10 hechos locos sobre Sigmund Freud

Puede preguntarse por qué razón se dedica una lista completa a Sigmund Freud, pero el hombre es popular en el mundo entero. Es popular por sus teorías sobre el inconsciente y por su psicoterapia fundamentalmente vanguardista, aun si existe algún razonamiento sobre si fue el primero en inventarla. Freud asimismo es popular por sus teorías sobre el avance psicosexual y por visto que su visión de todo el mundo era bastante misógina aun para su temporada.

Más allá de que ciertas de sus teorías tienen la posibilidad de parecer bastante disparatadas, el campo de la psicología de hoy no sería lo que es sin su predominación y sus primeros trabajos. Sigmund Freud es una prueba efectiva de que puedes ser tanto un genio que fundamentalmente crea un campo terminado como un charlatán terminado.

, los 2 al tiempo.

10. Abuso de drogas

Sigmund Freud abusaba de las drogas, y en el momento en que mencionamos eso, lo que deseamos decir es que a Freud le agradaba bastante la cocaína. Freud amaba tanto la cocaína que la discutió abiertamente con su prometido y efectuó ensayos centrados en la cocaína con él mismo como sujeto. Más allá de que esa puede ser la mejor explicación para la utilización de drogas, asimismo escribió múltiples productos sobre las maravillas de esta sustancia, publicitando su empleo en toda clase de cosas, introduciendo anestesia. No obstante, gozó del efecto que le dio la sustancia, y finalmente lo usó por mucho que solo causas medicinales.

9. Misoginia

Freud tuvo un pequeño inconveniente con las damas, lo que es un tanto deficiente. Una mejor pregunta probablemente sería qué inconveniente no tenía con las mujeres. Freud pensaba que los inconvenientes de las mujeres se derivaban fundamentalmente de que no tenían un órgano sexual masculinoy sentía que las mujeres no tenían un óptimo sentido de la justicia. Asimismo creía que las mujeres eran enclenques socialmente, de naturaleza recelosa y demasiado vanidosas. Asimismo se sabía que Freud pensaba que las mujeres ser el inconveniente en la sociedad, singularmente en lo relativo a la tensión sexual entre los géneros.

8. Teorías psicosexuales

Freud tenía una compilación de teorías muy extrañas, muchas de las que están bastante desacreditadas hoy en día. Su primordial creencia era que los pequeños pequeños, aun los bebés, tenían sentimientos sexuales inconscientes. En medio de estos estaban múltiples etapas de fijación, como oral, anal y fálica. Alguien con una fijación oral ganada en esta etapa temprana puede finalizar necesitando regularmente masticar algo, o tener algo en la boca, al paso que alguien que no fue criado apropiadamente a lo largo de la etapa anal podría ser retentivo anal, que es donde la expresión viene de. El tambien tenia teorías que implicó al Complejo de Edipo, que tenía a los pequeños pequeños atraídos por sus mamás, y al Complejo Elektra, que tenía a las pequeñas atraídas por sus progenitores.

7. Cáncer

Posiblemente bastante gente no se den cuenta de que Freud tuvo una extendida guerra contra el cáncer. Esto se debió eminentemente a su hábito incesante de fumar puros, lo que le provocó cáncer de boca. Tarde en la vida. En un instante, Freud logró dejar el hábito a lo largo de mucho más de un año, pero al final volvió al hábito de nuevo a tiempo terminado. Según ciertos, fumaba hasta veinte puros en un día habitual y debía pasar por 34 operaciones, aún ocasionalmente cediendo al cáncer. Pese a los entendimientos de psicología de Freud, jamás ha podido romper realmente el hábito.

6. Padre del psicoanálisis

Freud es popular por ser el inventor de psicoanálisis, si bien ciertos discuten si fue el primero en emplear el procedimiento. No obstante, Freud fue indudablemente el primero en popularizar el procedimiento y también influyó en varios enormes psicólogos como Carl Jung. El psicoanálisis de forma frecuente supone procurar entender a un tolerante por medio de su avance infantil y también implica en buena medida al inconsciente. Su psicoanálisis fué criticado y aún el día de hoy diviértete con alguna disputa entre la red social sicológica. Sus opiniones siempre y en todo momento fueron consideradas polémico, pero es imposible denegar su contribución al campo de la psicología y su predominación.

5. Envidia del útero

Varios de los contemporáneos de Freud eran mujeres, y un tanto mucho más feministas que él (nuevamente, semeja que prácticamente todo el planeta es mucho más feminista que Freud). En contestación a su creencia de que varios de los males de las mujeres pertenecían al hecho de que no lo eran. tener un pene y estaban recelosos de los hombres por tener uno, una mujer moderna ha propuesto la teoría opción alternativa de envidia del útero. Asimismo famosa como envidia de la vagina, esta es una teoría opción alternativa que establece que los hombres de todos modos están recelosos de las mujeres pues no tienen útero y, por ende, no tienen la posibilidad de hacer vida. Para compensar estos celos, los hombres procuran crear negocios a fin de que sientan que están creando algo. Una feminista aun hace el razonamiento que el Frankenstein de Mary Shelley es fundamentalmente una narración acerca de un hombre con envidia del útero.

4. Teorías de los sueños

Sigmund Freud le dio mucha relevancia al inconsciente, con lo que quizás no sea tan asombroso que tuviese un enorme inconveniente con los sueños. Freud pensaba que los sueños tenían partes que recuerdas y otras que no. Su teoria fue que lo que verdaderamente recordabas era solo algo que representaba lo que verdaderamente estabas pensando a lo largo del sueño, y que se encontraba designado a disfrazar el auténtico pensamiento. Freud aun escribió un libro sobre sueños llamado, de manera creativa que se titula “La interpretación de los sueños. ” Su primordial creencia en ese instante era que los sueños son una manera de cumplir las cosas que desearíamos lograr realizar mientras que nos encontramos conscientes, pero no pudimos.

3. El inconsciente

Freud fue entre los primeros en ofrecer teorías serias sobre el inconsciente, y fue verdaderamente una piedra angular de prácticamente todo cuanto creía. El inconsciente, para nuestros propósitos, se piensa que son todos y cada uno de los procesos en nuestro entendimiento que efectuamos sin meditar verdaderamente. No obstante, Freud lo vio como considerablemente más que esto. Él pensaba que el inconsciente impulsa de qué manera nos comportamos, de manera frecuente actuando sobre sentimientos que fueron reprimidos en nosotros desde el momento en que él era. muy joven. Creía firmemente que prácticamente todas las acciones que hacía la multitud eran el resultado de procesos inconscientes, lo que querría decir que nuestro libre albedrío no marcha de la forma que pensamos en un comienzo. Más allá de que es verdad que contamos una cabeza inconsciente, es bien difícil decir cuántas de las teorías de Freud sobre esto son verdaderamente verdaderas, o aun tienen elementos enserio.

2. Fijación oral

Hay una historia habitual de que Freud se encontraba una vez con una clase fumando uno de sus puros preferidos en el momento en que uno de sus alumnos sugirió que quizás su incesante necesidad de tener algo en la boca quería decir que tenía una fijación oral, esencialmente inmovilizándolo con su cigarrillo. caos de arriba. A esto, Freud respondió: “en ocasiones, un cigarrillo es solo un cigarrillo”. Raramente, resulta que varias personas han investigado esta cita y descubrieron que todo probablemente no sucedió. No obstante, como comentamos previamente, Freud sí amaba sus puros. Se le citó diciendo que los puros eran fundamentales para su historia, y pensaba que mejoró su trabajo. Para resumir, si la fijación oral es verdadera, precisamente la tuvo, con atrevida contestación o ninguna.

1. Poliglota

Un poliglota es alguien que puede charlar varios lenguajes, esencialmente un superlingüista. Y Sigmund Freud era un poliglota serio, con un sólido conocimiento de alemán, italiano, heleno, inglés, español, hebreo y latín. Para esos que no están contando, eso es un total de siete lenguajes, lo que nos hace quedar mal, puesto que la mayor parte de la gente tienen la fortuna de controlar su idioma. Freud asimismo era un pequeño genio, puesto que leía a Shakespeare a la tierna edad de ocho años. Asimismo fue recibido en una reconocida escuela secundaria y se graduó con honores, por último probando ser el sicólogo mucho más orate que nunca haya recorrido sobre la Tierra.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *