10 hechos brutales sobre el despiadado Genghis Khan

En el momento en que a la mayor parte de la multitud se le solicita que nombre a los líderes mucho más brutales y asesinos de la historia, primero mencionarán los nombres de dictadores recientes como Hitler y Stalin. Volviendo mucho más atrás, muchas personas charlará sobre las incursiones norteñas, el Imperio Británico, Atila el Huno y varios de los emperadores romanos mucho más malignos. No obstante, reculando antes que alguno de ellos va a llegar al poder, Genghis Khan y los mongoles reformaron de manera permanente una gran porción de todo el mundo y modificaron la civilización y la composición genética de la zona para toda la vida. El kan era un profesor estratega y sus brutales guerreros dejaron un sendero de destrucción a su paso.

10. Genghis Khan había vertido plata derretida en los ojos y oídos de un líder enemigo

Existen muchas historias sobre el brutalidad histórica de Genghis Khan y sus hazañas asesinas. La mayor parte de ellos cuentan una historia afín del khan pidiendo a los contrincantes que se rindieran y después aniquilándolos completamente a ellos, a sus familias y amigos si se negaban. El khan se encontraba orgulloso de sus asaltos asesinos y sintió que el terror que inspiraron habría de ser útil para lograr que mucho más contrincantes se unieran a su lado sin que él perdiese a ningún hombre. Más allá de que estas campañas de terror eran lo mismo que de práctica para el khan, bastante gente no se daban cuenta de que si lo hacías sentir en lo personal insultado, podría ser aún mucho más despiadado y castigador de lo que te imaginas.

Una enorme localidad apuntada por un noble llamado Inalchuq se interponía en el sendero de la conquista del khan, y el khan se encontraba de muy enfurecido. Años antes, había enviado una enorme caravana de 500 hombres con la promesa de hacer mucho más sendas comerciales en la zona. Inalchuq había diezmado toda la caravana y había rechazado completamente la oferta de paz del khan. De esta forma fue que el khan mató a toda la población civil, destrozó completamente todos y cada uno de los restos de la región y mató al detestado líder al tener plata derretida vertido en sus ojos y oídos. Este es quizás entre los ejemplos mucho más viejos de alguien que fué salvajemente castigado por dispararle al mensajero, algo que el khan precisamente no aceptaría.

9. Los mongoles no lograron verter sangre noble, pero las elecciones fueron mucho más brutales

Los mongoles tienen la posibilidad de ser populares por matar a decenas y decenas de personas sin siquiera procurarlo y por sus refulgentes tácticas de combate, pero asimismo tenían algunas reglas de honor aun en tiempos de guerra y asesinato. Una de estas reglas viejas era que no podían verter “sangre noble. Se han tomado esto muy seriamente y si alguien que habían tomado era de noble cuna, no lo apuñalarían, cortarían o matarían de ninguna otra forma habitual en tiempos de guerra. No obstante, esto de ningún modo significó que el noble se salvó de una muerte espantosa y espantosa. En verdad, prácticamente parecería tal y como si los mongoles prosiguieran la letra de la regla, pero mostraran su abierto desprecio por ella al intentar castigar de manera creativa a sus contrincantes tanto como fuera viable.

Si un noble tenía suerte, los mongoles que lo atraparon sencillamente le romperían el cuello: veloz, limpio y fácil. No obstante, ese fue entre los extraños métodos. Asimismo les agradaba asfixiar a los nobles, que es considerablemente más lamentable y prolongado que una decapitación rápida. Es posible que estos no simulen tan pésimos, pero el mucho más despiadado fue en el momento en que atraparon una enorme fuerza rusa que se había rendido frente ellos. La mayor parte de ellos eran nobles, con lo que no podían ejecutarlos de la forma frecuente.

En cambio, incautaron las armas de sus indefensos contrincantes, pusieron a sus cautivos bajo una interfaz de madera y después se pararon en la parte de arriba de la interfaz y verdaderamente de celebración sus contrincantes a la desaparición. No tenemos la posibilidad de imaginar lo horrible que sería una muerte de esta manera, pero precisamente suena como algo mucho más metálicas de la historia.

8. Genghis Khan mató a su medio hermano en el momento en que era niño por una disputa de caza

Resultado de imagen de la cita de Genghis Khan

En el momento en que Genghis Khan era un niño, su familia se encontraba en conflicto con su clan y esencialmente vivían solos. Su madre cuidaba a 4 de sus hijos y 2 hijastros, peleando solo para cerciorarse de que todos estuviesen alimentados. Desde muy joven, Genghis, popular en sus primeros días como Temujin, aprendió que debería pelear y matar con lo que precisaba para subsistir. Más allá de que Genghis asistió a dar de comer a su familia, no en todos los casos estuvo según con de qué manera se debería repartir la comida, y singularmente se halló peleando con su medio hermano, un niño próximo a su edad.

Un día, los 2 tuvieron una seria discusión sobre una comida que el joven Genghis Había atrapadoy le llevó la disputa a su madre. Para enojo del joven Gengis, su madre se puso en contra suya y él salió con una íra fría.

Mientras que su medio hermano se encargaba de sus temas sin tener iniciativa de lo que se aproximaba, Genghis y su hermano menor se aproximaron silenciosamente a su medio hermano y lo mataron con sus arcos. En el momento en que su madre se enteró, se encontraba arrasada y colérica, pero jamás hubo secuelas por sus acciones. Diríase que Genghis jamás sintió remordimiento alguno por el homicidio. A sus ojos, se encontraba justificado; asimismo era posible que fuera la primera prueba de lo que se transformaría en un hábito que sencillamente no podía dejar.

7. El Khan dejó un mayor número de fallecidos a su paso que Joseph Stalin

Resultado de imagen de Genghis Khan despiadado

Genghis Khan no en todos los casos es tan recordado como muchas figuras históricas brutales. Muchas personas olvida que el alboroto del enorme khan dejó tal sendero de destrucción que destrozó inapelablemente imperios enteros y gigantes ciudades como una cuestión de práctica.

En los últimos días, la multitud ha señalado que Stalin fue responsable de algún rincón en el vecindario de 20 millones muertes, lo que lo haría mucho más despiadado que los nazis. Pero no tiene presente la brutalidad de los mongoles bajo el liderazgo del khan. Según estimaciones históricas, el khan fue responsable de la desaparición de precisamente 40 millones personas, y se alegraba de alardear de estos números toda vez que tenía la posibilidad. seguramente sintió que comunicar su brutalidad era de todos modos una aceptable forma de sostener a la multitud atemorizada y mucho más vulnerable a someterse.

No obstante, pese a ser un asesino impresionantemente despiadado, el khan no estuvo totalmente sin piedad. Prefería ganar sin un golpe sencillamente utilizando su reputación, con lo que siempre y en todo momento daría a sus contrincantes la posibilidad de sumarse a su imperio primero. En ciertos casos, aun envió a múltiples emisarios antes de ocasionar un alboroto y aniquilar a sus civiles y todo cuanto en algún momento había sido una parte de su cultura o vida. La directiva del khan era fácil: únete a él o muere. Varios optaron por retar este orden de Genghis Khan, y él logró que ellos y su población pagaran con sus vidas.

6. El Khan transformó a un arriesgado arquero enemigo en un útil aliado en un largo plazo

Resultado de imagen para arqueros de Genghis Khan

En escaso tiempo, el despiadado alboroto del khan que se extendía por múltiples continentes se se encontraba transformando en una historia de historia legendaria, y su reputación empezó a precederlo adondequiera que fuera. En la guerra era popular por ser un guerrero impresionantemente feroz y prácticamente intocable en su capacidad. Existen muchas ediciones de la próxima historia de historia legendaria, pero todas y cada una tratan sobre un enemigo. arquero llamado Jebe que llamó la atención de Genghis Khan. Los mongoles estaban peleando contra un clan enemigo en el momento en que estuvo a puntito de sobrevenir el desastre. Una flecha alcanzó al caballo del khan, poniéndolo en una situación muy dañina. No obstante, los mongoles de manera rápida modificaron el rumbo y mandaron al clan enemigo a correr temiendo por sus vidas, salvo por el arquero que prácticamente le disparó al khan.

Cabalgó con valentía y audacia en el campamento, pidiendo dirigirse al khan en persona. Aceptó que él mismo disparó al caballo del khan y que admitiría su muerte por este suceso si lo deseaba, pero si lo disculpaba, lo serviría como un guerrero leal. Ciertas ediciones de la historia aseguran que la flecha golpeó y también hirió al propio khan, o cuando menos golpeó su armadura, y ciertos aun aseguran que el khan engañó para resguardar su orgullo, y el arquero fue suficientemente intrépido para corregirlo.

Cualquier persona que sea la versión de los hechos que sea adecuada, se conoce que el kan decidió perdonar al arquero y lo sostuvo en su ejército como uno de sus primordiales comandantes desde ese día. Más allá de que el khan ha podido ser increíblemente despiadado y, con frecuencia, sin corazón, era suficientemente capaz para no negar a un aliado increíble en el momento en que tenía uno.

5. Uno de sus contrincantes mongoles era popular por hervir vivos a los en general apresados

Más allá de que Genghis Khan era popular por ser varias cosas, misericordioso precisamente no era una de ellas. Como hemos citado, se encontraba muy feliz de matar salvajemente a contrincantes y civiles que se habían rendido pacíficamente. No obstante, antes que Genghis Khan uniera a los mongoles y comenzara su auténtico reinado de conquista, tenía oponentes entre los mongoles por el liderazgo, y ciertos de ellos eran tan locos y salvajes como él.

Uno era popular como Jamukha, y una vez tras poder una enorme victoria se mencionó que quemó a los en general contrincantes en setenta calderos. Ciertos eruditos no están seguros de si se piensa que es un número exacto, si los calderos solo tenían aptitud para un individuo cada uno de ellos, o si sencillamente se suponía que sugería “bastante”. De cualquier forma, la crueldad era tan histórica que en teoría logró que varias personas volviesen su acompañamiento a Genghis pese a su brutalidad.

Esto podría deberse a que abrasar vivo, más allá de que encaja en las reglas de una manera de matar a los “nobles”, de todos modos es considerablemente más prolongado y horrible que los castigos comunes de Genghis para los nobles. Al khan le rompieron la espalda a los contrincantes, estuvo el hecho de la plata derretida y el pisoteo masivo, pero podría decirse que todos estos son menos salvajes que hervir vivo a tu enemigo. Fué descrito como tan horrible que varios lo vieron en Europa en el momento en que se instauró por vez primera como castigo. desmayado en estado de shock y debió dejarse llevar. Los chillidos fueron en teoría horripilantes y la visión de lo que le logró al cuerpo humano fue algo que la mayor parte de la multitud no podía aguantar ver.

4. Genghis Khan vejó y esclavizó a personas de otras religiones

Resultado de imagen de Genghis Khan esclavizado

A bastante gente les agrada apuntar que Genghis Khan charló activamente y procuró consejo de hombres beatos de todas y cada una las distintas religiones, incluyendo el Islam, el cristianismo, el budismo y el taoísmo. A varias personas les agrada asegurar esto como prueba de que él es mucho más humanitario. No obstante, en un caso así la multitud olvida que el hombre era un tirano despiadado y sin corazón. Más allá de que ha podido ser suficientemente capaz para estudiar sobre sus contrincantes y sus prácticas, jamás mostró ninguna prueba en su historia o regla de tener la mucho más mínima tolerancia religiosa. En verdad, tenía un desprecio particular por los judíos y musulmanes, a quienes abiertamente se refería como esclavos, y los vejaba al no dejarles proseguir sus prácticas.

Proclamó que los mongoles los habían conquistado, pero se negaron a comer comida mongol. Para el khan, esto era una perfeccionada afrenta para él: los había conquistado y les había tolerado vivir en su reino, pero solo prepararían comida y la comerían a su forma. Les prohibió comer cualquier alimento que no fuese listo por los mongoles, desautorizándolos de sus prácticas. Los musulmanes no estaban tolerados matar una oveja, y si los atrapaban, serían responsables de un delito grave. A los judíos asimismo se les prohibió proseguir su práctica de la circuncisión.

En lo relacionado al khan, si vivías en su reino, proseguías sus reglas. Era posible que su estudio de otras religiones se tratase primordialmente de estudiar de qué manera gobernar mejor a sus contrincantes, puesto que no tenía paciencia para coexistir con las características y diferencias de otras religiones.

3. Logró que sus hombres usaran a los contrincantes apresados como escudos anatómicos en combate

Resultado de imagen de Genghis Khan esclavizado

En una historia parcialmente reciente, Stalin usó soldados contrincantes apresados, tal como asimismo presos convictos de su país, como escudos humanos en combate a lo largo de la Segunda Guerra Mundial. Si bien diabólico y maligno, asimismo fue un plan eficiente para el sin corazón tirano. A lo largo de una guerra muy costosa, ha podido liberarse de presos de todo género que serían costosos de sostener, y utilizarlos en su rincón como una manera de ganar peleas. Más allá de que esto puede parecer entre las peores cosas que se hicieron en la historia, precisamente no es la primera oportunidad que la multitud emplea escudos humanos en combate. Durante la historia hubo varios ejemplos en los que los presos o las ciudades capturadas se ven forzados a combatir en la primera línea de las guerras. Pero antes que varios de ellos lo hubiesen considerado, el khan ahora había utilizado y perfeccionado la estrategia.

El khan fue selectivo en el momento en que tenía que ver con a quién emplearía como escudos humanos para el combate. En ocasiones ejecutaba a soldados contrincantes, que se habían rendido aguardando un óptimo trato. Y en otras ocasiones, si eran realmente hábiles y tenían la actitud adecuada, podría dejarles sumarse a su ejército. No obstante, en el momento en que estuviese de humor, haría que sus hombres tomaran un elevado número de soldados contrincantes y obligarlos a batallar en el frente.

Sus hombres incitaban a los soldados apresados a combatir lo más bien que se pueda, y si no lo hacían, los pasaban a espada. Solo podrían alargar sus muertes peleando por el khan y sus fuerzas lo destacado que tengan la posibilidad de, y quizás si verdaderamente daban a conocer su valor, podrían ganarse un espacio legítimo en sus fuerzas.

2. Mientras que masacraba una localidad y su población, se declaró enviado por Dios para castigarlos

Resultado de imagen de Genghis Khan despiadado

Mientras que se encontraba en su despiadado alboroto por el Imperio Khwarezmia, se encontró con la localidad de Samarcanda. Se encontraba de mal humor y listo para agredir y eliminar a cualquier persona que se interpusiese en su sendero. Terminaba de llegar de Otrar, donde había matado a Inalchuq con plata derretida; en su íra asimismo declaró a los pobladores que había sido enviado por dios él mismo para castigarlos. Entonces aniquiló completamente a toda la población y borró la localidad de la faz de la tierra. En el momento en que llegó a Samarcanda, se halló con una fuerte resistencia de sobra de 100.000 soldados, pero por último logró desgastarlos cortando su suministro de agua, derribándolos por desgaste retardado y al final penetrando en la localidad propiamente esa.

Ciertos cuentos aseguran que en el momento en que Genghis Khan y sus hombres asolaron la localidad, los soldados hallaron mujeres embarazadas y acuchillaron y sacaron los fetos que hallaron dentro. Esto probablemente podría ser una hipérbole por la parte de los escritores de la historia, con la promesa de lograr que el khan parezca maligno, así sea para acrecentar su reputación o dañarla, pero no sería asombroso si fuera cierto teniendo en cuenta la brutalidad general de los mongoles. Ciertos reportes aseguran que prácticamente medio millon la multitud fue asesinada o obligada a escapar de la región, y en el momento en que acabó el alboroto de los mongoles, no han quedado ruinas.

1. El saqueo de Urgench fue probablemente la matanza mucho más despiadado y completa de la historia

La caída del imperio Khwarezmid

Urgench fue la última parada en la matanza del Imperio Khwarezmia por la parte del enorme khan, y libraron una pelea completamente feroz. Comunmente, el khan podía controlar a sus contrincantes en escaso tiempo, pero la guerra se alargó a lo largo de seis meses. Los registros aseguran que aun una vez que verdaderamente ingresaron a la localidad, no lograron empezar a saquear y saquear como lo hacían comunmente. El interior de la región fue fortificado y el enemigo luchó empleando técnicas de guerra de guerrillas desde todas y cada una de las viviendas de la región. Los mongoles se fatigaron de forma rápida de esto y eligieron que debían tomar medidas mucho más radicales. Eligieron que si no podían hallar a todos y cada uno de los hombres que se ocultaban dentro de la región, sencillamente quemarían toda la localidad.

Cuando la localidad se transformó en un pedazo quemado de su gloria original, los soldados contrincantes sobrevivientes prosiguieron retando a las fuerzas del khan. Sabían que les aguardaba una muerte deshonrosa si eran apresados por las fuerzas mongolas, con lo que siguieron su defensa hasta la desaparición. El kan en teoría tenía un presa desviada para anegar y eliminar lo que quedaba, y dictaminó que cualquier civil o soldado que quedara con vida había de ser ejecutado, sin salvedad alguna.

Más allá de que no está claro si es una hipérbole o no, ciertas fuentes comentan que la matanza final ascendió a mucho más de un millón personas. Si esto es verdad, sería entre los genocidios mucho más masivos, si no el mucho más masivo, en un corto periodo de la crónica de la raza humana.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *