10 de los negocios de Donald Trump que fracasaron por completo

Es posible que sepa o no que ciertas compañías de Donald Trump han quebrado. Sus compañías archivaron Capítulo 11 de bancarrota, que se considera una “reorganización de la deuda”. Múltiples de sus casinos y complejos turísticos estaban en cientos de millones de dólares estadounidenses en deuda, pues las compañías sencillamente no eran suficientemente rentables para compensar sus pérdidas.

Para la mayor parte de los humanos en este mundo, esa proporción de deuda crearía un cráter tan profundo que no habría promesa de salir de él. Para Trump, no obstante, todo cuanto precisó fue vender ciertas de sus acciones de esas compañías en quiebra, y se vio obligado a cuadrar. En 2015, aun se jactó de esto en Twitter, diciendo que sencillamente se está utilizando de la manera en que marcha la ley estadounidense.

El exitoso negocio inmobiliario que inició su padre le ofrece una gran red de seguridad. Trump tiene el lujo de evaluar tantas novedosas ideas comerciales como desee, más allá de la poca experiencia que tenga en una industria cierta. Aquí hay solo 10 de las muchas, muchas compañías comerciales erradas que Trump hizo durante los años.

10. Trump Steaks

En el momento en que piense en obtener un corte de carne de calidad, probablemente iría a la tienda de comibles o al carnicero. El último sitio en el que pensaría en obtener carne cruda es exactamente el mismo rincón donde compra sus almohadas y mantas, pero eso es precisamente lo que logró Donald Trump.

En 2007, el futuro presidente creó una exclusiva compañía llamada Filetes de Trump. Su línea de carnes de mucho lujo variadas incluía filetes, hamburguesas y hot dogs empaquetados en cajas de obsequio negras. En dependencia de su decisión de carne, cuestan desde $ 199 hasta $ 999. Aseveró que eran los bistecs con mejor gusto de todo el mundo. En vez de prestar algún género de experiencia culinaria en el comercial, Trump sencillamente afirma: “Comprendo los bistecs. Son mi comida preferida “.

No habría de ser preciso ser un genio del marketing para comprender que esta fue una mala iniciativa, pero empeora, pues se vendieron a La imagen mucho más limpia. Si no está familiarizado con The Sharper Image, comunmente venden productos para la vivienda y son esencialmente una versión mucho más cara de Cama bano y mas alla. Asimismo se vendieron en La red de compras desde la vivienda a $ 96 por libra. Podría estimar un riesgo para la salud esperando de ocurrir, o meditar que la iniciativa se encontraba años por enfrente de Amazon Fresh.

Según una reseña de un cliente de una estrella sobre Trump Steaks, llamada “Jamás mucho más”, la consiguieron como obsequio, pero estaban grasosas y les generaban dolor estomacal. Daría la sensación de que todos y cada uno de los que se atrevieron a obtener las carnes envueltas para obsequio sintieron lo mismo, por el hecho de que la compañía no tardó en ocultar.

9. Agua embotellada de Trump Ice

Trump Tower en la localidad de Novedosa York tiene un área de snacks donde venden comida y bebidas. Entre ellos está el agua embotellada llamada “Trump Ice” con la cara de Donald Trump. Asimismo los vende en sus resorts y casinos. Más allá de que las botellas semejan la pluralidad mucho más económica de la tienda de un dólar con una exclusiva etiqueta pegada en el frente, Trump aseveró que el agua de su marca es la “mucho más pura” de todo el mundo, con un contenido mineral superior que está sobre todas las otras fabricantes de gran lujo.

Según creador y especialista en agua Michael Mascha, la proporción de minerales en el agua Trump Ice es de todos modos bastante menor que en muchas otras fabricantes y no procede de una localización única. Asimismo se sirve en botellas de plástico económicas, en vez de vidrio. Por todas y cada una estas causas, no debería calificar como un producto de gran lujo y, no obstante, Trump desea cobrar costos de mucho lujo sencillamente por el hecho de que su rostro está en él. No es necesario decir que absolutamente nadie creyó en sus declaraciones y el agua jamás se extendió a las tiendas de comibles comúnes.

8. Los en general de Novedosa Jersey

Posiblemente jamás hayas oído charlar del equipo de fútbol llamado los en general de Novedosa Jersey. Tuvieron una corta vida de 1982 a 1986, jugando en una liga menos famosa llamada United States Football League, o USFL. Donald Trump adquirió a los En general de Novedosa Jersey por $ 6 millones en 1984. Ya que la liga recién empezaba, el equipo no tenía tanto tiempo en la televisión y, en consecuencia, no era tan productivo.

Prácticamente justo después de obtener el equipo, Trump deseó mover el horario del equipo de la primavera al otoño, a fin de que jugasen en exactamente el mismo horario de televisión que los juegos mucho más populares de la NFL. Entonces, empujó la liga a demandar a la NFL, aduciendo que tenían el monopolio del fútbol en el otoño. A lo largo de esta demanda, Trump usó todos y cada uno de los elementos financieros de la USFL para abonar los honorarios legales, en un intento de ganar $ 1.7 mil millones en daños. Supuestamente, se encontraba tan seguro de que ganaría la situacion, que la NFL no tendría mucho más antídoto que obtener a los equipos de la USFL como deber. Resulta que la NFL no deseaba tocar a Trump con un poste de 10 pies.

Según un jurado llamado Patricia Sibilia, quien estuvo allí para contribuir a elegir la situacion en 1984, ella y sus compañeros integrantes del jurado pensaban que Trump era increíblemente insolente. Se encontraba claro que solo hacía esto como un intento de hacer un vacío legal en la adquisición de un equipo de fútbol a una tasa de descuento, puesto que un equipo oficial de la NFL está mucho más cerca de los mil millones de dólares americanos.

El juez estuvo en concordancia en que la NFL tenía el monopolio de las ondas de radio para la cobertura en directo del fútbol en la televisión, pero no estuvo según con la afirmación de que de alguna forma le debían a la USFL prácticamente 2 mil millones de dólares estadounidenses. Más allá de que Trump técnicamente ganó la situacion, recibió solo tres dólares estadounidenses. Este refulgente plan profesor fracasó aún mucho más, pues expuesto visto que la USFL se encontraba transgrediendo las leyes con los contratos de los players, lo que los forzó a abonar fuertes multas.

Todo este drama agotó tanto las cuentas corrientes de la liga, que toda la USFL debió cerrar en 1986. Un notero de Los Angeles Times llamado Chris Dufresne explicó que una cantidad enorme de personas, incluida su mujer, perdieron sus trabajos debido al ego de Trump.

Aun el día de hoy, Trump es precisamente todavía muy salobre sobre la NFL, y prosigue atacándolos en Twitter siempre y cuando puede.

7. La carrera ciclista TourDeTrump

En el momento en que miras a Donald Trump, no ves precisamente un enorme ejemplo de aptitud física, aun si va a divertirse al golf todos y cada uno de los últimos días de la semana. Pero parecía completamente resuelto a vencer en el planeta del deporte. En 1986, dejó el fútbol y decidió que tendría una “tremenda” carrera ciclista estadounidense de gran distancia que rivalizar con el Tour de Francia. En el momento en que la prensa le preguntó por qué razón lo llamó “Tour De Trump”, mencionó que el nombre lo haría mucho más exitoso.

A lo largo de una entrevista, mencionó que no había montado en bicicleta desde el instante en que tenía 7 u 8 años y, como la mayor parte de los estadounidenses, tampoco era un fanático de ver ciclismo. Lo mucho más posible es que su interés se deba al hecho de que en Europa, el Tour de Francia consigue esenciales patrocinios de millones de dólares estadounidenses. Como se enteraría después, la única razón por la que el Tour de Francia es tan productivo es pues la multitud en Europa ve el ciclismo en la televisión.

La carrera empezó en Albany, Novedosa York y acabó en Atlantic City, Novedosa Jersey. Varios de los mejores corredores de todo el mundo se juntaron para competir en la carrera, pues Trump ofreció un espléndido premio en efectivo. La carrera fue trasmitido en NBC, y también hicieron todo lo que es posible a fin de que el público estadounidense se interesase en el ciclismo a través de entrevistas particulares para asistirlos a invertir en los contendientes, pero sencillamente no fue bastante.

Trump patrocinó una segunda carrera tres años después, en 1989, que no logró recobrar la inversión. Se retiró de la carrera y la familia DuPont se encargó, renombrándolo Tour DuPont. No obstante, tras unos cuantos años, aun los DuPont eligieron que no valía la pena y dejaron de tener la carrera en 1996.

6. ACN y The Trump Network

https://www.youtube.com/watch?v=1C3iI5hvNz4

ACN era un distribuidor de servicios de telefonía digital y Donald Trump accedió a ser la cara de la compañía. Más allá de que las PCs portátiles y los teléfonos capaces ahora tienen cámaras web, ACN asegura que su tecnología puntera está años por enfrente de todos los otros.

Donald Trump charló en frente de estadios llenos de sobra de 20,000 personas en seminarios de capacitación para ACN, alentándolos a obtener mucho más teléfonos para vender a sus familiares y amigos. Sus primordiales comerciantes, los hermanos Michael y Patrick Maser, charlaban con regularidad sobre de qué forma ACN los logró millonarios. De todos modos, resulta que de todos modos estaban dirigiendo una red de narcotraficantes para ganar millones y usaron su negocio ACN para lavar dinero.

La enorme mayoría de la gente que se anotaron para transformarse en ventas de ACN la gente perdieron dinero en el desarrollo, y el ingreso promedio real se ha estimado en solo $ 700 al año. Aun una vez que se expusieran todos estos inconvenientes, Trump prosiguió respaldando a la compañía, calificándola de una mejor inversión que los recursos raíces. Esto fue precisamente un esquema piramidal, y son ilegales en los USA. Montana fue el primer estado en llevar a ACN a los tribunales, y otros muchos estados prosiguieron su ejemplo. Lamentablemente, esta compañía global es tan vigorosa que todavía existe hasta hoy.

Posiblemente quiera ofrecerle a Trump el beneficio de la duda en un caso así. Quizás no sabía que esta compañía era un esquema piramidal en el momento en que decidió transformarse en su representante. No tanto. En verdad, se inspiró para hacer su compañía de marketing multinivel llamada La red Trump en 2009. Pidieron que los clientes del servicio los manden muestras de orina a fin de que tengan la posibilidad de ofrecer suplementos vitamínicos customizados a cambio. Aun mentó la recesión en el comercial para la compañía, jugando con las esperanzas y los sueños de los estadounidenses agobiados prometiéndoles que sería la contestación a sus inconvenientes financieros. Por fortuna, no hubo suficientes personas que se enamoraran de él y The Trump Network desapareció.

5. Trump: el juego

Donald Trump decidió que podía realizar un juego de mesa mejor que Monopoly, con lo que salió con Trump: The Game. Todos los players empieza con millones de dólares americanos a su predisposición, y el propósito del juego es obtener recursos raíces en Novedosa York y transformarse en la persona mucho más rica en el final. Milton Bradley logró 2 millones de copias del juego en 1989, pero solo 800.000 vendidos en tiendas de todo el país. Según los usuarios que probaron el juego, las reglas hicieron que los players se sintiesen deseoso, en vez de entretenerse, y bastante gente lo sostuvieron sellado como un producto reciente.

Ese año, un compañero dueño de un casino llamado Bob Stupak apostó a Trump $ 1 millón que ganaría un partido uno a la vez jugando su juego de mesa contra él. Trump rechazó el desafío, aceptando que siempre y en todo momento era viable perder.

No fue hasta el momento en que The Apprentice se emitió por televisión en 2004 que Milton Bradley decidió ofrecerle otra ocasión al juego. En vez de progresar las reglas o la experiencia de juego, la segunda edición añadió tarjetas de “Andas despedido” que podrían evitar que otro jugador adquiera una propiedad. Asimismo hay cartas con la cara de Donald Trump en ellas que tienen la posibilidad de vencer completamente cualquier otra cosa que un jugador intente realizar, lo que lo transforma en el héroe del juego en todo instante.

4. Facultad Trump

Tras procurarlo y fracasar en tantas industrias distintas, la Facultad Trump fue la única iniciativa que debería haber funcionado. La mayoría del éxito financiero de Donald Trump procedió del negocio inmobiliario que heredó de su padre, y ganó mucha notoriedad tras ser la estrella de El aprendiz. De todos modos, habría tenido bastante sentido que él prosiguiera adelante, pero, como es natural, de todos modos no lo se encontraba tratando.

La Facultad Trump prometió ofrecer a los alumnos tutoriales dados por varios de los líderes de la industria inmobiliaria que los asistirían a tener éxito. Resulta que esta no era una facultad acreditada real, y los instructores tampoco eran agentes inmobiliarios autorizados. No planeó un plan de estudios para la escuela. En cambio, la escuela contrató a comerciantes atractivos que empujaron a los alumnos a abonar mucho más de $ 35,000 por matrícula, donde por último no aprendieron nada de valor en la industria de recursos raíces.

Fue demandado no únicamente una vez, sino más bien Tres ocasiones sobre la Facultad Trump. El Fiscal General de Novedosa York presentó una demanda en 2013 por dado que la escuela era una estafa. Hay 2 casos separados en los que se le pide que devuelva el dinero a los ex- estudiantes. A lo largo de las entrevistas, los abogados de Trump aseguraron que muchas personas se encontraba contenta con las clases. De todos modos, se mandaron prácticamente 7,000 anuncios a ex- estudiantes sobre la demanda, y solo 2 de ellos aseguraron que creían que su experiencia valió la pena.

En el final, Trump no ha podido continuar librando la guerra legal en el momento en que se transformó en presidente y se vio obligado a abonar. $ 25 millones a 6,000 alumnos que formaron una parte de la demanda colectiva. Una vez que acabó, Trump se negó a admitir cualquier irregularidad y mencionó que solo perdió la situacion pues el juez era mexicano.

3. Gaceta Trump

Aun tras transformarse en presidente de los USA, Donald Trump no tuvo reparos en ayudar a una celebración estructurada por Playboy. Por consiguiente, no debería sorprendernos entender que en 1990, Donald Trump se encontraba en la cubierta, y esta experiencia es probablemente lo que lo inspiró a llevar a cabo su publicación para hombres llamada Gaceta Trump en 2007. El contenido que incluyó en la gaceta era eminentemente propaganda de artículos de gran lujo como yates, puros y licores, de forma frecuente con una mujer hot en la primera plana, como es natural. Esencialmente, Trump logró la gaceta idónea para sí mismo.

Según el ex- editor gerente, la mayor parte de los productos que se escribieron para la gaceta solo tenían la intención de glorificar sus logros y anunciaban tanto sus negocios que podían rivalizar con la publicidad de Corea del Norte. No se dejó que la gaceta se imprimiera hasta el momento en que él tuviese la última palabra, marcando cualquier inconveniente que encontrase con un rotulador. La compañía fracasó en 2009, pues la audiencia de la gaceta resultó ser tan pequeña que sencillamente no vendieron suficientes copias para abonar los costos de ejecución de una publicación impresa.

2. Trump Vodka

Tiempo Trump Vodka Prometido tener éxito destilado en forma líquida, la compañía de licores fracasó prácticamente tan veloz como salió al mercado. El hombre que estuvo al cargo de hacer el vodka es J. Patrick Kenny, quien fue un ex- usado de Seagram’s. Una vez que Kenny le presentó la iniciativa a Trump, accedió a dejarlo utilizar su nombre a cambio del 50% de las ganancias conseguidas por la venta del vodka. Kenny partió inmediatamente, creando una empresa llamada Drinks America y creó una destilería en… los Países Bajos.

Entre las mayores caídas para la compañía fue en 2006, en el momento en que Trump aceptó a lo largo de una entrevista con Larry King que no le agrada tomar Trump Vodka, más allá de que su nombre se encontraba en la etiqueta. La marca se hundió poco después, lo que arruinó completamente la carrera de Kenny. Mencionó que “la compañía se hundió”, y no queda ni solo una botella de Trump Vodka … salvo, evidentemente, para los que venden en Ebay.

1. Trump Airlines

De nuevo, Donald Trump procuró hundirse de lleno en una industria con la que no tenía completamente ninguna experiencia. Adquirió la compañía previamente famosa como Eastern Airlines y decidió poner su nombre en el costado de 21 aeroplanos Boeing 727. Lamentablemente, no sabía nada sobre gastos de comburente, reparaciones urgentes o qué cobrar por los costes de los billetes. Como todo lo demás, sencillamente les prometió a todos que sería la “mejor” experiencia de vuelo de todo el mundo.

Un escritor de viajes de Conde Nast, llamada Barbase Peterson experimentó lo que era volar en un Trump Shuttle en 2011. Afirma que el plantel fue satisfactorio y que la comida y las bebidas fueron geniales, pero no ha podido sobrepasar de qué forma los intentos de Trump de insertar el lujo en aeroplanos tan viejos sencillamente no lo consiguieron. cuadrar. En sus expresiones, fue como “tener al Club 21 abasteciendo un autobús Greyhound”.

Si se pregunta por qué razón falló Trump Airlines … bueno, no ha podido abonar sus facturas. La compañía consiguió un préstamo de $ 245 millones de Citibank y la compañía no consiguió ninguna ganancia. Ellos eran $ 1.1 millones detrás en sus facturas. En el momento en que no ha podido llevar a cabo el pago, ciertos de sus amigos banqueros juntaron un llamado “bulto de salve” para contemplar la cuenta por él. Ya conoces, por el hecho de que ¿qué es un millón de dólares americanos entre amigos?

No ha podido sostener la compañía a flote, aun tras recibir la asistencia de sus amigos. En el momento en que se le preguntó sobre su experiencia dirigiendo la compañía aérea, Trump ha dicho: “El negocio de las compañías aéreas es un negocio bien difícil … pero lo hice excelente”.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *