10 forajidos australianos notorios

El salvaje oeste de los USA prepara el ámbito para películas reconocidas de pistoleros, pero Australia es una tierra donde los convictos fueron asilados, lo que crea la posibilidad a fin de que se confirmen novedosas vidas de delincuencia. El día de hoy, mostramos un perfil de los sinvergüenzas coloridos mucho más conocidos (y ciertos menos populares) en la crónica de Australia …

10. “Mad Dog” Daniel Morgan

Con una carrera corta y beligerante, “Mad Dog” Daniel Morgan, nativo de 1830 en Novedosa Gales del Sur, era un forajido impredecible. En contraste a varios bushrangers que se transformaron en héroes populares, este desquiciado de Australia se comportó mucho más como un criminal de guerra. Durante Victoria, el extensamente menospreciado Morgan acabó con una recompensa de mil libras por su historia. Detestaba tanto a la policía que hirió dificultosamente a la mujer de un hombre al obligarla a ingresar en un incendio solo pues el hombre era bastante accesible con la policía para el gusto de Morgan.

“Mad Dog” era popular por tomar rehenes. En un caso, logró que los rehenes chinos cantaran para su diversión gracias a su curiosidad por el idioma extranjero, entonces le disparó a uno en el brazo. En otra situación, dejó que una rehén femenina fuera libre por el hecho de que se encontraba muy impresionado por su valor en el momento en que ella lo abofeteó. Este hecho sería el último, ya que poco tras dejar caer al rehén, ella solicitó asistencia, que llegó como una fuerza combinada de policías y vecinos armados de las víctimas. Morgan apareció con tres rehenes, pero próximamente fue ejecutado a balazos. Decapitado tras la desaparición, se transformó en objeto de una investigación frenológico una vez que se formara una máscara mortuoria desde su rostro.

9. “Capitán Thunderbolt” Frederick Wordsworth Ward

Frederick Wordsworth Ward, el “capitán Thunderbolt” mucho más largo de la narración de Australia, sostuvo una mejor conducta que la mayor parte de los “bushrangers”, lo que le valió el alias “el caballero bosquimano. ” Nativo de 1835 en Novedosa Gales del Sur, el forajido algo respetado era el hijo del convicto Michael Ward y el mucho más joven de los 10 hijos que Ward padre tuvo con su mujer Sophia. Tras ser sentenciado a las duras condiciones carcelarias en Cockatoo Island por su papel en el hurto, o sea, recibir caballos robados, Ward encaró 10 años, pero fue liberado antes de tiempo gracias a su accionar modelo.

Ward se implicó con una mujer llamada Mary Ann Bugg, que era medianamente de ascendencia aborigen australiana, y la pareja tuvo 2 hijos. No obstante, las condiciones de su liberación se rompieron en el momento en que no regresó para su asamblea trimestral, un requisito comparable a la independencia condicional. Por ende, fue devuelto a Cockatoo Island para cumplir el resto de su condena en su integridad, mucho más tres años por montar un caballo robado. Su escape de la isla Cockatoo incluyó una persecución donde recibió un tiro en la pierna pero subsistió. En el final, el “Capitán Thunderbolt” fue ejecutado a balazos en Kentucky Creek el 25 de mayo de 1870. La desaparición del forajido fue solo el comienzo de las leyendas.

8. Alexander Pearce

Inicialmente enviado a Australia por hurtar zapatos, Alexander Pearce era un bushranger con una historia de fondo alucinante. Pearce se transformó en un popular caníbal en Australia tras su humilde comienzo como un criminal de poca monta. Nativo de 1790 en el condado de Monaghan en Irlanda, Pearce acabó en lo que en este momento es Tasmania (entonces llamada Tierra de Van Diemen) tras su sentencia de 1819. Empezó una secuencia de crímenes en su nuevo rincón de exilio antes de ser detenido de nuevo y enviado a la colonia penal de Macquarie Harbour en la pequeña isla Sarah. Una vez que Pearce y siete convictos mucho más escaparon de la colonia, las condiciones fueron bien difíciles.

El apetito es duro, en verdad. La supervivencia se volvió poco a poco más bien difícil hasta el momento en que, según se comunica, los hombres fugitivos comenzaron a matarse y devorarse unos a otros. Por coalición, fuerza bárbara y suerte, Pearce acabó siendo el único superviviente de la matanza hambrienta hasta su recaptura. Se hallaron unas partes del cuerpo en sus bolsillos, y Pearce iba a ser la primera persona de Tasmania en confesar el canibalismo. Antes de ser ahorcado en la prisión de Hobart Town el 19 de julio de 1824, diríase que Pearce describió el canibalismo en los próximos términos elogiosos: “La carne del hombre es exquisita. Sabe bastante superior que el pescado o el cerdo “.

7. Mark Brandon “Chopper” como leído

Un forajido mucho más moderno en contraste con el resto de estos cuentos, Mark Brandon “Chopper” Read fue entre los hombres mucho más violentos en la narración de Australia, que hizo homicidos y torturas que lo habrían calificado de criminal de guerra si estuvo en una nación. fuerzas Armadas. Aparte de sus actos de crueldad en el inframundo de Australia que incluyeron recortar o abrasar los dedos de los pies de sus contrincantes y en teoría matar objetivos, Read asimismo fue creador de libros para pequeños.

Liberado de la prisión de Pentridge en Melbourne en el mes de noviembre de 1991, bajo un mantón de misterio en el momento en que acabó su condena por incendio premeditado, destrucción de propiedad criminal y disparar contra un vendedor de drogas, este “guerrero urbano” diversificó su cartera, construyendo un negocio paralelo de venta de pinturas. Raramente, ha fluctuado entre comentarios desdeñosos sobre Ned Kelly (quien asimismo fue encarcelado en Pentridge), describiéndolo como sobrestimado, y asimismo ovacionó al conocido bushranger como un héroe habitual como varios lo hacen. Tratándose de pinturas de “Chopper”, Ned Kelly hace aparición con frecuencia, si bien con el género de tatuajes que luce nuestro pintor. Las proyectos del pintor forajido tienen la posibilidad de lograr altos costos de sobra de 6000 dólares estadounidenses australianos cada una. Una película sobre el célebre criminal, que murió en 2013, fue lanzado en 2000 interpretada por el viejo “Hulk” Eric Bana.

6. “Bold Jack” John Donohoe

Un héroe habitual por su bravuconería contra la ley, “Bold Jack” John Donohoe nació en Irlanda, pero fue movido a Australia tras ser culpado por “intención de cometer un delito grave”. Una vez en Australia, “Bold Jack” y 2 socios birlaron múltiples equipos de toros que transportaban mercancías durante la carretera entre Windsor y Sydney. Los tres fueron condenados a muerte con bastante dureza por sus delitos contra la propiedad, no una, sino más bien 2. Bold Jack no tenía nada de eso, escapando de sus raptores y huyendo por su historia. A lo largo de los próximos un par de años y medio, el proscrito superviviente se transformó en el bushranger mucho más popular de Australia.

No se acobardó, puesto que se sostuvo un paso por enfrente de la ley, sino continuó sus hazañas con su pandilla de diversos guardabosques aplicados al saqueo y la supervivencia en la naturaleza. Se había brindado una recompensa, pero con escasos desenlaces. En el mes de septiembre de 1830, una fuerza combinada de soldados y policías capturó a Bold Jack y su banda a las afueras de Cambelltown. Donohoe se burló de la policía a lo largo del combate con un lenguaje muy insultante. Por último, el Trooper Muggleston le disparó horriblemente. Tras su muerte, la historia de historia legendaria prosiguió viva, con el arte completado en su honor y canciones populares escritas sobre su corta vida.

5. Harry Power

Harry Johnson, popular por el nick Harry Power, era un irlandés bien conocido por la policía por delitos inferiores hasta el momento en que recibió una sentencia de 14 años en la prisión de Pentridge por hurtar un caballo. Es popular por ser una suerte de guía fuera de la ley de Ned Kelly, a quien visitó en el momento en que Kelly era un niño, pero asimismo como un bosquimano “cortésmente sin corazón”. Con eso deseamos decir que tomó lo que deseaba y corrió hacia la independencia pero, lo que es más esencial, jamás acabó con una vida humana. El hombre de aspecto brusco era bastante capaz, con puntos extraordinariamente humorísticos en sus fugadas mucho más atrevidas. Respecto a esa sentencia de 14 años por hurtar un caballo, Harry Power sencillamente no se encontraba listo para ello, conque escapó en un carro lleno de basura.

Después, en el momento en que tres jóvenes se hallaron con el forajido y declararon su intención de arrestar a Harry Power … sin percatarse de que hablaban con Harry Power. El hombre buscado fingió estar desesperadamente aterrorizado por este salvaje salvaje. Para separarlos aún mucho más de la realidad de que su presa se encontraba justo en frente de ellos, Power les solicitó que lo protegieran de este hombre sin ley. Uniéndose a ellos, próximamente les robó todo cuanto tenían (armas, ropa y todo) y los envió a casa desnudos. Power fue sentenciado a otros 14 años en Pentridge en el momento en que robó un reloj de oro, entonces contrató a un agente para mencionarle al dueño que podía recobrarlo al triple de su precio original. Lamentablemente para Power, el agente llevó a la policía de forma directa hacia él. Tras su liberación, Power tomó trabajos que incluían tareas de cuidado de juegos y navíos, pero no tenía un centavo tras su muerte en 1891.

4. John Anderson

Popular en su temporada como “Black Jack”, John Anderson era un forajido despiadado pero de manera frecuente atractivo, era afroamericano pero se transformó en El único pirata popular de Australia. Es popular por hurtos apoyados con amenazas de muerte, matar indígenas y esclavizar a mujeres integrantes de la tribu. El pirata podría ser considerado una suerte de “bushranger” costero, originario de Massachusetts, donde tenía un trabajo de ballenero. Logró un viaje a Australia en el barco The Vigilant, llegando en 1826 a eso que hoy día se conoce como Albany en Australia Occidental.

De manera rápida culpado por la desaparición del tripulante de un barco de un barco diferente en una tienda, Black Jack escapó, robó un barco con múltiples integrantes de la tripulación, y llegaron al Archipiélago de Recherche. Allí se asentaron y cazaron focas, vendieron sus pieles, y asimismo asaltaron navíos cargados con recursos que se dirigían a Hobart y Sydney. Black Jack se detalla en los registros judiciales que datan de 1835 como un “Patrón de un barco de focas” que tomó dinero de los marineros que serían asesinados si se negaban a dar su moneda. Se estima que John Anderson fue ejecutado por integrantes de su tripulación, con su cuerpo y un tesoro sepultado ocultos en los elaborados sistemas de grutas de piedra caliza de Middle Island, el sitio de establecimiento de la banda pirata.

3. Joseph Bolitho Johns, asimismo popular como “Moondyne Joe”

Joseph Bolitho Johns nació en Inglaterra en 1826, y vivió hasta el momento en que 1900 fue el forajido mucho más popular de Australia Occidental. El popular convicto inglés era mejor popular como “Moondyne Joe”, llamado de esta manera por el valle de Avon, una zona recóndita de Darling Range que se llamaba “Moondyne” por los indígenas australianos. El delito que logró que lo arrestaran en 1848 no fue colosal, hurtar carne y pan para un par de días de una vivienda, pero la actitud de Johns hacia el juez fue importante, por decir lo menos. El castigo fue del mismo modo grande, con 4 años cumplidos en una prisión inglesa seguidos de un boleto a Australia Occidental.

Tras su llegada, se le concedió la independencia condicional, y próximamente le proseguiría el trabajo como trampero de caballos. No obstante, nada había cambiado y el joven bushranger robó un caballo, fue detenido y después escapó en exactamente el mismo caballo que era retenido como prueba (si bien pertrechado con equipo de montar robado al propio juez). Los años siguientes vieron reincidencia en las ofensas, consecutivas de buen accionar o una fuga desconcertante. Se instaló una celda particular a prueba de fugas, pero el tramposo bushranger asimismo se escapó de ese encierro. Mientras que estuvo en independencia condicional después, Moondyne Joe se casó con una viuda y se sostuvo en el sendero recto antes de regresar a infringir la ley 20 años después. Avejentó para ser un salvaje y murió de demencia a los 74 años.

2. Martin Cash

Martin Cash era originario de Irlanda, donde cometió el delito de allanamiento de morada, por el que recibió una condena de siete años. La afirmación personal de Cash fue que su delito de todos modos implicó dispararle a un hombre por la espalda en el momento en que el hombre besaba a nuestra apasionado de Cash. Siendo enviado a Australia por su fechoría, se realizó popular por sus inusuales capacidades de escape y asimismo por casarse con una convicta. Cash consiguió un boleto de licencia, pero próximamente fue detenido de nuevo, siendo sentenciado a siete años mucho más por hurto. Escapó tres ocasiones excelentes de Port Arthur, pero fue devuelto con 4 años de sentencia agregada tras estar prófugo a lo largo de un par de años tras una de sus fugas. Entonces, Cash logró otra fuga, yendo con 2 guardabosques que lo asistieron a eludir a los guardas de la prisión.

Hurtar en viviendas y posadas le dio a la pequeña pandilla una vida razonable, al tiempo que sus métodos no violentos de conseguir recompensas aumentaron su reputación, tanto que en el momento en que Cash visitó Hobart Town y próximamente fue tomado, la presión pública asistió a su sentencia de muerte por matar a un perseguidor ser conmutado a transporte para toda la vida, con 10 años en Norfolk Island. En 1854, a Cash se le dejó casarse con la convicta del condado de Clare, Mary Bennett. Cash era popular por la fabricación de sombreros. En 1856, fue indultado condicionalmente y viajó a Novedosa Zelanda a lo largo de 4 años. A su regreso, reclutó a un escritor para elaborar su biografía.

1. Edward “Ned” Kelly

El pistolero mucho más popular de la crónica de Australia, Ned Kelly no requiere presentación. Aún de esta manera, ninguna lista sobre forajidos australianos estaría completa sin Ned, conque evaluemos ciertos hechos menos populares sobre el hombre de la máscara de metal. Nativo de 1855 y ejecutado en 1880, Ned procedía de una familia abundante. Su padre era un ladrón de ganado de Irlanda que se casó con la hija de su empleador, con quien tuvo ocho hijos. El conocido Ned era uno de sus tres hijos. La familia de su madre era investigada por hurtos de ganado, y próximamente Ned no solo trabajaba, sino asistía a irrumpir la tierra y ocasionalmente a hurtar ganado. Las visitas de la policía avivaron la percepción de persecución policial por la parte de la familia Kelly. Más allá de que Ned era un niño honorable, aun salvó la vida de otro niño, en la edad avanzada se desvió relevantemente, en teoría hirió a un hombre chino y pasó unos días en la prisión por el hecho.

En el momento en que murió su padre alcohólico, Kelly se unió a su nuevo padrastro en ocupaciones deplorables, y al final pasó tres años en prisión por admitir un caballo robado de un cómplice. Tras una afirmación no confirmada de que Ned Kelly había disparado y herido a un oficial de policía, Kelly y su pandilla fueron clasificados como forajidos buscados y puestos en lugar de una recompensa, y acabaron huyendo por el interior de Australia. En un tiroteo que prosiguió, el bushranger mató a un oficial de policía llamado Thomas Lonigan, entonces a otro, e inclusive tomó una comisaría de policía cautiva con su pandilla. Se causó un combate salvaje en el momento en que Kelly Gang se encaró a sus perseguidores con una armadura espantosa y de aspecto medieval llevada a cabo de rejas de arado. Una vez que los pandilleros mataron a un informante de la policía y asediaron una estación de ferrocarril, 60 personas fueron tomados como rehenes en el Glenrowan Inn, que fue incendiado por la policía una vez que los rehenes fueron liberados. La pandilla asimismo se encontraba bajo la predominación del alcohol, lo que provocó que atacaran temerariamente. Tras ser tomado tras recibir un tiro en las piernas tras huír del incendio, Kelly fue culpado a muerte por asesinato policial.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *