10 fascinantes ejemplos del efecto Mandela

¿En algún momento tuvo un recuerdo que resulta ser incorrecto, solo para hallarse con otra persona que tiene el mismo recuerdo falso? ¿De qué manera puede ser eso viable? ¿Alguien cambió la verdad en el momento en que no estabas viendo, o de manera accidental saltaste a un cosmos alterno con diferencias pequeñas pero visibles? Lamentablemente, no (hasta donde entendemos). Este fenómeno de la carencia de memoria colectiva se conoce como el efecto Mandelay si sabe dónde buscar, está a su alrededor. Por poner un ejemplo, existe la oportunidad de que tenga recuerdos vívidos de los diez acontecimientos siguientes que de todos modos no sucedieron.

10. La “muerte en prisión” de Nelson Mandela

El término “efecto Mandela” se acuñó en 2010, en el momento en que toneladas de personas en Internet se dieron cuenta que tenían recuerdos clarísimos del innovador anti-apartheid de Suráfrica, Nelson Mandela, muriendo en la prisión en la década de 1980 como mártir de su causa. Esto fue especialmente extraño pues Mandela de todos modos no murió hasta 2013 y, en verdad, se desempeñó como presidente del país de 1994 a 1999.

Una asesora paranormal llamada Fiona Broome acuñó el término “efecto Mandela” basándose en esta falta de memoria colectiva, y su explicación fue que tenía que ver con un mal desempeño de nuestra memoria, no muy distinta de un inconveniente técnico en el programa de la PC. Otros prefirieron meditar que este era un efecto sobrante de la historia que los pasajeros del tiempo habían cambiado, e inclusive insinuaron que todo fue provocado por la interferencia de Satanás y otras fuerzas espirituales oscuras. Los psicólogos, por otra parte, comentan que el fenómeno es una versión popular de la “confabulación”, la fabricación inconsciente de recuerdos mal interpretados o aun absolutamente fabricados que es parcialmente común en la vida diaria.

9. El retrato devorador de pavos del rey Enrique VIII

¿Cuál es la primera imagen que evoca en el momento en que piensa Rey Enrique VIII, ¿El entusiasta corpulento preferido de los matrimonios en serie de Enorme Bretaña? Lo mucho más posible es que por lo menos ciertos de ustedes se estén imaginando la conocida pintura donde comía una pierna de pavo y quizás sentado en una mesa de banquete. Solo hay un inconveniente: Esa fotografía no es verdadera. Hay varios homenajes a ella en películas y medios impresos. Aun Los Simpsons se ha referido a ella. Pero una pintura real del rey Enrique VIII, de su temporada, sencillamente no existe.

Existen muchas teorías sobre lo que podría haber desencadenado esta falsa memoria grupal particularmente, desde ideas obligatorias de perturbación de la verdad hasta una vieja película en blanco y negro donde el actor que interpreta al rey devoró con entusiasmo un pollo frito. Entre las teorías que suenan mucho más razonables afirma que puede ser ocasionada por nuestros cerebros jugando una mala pasada al retrato legendario por Hans Holber el Joven, donde el rey mantiene un guante cobrizo en una mano y su otra mano se cierne cerca de una daga ornamentada. Es simple imaginar una cabeza traviesa viendo la imagen de un hombre razonablemente bien alimentado y también interpretando alguno de estos elementos como una enorme baqueta.

8. “Luke, soy tu padre” es una cita icónica de Star Wars que de todos modos no existe.

La línea histórica de Darth Vader en El imperio Contraataca es un giro de la trama para terminar a todos y cada uno de los giros, y todavía es entre las oraciones mucho más icónicas en la historia del cine: “No, soy tu padre”. Espera, eso no suena bien. ¿No habría de ser “Luke, soy tu padre”?

Tristemente no. “No, soy tu padre” es la línea real, más allá de que es bastante menos pasmante y da bastante menos contexto que el popular y mal recordado. En verdad, la desapacible inclinación de nuestro entendimiento a rememorar citas reconocidas lo mucho más citables viable llevó a un montón de citas reconocidas que jamás se afirmaron en voz alta en sus películas y programas de televisión reales. Lo mucho más cerca que estuvo el Capitán Kirk de “Transpórtame, Scotty” en el original Star Trek La serie fue “Scotty, transpórtanos”. Harry el sucio jamás hace el interrogante “¿Te sientes favorecido, punk?”, Y Hannibal Lecter de todos modos no afirma “Hola, Clarice” en ningún instante de Silencio de los inocentes. Aun Humphrey Bogart jamás afirma “Tócala nuevamente, Sam” en Casablanca, si bien Ingrid Bergman afirma “Tócala, Sam” en un instante, la cita real de Bogart es considerablemente más extendida y menos inolvidable “Lo tocaste para ella, puedes tocarlo para mi. Si ella puede aguantarlo, yo puedo. ¡Juegalo!”

7. El color chartreuse

Chartreuse es un tono entre verde y amarillo que brotó a objetivos del siglo XIX y experimentó su auge al estilo de los rugientes años veinte. No obstante, un porcentaje pequeño pero importante de la población pierde la cabeza por dado que siempre y en todo momento han recordado la chartreuse como un colorado profundo y terroso, como lo revela este hilo de Reddit y Este producto. Ciertos semejan recordarlo como un tono mucho más rosado o morado, pero el fantasma colorado ocupa un espacio señalado en estas discusiones. Muchas de estas personas comentan que descubrieron de manera inopinada y vergonzosa el auténtico color tras el nombre tras comenzar un febril enfrentamiento con alguien y prometer a ciegas que su versión roja de chartreuse es la adecuada.

Observando como el color consiguió su nombre de un licor de yerbas verdesEs bien difícil saber qué provoca que un porcentaje de la población lo asocie con tonos de cobrizo y rosa. Posiblemente la palabra “chartreuse” sencillamente sonidos tal y como si fuera un color vino abundante, es así como el cerebro de varias personas escoge recordarlo.

6. Los osos de Berenstein de todos modos se los conoce como osos de Berenstain

¿Recuerda los libros para pequeños “Berenstein Bears”? No, no es de esta forma, pues no hay. Los osos son, y siempre y en todo momento fueron, verdaderamente llamados Berenstain Osos. Esto semeja un nombre poco correspondiente, en la manera en que un cerebro podría interpretar indolentemente el apellido “Morelos” como un “Morales” más frecuente. No obstante, los entusiastas del efecto Mandela tomaron esta disparidad de una letra y la han utilizado para publicar teorías sobre elecciones corrientes de tiempo.

Más allá de que los osos Berenstain de todos modos llevan el nombre de los autores, Stan y Jan Berenstain, varias personas han propuesto la iniciativa de que de todos modos hay múltiples realidades paralelas, y dado que la ortografía de la familia de los osos cambió de repente de “Berenstein” a “Berenstain”. quiere decir que hemos saltado ásperamente a uno diferente al que acostumbrábamos a estar. Naturalmente, esta teoría ignora visto que el nombre es tan simple de redactar mal que aun la mercancía oficial de osos en ocasiones se confunde e inclusive emplea las dos grafías en exactamente la misma etiqueta.

5. ¿Qué sucedió con el hombre de la Plaza de Tiananmen?

La matanza de la Plaza de Tiananmen el 4 de junio de 1989 fue un acontecimiento trágico y poderoso, pero la imagen mucho más perdurable del día fue la de resistencia no beligerante: una imagen de un hombre soltero que transporta una bolsa y se para sin temor en frente de una columna de tanques. Lamentablemente, el instante una vez que se tomó la fotografía, los tanques presionaron hacia adelante y acabaron su instante en el centro de atención con un pequeño y triste chasquido.

Salvo que no lo hicieron. Eso es Efecto Mandela en el trabajo, nuevamente. Existen muchas teorías sobre la identidad del Hombre Tanque y su destino final, pero absolutamente nadie implicado o que se encuentra en el acontecimiento afirma que fue arrollado (si bien, lamentablemente, otros muchos fueron arrollados). menos favorecido). Por contra, él movido reiteradamente para denegar el sendero del tanque de plomo, y en el momento en que el tanque por último apagó sus motores, verdaderamente lo subió y tuvo una corto charla con el conductor hasta el momento en que los transeúntes (o la policía segrega, quién sabe) lo llevaron a un espacio seguro.

Pese a todo lo mencionado, hay personas que recuerdan vívidamente que el Hombre Tanque fue arrollado, e inclusive aseguran que vieron imágenes del hecho. Aun hay registros del Congreso en los que los políticos supuestamente referirse al hombre arrollado.

4. Lucian Staniak, el asesino en serie que no

Si busca en Google plus Lucian Staniak, hallará varios productos sobre su horrible andaduras: Era un infame asesino en serie polaco popular como “Red Spider”, y sus horripilantes homicidos se equipararon con nuestro Jack el Destripador. Aun hay una película fundamentada en su ola de homicidos en la década de 1960. Pero más allá de que todas y cada una estas personas recuerdan al hombre y sus horribles crímenes, hay un inconveniente menor: por cada fuente que alegremente narrará sus múltiples homicidos, hay otra que asegura sin vueltas que el hombre al que ciertos llaman el asesino mucho más conocido de Polonia tiene Jamás existió en lo más mínimo. Entonces, ¿por qué razón la multitud lo recuerda e inclusive lo cuenta entre los asesinos en serie mucho más conocidos de la historia?

El consenso común entre la multitud de “Staniak no existía” aparentemente es la creación de un escritor de delito “verdadero”, probablemente llamado Colin Wilson, que escribió el primer relato de los crímenes de Stasiak, y supuestamente absolutamente nadie pensó en contrastar sus hechos. Aún de este modo, es extraño que sea prácticamente tan bien difícil hallar información fiable sobre los orígenes del Staniak ficcional como localizar pruebas sólidas de que verdaderamente existió … si bien visto que es un asesino en teoría infame y no tiene su página de Wikipedia sí lo es. tonos de volumen.

3. El funeral de Billy Graham

En el momento en que murió el evangelista Billy Graham, probablemente fue una sorpresa para bastante gente. Tras todo, Ellos reflexionaron él tuvo ahora murió cuando menos hace una década, e inclusive recordaba haber visto su funeral en la televisión. El funeral retransmitido por televisión de Billy Graham pertence a los casos mucho más usuales del efecto Mandela, probablemente aun más frecuente que los recuerdos falsos de la desaparición de Nelson Mandela. La mayor parte de la gente que recuerdan haber visto la progresión del funeral en su TV lo sitúan en algún instante de la década de 1990 o 2000, y el opulento acontecimiento y la posterior cobertura de los medios fue tan pasmante que aun recuerdan haberlo discutido con sus amigos. Evidentemente, no hubo funeral, y bastante menos cobertura mediática. En verdad, Graham se encontraba vivo y bien hasta su fallecimiento en 2018, e inclusive entonces, el funeral fue un tema bastante sencillo (si bien lo hicieron prestar una transmisión en directo).

Entusiastas del efecto Mandela han brindado múltiples muertes probables que la multitud podría haber confundido mentalmente con la de Billy Graham, como los evangelistas Jerry Falwell y Fred Phelps, la mujer de Graham, Ruth, o aun Charlton Heston o Ted Kennedy.

2. La pierna plateada de C-3PO

Varios entusiastas de Star Wars pasan por un Efecto Mandela muy peculiar en el que de pronto aprecian que el robot de protocolo dorado C-3PO no es completamente dorado. una de sus piernas es de todos modos plateada. Basta para lograr que varias personas cuestionen su programación, singularmente por el hecho de que aun los juguetes y avisos han representado al robot como totalmente dorado.

Lamentablemente para los entusiastas de la teoría de la conspiración y los entusiastas del cosmos alterno, este falso recuerdo particularmente tiene una explicación fácil. Anthony Daniels, que interpreta al robot, enseña que la pierna siempre y en todo momento fue plateada (hasta The Force Awakens, donde C-3PO es todo dorado salvo por un brazo izquierdo colorado). No obstante, ocasionó ciertos inconvenientes a lo largo del rodaje, en tanto que era tan refulgente que reflejaba la pierna dorada y la arena del desierto, haciéndola manifestarse dorada en muchas tomas. En verdad, la pierna plateada era tan indetectable que un día, el fotógrafo de imágenes fijas de la producción se aproximó a Daniels y le preguntó por qué razón de pronto llevaba una pierna plateada extraña. Este era un hombre que no hacía solamente que tomar fotografías del elenco todo el día, y no él se había dado cuenta.

1. Shazaam, la película que no existe

Shazaam es una obscura película de los noventa que muestra al comediante Sinbad como un orate genio de la lámpara. Un puñado de personas recuerdan vívidamente haber visto la película e inclusive tienen la posibilidad de detalla su trama, que es bastante sencillo salvo por un hecho: Sinbad jamás ha protagonizado una película llamada Shazaam. Absolutamente nadie lo hizo, pues no hay tal película. Allí es una película de 1996 llamada Kazaam, con una idea muy afín y interpretada por Shaquille O’Neal como el genio, pero los fieles de Shazaam insisten en que es una película muy distinta, e inclusive recuerdan haber planeado que Kazaam era una estafa atrevida de Shazaam en el momento en que salió por vez primera .

En lo que se refiere a Simbad, inicialmente trató de ignorar el persistente rumor, e inclusive prometido en twitter que va a hacer una película de genios a fin de que todos logren cerrar este capítulo particularmente de sus vidas. No obstante, en el momento en que vio a Shazaam al que se se refiere en un episodio de Expediente X, decidió dejar de combatir contra la historia, pues precisamente se había transformado en un fenómeno de la civilización pop tan poderoso que carecía de sentido resistirse. De broma, ha prometido admitir la película si en algún momento hace aparición una copia, si bien apunta que si eso pasa, se “tropezará”.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *