10 hechos increíbles sobre Marte

Para bastantes de nosotros, Marte representa la promesa. Desde descubrimientos científicos (por poner un ejemplo, organismos vivos contra viento y marea) hasta la promesa de la colonización, el Mundo Colorado puede ser clave para nuestra supervivencia. Precisamente, conforme la vida en la Tierra se regresa poco a poco más insuficiente, nuestro segundo vecino mucho más próximo semeja para enseñar una opción alternativa posible, aun si ciertos suponen que es una disparidad.

Aquí existen algunos datos que puede haber vivido por prominente …

10. Los científicos observaron una “civilización” marciana solamente el pasado siglo.

El astrónomo William Herschel logró ciertas visualizaciones esenciales de Marte, incluido su periodo de rotación y la variación estacional de sus polos. Pero, como varios de su temporada, asimismo trabajó bajo el supuesto de que el mundo se encontraba lleno de vida. Vio las áreas oscuras como océanos y observó vegetación en las presuntas masas de tierra. Aun sugirió que los marcianos capaces “seguramente nos divertimos de una situación afín a la nuestra”.

Eso fue a objetivos del siglo XVIII, pero fue un concepto que persistió desde hace tiempo. Por eso en el momento en que la descripción del astrónomo italiano Giovanni Schiaparelli de canali (canales) en la área se tradujo al inglés como “canales”, la multitud imaginaba vías fluviales construidas por una sociedad afín a la humana en Marte. Y, con independencia de lo que él mismo hubiese planeado de los fenómenos, sus mapas solo sirvieron para asegurar esta suposición, pareciéndose a ellos una localidad portuaria en expansión dividida en distritos por canales. Mapas de otros sugirió aún mucho más una Venecia marciana llevada a cabo por el hombre.

Aun en el siglo XX, el astrónomo estadounidense Percival Lowell elogió el talento de los marcianos. Según él, los canales (que edificó un observatorio de nueva generación para poder ver) probablemente se edificaron para transportar agua desde los postes hasta las llanuras, quizás en un intento de socorrer la vida en Marte de la extinción. Eran prueba, escribió, de “Una cabeza de orden no ruin … Una cabeza precisamente considerablemente más comprensiva que la que encabeza… nuestras proyectos públicas ”.

En la temporada de Lowell, la mayor parte de los científicos veían estos surcos en el paisaje como un fenómeno geológico natural. Pero la iniciativa de una civilización marciana avanzada persistió en la imaginación habitual. El creador de ciencia ficción Edgar Rice Burroughs fue entre los que promovieron esta creencia, retratando un planeta creado (si bien agonizante) de majestuosas ciudades, etnias humanoides en guerra, y un bestiario fabuloso de caballos de ocho patas, perros de diez patas y monos blancos colosales de 4 brazos tan fieros que estaban entre las primordiales razones de fallecimientos en el mundo.

9. Vales Marineris es el cañón mucho más grande del Sistema Del sol.

Vales Marineris corta una cicatriz profunda en el 20% de la circunferencia de Marte, extendiéndose unas pasmantes 2.500 millas cerca del mundo. Empieza en los vales enrevesados del Noctis Labyrinthus (‘laberinto de la noche’) en el oeste y amaina en la despacio Chryse Planitia (‘llanura dorada’) al nordeste.

373 millas de ancho en ciertos sitios con un hondura máxima de precisamente 5.5 millas (o 30,000 pies), es claramente mucho más grandioso que el Enorme Cañón en la Tierra. Esa trinchera se prolonga solamente 497 millas de largo, mide hasta 18.6 millas de ancho y no posee mucho más de 6,000 pies de hondura.

Se estima que Vales Marineris empezó como una grieta en la área de Marte, que se remonta al enfriamiento del mundo en el momento en que se formó. Esta suposición se apoya en la prueba de procesos geológicos como los flujos de lava, los pozos de colapso por las corrientes de agua y las crecidas de agua, y el tallado de los glaciares.

8. Tormentas de polvo globales cubren el mundo.

Aun las tormentas de polvo regulares en Marte son profundas, duran semanas y cubren áreas del tamaño de un conjunto de naciones. Pero una vez cada tres años de Marte (5,5 años terrestres), una gigantesca tormenta de polvo de meses de duración circunda la integridad del globo.

Tan increíble como es, las tormentas de polvo marcianas no son ni de lejos tan capaces como las tormentas en la Tierra. En verdad, ya que los vientos no sobrepasan las 60 millas por hora, son no suficientemente fuerte para calificar como huracanes de Categoría 1 (la categoría de nivel de entrada mucho más enclenque). Asimismo hay menos presión en Marte de todas formas, con lo que se precisaría sensiblemente mucho más fuerza para hacer exactamente el mismo efecto que en la Tierra. En resumen, Matt Damon probablemente no se hubiese quedado encallado por la tormenta al principio de El marciano; en verdad, los astronautas no se habrían ido primeramente.

En verdad, puedes oír varios de los vientos marcianos mucho más promedio aquí. Grabado por el módulo de aterrizaje InSight de la NASA en Elysium Planitia el 1 de diciembre de 2018, las grabaciones del sensor de presión eran tan enclenques que debieron acelerarse en un aspecto de 100 a fin de que fuesen perceptibles.

No obstante, los vientos marcianos no son absolutamente inofensivos. Las partículas de polvo son electrostáticas, con lo que se adhieren a las superficies al ingresar en contacto. De ahí que los rovers de Marte se ven tan sucios. El polvo electrostático asimismo es problemático para las piezas mecánicas móviles inteligentes, de esta forma para los cuadros solares. El barrido períodico de cuadros solares en El marciano garantizar su eficacia perfecta fue, por consiguiente, algo que la película logró bien.

7. Las lunas de Marte tienen sitios distintas.

Fobos (temor) y Deimos (pavor) llevan el nombre de los hijos de Labres, el dios heleno de la guerra, asimismo popular como Marte para los romanos, que llevaron el carro de su padre a la guerra. Pero no son tan impresionantes como aparentan. Phobos está a solo 43 millas a la redonda y Deimos está a solo 24 millas. Gracias a sus formas irregulares, de todos modos se estima que son asteroides apresados atrapados por la atracción gravitacional de Marte. Y gracias a su diminuto tamaño, los dos tienen muy poca gravedad propia. En Phobos, por servirnos de un ejemplo, podrías publicar de forma fácil una pelota de béisbol a la agilidad de escape, al tiempo que en Deimos podrías montar en bicicleta desde una colina hacia el espacio. (¡Pavor en verdad!)

El mucho más próximo a Marte de los 2 es Fobos, que orbita el mundo en poco menos de una tercer parte de un día a una distancia de 9.377 km. Deimos tarda precisamente un día y cuarto en llenar su órbita, merodeando a una distancia de 23.436 km. En forma de comparación, la luna de la Tierra, a 384,400 km, tiene una órbita de prácticamente un mes (que evidentemente es la razón por la cual lo llamamos un mes primeramente).

La alta velocidad de Phobos quiere decir que de todos modos se está aproximando poco a poco más a Marte con cada órbita. Ocasionalmente va a llegar al máximo de Roche, una órbita tan próxima al mundo que las fuerzas de marea que gustan a los lados próximo y lejano de la luna se oponen tan poderosamente que sencillamente romperán Fobos en trozos. En el momento en que eso ocurra, probablemente formará un anillo cerca de Marte, un anillo que después llover sobre el ecuador. No obstante, los colonos no precisan preocuparse bastante; No se estima que este ámbito semi-apocalíptico ocurra hasta en 30-50 millones de años.

Deimos tiene un destino bastante diferente. Afín a nuestra luna, gradualmente se distancia mucho más del mundo y ocasionalmente se desviará hacia el espacio.

6. Olympus Mons es el volcán mucho más grande del Sistema Del sol

Con un diámetro de 374 millas, Olympus Mons tiene precisamente exactamente el mismo tamaño que Arizona. Elevándose 16 millas de altura, asimismo es tres ocasiones mucho más prominente que el Everest. En verdad, Olympus Mons es tan prominente que ciertamente podrías caminar al espacio.

Entre las causas de sus vastas des es la diferente geología de Marte. En la Tierra, las placas de la corteza se mueven sobre puntos calientes estacionarios para conformar nuevos volcanes y llevar a cabo obsoletos a los viejos. Pero en Marte, la corteza no se desplaza. En cambio, la lava se amontona a lo largo de cientos de millones de años en un solo sitio. Y la menor gravedad quiere decir que la masa final pesa menos de lo que pesaría en la Tierra, lo que deja a los volcanes conseguir bastante, mucho mayor sin colapsar.

Olympus Mons es el mucho más grande de múltiples volcanes gigantes en Marte, todo en la zona de Tharsis. El próximo mucho más prominente, a 20 km de altura, es Arsia Mons, seguido de Ascraeus Mons (15 km) y Pavonis Mons (14 km). Y no es solo el volcán mucho más grande del Sistema Del sol, sino más bien la montaña mucho más grande (famosa) de cualquier clase en alguno de los ocho planetas. Solo el asteroide Vesta aloja un pico mucho más prominente, y hay únicamente una diferencia de 315 pies.

5. El mundo colorado acostumbraba a ser azul

Más allá de que las nociones de vida estructurada en la área de Marte fueron canceladas hace un buen tiempo, en este momento entendemos que el mundo tiene agua. Y hace cientos de millones de años, es prácticamente seguramente tenía ríos, lagos y mares como la Tierra. Las visualizaciones digitales nos dan un concepto de de qué manera podría ser esto, así sea desde en la atmósfera marciana temprana o desde fuera, viendo el mundo desde el espacio.

En el último caso, un conjunto de naciones masivo llena un lado del hemisferio occidental. El lote cambia extensamente entre el hielo glaciar y la tundra en el norte y el sur, exuberantes junglas del trópico en las zonas tropicales y subtropicales y áridos desiertos volcánicos en la zona ecuatorial en torno a los icónicos picos colosales de Marte. El otro lado está inundado por un extendido océano azul, que fluye hacia el interior por medio de Vales Marineris.

Si bien esta imagen fue construída mucho más para “Dispara la imaginación” que como modelo científico exacto, precisamente no es poco verdadera. Las muestras de arcilla recogidas en Marte son prueba de viejos lechos de ríos, por poner un ejemplo, al paso que se estima que los barrancos desgastados describen las costas de viejos océanos, o quizás un océano enorme, que integran los 4-5 km de hondura y 2.003 km de ancho. Vastitas Borealis o ‘desperdicio del norte’.

Se estima que la mayoría del agua tiene congelado y evaporado como la atmósfera fue desposeída por el sol. Y, lamentablemente para esos que piensan que una civilización avanzada una vez prosperó en el mundo, esto probablemente halla sucedido. solo cientos y cientos de millones de años una vez que Marte se acabara de conformar.

4. Marte podría ser azul más adelante

La atmósfera marciana es en este momento tan delgada (0,6% de la presión de la Tierra al nivel del mar) que si estuvieses desamparado en la área, tu saliva, lágrimas y la humedad de tu piel, adjuntado con cualquier líquido en tus pulmones, aumentarían. evaporarse instantaneamente y lastimosamente. Como es natural, tampoco va a poder respirar el 96% de aire de CO2 o aguantar (a lo largo de un buen tiempo) la temperatura promedio de -81 ° F. Pero si lo logró, asimismo existe el riesgo omnipresente de los meteoritos: rocas exclusivas que pasan íntegras mediante la ultraescasez atmósfera de Marte.

Y, pese a lo delgada que es hoy en día, la atmósfera todavía se pierde en el espacio, arrastrada por los vientos solares a mucho más de 100 gramos por segundo. Pero aun a este ritmo va a ser otros 2 mil millones de años antes que Marte pierda su atmósfera (prácticamente) completamente y concluya como la Luna o Mercurio.

Entonces hay promesa. La expectativa es que en algún instante los humanos interveniremos, terraformando Marte al espesar la atmósfera y reponerla a escenarios habitables. Hay múltiples maneras de llevar a cabo esto, en su mayor parte implicando liberación de dióxido de carbono encerrado en hielo y rocas. Espéculos orbitales podría emplearse para fundir los polos, por servirnos de un ejemplo, o bombas termonucleares podría usarse para hacerlos explotar, lanzando polvo al aire para acrecentar aún mucho más el efecto invernadero. La introducción de gases como el amoníaco y el metano asimismo asistiría a espesar la atmósfera. Y el hielo fundido debería fluir naturalmente hacia los océanos. Desde hace tiempo, las plantas o aun las máquinas podrían transformar el dióxido de carbono en oxígeno respirable.

Otra forma podría ser cultivar el mundo con vida microbiana para hacer las condiciones de la Tierra indispensable y después ingresar gradualmente la vida vegetal y animal.

No obstante, no obstante, lo recreamos, la atmósfera volvería a ser cortada hacia el espacio por exactamente la misma razón por la que se pierde primeramente: Marte carece del campo imantado preciso para aferrarse a ella. La paraterraformación, la terraformación de zonas concretas ricas en dióxido de carbono y albergarlas bajo bóvedas, puede ser la opción alternativa mucho más verdadera. Pero, ya que cualquier atmósfera global no se perdería a lo largo de varios millones de años de todas formas, debería haber suficiente tiempo para crea una esfera cerca de la integridad del mundo, conteniendo de este modo la atmósfera marciana terraformada. Un ‘planeta de caparazón’ como este podría enseñar luces artificiales, ciudades colgantes e inclusive control de la gravedad, quizás dando permiso que los humanos vuelen.

3. La novedosa carrera espacial está en marcha.

Los sacrificios para colonizar Marte son muchas veces novedad en estos días. Y, raramente, en su mayor parte están al cargo de compañías privadas. O sea alentador dada la proporción de burocracia que obstruye los programas exclusivas nacionales. Si bien la NASA bajo Trump tiene como propósito llevar a la multitud allí para la década de 2030, por poner un ejemplo, Las preferencias de las gestiones siguientes tienen la posibilidad de ser distintas.. Los Emiratos Árabes Unidos, que tienen parcialmente pocos trámites burocráticos, tienen la posibilidad de tener un plan mucho más verdadera, si bien osado, para albergar a 600.000 pobladores. una exclusiva localidad marciana para 2117. Pero, como Rusia (que premeditado mandar humanos allí este año), todavía no han aterrizado nada en Marte, no una sonda.

La compañía privada Mars One logró una conocida convocatoria para colonos en 2013, sin precisar experiencia. Y la compañía tiene planeado entablar un puesto de avanzada en el mundo para 2026, mandando a los primeros humanos allí en 2031. En el momento en que lleguen, se estima que se pongan a trabajar instalando cuadros solares, entidades de producción de alimentos y otros elementos fundamentales para la supervivencia humana en un largo plazo.

No obstante, las posibilidades están en pos de SpaceX, que tiene planeado llegar bastante antes. Suponiendo que todo salga según lo premeditado a lo largo de los próximos años, podrían empezar a crear una planta de producción de propulsores en Marte para 2022. Esto dejaría viajes de regreso y el lugar de asentamientos ejecutables en un largo plazo (pueblos que se transformarán en ciudades) desde 2025. El principal creador de SpaceX, Elon Musk, se da a sí mismo un 70% de opciones de mudarse allí para entonces.

Al fin y al cabo, SpaceX tiene la intención de mandar a miles de individuos a Marte. No piensan que sea sin inconvenientes (Musk acepta que la multitud va a morir), pero sí piensan que merece la pena correr el peligro. Como ellos lo ven, Marte es solo el paso inicial. En un largo plazo, la nave espacial de SpaceX se interpreta como “Un sistema de transporte interplanetario”, llevar a los humanos prácticamente a cualquier sitio del Sistema Del sol y detallar plantas de producción de propulsores en el sendero.

2. La vida en Marte no va a ser siempre (o no siempre) sombría

Pese a las diferencias (por servirnos de un ejemplo, cielos anaranjados a lo largo del día y cielos azules al atardecer y al amanecer), existen algunas semejanzas espectaculares entre Marte y la Tierra. Un día marciano es solo 40 minutos mucho más que el nuestro, por servirnos de un ejemplo, en contraste con un día de Venus que es 242 días mucho más largo que el nuestro (y de todos modos mucho más largo que un año venusino). Y el eje de Marte asimismo está inclinado de forma afín al de la Tierra (25,19 ° a nuestros 23 °), lo que resulta en cambios de estación equiparables.

Pero la vida, por supuesto, va a ser bien difícil para los colonos, por lo menos en los primeros días. Aun si tienen la posibilidad de llevar a cabo un viaje de regreso, probablemente deberán quedarse por lo menos unos cuantos años solo a fin de que el viaje de meses valga la pena. Y durante este tiempo van a estar recluído a espacios pequeños con travesías breves y eventuales en la área.

La vida, no obstante, (probablemente) va a mejorar en un largo plazo. En verdad, deberá llevarlo a cabo si hablamos de captar un número próximo al género de números precisos a fin de que la colonización sea un éxito (salvo que la multitud vaya allí sencillamente para distanciarse de la Tierra). A fines de 2018, los arquitectos lanzaron una sucesión de imágenes ideales de de qué forma se vería la vida en el Mundo Colorado. Más allá de que se edificó eminentemente para soportar la fuerte radiación y las tormentas de polvo, tal como las temperaturas heladas, las viviendas marcianas, dicen, asimismo deberán ser hogareñas.

Las viviendas familiares se conciben como bóvedas geodésicas situadas en grutas protectoras, con un espacio despacio para reposar y toques sentimentales, como alfombras de pelo largo que representan la Tierra desde el espacio y peluches para los pequeños. Asimismo hay un estacionamiento incorporado para un vehículo de área personal y una terraza acristalada con jardín interior. Las mansiones para los mucho más acomodados tienen distinguidos diseños modulares amontonados en los lados de un cráter y gigantes ventanas de vidrio para contemplar la visión de otro planeta. Los bloques de pisos, hasta entonces, no precisan tener ventanas en lo más mínimo. En cambio, las vistas podrían ser en directo desde la área marciana o programadas con vistas de la Tierra. Evidentemente, la verdad virtual podría aceptar vivencias mucho más inmersivas de nuestro mundo de origen.

Viendo hacia el futuro a mucho más largo período, es atrayente ver que los humanos nacidos en Marte probablemente van a ser mucho más altos que el promedio. La menor gravedad (una tercer parte de la de la Tierra) dejará que el fluido entre sus vértebras se expanda, como lo realiza para los astronautas en el espacio. Conque los marcianos nacidos y criados probablemente evitarán conocer la Tierra en lo más mínimo, en tanto que sería el semejante a conocer un mundo con tres ocasiones la gravedad de la nuestra. Alguien que pesara 160 libras en Marte de súbito pesar prácticamente 500 libras en la Tierra, lo que hace difícil el movimiento y puede crear problemas óseos.

1. Es posible que haya vida en Marte ahora mismo

Por el hecho de que Marte perdió su atmósfera y la mayoría de su agua. gradualmente, en el transcurso de un periodo de millones o cientos de millones de años, es viable, aun posible, que la vida evolucionó para subsistir a las condiciones poco a poco más inhóspitas.

En 1975, el año antes que el primer módulo de aterrizaje Viking devolviese datos y muestras de la área, los marcianos fueron concebido como apoyado en el suelo y en fachada fúngica. Actualmente, comprendemos que la vida en Marte es probablemente considerablemente más limitada y probablemente se halle bajo tierra. Podría estar habitando cilindros de lava, por poner un ejemplo, las considerables grutas sinuosas formadas por viejos flujos de magma, donde el agua subterránea es calentada por el núcleo del mundo. Los estudiosos trabajan hoy día en un robot trepador de paredes semejante a un insecto investigar.

La vida asimismo podría estar abundando en los lagos subterráneos de agua salobre. Informado en 2018 apoyado en datos de radar del Mars Express en órbita, el primer lago sospechoso de este género está en torno a 1,5 km bajo la área cerca del polo sur, y cuando menos 20 km de ancho. Las sales de perclorato de magnesio, calcio y sodio son se estima que actúa como anticongelante, sosteniendo el agua en un estado líquido, si bien inhóspitamente salobre. Los lagos equiparables de la Antártida contienen un sinnúmero de vida microbiana. Lamentablemente, no obstante, es difícil arribar en el polo sur de Marte, gracias a la atmósfera mucho más delgada y el lote mucho más accidentado de la zona.

No obstante, los científicos precisamente se esforzarán a fin de que esto ocurra. Hasta entonces, solo tenemos la posibilidad de elucubrar sobre de qué forma podría ser esta vida. Las sales de perclorato son tóxicas para la mayor parte de las maneras de vida de la Tierra, pero una salvedad destacable es Dechloromonas aromatica. Esta bacteria que habita en el océano descompone las sales utilizando enzimas y las transforma en cloruro y oxígeno para respirar. En Marte, asimismo posiblemente los microbios tengan evolucionó para respirar no oxígeno sino más bien metano—Un gas que se conoce que se filtra desde el interior del mundo.

Naturalmente, los marcianos tienen la posibilidad de no ser de naturaleza microbiana. Más allá de que se piensa que las restricciones de la atmósfera y el tiempo del mundo limitan las maneras de vida a expresiones muy sencillos, podrían ser mucho más complicadas de lo que pensamos.

De cualquier forma, el hallazgo de vida en Marte va a tener implicaciones morales para la colonización. La terraformación, particularmente, podría terminar con toda la vida que existe en el mundo—Aun antes que tuviésemos la posibilidad de conocerlo. Pero aun la llegada de humanos corre el peligro de contaminarse. Por tal razón, la red social científica probablemente impondrá limitaciones sobre los sitios adonde tienen la posibilidad de ir los colonos humanos. Áreas designadas Zonas destacables bajo una política de protección planetaria va a estar rigurosamente fuera de los límites, no solo por nuestra seguridad de los marcianos, sino más bien asimismo para eludir que bacterias marcianas probablemente fatales y que se multiplican velozmente se enganchen en un ascensor a la Tierra.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *