10 increíbles ciudades submarinas

La naturaleza puede ser en ocasiones inesperado. Los humanos edifican frecuentemente asentamientos cerca de las primordiales vías fluviales, lagos y océanos pues históricamente el agua fué escencial para cualquier establecimiento. Así sea para la pesca, los viajes o el comercio, varios de los primordiales centros de la civilización primitiva eran puertos y balnearios. Pero eso asimismo quería decir que corrían el peligro de padecer terremotos, sunamis y volcanes.

En la era actualizada, el avance no acostumbra dejar que nada, no una localidad, se interponga en el sendero. De ahí que, ocasionalmente el gobierno anega ciudades enteras para crear presas, plantas de energía hidroeléctrica, etcétera. El resultado es que hay una sucesión de visibles ciudades anegadas que se tienen la posibilidad de conocer en el mundo entero y que detallan el pasado lejano y en ocasiones el no tan lejano

10. Los pueblos perdidos

En la década de 1950 se inició la construcción de la vía marítima del San Lorenzo, una sucesión de canales que dejaban conectar los Enormes Lagos con el océano. Un barco podía viajar desde la costa este hasta Duluth (Minnesota). El Seaway tardó 5 años en completarse y se prolonga 370 millas. Su construcción no estuvo exenta de óbices, siempre y en todo momento. Por servirnos de un ejemplo, los 10 pueblos de Ontario, Canadá, que se conocieron como los Pueblos Perdidos. Como producto de la construcción de la vía navegable, estos pueblos están en este momento bajo el agua.

Todos y cada uno de los habitantes de los pueblos fueron trasladados a otras ciudades en la mitad de tensas negociaciones sobre el valor de la propiedad. Otro pueblo no solo fue inundado, sino fue recogido y movido a poca distancia. Destrozaron la presa el 1 de julio de 1958 para dejar que comenzara la inundación. 4 días después, no quedaba ningún pueblo

En suma, mucho más 6.000 personas debieron ser reubicadas y se trasladaron cientos y cientos de inmuebles, al paso que considerablemente más fueron dejados por la borda. Entre los pueblos, una isla famosa como Sheek Island, tenía patentizas de un establecimiento originario de 3.500 años de antigüedad, pero los sacrificios por preservarlo fracasaron

Los buceadores modernos tienen la posibilidad de conocer los sitios y proseguir viejas veredas y caminos entre las ruinas. En el momento en que el nivel del agua es suficientemente bajo, ciertas tienen la posibilidad de verse desde las riberas

9. Shi-Cheng

Shi-Cheng, en el lago Qiando de China, puede ser la localidad hundida mucho más increíble de todo el mundo. Con varias puertas con perfección preservadas y esculturas de leones, dragones y demás. Aun los datos de madera de la región semejan preservarse. Si bien la localidad en sí data del año 208 d.C., no fue sumergida hasta 1959. Fue entonces en el momento en que el gobierno chino optó por hacer un lago artificial como atracción turística adjuntado con una central de energía hidroeléctrica. Shi Chengadjuntado con otras ciudades viejas, fueron anegadas.

No fue hasta el año 2001 en el momento en que la localidad volvió a cobrar importancia en el momento en que los buzos del gobierno chino la hallaron. En este momento otros buceadores tienen la posibilidad de realizar recorridos por el sitio, pero aún no fué absolutamente cartografiado, con lo que no es para el turista ocasional

8. Pavlopetri

Entre las ciudades hundidas mucho más viejas nunca descubiertas, la localidad griega de Pavlopetri se remonta por lo menos a 5.000 años. Impresionantemente, la localidad se preservó a pocos metros bajo la área del mar, pero no fue descubierta hasta principios del siglo XX. Hasta este día no se hizo una excavación completa, si bien equipos de arqueólogos llevan décadas visitando la región para hacerse un concepto precisa de la antigüedad, la predisposición y el contenido de las ruinas

Se descubrieron varios elementos, desde jarras minoicas hasta cerámica y elementos familiares de empleo diario. Gracias a la antigüedad y a la localización del yacimiento, la excavación y el estudio fueron bien difíciles. Tanto la polución como las corrientes peligro de dañar el yacimiento complicando la investigación seguramente

7. Port Royal

Port Royal, en Jamaica, se encuentra dentro de las ciudades hundidas mucho más increíbles de todo el mundo y entre las preferidas de los buceadores. El sitio preferido de los piratas en una temporada pasada, Port Royal era famosa por el ron y el libertinaje, al unísono que era un considerable centro de corsarios y mercaderes. Se la llamaba “la localidad mucho más malvada y pecaminosa de todo el mundo”. En 1692, un terremoto seguido de un sunami selló el destino de la región. Fallecieron mucho más de 2.000 personas y el mar se tragó la mayoría de la localidad. Parece ser, la localidad tardó solo 37 minutos en ocultar.

Actualmente se tienen la posibilidad de llevar a cabo excursiones de buceo a 40 pies de hondura y ver la localidad, preservada así como era. En tierra hay un pequeño pueblo de pescadores que sigue, pero los bienes y la historia continúan debajo. Si deseas sumergirte y echar una ojeada, precisas el permiso del gobierno jamaiquino. Como el desastre se causó tan velozmente, una gran parte de la localidad quedó así como se encontraba en el momento en que la multitud vivía allí, lo que proporciona una extraña visión de la vida de los piratas y sus congéneres.

6. Dwarka

Escasas ciudades hundidas fueron objeto de tanta desinformación como Dwarka. Diríase que Dwarka es el sitio de nacimiento de Krishna, un avatar de Vishnu y una deidad hindú. Conque hallar la localidad donde nació o vivió Krishna podría ser un enorme inconveniente. Y en el momento en que se descubrió la localidad hundida de Dwarka, ocasionó un enorme revuelo.

Ubicada en la costa occidental de la India, hay una enorme localidad submarina que varios piensan que es la vivienda de Krishna. Las pruebas de los asentamientos se remontan al siglo XV a.C. Lamentablemente, hay mucha confusión sobre lo que está y no está en ruinas. Las publicaciones en las comunidades que aseguran enseñar imágenes de la región perdida se distribuyen de forma frecuente con información falsa. El Times of India aun logró un desglose paso a paso de fotografías falsasLos arrecifes artificiales de Florida y Port Royal en Jamaica, los primeros de su tipo, fueron restaurados a su origen real

Lo que descubrieron en Dwarka son bastantes inmuebles de piedra y artefactos. La existencia de Krishna todavía es objeto de enfrentamiento.

5. Potosí

Potosí, Venezuela, fue víctima del avance en la década de 1980. Este pueblo andino llegó a albergar a mucho más de 1.000 personas, pero en 1984 el gobierno venezolano evacuó el pueblo para ofrecer paso a una presa hidroeléctrica que anegaría la zona. El presidente voló al pueblo y sencillamente les mencionó que debían irse

La composición mucho más alta del pueblo era una iglesia e inclusive tras la inundación, el campanario continuó sobre el agua, la punta y la enorme cruz en la parte de arriba era la única señal de que había habido un pueblo allí.

En algún instante a fines de la década de 2000, las aguas han comenzado a bajar merced a los cambios en los patrones climáticos y a El Niño. En 2010, toda la iglesia fue de nuevo aparente, adjuntado con varios de los otros inmuebles. La iglesia, que antes era un edificio colonial blanco y también inmaculado, había crecido con musgo y barro y se había vuelto de color verde pardo.

Desde 2016 el lote llevaba tanto tiempo sin agua que parecía cualquier otra localidad espectro y los viejos habitantes volvían a tomar fotografías y a conocer sus viejas viviendas. No obstante, el nivel del agua volvería a subir y probablemente toda la localidad volviese a quedar totalmente sumergida

4. Sant Roma de Sau

Hace cierto tiempo, San Romà de Sau era un viejo y popular pueblo de Cataluña, España. El gobierno local lo anegó, tras mucho más de 1.000 años, para llevar a cabo lugar a un embalse bajo la presa de Sau.

Se dio tiempo a los lugareños a fin de que recogiesen sus cosas y se reubicaran. Aun se procuró exhumar a los fallecidos del cementerio local. No obstante, el pueblo en sí continuaría y sería enviado bajo el agua. Todo, salvo un edificio muy obstinado

El Iglesia de Sant Roma era bastante alta para el embalse y, consecuentemente, la torre de la iglesia sigue sobre la línea de flotación desde el instante en que se abandonó el pueblo en la década de 1960 toda vez que baja el nivel del agua. Aun en su punto mucho más prominente, todavía se puede observar la punta de la torre.

Las ruinas sirven en este momento de atracción turística y en el momento en que el nivel del agua es bajo se muestran mucho más inmuebles. La iglesia fue aun fortificada con hormigón en su día para conservarla, pero la composición está cercada por una valla para sostener a la multitud fuera por cuestiones de seguridad

3. Atlit-Yam

Las ruinas de Atlit-Yam están en la costa de Israel. Se estima que la actividad de los sunamis ha podido haber hecho caer la localidad al mar hace una cantidad enorme de años. La datación por carbono afirma que la localidad está fechada entre 8.300 y 8.900 años. Esto la transforma no solo en entre las ciudades hundidas mucho más viejas, sino más bien en entre las ciudades mucho más viejas de la temporada.

La localidad cubre 10 acres de lote y no fue descubierta hasta 1984. Se han desenterrado varios descubrimientos pasmantes, desde viviendas hasta pozos e inclusive los cuerpos de los habitantes. Estos cuerpos han resultado ser el descubrimiento mucho más increíble de Atlit-Yam por causas muy poco comunes. Específicamente, se descubrieron los esqueletos de una mujer y un niño, que detallan las pruebas mucho más viejas conocidas de tuberculosis

Otros esqueletos daban a conocer signos de daños en las orejas, lo que llevó a los arqueólogos a acabar que estos hombres podrían ser buceadores y que sus orejas padecieron un traumatismo al bucear en pos de marisco en aguas frías.

2. Baiae

La localidad romana de Baiae se encontraba ubicada en el Golfo de Nápoles. En su día fue una suerte de localidad balneario para los ricos y poderosos romanos y era famosa por ser un centro de hedonismo. Piensa en un moderno destino de vacaciones de primavera mezclado con un toque de Las Vegas.

No era una localidad alguno, Julio César, Nerón y Septimio Severo tenían villas allí. Era fundamentalmente el centro de la vida de vacaciones romana y las peculiares ruinas lo prueban.

La actividad volcánica en la región terminó por arruinar la localidad. El nivel del mar no subió tanto, puesto que un desarrollo llamado bradisísmico logró que la tierra descendiese bajo el nivel del mar

En tiempos modernos, los arqueólogos descubrieron varias construcciones abovedadas, como el Templo de Venus y el Templo de Mercurio. Detallado esculturas de mármol asimismo fueron desenterradas. Hoy día se puede bucear en el sitio para poder ver las ruinas, pero las esculturas son de todos modos réplicas. Las auténticos se retiraron para preservarlas en tierra estable

1. Villa Epecuen

La pequeña localidad de Villa Epecuen se edificó en el lago Epecuen de Argentina en la década de 1920. Eminentemente un destino turístico, se asentaba en el bello lago salobre y ofrecía las comodidades exóticas de un balneario. Con una población que llegó a ser de unos 5.000 pobladores, tenía su estación de ferrocarril y era un animado punto de atracción para el turismo argentino. Todo lo mencionado comenzó a empeorar en la década de 1970.

Los patrones climáticos habían empezado a cambiar y las precipitaciones cada un año en Villa Epecuen aumentaron y prosiguieron incrementando. El lago medró alén de los límites de la presa que resguardaba el pueblo y el agua salobre llenó las calles.

En contraste a un sunami u otra catástrofe, este fue un desarrollo retardado pero lamentable. Los pobladores de la región sabían que se aproximaba, pero no podían llevar a cabo nada para evitarlo. En 1993, el agua tenía 10 metros de hondura.

Las aguas comenzaron a bajar tras unos 25 años. El resultado es el esqueleto de una localidad engastada de sal que en este momento puede visitarse como una atracción turística diferente. Los escombros de la región son perceptibles, tal como el pequeño contorno amurallado, al paso que una gran parte del resto prosigue bajo el agua

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *