10 experimentos científicos geniales que puedes hacer ahora mismo

Los ensayos dejan a los científicos solucionar los secretos de todo el mundo y todo cuanto lo circunda. Son la manera misma por medio de la que se crea el saber y se resuelven los inconvenientes. Naturalmente, los ensayos se fundamentan en buena medida en prueba y fallo, pero sea como sea el resultado, tenemos la posibilidad de tener certeza de que hemos descubierto un tanto mucho más sobre el cosmos. Naturalmente, más allá de que las psiques mucho más refulgentes trabajan con regularidad para solucionar los interrogantes de la vida, eso no quiere decir que el resto de nosotros no tengamos la posibilidad incursionar en su “alquimia”. Con los ensayos que se cuentan ahora, esta pertence a las rara vez que verdaderamente vamos a decir: pequeños, procuren esto en el hogar.

10.Lograr que el agua se congele instantáneamente

¿Quién de nosotros no desea supervisar las fuerzas naturales de todo el mundo? Bueno, una manera simple de llevarlo a cabo es congelar el agua instantáneamente, como por arte de birlibirloque. Para realizar esto, requerimos entender por qué razón el agua se congela primeramente. Aparte de la temperatura fría, el agua empieza a congelarse cerca de las impurezas que tiene dentro. Impurezas como manchas de polvo, indicios de sal o calcio, que actúan como sitios incipientes lugar desde donde empieza a formarse el hielo. Piense en procurar aprender fuego a una hoja de papel. Empezará a arder mucho más veloz en los bordes, en vez de procurar encenderlo desde el medio, puesto que el borde es considerablemente más abultado que su área. De ahí que, para este ensayo, precisará agua purificada. Podrías llevarlo a cabo tú mismo, pero sería considerablemente más simple adquirirlo de manera directa.

Otro elemento clave para rememorar es el tiempo que sostiene su agua purificada en el congelador. Más allá de que el agua purificada tarda un tanto mucho más en transformarse en hielo y puede descender bajo el punto de congelación sin solidificarse, indudablemente lo va a hacer. El tiempo requerido, aparentemente, habría de ser de 2 horas y 45 minutos. Pero en el momento en que lo saque, recuerde manejarlo de forma cuidadosa por el hecho de que aun la mucho más mínima llamada de atención puede convertirlo en hielo en un segundo.

9. Sombras de colores

Este ensayo, como habrás adivinado, tiene que ver con los colores y de qué manera nuestros ojos nos engañan en el momento en que suceden algunas condiciones. La razón por la cual tenemos la posibilidad de “hacer” sombras de distintas colores hay que frente todo al hecho de que el color no es de todos modos una propiedad de un elemento. Para poder ver el color, precisa una fuente de luz, una área a fin de que esa luz golpee y un espectador para verla. Sin uno de estos, no tendríamos color. Los elementos y sus colores aferentes que observamos el día de hoy se tienen que a la luz blanca que emite nuestro sol. Por servirnos de un ejemplo, si tomáramos un elemento amarillo, como un plátano, y lo colocáramos bajo una luz roja, ese plátano se volvería colorado, o verde bajo una luz verde, e inclusive negro bajo una luz azul. Entonces, si nuestro sol emitiese luz roja en vez de blanca, todos pensaríamos que los plátanos son colorados. No obstante, la razón por la cual ese plátano es negro bajo la luz azul es por el hecho de que el azul es el color complementario del amarillo. El colorado tiene cian y el verde tiene magenta. Los otros colores del fantasma son únicamente una combinación de los nombrados previamente.

Esto por último nos transporta a nuestro ensayo de ilusión óptica. Las sombras, sin salvedad, son grises. Pero si una luz de un color diferente reluce sobre esa sombra, se “transformará” en el complementario de ese color. Entonces, si tomáramos un elemento y tuviésemos 2 fuentes de luz reluciendo sobre él desde 2 ángulos distintas, uno de luz habitual y otro de luz roja, la sombra proyectada por la luz blanca se volverá cian – complementaria del colorado. Si intercambiamos la luz roja con verde, entonces la sombra va a ser magenta. Los observamos como semejantes gracias a la luz de color circundante, que cae dentro y cerca de ella. Si lo aisláramos y miráramos solo la sombra misma, sin ver su ambiente, veríamos que la sombra es y siempre y en todo momento va a ser gris.

8.Haz tu motor cohete

La mayor parte de nosotros nos hemos soñado volando entre las estrellas y visitando otros planetas. Pero para llevarlo a cabo, primero debería dejar la Tierra y, para llevarlo a cabo, precisaría un cohete que lo pusiese en órbita. Y un cohete no sirve sin un motor de cohete. Entonces, para realizar situación sus sueños, le exponemos de qué manera realizar uno propio. La primera cosa que precisará es comburente, evidentemente. Hay tres géneros de motores de cohetes en el planeta de el día de hoy: uno que emplea comburentes sólidos, otro con propulsor líquido y el tercero, que utiliza una combinación de los dos, llamado motor híbrido. Este último usa una fuente de comburente sólido y un oxidante gaseoso líquido, que vas a poder llevar a cabo empleando ciertos productos familiares muy recurrentes.

Para una fuente de comburente sólido, precisará un trozo de pasta cruda de manera cilíndrica, como el tipo penne, o rigatoni, o algún otro afín que tenga en el gabinete de su cocina. Si en algún momento tuviste alguna inclinación pirotécnica en el momento en que eras niño, posiblemente en algún instante hayas encendido un trozo de pasta y lo hayas visto arder. Lo realiza pues la pasta tiene muchas calorías y una caloría equivale a un gramo de dinamita en concepto de energía. La una gran diferencia aquí es la agilidad a la que se libera esa energía. Para la parte líquida del “motor”, precisará peróxido de hidrógeno y levadura de pan. Al mezclarlos, va a crear un suministro incesante de oxígeno. Ponga estos 2 juntos y va a estar listo para “examinar lo irreconocible”. Solo ten precaución de no abrasar las cortinas de tu madre.

7. Barro mágico

Esté listo para llevar a cabo algo de lío con este. Pero, ¿qué podría ser mucho más entretenido que jugar con un Play-Doh refulgente que se funde en tus manos en el instante en que dejas de moverlo? La primera cosa que precisará es almidón. Puede conseguirlo de las papas cortándolas y mezclándolas con agua, o sencillamente puede adquirirlo en la tienda. El almidón de maíz marcha del mismo modo bien.

Revuelva unas medidas de cuchara con una medida pequeña de agua tónica, para ofrecerle brillo (que puede ver bajo la luz obscura) y va a estar listo para empezar. Prepara poco antes de que vengan tus amigos, apaga las luces y prende la lámpara obscura a fin de que logres mostrarles tu “barro mágico”. Aun puedes metértelo en la boca y comértelo, puesto que es comible, para mostrarles quién es el mucho más intrépido de la habitación.

6. Ferrofluido

Más allá de que el “barro mágico” de arriba haría un desastre si deja de moverlo, se puede adecentar de forma fácil con una medida pequeña de agua y ciertas servilletas. El ferrofluido aquí será un nivel absolutamente nuevo de mugre, pero se tienen que llevar a cabo sacrificios para explotar apropiadamente los poderes del magnetismo. Lo que precisa es tóner laserjet, aceite vegetal y un imán de tierras extrañas. Aun si lleva por nombre “extraño”, esta clase de imán se puede localizar de forma fácil en su ferretería local.

El ferrofluido es un líquido que tiene dentro partículas de metal a nanoescala, que están en el tóner. En el momento en que se combina con aceite vegetal, impide que se seque. Unos 50 mililitros de tóner, mezclados con precisamente 2 medidas de cuchara de aceite vegetal, servirán. Utilice un envase transparente para poder ver las maravillas del magnetismo en juego. Utilice el imán cerca del envase para poder ver de qué manera eso “agua obscura”Empieza a cobrar vida propia y a conformar picos. Puedes tocarlo, moverlo; Las opciones son infinitas. Esté listo para adecentar el tóner de sus manos en el momento en que haya terminado.

5. Trae de vuelta la lámpara de lava

Las lámparas de lava estaban de tendencia en los años 60, 70 y después de nuevo en los 90, y es ya hora de que alguien las traiga de vuelta. Si en algún momento se halló viendo uno de estos, le alegrará comprender que sencillamente puede llevar a cabo uno propio con recursos sencillos y simples de hallar. Una lámpara de lava original está llevada a cabo de burbujas de cera de colores suspendidas en un líquido transparente o incoloro, que cambia de consistencia en el momento en que se excita con un factor radiador en la base, lo que les deja subir y bajar hipnóticamente.

Para este ensayo, precisará una botella de plástico vacía, aceite vegetal, colorante para alimentos, tabletas efervescentes o sal, si no puede hallar ninguna de esas tabletas. Prosiga las normas del vídeo de arriba y va a poder traer un toque funkadelic a su casa.

4. Prender una candela bajo el agua

Este es un ensayo entretenido que asimismo podría ser productivo, si decides apostar a tus amigos que puedes lograr que el fuego arda bajo el agua. Como ahora habrás adivinado, o sea un truco, pero no obstante, los crocantes $ 20 de tu mejor amigo están a puntito de ser tuyos. Para llevarlo a cabo, precisará un cuenco, una candela gruesa del tamaño del cuenco que sea profundo y una medida pequeña de agua. Pegue la candela en el fondo del envase fundiendo algo de cera por adelantado y después llénela con agua hasta la punta de la candela, pero sin remojar la mecha.

Entonces, sencillamente prenda la candela y vea de qué forma la llama desciende bajo el “nivel del mar”. Conforme la candela se funde de manera lenta, el agua aún sostiene fría la cera del borde. rodeándolo. Esta cera aún sostiene la manera de la candela e impide que el agua se inunde. No obstante, asegúrese de tomar sus ganancias de forma rápida, en tanto que esto no va a durar bastante y el agua indudablemente hallará un punto enclenque y un golpe, extinguiendo su llama .

3. Un balancín de candelas en llamas

En tanto que nos encontramos en el tema de los cirios, aquí hay otro ensayo que puede realizar. Si (con suerte) te hallas mejorando una velada romántica, pero no deseas ser bastante común y corriente y aun de esta manera deseas pasar tu tiempo a la luz de los cirios, puedes realizar un balancín de candelas.

Precisarás una candela bastante extendida, que cortarás en la parte de abajo a fin de que se vea la mecha. Entonces, halle el centro de equilibrio de la candela y pinche una aguja ardiente por medio de él. Equilibre la candela entre 2 vasos apoyándola en esa aguja y enciéndala por los dos extremos. En el momento en que una llama se marcha en la parte de abajo, funde la cera a su alrededor, realizando que esa una parte de la candela se vuelva mucho más rápida y, por su parte, elevándola. Contribuye algo de genialidad a tu cena romántica y abochorna a los perdedores con los que ha salido antes que a ti. Tras todo, algo de magia y también ilusión asistió a David Copperfield a hallar una supermodelo en su día.

2.Haz un micrófono Matchbox

Este ensayo particularmente le mostrará qué sencillos son verdaderamente ciertos gadgets. Al emplear una caja de fósforos vacía, mina de un lapicero, una batería, unos cuantos pinzas de cocodrilo y un juego de auriculares económicos, va a tener todo cuanto precisa para llevar a cabo un micrófono. Es muy simple llevar a cabo uno, eminentemente por el hecho de que micrófonos en su forma mucho más básica, no son mucho más que transductores, gadgets que transforman la energía de una manera a otra.

Los micrófonos transforman la energía acústica (ondas sonoras) en energía eléctrica (la señal de audio). Esta energía eléctrica viaja a través del cable, donde llega a un altavoz, que paralelamente es otro transductor, pero del revés que un micrófono. Prosiga las normas increíblemente simples de este vídeo y va a poder empezar a considerarse una suerte de ingeniero eléctrico aficionado.

1. Ensayo “El velo de la ignorancia”

Este último es un ensayo popular y, además de esto, bastante atrayente. John Rawls, un pensador del siglo XX, inventó este como un modelo a prueba de fallas para detectar lo que verdaderamente es injusto en la sociedad de hoy y de qué manera tenemos la posibilidad de reunir acompañamiento para reparar las cosas. Pensaba que la iniciativa de “trabajar duro, llevarlo a cabo grande” tenía efectos positivos insignificantes y, en verdad, era un inteligente engaño político, desarrollado para eludir que los poderosos tuviesen que arrancar la labor precisa de reformar la sociedad en su grupo. Asimismo comprendió que los debates sobre la injusticia tienen la posibilidad de detenerse de forma fácil gracias a datos misterios y pequeñas discusiones, que en último término van a dar poquísimo resultado. Sus ideas tuvieron tanta cuenta que el presidente Bill Clinton lo llamó “El mucho más grande pensador político del siglo XX” y lo invitó a cenar a la Casa Blanca regularmente.

La manera en que marcha este ensayo mental es claramente inteligente en su pura simplicidad, y puede ser jugado por alguno, y en cualquier número. Al llamarlo “El velo de la ignorancia”, Rawls nos solicita que nos imaginemos antes de nuestro nacimiento, tal y como si flotáramos sobre la área del mundo, en un estado capaz pero sin comprender dónde y exactamente en qué situaciones naceremos. Así, no vamos a tener iniciativa de de qué forma va a ser la sociedad donde vamos a vivir, de qué manera va a funcionar el sistema escolar, de qué forma va a ser la atención médica y la seguridad popular, etcétera., tal y como si estuviesen envueltos por un “velo de ignorancia . “

Entonces nos comunica que nos hagamos una pregunta: “Si no supiésemos dónde terminaríamos, ¿exactamente en qué género de sociedad se sentiría seguro entrar?” Esta pregunta nos impide meditar rápidamente en esos que “triunfaron” y, en cambio, nos hace percatarnos de que las reglas de este juego son injustas. Tener exactamente las mismas opciones de finalizar como hijo de un médico adinerado en San Francisco, o hermano de siete, en algún rincón de las ubicaciones mucho más duras de Detroit, no es una lotería segura para jugar. Resumiendo, todo el planeta sabe en el fondo lo que hay que llevar a cabo y exactamente en qué sociedad nos agradaría “nacer”. Este ensayo nos deja enfocarnos apropiadamente exactamente en qué datos precisan mucho más atención y se puede jugar en cualquier sitio, con cualquier persona que esté preparado.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *