10 impactantes fotos de época del crimen y la aplicación de la ley

En esta era de polémicas sobre la policía y su militarización, polémicas sobre la civilización juvenil y respuestas a tiroteos masivos, en USA de forma frecuente creemos que principios del siglo XX fue una temporada parcialmente pacífica. No vimos las imágenes de tiroteos policiales controvertibles desde principios del siglo XX ni nada parecido. En la mayor parte de las imágenes que vimos de la temporada, la gente semejan parcialmente limitadas y sosiegas, y revelan lo menos viable sobre sí mismas. Pero no en estas situaciones. Aquí observamos el lado extraño, indecoroso y sincero de la app de la ley en los primeros días de la fotografía.

10. Mugshots de tendencia

No es requisito que le afirmemos que en estos días se estima que todo el planeta se tome por lo menos una autofoto con su teléfono toda vez que realice algo destacable. Asimismo pensamos que pertence a las mayores vejaciones en nuestras vidas que nos tomen una fotografía de nuestro arresto (famosa de forma coloquial como una “fotografía policial”). Por ende, la mayor parte de la gente tienen exactamente la misma expresión en esas fotografías que en su licencia de conducir. No obstante, en la década de 1920, todavía era una novedad que un individuo se tomara una fotografía, aun en situaciones probablemente indecorosas. Por consiguiente, en el momento en que el australiano El gobierno publicó una compilación de fotografías policiales de esa temporada, que incluía varias fotografías de personas jugando con la cámara pese a la naturaleza sombría de la fotografía.

Había imágenes de australianos vestidos con sus mejores galas de domingo o realizando poses simuladas tal y como si fuesen modelos a puntito de manifestarse en un catálogo. Había un individuo que en teoría había sido obligada por la policía a vestirse como una mujer. Es de sospechar que tenía que ver con ciudadanos que, por norma general, respetaban la ley y no personas que la policía suponía que serían un riesgo para la sociedad si les dejaban accionar como vampiros para la cámara, en tanto que eso complicaría mucho más la identificación.

9. Barra de hermosura china

En las naciones occidentales nos encontramos familiarizados a la iniciativa de que en países asiáticos como China, los castigos para los infractores de la ley por lo general son draconianos. Por servirnos de un ejemplo, a lo largo de la disputa de arrodillamiento de la NFL, hubo reportes de novedades sobre de qué forma esos deportistas habrían enfrentado tres años de prisión si hubiesen hecho lo mismo allí. Pero hay algo con ingenio despiadado en sostener personas a cruces improvisadas, como le sucedió a este convicto en este 1900 fotografía, en especial teniendo en cuenta el papel que juega la Cruz en muchas otras naciones. Dado que asimismo fue obligado a arrodillarse con cadenas semeja prácticamente felizmente elevado.

El sobrenombre “Barra de hermosura”Se registró por vez primera en 1834. Según el Asiatic Journal and Monthly Register, se debió al hecho de que el procedimiento fue en teoría inventado por la mujer de un juez. No es la manera mucho más efectiva de llevar la inclusión a la política china.

8. Arresto por traje de baño

Visto que la ropa de playa que se cortaba bastantes centímetros sobre la rodilla fuera ilegal en muchas playas estadounidense acostumbra tratarse como una extravagancia de la historia. Es tan extraño para nosotros, con nuestras playas repletas de gente en tanguitas y speedos, que bien podría haber sucedido en una caricatura. Todas y cada una las fotografías increíblemente varias de oficiales de la ley reales y mortalmente serios semejan algo amenas.

Entonces está esta imagen de Julio 1922 tomada en Chicago de una mujer que es puesta bajo custodia por el delito de tener los muslos perceptibles y de súbito pierde su apariencia entretenido. Hace vívida la invasión extrema y derrochadora de la intimidad que fue y la sencillez con la que se puede abusar de ella. Hubo un caso judicial de 1919 donde habían detenido a una mujer por llevar un traje de baño bajo la falda, que el policía debió alzar para localizar. La situacion fue desechado por el juez, pero con historias como esa y también imágenes de personas acosadas o privadas de la independencia por delitos absurdamente inofensivos provoca que sea realmente difícil opinar las presuntas buenas pretenciones de los agentes de la ley.

7. Pirata colgado (…?)

Semeja haber alguna disputa cerca de la naturaleza precisa de esta imagen. Lo que no se discute es que esta era otra forma común de castigar a los convictos en la China de principios del siglo XX. Ciertos han afirmado que el preso de la jaula era un pirata que había ejecutado a múltiples personas. Está parado sobre una compilación de rocas y madera como una manera de estrangularlo de forma lenta, y cada día le quitan un trozo de detrito diferente.

No obstante, esta clase de jaula de la desaparición era una práctica bastante común cerca de 1900 para castigar a los piratas. Según chinesemartialstudies.com, no eran estrangulados. Los dejaron fallecer de deshidratación. Semeja un tanto mucho más elogiable que la opción alternativa: ¿cuántos días podría perdurar alguien que se encontraba prácticamente inmóvil en una jaula, dejado al sol, si absolutamente nadie estuviese presto a ofrecerle agua? Cualquier persona que sea la realidad de eso, disuadir a los piratas era suficientemente esencial para el gobierno chino para que las postales textuales de estas ejecuciones se extendieran por las zonas que padecían los peores efectos de la piratería. Eso puede parecer irremisiblemente retrasado para el instante, pero tenga presente que postales de linchamientos se extendieron por América en ese instante y a lo largo de décadas después.

6. Sufragista en pelea

La mayor parte de las representaciones del movimiento por el voto femenino de principios del siglo XX de todos modos no van alén de los labios superiores recios y las marchas. Quizás merezca una mención visto que hubo un movimiento anti-voto femenino o alguna otra novedad. Pero la realidad era considerablemente más fea. No solo hubo una amplia campaña impresa y de cómics en contra suya que con un tono que cambiaba de “Las sufragistas son feas” a “Deseo que las sufragistas sean detenidas y torturadas”. Esta fotografía de 1910, tomada a las afueras de Westminster Londres, exhibe el comienzo de un motín que empezó una vez que se derrotara un emprendimiento de ley para dar a las mujeres derechos de voto.

Múltiples mujeres fueron seriamente golpeadas en la pelea posterior, y todavía pasarían 18 años antes que las mujeres británicas comenzaran a recibir representación para sus impuestos. Las mujeres con frecuencia fueron agredidas no solo por la policía sino más bien asimismo por transeúntes en las próximas décadas de campaña. Varios prosiguieron persiguiendo la causa en prisión, y ciertos han comenzado huelgas de apetito que provocaron nutrición obligada. Si bien hubo menos mártires de prominente perfil por la causa, se encontraba considerablemente más cerca de la intensidad del Movimiento de Derechos Civiles de las décadas de 1950 y 1960 de lo que nos encontramos familiarizados a percibir.

5. Tiroteo de 1938

Ya que el equipo de cámara era bastante menos manipulable en ese instante y no existía la larga red de comunicaciones que nos divertimos el día de hoy, hay parcialmente escasas imágenes de situaciones de crímenes activos y tiroteos antes de la Segunda Guerra Mundial. Esta imagen en Los Ángeles por enseñar un combate contra escuadrones de policía es, por ende, aún mucho más única. En la acera que lleva a la vivienda hay 2 policías asesinados.

Dio la al azar de que el sospechoso no era un criminal empedernido que se resistía en el final de una extendida persecución. Tenía 60 años George Farley, quien disparó a los agentes puesto que solo estaban entregando un aviso de desalojo. Además de esto, si opina que la policía estadounidense pasó por un periodo en el que fue bastante indulgente con los criminales, este tiroteo señala que no es nuevo. Pese al prolongado combate que requirió que lo hirieran cinco ocasiones para ser derruido, solo fue proclamado culpable de 2 cargos de homicidio involuntario.

4. El sistema Bertillon

Esto puede parecer alguien en un dispositivo de un semejante del Sierra películas efectuadas a lo largo de la Edad de Oro de Hollywood. Pero no, era entre los instrumentos de la antropometría, el procedimiento estándar de identificación de sospechosos desde 1882 hasta el momento en que fue sustituido por huellas digitales considerablemente más fiables en 1912. Fue nombrado en honor a Alphonse Bertillon, un secretario de registros de la policía de París que deseaba un sistema mucho más estandarizado para detallar a los sospechosos.

Pese a su empleo de artefactos supuestamente absurdos y un sistema que quedó anticuado, Bertillon no era un obseso. Tenía la visión de futuro bastante de que su otro enorme encontronazo en el trámite policial fue apretar poderosamente para un empleo extensivo de la fotografía en situaciones de crímenes y convictos. Bertillon asimismo parecía de manera perfecta presto a que se sustituyera el sistema que llevaba su nombre, estimando que se le asigna ser la primera persona en solucionar un delito usando huellas digitales en conjunto de naciones europeo.

3. La policía de Atlanta

A primer aspecto, esta no es la fotografía mucho más enternecedora. Son solo ocho oficiales afroamericanos en Atlanta, Georgia que se alinearon para un retrato en 1948. Lo mucho más revelador de esta fotografía es que tres de los oficiales están sentados en pupitres institucionales minimalistas. Eso es pues esto no fue retirado en ninguna sede de la policía. Esto fue tomado en el sótano de un YMCA, pues el jefe de policía de Atlanta, Herbert Jenkins, insistió en que un oficial negro que trabajaba en la sede primordial haría que los otros oficiales los atacaran a la visión.

Atlanta llegó por su fuerza policial segregada como producto de una llamada policial en 1940 del apartamento de Marian Doom en West Peachtree Street respecto a un estruendos en la calle. La policía que llegó en contestación a la llamada se encontró con el joven conserje Earl Sands y, en frente de 20 presentes, empezó a golpearlo con un blackjack, entonces lo arrastró hasta el turismo patrulla con una cadena cerca de su cuello, lo que por último resultó en una multa de Sands. $ 34. Entre los presentes resultó ser un letrado y presentó una demanda por el ataque, lo que provocó una queja pública que resultaría en una fuerza policial separada para conducir las llamadas que involucraban a ciudadanos negros ocho años después, en especial increíble estimando que bastante gente negras no lo eran. t poder votar en ese instante. Múltiples de los oficiales, la enorme mayoría de los que ahora habían subsistido al servicio en la Segunda Guerra Mundial, morirían en el cumplimiento del deber.

2. Niño homicida

A causa de los recientes tiroteos masivos en las academias estadounidenses, una contestación común fue que la gente aseveren que hablamos de algún aspecto de la vida actualizada (especialmente juegos para videoconsolas) que ha resultado en este delito que sencillamente no ocurría en los viejos tiempos. Esta imagen de 1915 del asesino confeso Elmer Fanter es un razonamiento especialmente vívido en contra suya. A los 16 años, él con sus amigos Converses Miller y Otto Mann birlaron una tienda de delicatessen local en Chicago en el mes de febrero. Un Janzen de agosto entró a lo largo del delito y, como ha dicho Fanter en el estrado, “le dio un manotazo (a Fanter) en el coo (cabeza)”. Entonces Fanter le disparó en el corazón.

Pese a de qué manera su juventud y expresión quejica tienen la posibilidad de tocar las fibras del corazón del espectador, hay una nota especial de su testimonio que ha de ser considerada. Según Primero en crueldad por Jerry Adler, mientras que daba su testimonio, Fanter se reía lo bastante para que el taquígrafo tomara nota de esto. Quizás fue un mecanismo de afrontamiento para lidiar con el agobio, o quizás solo un hábito inquieto. Pero precisamente es el género de aspecto inesperado que provoca que el delito se sienta mucho más real.

1. Fotografías de Heaven’s Eye Crime

Dejando a un lado las fotografías de tendencia de la entrada 10, absolutamente nadie considera que las fotografías similares con la app de la ley sean distinguidos. Se piensa que son absolutamente funcionales, en tanto que van a estar sujetos a análisis forenses en vez de análisis académicos. No obstante, una práctica estándar para fotografiar los cadáveres de víctimas de crímenes violentos en la localidad de Novedosa York para 1915 hasta 1920 (de un fichero de precisamente 1.300 fotografías lanzado en 2012) tenía un cierto estilo dramático que semeja que se realizó con algún género de propósito artístico. Quizás se piensa que la cámara representa el criterio del alma de la persona mientras que sube al cielo o algo por el estilo. Precisamente, recuerda instantes tan tradicionales del cine y la televisión como la toma final en Hacerse malo.

La razón del ángulo prominente es estudiar mejor las salpicaduras de sangre y la manera en que cayó el cuerpo. Las cámaras en ese instante tendían a requerir bastante distancia del sujeto para enfocar adecuadamente, por ende, la cámara se elevaba bastante. Tan prominente que en todas y cada una de estas fotografías se ven las patas del trípode. Sabiendo la carga de transportar y elaborar estos equipos, no es de extrañar por qué razón esta técnica por último se abandonó. Basta para lograr que uno se pregunte qué género de arte accidental se evitó en el desarrollo.

Dustin Koski asimismo escribió No pretendo comprender, que es de todos modos mitad fantasía obscura, mitad novela policiaca.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *