10 hechos sobre los caballeros medievales que demuestran que eran unos idiotas

Recientemente publicamos una lista (y un vídeo) sobre el samurái de manera frecuente romantizado del El país nipón feudal. Resulta que de todos modos eran bastante horripilantes. El día de hoy, vamos nuestra atención a los samuráis del oeste: los caballeros medievales. Como probablemente logre acertar por el título, de nuevo, la percepción común de los caballeros no es precisamente precisa. La civilización pop los pinta como héroes nobles, pero la verdad es de manera significativa diferente. Por poner un ejemplo, ¿sabías que …

10. Prácticamente jamás debieron trabajar

En su mayor parte, se suponía que los caballeros de la Europa feudal juraran su lealtad y su espada a un señor o rey y se transformaran en su vasallo. A cambio, el señor o el rey le daría al caballero múltiples cientos y cientos de acres de tierra a fin de que pudiese llamarlo de el. Más allá de que a los caballeros con frecuencia no se les pagaba por su servicio, en sí, esta tierra de manera frecuente incluía siervos (que eran esencialmente esclavos) para sostenerla. Esto le dio a un caballero la posibilidad de hacerse increíblemente rico si de este modo lo deseaba.

Conque probablemente estés suponiendo que en lugar de múltiples cientos y cientos de acres de tierra, una vivienda enorme y esclavos para realizar todo el trabajo sucio, se aguardaría que los caballeros trabajaran bastante duro, ¿verdad? Resulta que se suponía que los caballeros no trabajaran mucho más que 40 días por año. Este “trabajo” podría radicar en cosas tan sencillos como escoltar al señor y su trasero de forma rápida hinchado hacia y desde una cacería. Naturalmente, asimismo podría integrar proceder a la guerra. Aun entonces, los caballeros lo tenían dramáticamente mucho más simple que el 99% de la población, por el hecho de que …

9. A lo largo de la guerra, era muy improbable que los matasen.

Caballero medieval a caballo en batalla

A lo largo del auge de los caballeros, la guerra era una bestia muy distinta de lo que es en este momento. El papel de los caballeros en la guerra era muy distinta de lo que probablemente esperarías. Si bien varios caballeros eran en verdad muy hábiles en el arte de apuñalar a la gente en el riñón, su valor real residía en visto que montaban a caballo. Eso es algo que los soldados de infantería recurrentes tenían contraindicado llevar a cabo, más allá de que los caballos eran los auténticos MVP de los campos de guerra feudales.

El valor percibido de los caballeros era tal que en la guerra, los campesinos reclutados y los soldados de infantería en ocasiones podían combatir graves consecuencias por matar a uno. Aun si el caballero se encontraba peleando por el otro lado. Y sí, aun si era verdaderamente malo. Esto se origina por que los caballeros apresados con frecuencia ser salvado de vuelta a sus señores. Eso se volvió claramente mucho más bien difícil en el momento en que el caballero se encontraba fallecido o tenía una herida de espada en el pecho. Consecuentemente, a los caballeros que fueron apresados de forma frecuente se les dio celdas cómodas con abundante comida y vino mientras que se decidía el salve. Esta cortesía no se dio a los soldados recurrentes nombrados previamente. Varios de esos gruñidos serían aniquilados instantáneamente si fuesen apresados. Individualmente, no tenían ningún valor real, más allá de que con frecuencia eran el abultado del ejército de un señor preciso.

Asimismo merece la pena indicar que a lo largo del combate, los caballeros estaban obligados por honor a enseñar respeto a un compañero caballero. Se suponía que se rindieran frente a un enemigo superior o que le diesen a un caballero vencido la posibilidad de ceder antes de terminar con él (en dependencia de qué tan baller eran en una confrontación cierta). No había tal expectativa para los soldados recurrentes, que podían ser asesinados indiscriminadamente o rematados por un caballero sin que se considerara poco caballeresco. Pues, como vamos a argumentar …

8. La caballerosidad unicamente se aplicaba en el momento en que ellos deseaban

¡Velocidad de Leighton-God!

La caballerosidad, aparte de ser algo que los hombres con sombreros de ala se quejan on-line de estar fallecidos, era un código de conducta básico por el que se suponía que los caballeros viviesen. Adopta los principios básicos del respeto y el honor. Si bien el código de caballería es algo que existió, pocos caballeros lo prosiguieron. La razón por la cual consideramos que lo hicieron se ha atribuido en buena medida a literatura romántica medieval, que de manera frecuente retrató a los caballeros como centinelas inalterables de la justicia. Transcurrido un tiempo, esta iniciativa se transformó en la regla. Actualmente, generalmente pensamos en los caballeros como figuras venerables dignas de respeto y admiración. Como Ned Stark o los abdominales de Jon Snow. De todos modos, los caballeros se parecían mucho más a Ser Gregor Clegane en el sentido de que hacían lo que deseaban, pues podían. Solo enseñaron respeto a los de una estación superior.

A lo largo de la guerra, los caballeros saqueado con cierta frecuencia, saqueado y violado. Atacarían aldeas en pos de abastecimientos, matando indiscriminadamente a los animales de granja de los siervos, por el hecho de que sospecho que al demonio con ellos. Esta práctica se encontraba tan popularizada que varios caballeros consideraban que el saqueo era su derecho. Admitir el botín (tanto metafórico como así) que se llevaron para sí mismos era algo que creían que se les debía por su servicio. Lo que lo realiza aún mucho más molesto en el momento en que se entera de que …

7. Solo los pequeños ricos tienen la posibilidad de transformarse en caballeros

Resultado de imagen para caballeros ricos

La ruta para transformarse en caballero era, como una caña de pescar económica, recia y también inflexible. Esencialmente, limitaba el título de caballero a los pequeños que hoy día tendrían nombres como Quentin o Chet. Más allá de que la multitud pobre o común podía transformarse en caballero si hacía algo extraordinariamente rudo a lo largo de la guerra, o salvaba la vida de un señor, era del mismo modo posible que los matasen por abochornar a alguien que tuvo la previsión de nacer con dinero. Concepto, casi todos los caballeros eran nobles de algún tipo.

Esto causa que dado que los caballeros logren pegar a los pobres en la cabeza o tomar sus cosas sea aún mucho más discordante. En razón de su nacimiento, los caballeros la mayoria de las veces eran ricos de manera sin dependencia de todas formas. Como bastante gente ricas, los caballeros asimismo se dedicaban a una sucesión de pasatiempos que viraban cerca de ser lo mucho más desapacible viable, como …

6. Reunirse en conjuntos enormes, luchar y acosar a las mujeres

Caballeros templarios

Como se apuntó previamente, los caballeros por norma general solo proseguían las unas partes del código de caballería que deseaban. Parte de ese código establece que un caballero siempre y en todo momento ha de estar listo para proteger su honor si es desafiado. Para explotar esto, era común en los siglos XIV y XV para enormes conjuntos de caballeros para reunirse en áreas muy recorridas, como puentes y ríos, solo para escoger riñas con otros caballeros que pasaban intentando de encargarse de sus temas. Esencialmente, eran esos tipos que van a los bares con camisetas Tap Out con la única intención de ofrecerle un puñetazo a la primera persona que los vea chistosos.

Como puede imaginar, los campesinos con frecuencia evitarían estas áreas como la peste. Tenga presente que estas personas asimismo tenían la plaga de la que preocuparse. De todas maneras, el peligro de ser atacado por un caballero poco entretenido era increíblemente prominente. De la misma manera, se aguardaría que cualquier hombre que intentara pasar con su mujer luchara por su honor. Nada afirma “caballerosidad” como acosar a la mujer de un hombre hasta el momento en que se enfurece lo bastante para golpearte. Si una mujer tuviese la osadía de procurar pasar sin un hombre, los caballeros la abordarían hasta el momento en que le entregase una prenda de vestir. Entonces debería solicitarle a un caballero que lo recuperara.

Al darse cuenta de esto, tiene sentido que los misóginos enojados on line verdaderamente idealicen la iniciativa de la caballerosidad. Te ofrece brida suelta para ser una enorme herramienta. Además de esto, existe ese aire engreído y también inmerecido de satisfacción de que eres mejor que el resto. Comentando de ser mejor que el resto …

5. Las justas se pagaban para ganar

Pocos puntos de ser un caballero se han idealizado tanto como la iniciativa de las justas. Ya conoces, el deporte en el que forman parte 2 hombres con armadura de placas que procuran golpearse la cara con palos a caballo. En un inicio, sirvió como una manera a fin de que 2 caballeros probaran sus capacidades entre sí. En último término, se transformó en su deporte tan distanciado del combate real que la armadura que utilizaban los jinetes era verdaderamente bastante pesada para emplearla comunmente.

La armadura de justas, como se la conocía, de manera frecuente pesaba mucho más de 100 libras. Era tan pesado que el usuario solamente podía desplazarse. En la mayoría de los casos, solo lo mantenía en situación de justa la armadura misma. Más allá de que la capacidad sin lugar a dudas jugó un papel en la determinación del ganador de una justa, los caballeros suficientemente ricos podían sencillamente obtener una armadura tan absurdamente pesada que era prácticamente irrealizable desarmarlo. Eso logró que ganar fuera considerablemente más simple. Hasta entonces, los caballeros mucho más pobres debían arreglárselas con exactamente la misma armadura. ellos emplearon para la guerra, que fue desarrollado para el movimiento en vez de controlar los campeonatos de mover la cara.

4. Las mujeres no podían transformarse en caballeros, pero se suponía que hiciesen el trabajo de sus maridos fallecidos

Como varios de los trabajos mucho más espectaculares de la historia, ser un caballero se encontraba guardado de forma exclusiva para los dueños de un pene. Se suponía que sus esposas se sentaran en el hogar, sin estudiar a matar personas con una espada ancha, y su sed de sangre se volviese ofensivamente insatisfecha. Salvo que su marido muriera como un idiota, claro. En un caso así, se suponía que las mujeres cumpliesen con todos y cada uno de los deberes caballerescos de su marido. Esto incluía resguardar a su señor y cerciorarse de que su tierra no cayese en estado deplorable. Solo las mujeres no consiguieron ninguno de los cosas atrayentes que vinieron con él, como el respeto o el reconocimiento de la historia.

Como era de aguardar, las esposas pocas veces aguardaban a que sus maridos fuesen corneados por una lanza antes de meterse en el negocio de regentar el espectáculo. Esto resultó en que fuesen relevantemente mucho más hábiles y también inclinados diplomáticamente que sus maridos. Las obligaciones en general aguardado de la mujer de un caballero incluía todo, desde la organización de las defensas de su patrimonio hasta la organización de matrimonios para sus sirvientes. Esto fue aparte de estar a la entera predisposición de su marido las 24 horas del día. Lo que probablemente enseña por qué razón …

3. Prácticamente se podría matar a los caballeros intentando de cortejar a una mujer

Codex Manesse Ulrich von Liechtenstein

Las mujeres, como durante la mayoría de la historia registrada, tuvieron un trato bien difícil en la era de los caballeros y la caballería. No obstante, las damas de una situación suficientemente alta tenían algo que decir en el momento en que tenía que ver con ser cortejadas. Y chaval, se aprovecharon de eso.

El ejemplo mucho más destacable de o sea probablemente Ulrich von Lichtenstein (sí, el personaje de A Knight’s Tale se fundamentó en un hombre real). Trató de cortejar a una mujer noble en el siglo XIII y prácticamente muere en el desarrollo. La dama que era cortejada logró una salvedad particular siendo cortejada por Lichtenstein, tanto por su fachada (tenía un labio leporino) como por visto que ahora tenía mujer. Entonces, de la misma su contraparte en la película, logró que Ulrich hiciese un sinnúmero de ocupaciones para probar su amor. Cosas completamente inocentes y cuerdas. Ya conoces, como cortarse el dedo, competir en justas con un vestido en vez de armadura y reposar entre un conjunto de campesinos inficionados de lepra. Todas y cada una de las cosas que estaríamos tentadas a decir que no se merecía, si no fuese por visto que …

2. Los caballeros trataban horriblemente a los siervos

Archivo: Templar fresco cornwall england simon brighton.jpg

En la Europa feudal, los siervos eran considerados la escoria mucho más baja de la sociedad. Eran mucho más bajos aun que los animales de granja, pues por lo menos se los podía comer. Fundamentalmente esclavos, los siervos tenían pocos derechos y menos causas para sonreír. A pesar de que los siervos estaban técnicamente protegidos por los señores de la tierra que trabajaban, los señores y los caballeros podían golpearlos libremente o reclamar su propiedad. Los siervos debían abonar todo cuanto tomaban de la tierra, en tanto que pertenecía a su señor o vasallo. Tomarlo sin su permiso o sin su debido pago era un delito que con frecuencia resultaba en una paliza severa. Si bien no suficientemente severo para que el siervo no pudiese proseguir haciendo un trabajo, naturalmente.

Los siervos no lograron casarse o aun viajar sin el permiso de un señor o caballero, lo que quiere decir que varios siervos fallecieron sin haber viajado jamás mucho más de cinco millas del rincón donde nacieron. Ya que eran parte integral del cuidado de la tierra de un señor, los siervos eran de manera frecuente el primer propósito de los caballeros. Ciertos caballeros no matarían intencionalmente a los siervos, sino los herirían dificultosamente cortándoles una extremidad. De esa forma, serían un drenaje de los elementos del terrateniente.

Ese hecho nos logró impresionantemente contentos al entender que …

1. Transformarse en un caballero acostumbraba a representar ser abofeteado en la cara

Resultado de imagen para bofetada de caballero

Como se ve en las películas, el desarrollo de transformar a un individuo en caballero hoy en dia normalmente supone pegar tenuemente a la persona en el hombro con una espada. Los orígenes precisos de esta tradición no están claros. Se estima que tiene su origen en la iniciativa de que un joven escudero no se encontraba listo para ser un caballero hasta el momento en que le abrocharan un arma contra su armadura a lo largo de la guerra. Un escudero no podía confiar de manera fácil en que esto sucediese, con lo que se creó un ademán simbólico. Uno que implicó pegando al escudero en la cara, y después en el hombro con una espada.

De qué forma fuerte el escudero fue golpeado por norma general dependía de qué tan idiota fuera la persona que lo había nombrado caballero. seguramente logres imaginar que varios escuderos han comenzado su primer día como caballeros con una huella en la cara. Si bien era práctica pegar “levemente” al escudero, puesto que fue el único golpe en toda su historia que el escudero debía no regresar, ciertos caballeros aprovecharon la posibilidad para ser una herramienta sin secuelas. Le darían al escudero un castigo, mandíbula destrozada de revés a la cara sin razón. Algo que, por ciertas causas enigmáticas, estamos completamente bien sobre la educación sucedió.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *