10 historias increíbles de humanos que salvan vidas de perros

Hay un dicho que afirma que los perros son los más destacados amigos del hombre. Varios dueños de mascotas sienten que sus perros chiquitos son casi sus hijos y que harían cualquier cosa para sostenerlos fuera de riesgo. Estas 10 historias son sobre personas que brindaron un paso adelante para socorrer la vida de los perros de situaciones poco comúnes.

(Nota: este producto tiene dentro ciertas cosas inquietantes, singularmente en el caso de que seas un apasionado de los perros. Cada entrada tiene un final aproximadamente feliz, pero procede con precaución si tienes particular contrariedad para leer o ver, en la situacion de los vídeos. – perros en riesgo.)

10. ¡Iceberg por enfrente!

Siberia pertence a los sitios mucho más fríos del mundo, con temperaturas que alcanzan los 90 grados Fahrenheit negativos. En 2010, un barco pesquero siberiano divisó un perro negro que de alguna forma logró quedarse encallado en un pequeño iceberg en la mitad del mar de Okhotsk.

Precisamente, el agua está tan fría que el perro no sería inútil de remar hasta un espacio seguro antes de fallecer congelado, con lo que el perro asustado solo ha podido ladrar pidiendo asistencia. Un marinero intrépido se anudó una cuerda a la cintura y nadó en el agua muy fría. Agarró el iceberg, mientras que sus compañeros de trabajo los empujaban a los dos. En el momento en que el perro regresó a tierra, se reunió con sus otros amigos callejeros. Con suerte, ninguno de ellos volverá a quedarse atascado en un iceberg.

9. Gobi

https://www.youtube.com/watch?v=jJeqckL7m1Y

Un corredor de ultramaratón australiano llamado Dion Leonard se encontraba en una carrera de una semana por el desierto de Gobi en China. Una mezcla descuidada y descuidada de Chihuahua y Terrier empezó a correr al lado de él. Fotografías de Dion y el perro circularon por todos y cada uno de los medios chinos, transformándola en una celebridad cachorro de un día para otro. Dion decidió llamarla “Gobi”. Acabaron la carrera y los dos triunfaron la medalla de plata juntos.

A lo largo de la carrera, Dion formó un vínculo particular con el Gobi y deseó adoptarla. La ley china necesita que a fin de que un animal vaya al extranjero, primero debe pasar tiempo en cuarentena. Entonces Dion dejó a Gobi al precaución de su amigo, que vivía en una frecuentada localidad industrial llamada Urumqi.

Lamentablemente, la pequeña Gobi se sentía intranquiliza y logró huír del apartamento. En el momento en que Dion escuchó la novedad, voló de regreso a China y empezó una búsqueda de 10 días. En el momento en que publicó en las comunidades que Gobi se encontraba desaparecido, los ciudadanos de Urumqi han comenzado a mandarle pistas potenciales. No es un pequeño milagro que una familia halló a Gobi y los 2 se juntaron. Dion escribió una autobiografía llamada Localizar a Gobi, y ahora hay una película en desarrollo sobre su crónica.

8. Salve de gran velocidad

Lamentablemente, es muy habitual que la gente dejen a un perro al costado de la carretera en el momento en que por el momento no desean cuidarlo. En la mayoría de los casos, esto se hace en un área con árboles donde un perro tiene por lo menos la oportunidad de subsistir, pero en esta historia, el viejo dueño de un canino decidió dejar a su perro en la mitad de una carretera impresionantemente recorrida en Rumania, donde todos lo que podía llevar a cabo era encogerse bajo la mediana.

Un veterinario llamado Ovidiu Rosu Conducía por esta carretera, en el momento en que vio al perro. Ovidiu se detuvo inmediatamente y expuso su vida corriendo por la frecuentada carretera. Tras ganarse su seguridad, el cachorro se arrastró hacia Ovidiu y ha podido llevarlo a un espacio seguro. Entonces llevó al perro a su casa y después le halló un hogar para toda la vida.

7. Comedia por una causa

El comediante francés Remi Gaillard tiene mucho más de 6 millones de suscriptores de vídeos de gracietas que sube a YouTube. Una vez que su perro muriera en 2016, decidió que, en honor a la memoria de su cachorro, deseaba llevar a cabo un truco que alentaría a mucho más personas a adoptar.

Remi se encerró en una jaula en el cobijo de animales de Montpellier hasta el momento en que sus 200 perros fueron adoptados. Asimismo pretendía recaudar 50.000 euros para destinarlos a cobijos de animales. Remi vivió en la jaula a lo largo de 87 horas terminadas y lo transmitió en Fb Live. Esto llamó la atención de los medios locales y cientos y cientos de entusiastas se presentaron para entender a Remi y adoptar perros. En el final, logró recaudar bastante alén de su propósito original, colectando mucho más de 200.000 euros, y todos los perros en el cobijo halló un hogar.

6. Frannie

En el mes de abril de 2017, alguien acuchilló 19 ocasiones a un caniche de 10 años. Más allá de que el agresor merece pudrirse en el infierno, dejaron al perro en las escaleras de una iglesia. El perro de alguna forma logró subsistir, pero se encontraba perdiendo sangre velozmente y muy cerca de fallecer.

La Sociedad Protectora de Animales de Missouri apareció a tiempo para socorrer la vida del caniche, y la nombraron Frannie. Entre los primeros en contestar sintió una conexión instantánea con el cachorro y decidió llevar a Frannie a casa. El día de hoy, Frannie se ha recuperado completamente y diviértete con la vida con una exclusiva familia que la quiere.

5. Casa de retiro para perros

Todo el planeta quiere a un cachorro, pero en el momento en que los perros avejentan, a sus dueños les resulta poco a poco más bien difícil cuidarlos. Así sea por el gasto de atención médica o la carencia de tiempo en su horario, es común que los dueños escojan poner a su perro adulto mayor en un cobijo de animales. Lamentablemente, la mayor parte de esos perros jamás son adoptados y se les pone a reposar.

Una mujer llamada Sher Polvinale de Gaithersburg, Maryland, no podía aguantar que los perros mayores murieran solos. Decidió transformar su casa en una vivienda de retiro para perros y creó una organización sin ánimo de lucrar llamada Casa con corazón. Sher se lúcida a las 6 de la mañana y no deja de trabajar hasta la medianoche cuidando a decenas y decenas de perros y atendiendo sus pretensiones médicas. Es un trabajo de tiempo terminado, con lo que es dependiente de las donaciones y los capital generados por un negocio separado de perreras en su hogar. Asimismo recibe asistencia de voluntarios locales fanáticos de los perros a fin de que todo ocurra. Desde 2006, Sher ha dedicado su historia completamente a cerciorarse de que estos perros vivan el resto de sus vidas de la forma mucho más cómoda viable, hasta el desenlace.

4. Los perros de Dowdy’s Ferry

En 2014, una mujer de Dallas llamada Marina Tarashevska se enteró de que un largo tramo de carretera llamado “Ferry de Dowdy” se había transformado en un vertedero de perros no amigables. En su primer viaje al rincón, Marina ha podido hallar a 10 perros dejados. Marina continuó visitando Dowdy’s Ferry múltiples ocasiones a la semana. Tristemente, halla cadáveres de perros fallecidos con mucho más continuidad que vivos. Ella tiene criticado abiertamente la localidad de Dallas por sus mediocres sacrificios para contribuir a solucionar este inconveniente.

El Cobijo de Animales de Dallas tiene la política de que si un perro no posee un microchip, es sacrificado en las 72 horas siguientes a su llegada. Viejos cazadores de perros de la región detallaron que se les instruyó que dejaran de apresar perros para prosperar la reputación de las tasas de eutanasia de la región. Conque Marina se ha solicitado de salvar perros y después comunicar su información en su conjunto de Fb para hallarles un hogar amoroso.

El dumping es ilegal. Hasta la actualidad, solo hubo un arresto por la parte de la policía de Dallas, y es por el hecho de que Marina grabó la placa de un camión que tiraba perros durante la noche. Por suerte, más allá de que Marina tiene inconvenientes para localizar asistencia local, ha recibido el acompañamiento de un conjunto llamado Salve de segunda ocasión. El único problema es que todo está en Novedosa York.

3. Tigre

Tiger el pitbull tuvo una vida dura, por decir lo menos. El perro tiene mucho más de 10 años y quedó sueco y ciego. Entonces, en el momento en que su dueño original por el momento no ha podido conducir el precaución de Tiger, fue adoptado por una mujer llamada Lexie Tinsley. Lamentablemente, tras tenerlo a lo largo de precisamente un año, Tiger logró huír.

Lo que Lexie no sabía era que Tiger se había hecho amigo de un chihuahua callejero. Los 2 perros chiquitos andaban por un parque local en Bartlesville, Oklahoma. El río se había congelado, con lo que Tiger prosiguió caminando sobre el hielo sólido hasta el momento en que cayó al río helado. A dios gracias, un hombre llamado Micah Siemers se encontraba en el parque, y fue testigo del pitbull peleando en el agua. Usó un cable de extensión próximo como nudo y tiró al perro para ponerlo seguro.

2. Asha

Un perro callejero en Udaipur, India, procuraba un espacio para reposar. Conque se metió en un barril abierto que se encontraba de costado. Desgraciadamente, no se percató de que el barril se encontraba lleno de alquitrán negro. El calor corporal del perro derritió el alquitrán a lo largo de la noche y se atascó, sin forma de que lo sacara.

Los rescatistas de una organización llamada Animal Aid Unlimited debieron emplear aceite vegetal para sacarla del alquitrán y sacaron de forma cuidadosa la mugre de su pelaje. Su cuerpo había sufrido quemaduras graves en un lado y le tomó mucho más de 3 horas de trabajo antes que la perra pudiese pararse por sí sola. Desde ese día, se había recuperado completamente. Los rescatistas eligieron llamarla “Asha”, que significa “promesa” en hindi.

1. El Festival de Yulin

La próxima historia es la mucho más inquietante con diferencia, con lo que se dejó para el desenlace.

En ciertas secciones de China y Camboya, la multitud come carne de perro. En su cultura, no ven ninguna diferencia entre matar un pollo por carne o matar un perro. Un activista por los derechos de los animales nombrado Marc Ching de Los Ángeles va de incógnito a las factorías de carne de perro asiáticas bajo el aspecto de un rico inversor estadounidense. Negocia traer a casa ciertas “muestras” de perros vivos que fueron torturados, diciendo que él va a decidir después lo que piensa de la calidad de la carne. De todos modos, Marc trae a los perros de regreso a Los Ángeles, donde les ofrece atención médica y los da en adopción.

De año en año, hay mucho más de 20 millones de perros fallecidos en China por carne. Lamentablemente, hay bastante que un hombre puede llevar a cabo. No obstante, las acciones de Marc contribuyeron a poner el foco en el tema. En 2017, un enorme conjunto de activistas por los derechos de los animales de Humane Society International detuvo un camión en el sur de China que se dirigía al Festival de la carne de perro de Yulin. El conjunto logró socorrer a mucho más de 1,000 perros de ser devorados.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *