10 hechos horribles sobre el antiguo Egipto

El viejo Egipto pertence a los sitios mucho más sorprendentes del registro histórico. Su obsesión por la vida tras la desaparición, sus enormes pirámides y bienes dorados, y la multitud de pruebas que dejaron de sus enormes proyectos han tomado la imaginación de la gente a lo largo de una cantidad enorme de años. No obstante, bajo el barniz de misticismo y excelencia histórica, el Viejo Egipto no en todos los casos fue el sitio mucho más entretenido de todo el mundo para vivir. Su sistema de justicia con frecuencia era injusto y despiadado, ciertas de sus prácticas médicas eran horripilantes y su devoción a los dioses con frecuencia llegaba a extremos insalubres.

10. Una vez, un brote de cólera se relacionó con papel para envolver alimentos hecho con vendajes de momia

Hubo un tiempo en que cualquier cosa relacionada con el Viejo Egipto se consideraba una moda pasajera. Las momias fueron importadas a Europa para ser desenvueltas en fiestas, y muchas, muchas momias fueron sacadas ilegalmente de contrabando del Viejo Egipto. Lo cierto es que había muchas momias y absolutamente nadie sentía bastante respeto por ellas, aun en ese instante, se les atribuía muy poca relevancia histórica.

Por tal razón hallar vendajes de momia no solo era económico, sino en ciertos casos era mucho más económico que el papel. Un empresario emprendedor a inicios de la década de 1900 en los USA decidió que podía ahorrar algo de dinero realizando papel de envolver para alimentos, y lo importó en papel de momia cobrizo viejo para realizar el truco. Lamentablemente para él, su plan fracasó en el momento en que la multitud comenzó contraer el cóleray se abandonó la utilización de papel de momia para envolver alimentos.

9. En ocasiones, los sirvientes eran ejecutados para ser sepultados al lado de sus amos

Resultado de imagen para momias de sirvientes

Varias personas han escuchado antes sobre la historia de historia legendaria de que los sirvientes de los faraones y otras figuras esenciales en la historia del Viejo Egipto con frecuencia eran ritualmente asesinados y sepultados al lado de los fallecidos, a fin de que tengan la posibilidad de servirlos en la otra vida. Varios el día de hoy te afirmarán que o sea absolutamente una mitología sobre los egipcios, pero la realidad es de todos modos considerablemente más inquietante. Más allá de que la práctica de matar sirvientes y esconderlos en tu cámara funeraria se suprimió gradualmente en los últimos días del Viejo Egipto, sacrificios retenedores en algún momento fueron una sección regular de su sociedad.

No obstante, esos que fueron sacrificados así no sentirían siempre que eran asesinados. Los viejos egipcios tenían una relación dificultosa con la desaparición y estaban ofuscados con continuar adelante con la vida tras la desaparición. En cierta forma, estaban considerablemente más ofuscados con la vida que con la desaparición. Esos sirvientes que fueron mandados a fallecer y ser sepultados con sus amos fueron considerados privilegiados de poder proseguir a una figura vigorosa al mucho más allí para servirlos. No obstante, probablemente todavía te angustie comprender que tu destino se encontraba atado a la desaparición azarosa de un individuo para la que trabajas.

8. Las momias acostumbraban a consumirse como medicina en Europa

Resultado de imagen de Momia que se suele comer como medicina en Europa

Para la mayor parte de la multitud, el canibalismo es verdaderamente el tabú mucho más horrible que se logre imaginar. La iniciativa de comer carne humana, aun en situaciones en las que no tienes otra alternativa, es algo que en el instante revuelve el estómago de la mayor parte de los humanos. Aun en el momento en que se charla de accidentes como la celebración de Donner, donde la gente habrían sido empujadas al máximo y probablemente unicamente se consumieron a los que estaban fallecidos, la multitud todavía charla de esto en voz baja, horrorizada frente a la visión de confrontar a tal persona. horrible resolución.

No obstante, en los años 1600 y 1700 en Europa, se extendió una disparidad donde la multitud aplastaba trozos de humanos de múltiples tipos y los comía para procurar curarse de distintas enfermedades. Comenzó con la multitud machacando a la momia y ponerlo en una tintura, aduciendo que podía sanar toda clase de cosas distintas, pero acabó con gente tomando sangre para sanar anomalías de la salud similares con la sangre, e inclusive trozos de cráneo arrollado para tratar inconvenientes del cerebro. Más allá de que la mayor parte de actualmente cree que el canibalismo es obsceno, hubo un tiempo en Europa en el que consumir los restos de otra gente se consideraba a la perfección habitual y asimismo bueno para la salud.

7. Si le faltaste el respeto al Dios Sol, inmolarían todo tu ser.

En el Viejo Egipto, los crímenes violentos eran bastante extraños, pero entre los crímenes mucho más horripilantes que se podía cometer era cualquier forma de ofensa o ofensa hacia el Dios Sol. Si destrozó o robó un templo, cometió cualquier forma de ofensa personal o fue proclamado culpable de cualquier delito relacionado con el Dios Sol, en general se lo sentenciaba a ser quemado vivo. Este castigo solo se encontraba guardado para las mayores ofensas y en general iba acompañado de un ritual que sacrificaba al sujeto a los dioses. Más allá de que los viejos egipcios raras veces practicaban sacrificios humanos reales, esta pertence a las escasas salvedades.

Más allá de que abrasar vivo es suficientemente lamentable para comenzar, los viejos egipcios la consideraban la desaparición mucho más horrible de todas y cada una debido al concepto ritual del acto. Creían firmemente en la preservación del cuerpo físico para la vida tras la desaparición, y pensaban que la destrucción completa del cuerpo físico de la persona quemándola los dejaría sin un envase en la otra vida. Más allá de que los dioses aún podían intervenir técnicamente para contribuir a esta persona, era un castigo tan espantoso como podía imaginar un fiel de la sociedad del Viejo Egipto.

6. Era increíblemente común que la policía del Viejo Egipto sacara las confesiones de la gente

En el Viejo Egipto, tenían un sistema de leyes bien estructurado y un conjunto que fundamentalmente actuaba como policía, pero eso no quiere decir que las cosas fuesen verdaderamente tan justas. Exactamente la misma en las sociedades de europa mucho más viejas, obligar a la multitud a confesar era impresionantemente común; en verdad, era esencialmente una práctica estándar. En la mayoría de los casos, para conseguir confesiones, la multitud era golpeada con palos, con frecuencia en la planta de los pies, una tortura. popular como bastinado.

Se suponía que esos que fueron torturados a fin de que confesaran no solo admitieran lo que hicieron, sino explicaran dónde podría estar escondido algo que birlaron y delataran a todos sus cómplices. Estas personas asimismo podrían ser golpeadas para conocer otros cómplices. Lamentablemente, como varios sistemas legales imperfectos, jamás va a ser viable cuantificar cuántas personas inocentes tienen la posibilidad de ser castigadas por un delito pues fueron obligadas a confesar algo que no hicieron. Tristemente, las confesiones falsas bajo tortura son un fenómeno impresionantemente común, pues la multitud va a hacer prácticamente cualquier cosa a fin de que la tortura concluya en el momento en que sea suficientemente dolorosa.

5. Si violó la ley, se le considerará culpable hasta el momento en que se pruebe su inocencia

Resultado de imagen para juez egipcio

Entre las piedras angulares del sistema legal moderno es la presunción de inocencia: inocente hasta el momento en que se pruebe su responsabilidad. Es una de las razones por las cuales bastante gente han promocionado a lo largo de bastante tiempo los sistemas legales occidentales, donde por lo menos, va a recibir un juicio justo y algo veloz, donde sabe que el sistema no está asumiendo la culpa antes que usted haya tenido la posibilidad. para defenderse. Y si bien el Viejo Egipto tenía un sistema legal bastante adelantado, en esta área eran especialmente deficientes.

En su sistema legal, la responsabilidad del acusado se alardea desde el comienzo, y era trabajo del acusado probar su inocencia. Más allá de que los jueces siempre y en todo momento hacían todo lo que resulta posible para no tener preferidos, las tundas eran recurrentes para probar la responsabilidad, como comentamos previamente, y era mucho más posible que se aplicasen a la parte acusada, más allá de que podrían ser inocentes. Aun los presentes podrían ser golpeados si fuera preciso si los jueces lo consideraran preciso para conseguir mucho más información sobre la situacion. Más allá de que no hay prueba de que los viejos egipcios abusaron de este sistema regularmente acusándose falsamente unos a otros, semeja que el sistema prácticamente favorecería a quienes abusarían de él mucho más que a los inocentes.

4. En ocasiones, si te culpan de un delito, tu culpa va a ser decidida por la magia de los oráculos

Resultado de imagen para la magia de los oráculos egipcios

En los últimos días del Viejo Egipto, el sacerdocio empezó a ganar un control cada vez mayor sobre la vida día tras día de los egipcios y sobre las resoluciones tomadas por los mandatarios de la tierra. La predominación y el poder de los curas sobre la multitud común aumentaron de forma continua durante los años, y en escaso tiempo fueron consultados por considerablemente más que jamás. Esos en el poder sabían que era mejor no cuestionar bastante a los curas, puesto que se creía que podían entrar en contacto y conseguir el acompañamiento de los dioses, y asimismo podrían influir probablemente en enormes proporciones de personas a fin de que cumpliesen sus órdenes.

Esto significó que en los últimos días del Viejo Egipto, el sacerdocio en este momento estaba implicado en temas de la corte. Traían una escultura del Dios Sol y le presentaban papiros con distintas opciones para resoluciones esenciales; en el tribunal en general eran 2 documentos que decidían inocencia o responsabilidad. Se suponía que la escultura debía girar hacia el papel acertado, exponiendo la intención de los dioses. Evidentemente, esto les dio a los curas la posibilidad de manejar los movimientos de las esculturas y fundamentalmente resolvió casos judiciales basados ​​en sus críticas y antojos. Lamentablemente, esto significó que varios viejos egipcios estaban en el capricho de un estafador mientras que estaban en la corte; uno en quien todos creían, pero que probablemente sabía realmente bien que inventaba todas y cada una de las cosas sobre la intención de los dioses.

3. Utilizar anticonceptivos fue un espectáculo de terror impresionantemente repugnante

Resultado de imagen para control de natalidad egipcio

Hoy día, la gente utilizarán conmutes, van a tomar pastillas o procurarán adivinar los ciclos por mes para eludir embarazos en el momento en que no estén listas para la procreación en ese instante. Y como muchas personas sabe, el control de la natalidad existe ya hace una cantidad enorme de años. Los estudiosos han encontrado prueba de conmutes de piel de oveja ya hace bastante tiempo, y diríase que los viejos romanos utilizaron una planta para el control de la natalidad con tanta continuidad que la extinguieron completamente. No obstante, la mayor parte de estos métodos son formas bastante razonables de lidiar con el control de la natalidad, en especial en comparación con los métodos usados por los viejos egipcios.

En el Viejo Egipto, pensaban que una mezcla de primordialmente miel y estiércol de cocodrilo, que entonces se enyesaba por toda la vagina, era una increíble forma de eludir quedar embarazada. Por alguna razón, eligieron que tenía que ver con un espermicida eficiente, si bien de todos modos sería mucho más posible que aumentara la oportunidad de embarazo. Más allá de que es comprensible para ellos opinar que podría haber funcionado como procedimiento anticonceptivo sabiendo sus entendimientos en ese instante, asimismo es horrible imaginar la continuidad con la que deberían ingresar en contacto físico con excrementos de cocodrilo en las partes mucho más íntimas de sus cuerpos.

2. La pena capital en el viejo Egipto era poco común, pero increíblemente despiadado en el momento en que se decretó

La vida en el Viejo Egipto podía ser bastante dura y las tundas eran, como hemos citado en ocasiones, tanto un procedimiento común para conseguir confesiones como un castigo común. No obstante, si bien bastante gente saben que el Viejo Egipto podría ser bastante riguroso en concepto de castigar a los maleantes, como enorme lugar de este mundo Viejo, asimismo estaban muy en oposición a imponer sin ningún sentido la pena capital.

Más allá de que la opción existía de conformidad con la ley, se utilizaba muy ocasionalmente. En verdad, hubo aun un periodo de precisamente 150 años en el que no se realizaron ejecuciones oficiales autorizadas por el estado por crímenes en el imperio del Viejo Egipto. No obstante, en el momento en que alguien había hecho algo bastante malo, como asesinato o traición, la sentencia de muerte con la que se le castigaba era con frecuencia bastante despiadado. Más allá de que comentamos previamente que abrasar vivo era un castigo de decisión por ofensas graves a los dioses, había otras maneras de pena de muerte que asimismo empleaban que eran del mismo modo dolorosas y horripilantes, como la decapitación, el ahogamiento y la desaparición. aun empalamiento en una estaca.

1. Las leyendas de las maldiciones del viejo Egipto sencillamente no van a desaparecer

Estela de nación con inscripción de maldición.  Caliza.  Tercer período intermedio de Egipto, dinastía XXII, probable reinado de Shoshenq III, c.  825-773 AC.  De Mendes, Egipto.  Representa al sumo sacerdote de Ma Harnakht A, príncipe de Mendes.  La inscripción celebra una donación de tierra a un templo egipcio y maldice a cualquiera que haga un mal uso o se apropie de la tierra del templo.

Se contaron incontables leyendas y también historias sobre la iniciativa de una maldición de las momias y el término se remonta mucho más atrás de lo que varios opínan. Aun antes de la apertura de la tumba del rey Tut, ahora estaban apareciendo historias sobre momias que se vengaban en el momento en que sus restos fueron desequilibrados. No obstante, la historia de historia legendaria mucho más habitual asegura que 26 personas formaron parte de la apertura de la tumba, y después todos han comenzado a fallecer en situaciones enigmáticas, y nuestro líder de la expedición cedió muy de forma rápida al intoxicación de la sangre.

Los registros de la tumba revelaron esporas de moho, pero nada que se considere especialmente arriesgado, no suficientemente fuerte para dañarlo con solo estar en la habitación por un tiempo, precisamente. Ciertos han teorizado que quizás hubo una extraña patología implicada que apareció como intoxicación de la sangre, pero la mayor parte de los científicos desechan esto, señalando que todo el tema es una tontería de todas formas, puesto que solo seis de las 26 personas implicadas tenían algo relacionado con una muerte reciente tras el acontecimiento. No obstante, si bien es posible que no haya prueba lógica de que existan maldiciones, no quiere decir que los viejos egipcios no lo intentaran. Muchas tumbas tienen múltiples símbolos a su alrededor, maldiciendo a quienes perturban sus restos con la promesa de ser atacados por animales fieros como leones o víboras, o aun castigados por los propios dioses.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *