho más horripilantes que tiene el país. Es la instalación mucho más segura que tienen y según por lo menos un funcionario, el La única forma de huír es muriendo.

Desde el año 2000, todos y cada uno de los presos detenidos en Black Dolphin están ahí para toda la vida. Todo preso tiene cadena perpetua y no volverá a salir. Es verdaderamente una compilación de pesadillas de lo malo de lo malo.

Cada celda de 50 pies cuadrados en la prisión tiene aptitud para 2 presos. Es requisito abrir tres puertas de acero para entrar a estas celdas. Los presos tienen 90 minutos de ejercicio en una jaula todos y cada uno de los días y después vuelven a su celda. En el momento en que van de sus celdas, están sujetos y doblados por la cintura para caminar encorvados. Si van, se les vendarán los ojos a fin de que no logren estudiar el diseño de la prisión.

A lo largo de 16 horas cada día, los presos tienen la posibilidad de mantenerse parado en su celda o sentarse sobre un taburete. De todos modos, no está tolerado acostarse en su litera. Ese trato severo es el cómputo de Rusia del daño que los presos han provocado. El número de fallecidos mezclado de todos y cada uno de los asesinos bajo su techo es de 3.500. Eso equivale a un promedio de cinco homicidos por cada preso.

Las cámaras están encendidas las 24 horas del día y los guardas hacen rondas cada 15 minutos. Las comidas son sopa y pan que se dan en las celdas. Aparentemente, absolutamente nadie se ha quejado jamás de pésimos tratos en la prisión, cuando menos según el gobierno ruso.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *