10 extrañas películas de terror de la década de 1970

La década de 1970 fue una década increíble, un periodo lejano en el que sucedieron varias cosas increibles y especiales. La escena musical era salvaje y también impredecible, la ropa era fantástica y horrible por igual y. si hay que creerle a tu orate tío, las fiestas fueron épicas. Como varias cosas de ese período temporal único, las películas frecuentemente eran un tanto extrañas. ¿Y las películas de terror? Ciertos estaban finalmente locos.

10. El Manitou (1978)

Esta es una película sólida cargada con un final prácticamente garrafal y completamente absurdo que le impidió lograr su máximo potencial. Asimismo es ese final gonzo lo que le entrega un espacio en esta lista. Fundamentada en el magnífico libro de Graham Masterton, la versión cinematográfica de The Manitou es un ejercicio tradicional de terror y suspenso a lo largo de la mayoría de su tiempo de ejecución. En concordancia, la trama da un giro cerca de un curandero vengativo que renace como un enorme bulto en la espalda de una mujer y eso terminantemente es una disparidad, pero nos encontramos rockeando con una pluralidad de artículos básicos de género bastante estándar a lo largo de la primera hora aproximadamente.

No es hasta el enorme exorcismo en la salón del hospital que cierra el espectáculo que las cosas se vuelven verdaderamente extrañas. Los tradicionales adornos de terror van por la ventana y nos agasajan con horripilantes lagartos imaginarios y una Susan Strasberg en topless lanzando rayos láser desde la punta de sus dedos. ¿Comentamos que esto sucede en el espacio exterior? Strasberg está en una cama de hospital mientras que sucede la publicación de láser, pero ella, su cama de hospital y el enano desfigurado con el que está librando una guerra sobrehumano se detallan comprometidos en este extraño tiroteo en el espacio. Es muy extraño.

9. Zombi (1979)

Si eres fanático del profesor del gore Lucio Fulci, sabes que puso el listón para películas de terror extrañas con The Beyond en 1981. No obstante, sus promociones precedentes estaban lejos de ser normales y Zombie no es una salvedad. De todos modos, pertence a las promociones mucho más basadas de Fulci, pero asimismo es la película donde nos dio la gloria desquiciada que es una guerra submarina entre un zombi y un tiburón. Exactamente la misma el absurdo final de The Manitou, esta secuencia juega un papel primordial en el sitio de esta imagen en nuestra lista. Puntos de bonificación: es un tiburón real, y el experto que vió luchar con él podría estar mucho más orate que alguno de las películas que se discuten aquí.

El resto de la imagen es una delicia espantosa para los entusiastas de las películas de zombies, incluyendo una secuencia tradicional donde a Olga Karlatos le arrancan un ojo con un trozo de madera irregular. Existen varios enormes sustos, cubos de sangre y una alucinante combinación de música de película de terror / música lounge de una isla tropical que se mezclan para distinguir a este del resto. Asimismo es digno de mención la atmósfera siniestra que empapa la parte y un final especial que destaca de enorme manera el encontronazo alarmante de esta joya no fallecida.

8. La historia de historia legendaria de los 7 vampiros dorados (1974)

¿Es una película de kung-fu llena de acción? ¿Es otra espantosa película de vampiros de Hammer Largometrajes? De todos modos son los dos. Una auténtica extravagancia, esta combinación única de caos de artes marciales y folclore de vampiros genera desenlaces mixtos. Los diseños retorcidos de vampiros son terminantemente únicos y las riñas son animadas, pero la trama es confusa y ciertas actuaciones fallan. No obstante, la película es nada menos que extraña y jamás deja de divertir.

Más allá de que La historia de historia legendaria de los 7 vampiros dorados es dispar, se las arregla para dar la mercancía. Existen varios apasionantes combates de kung-fu con multitudes de guerreros y diablos que intercambian golpes por toda la pantalla. Asimismo hay una atmósfera mórbida, desnudez gratis, algo de sangre y una sucesión de decorados elaborados para ponerle condimientos las cosas. Peter Cushing reitera su papel de Van Helsing y John Forbes-Roberstson hace un óptimo trabajo al intervenir para Christopher Lee como Drácula. El Conde no posee un buen tiempo en pantalla, pero está bien. Es excelente ver a Cushing entremezclarse en las riñas de kung-fu (tenía 60 años), y si bien no existen muchos sustos con este, sí da mucha diversión.

Además de esto, la coreografía de pelea procede de Cheh Chang, el hombre responsable de incontables tradicionales de las artes marciales. Su característica mucho más famosa, The Five Deadly Venoms, es una alternativa habitual para la mejor película de kung-fu de siempre. La mayor parte de las imágenes de esta lista son locas y también inquietantes, pero La historia de historia legendaria de los 7 vampiros dorados es sencillamente un óptimo instante.

7. Dios me lo ha dicho (1976)

Nuestra próxima selección es el producto de otro directivo popular por generar terror extraño, Larry Cohen. No obstante, en contraste a lo que ofrecemos de Fulci, pensamos que God Told Me To es el triunfo definitivo de Cohen en el cine de lo extraño. Un católico devoto se encara a su caso mucho más bien difícil como detective de la policía de Novedosa York: una sucesión de homicidos al azar en los que todos los responsables asegura que Dios les mencionó que matasen. Uno de estos asesinos enloquecidos no es otro que el célebre cómico Andy Kaufman como un policía que aniquila a balazos a cinco personas en un desfile del Día de San Patricio, que tiene sitio en el verano. Imagínate.

De todas formas, la investigación de nuestro héroe no tarda bastante en llevarlo a un hippie telepático semejante a Cristo con un rostro resplandeciente y una vagina de costado. No hay necesidad de retroceder, lo leíste apropiadamente. Este papel forma parte al popular psicópata de las películas B, Richard Lynch, y hace un trabajo admirable al ofrecer cuerpo a esta retorcida amenaza. Nuestro héroe debe admitir la inmaculada concepción de este extraño demonio, tal como la suya propia (seriamente, no nos encontramos ideando nada de esto), y eso nos transporta a los extraterrestres.

Francamente, la imagen está mucho más fundamentada y merece la pena de lo que esta síntesis puede hacerles opinar. God Told Me To es una ingeniosa parte cinematográfica de un directivo gonzo que siempre y en todo momento se resaltó por sacar el máximo beneficio de sus personajes principales. Los personajes principales se combaten al desafío y proponen actuaciones sorprendentes, el trabajo de efectos es útil y el desenlace es un final digno para tal aventura.

6. El centinela (1977)

https://www.youtube.com/watch?v=zuyzV7yZs5A

Esta es indudablemente la entrada con mucho más estrellas de nuestra lista. Entre los puntos mucho más extraños de esta imagen es el casting: ¿de qué forma acabaron tantas estrellas lícitas en este absurdo? Disponemos a Ava Gardner, Eli Wallach, Martin Balsam, Burgess Meredith, Jose Ferrer y John Carradine, y eso es solo la vieja guarda. Los prometedores que se muestran tienen dentro a Chris Sarandon, Jeff Goldblum, Christopher Walken, Tom Berenger y Beverly D’Angelo, entre otros muchos.

La trama, como está, da un giro cerca de la resolución de una muchacha y frágil modelo de mudarse al edificio de pisos mucho más extraño de la historia. El ocupante mucho más habitual de este rincón es un sacerdote ciego (Carradine) que siempre y en todo momento está sentado al lado de su ventana, viendo un planeta que no puede ver. En el momento en que nuestra personaje principal (Cristina Raines) conoce por vez primera al personaje de Beverly D’Angelo, esta vecina particularmente afirma poquísimo y se masturba mucho. Poco después, el vecino interpretado por Burgess Meredith invita a nuestra desconcertada heroína a la celebración de cumpleaños de su gato. Sí, el gato se ve obligado a llevar sombrero.

¿A dónde conduce todo lo mencionado? Bueno, aguardábamos que lo averiguaras por nosotros. Existen algunas inquietudes sobre si el apasionado de nuestra heroína (Sarandon) mató o no a su mujer, hay inquietudes sobre si alguno de estos extraños vecinos es verdadera o imaginario (o quizás el interrogante es si están vivos o fallecidos). ) y hay un montón de palabrería religiosa que pocas veces tiene sentido. No obstante, hay un estado anímico ominoso que le da a la imagen un impulso preciso, y existen algunas sacudidas aceptables en el sendero. El horrible final se consideró discutido gracias a la resolución del directivo de emplear ciertas extrañezas auténticas en el retorcido espectáculo de fenómenos que transporta a The Sentinel a un cierre alucinante, pero pertence a las situaciones mucho más funcionales de la película.

5. El hombre de mimbre (1973)

https://www.youtube.com/watch?v=21gigabytes49H-Uo4

El remake lleno de abejas fue horrible, pero no dejes que eso influya en tu opinión sobre el original, una imagen alucinante y de forma frecuente temible. Un policía es enviado a una isla escocesa para investigar la desaparición de una pequeña. No obstante, llega y está con un extraño pueblo lleno de personas que aseguran que la pequeña no existe. O sea extraño, pero aún mucho más extraños son los distintos rituales que el oficial halla en su búsqueda de la realidad. Los incondicionales del terror Christopher Lee y también Ingrid Pitt adornan la pantalla en esta parte delirante que acaba en otra conclusión asombroso.

Hay una sucesión de situaciones sorprendentes en The Wicker Man, pero nuestra preferida debe ser la parte fenomenal donde Britt Ekland se desviste y se retuerce contra una pared, interpretando una canción y un baile sexys que aloquecen a nuestro héroe en la habitación adyacente. Hombre o mujer, hallarás toda la secuencia peculiar, pero se amolda de manera perfecta a una película que se fundamenta en buena medida en música intrigante, disfraces elaborados y ritos paganos siniestros.

¿Hay una chavala desaparecida? ¿La hallará nuestro noble héroe o hallará algo bastante peor? De la misma los años 70, esta lista está llena de finales deprimentes, conque espere lo último.

4. No mires en este momento (1973)

Esta es probablemente la entrada mucho más temible de nuestra lista. Sombría y afortunada con individuos ricos y poder de estrella legítimo en la manera de Donald Sutherland y Julie Christie, esta película de Nicholas Roeg es un excelente ejemplo de lo que el género de terror es con la capacidad de llevar a cabo en las manos correctas. Si bien Don’t Look Now es extravagante y tiene un estilo definido para lo fenomenal, asimismo es una característica deliberada que se edifica de forma lenta hasta un crescendo deslumbrante. Varios de los elementos mucho más extraños tienen dentro el pelo de Donald Sutherland, un psíquico ciego con una observación horrible y una escena de amor explícita que está tan lejos de ser erótica como se puede hallar. Mantenidos juntos por una trama inquietante que garantiza desconcertar y modificados de tal modo que el espectador sigue desequilibrado en todo instante, estos elementos dan una película realmente única.

La imagen está ambientada en Venecia con enorme efecto y prosigue a unos cuantos progenitores afligidos mientras que procuran llevar a cabo en frente de la última muerte de su hija. Allí están con el psíquico adulto mayor; El personaje de Christie no está entusiasmado en ella ni en su observación, pero Sutherland está intrigado. Asimismo están cadáveres en los canales, víctimas de un salvaje asesino. Sutherland prosigue observando una figura espectral en colorado que puede ser o no el espectro de su querida hija fallecida.

Si no viste este, solo podemos aguardar que absolutamente nadie te haya deteriorado el infame final. Hasta hoy, todavía es tan poderoso y espantoso como los carretes finales. Miedoso y abrupto, es un signo de puntuación correspondiente para una película obscura y retorcida a la que raras veces se le da el respeto que merece.

3. La cría (1979)

Una pieza maestra de David Cronenberg, The Brood está llena de suspenso y pavor, aparte del celo característico del directivo por el valor deslumbrante sin adulterar. ¿Es claramente repugnante en ocasiones? Si. ¿Está marcado por instantes impresionantes de crueldad y abundancia de sangre? ¡Evidentemente!

La historia tiene relación a los sacrificios de Oliver Reed con una extraña novedosa clase de terapia. Su tolerante es la atractiva Samantha Eggar, y conforme Reed experimenta con su avance, resulta evidente que su régimen está relacionado de alguna forma con una sucesión de aborrecibles homicidos que tienen sitio. Para desentrañar esta inquietante idea está el marido separado de la tolerante, interpretado de forma convincente por Art Hindle.

Una puntuación de calidad cortesía de Howard Shore, efectos sólidos y la mano estable de Cronenberg al timón generan una vigorosa celebración de terror que es extraordinariamente malvada. Hay instantes de puro terror intercalados con un sinnúmero de suspenso. Conforme se dan a conocer los métodos del terapeuta innovador, se nos trata con una exhibe vulgar de horror alucinante. Es posible que The Brood no sea la pieza maestra de Cronenberg, pero es muy eficaz y extrañísima.

2. Suspiria (1977)

https://www.youtube.com/watch?v=_8zbV_fFkYs

Pasaron décadas desde el momento en que el célebre profesor del giallo Dario Argento dirigiera algo que no terminara siendo totalmente absurdo, pero hubo un instante en el que tenía los excelente resultados. En 1977, lanzó una bomba sobre los entusiastas del terror en el mundo entero: Suspiria, un torbellino de estilo y pasión que sigue atacando al público con un gusto por las cosas alarmantes.

Hay una extendida lista de películas sobre brujas, pero escasas son buenas. Suspiria es fabulosa. La partitura de la banda Goblin es histórica, la cinematografía es nada menos que estelar y la carnicería que se lleva a cabo en esta enigmática joya es espeluznante. Aparte de una atmósfera surrealista que es por igual cuento de hadas y pesadilla, la película tiene varios de los fallecimientos mucho más viciosos nunca representados en una película. Pídale a cualquier seguidor de Suspiria que determine qué escena de asesinato es la mucho más sádica y deberá pensarlo. Los colores refulgentes, la naturaleza fabulosa de la parte y la cámara itinerante, que se desplaza tanto que raras veces tenemos la posibilidad de orientarnos, se mezclan para lograr que ver esta sorpresa de los 70 sea una experiencia desconcertante.

1. Espectro (1979)

Phantasm es solo la historia promedio de enanos encapuchados, esferas voladoras que horadan los cráneos de la gente y rocían sus cerebros por la habitación, y un funerario malévolo de otra dimensión. Eso está bien, no obstante, pues hay un joven, su hermano que puede estar fallecido o no, y un vendedor de helados que toca una guitarra mala para socorrer el día. Estos solicitantes a héroes tienen bastante trabajo por enfrente: el hombre prominente (el empresario de pompas lúgubres de otra dimensión) es interpretado de manera especialista por Angus Scrimm y todavía es entre los villanos mucho más estimados del género. Perversamente inventivo, interminablemente creativo y también impresionantemente divertido, Phantasm es al unísono extraño y asombroso.

Esta es una de esas películas en las que todo encaja perfectamente. Los efectos son espectaculares, la partitura es especial, la actuación es correcta y tanto el guion como la dirección jamás dejan de sorprendernos. Hay conmuevas, escalofríos y risas, y la imagen es de semejante calidad que todavía tiene una base de entusiastas devotos que claman por otra secuela. Comentando de eso, la quinta película de Phantasm está en sendero, y semeja que va a ser completamente horrible. Aguardamos estar equivocados en eso, pero nos encontramos 100% seguros de que disponemos razón sobre el original. Espectro es todo cuanto habría de ser una película en esta lista: trastornada, alucinante y atractiva. Es una labor bien difícil, pero el Hombre Prominente cumple.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *