10 personas que perdieron su ciudadanía

Es posible que no en todos los casos te agrade tu país de origen, pero por lo menos lo es tuya. La ciudadanía para nuevos países es algo que puede ser bien difícil de conseguir, pero por lo menos absolutamente nadie puede quitarte la que tienes… ¿verdad?

Incorrecto. La multitud puede y completamente llevar a cabo pierden y renuncian a sus ciudadanías en todo momento, por toda clase de causas extrañas. Estos son varios de los casos mucho más conocidos.

10. Mehran Nasseri

Absolutamente nadie está seguro de de qué forma Mehran Karimi Nasseri se quedó atascado en el campo de aviación Converses De Gaulle, probablemente, no el hombre mismo. Esto se origina por que la mayoría de la información procede del hombre mismo, que es popular por cambiar su tiene cada relato. Entendemos que es originario de Van a ir y probablemente tuvo una madre británica. Charla inglés, farsi y francés, y se comporta como un hombre con educación superior. Tras eso, donde los hechos y las leyendas empiezan a entrelazarse. En ocasiones, Nasseri afirma que fue rechazado por su familia iraní. En otras ocasiones, asegura que fue deteriorado por la policía segrega del sha. Asimismo aseguró que su madre era una aristócrata escocesa y le agrada utilizar el nombre “Sir Alfred. “

Con independencia de los datos de su crónica, en 1988 una sucesión de causas complejas que probablemente implicaron el hurto de una maleta y seguro implicaba un plan para ingresar en Enorme Bretaña con o sin sus papeles que dejó a Nasseri encallado en la Terminal Uno del Campo de aviación En todo el mundo Converses de Gaulle. No podía salir o ingresar en Francia sin documentación oficial, y tras bastante rascarse la cabeza, los gobernantes del campo de aviación le afirmaron que esperara en el único sitio donde se le dejaba mantenerse legalmente: la salón del campo de aviación. Esta espera tomó 18 años.

El hombre sin ciudadanía próximamente atrajo la atención de los medios y logró subsistir con comodidad con modestas tarifas de entrevistas, amabilidad de los extraños y usados del campo de aviación y, por último, una notable suma de $ 250.000 de DreamWorks de Steven Spielberg por los derechos de su crónica. La película que prosigue, La terminal, logró popular a “Sir Alfred”, y parecía contento de quedarse en el campo de aviación, aun rechazando múltiples promociones de ciudadanía, pues no utilizaban su nombre favorito y eran de países que no le agradaban. No obstante, el destino no dejaría que Nasseri se quedara en su cobijo terminal para toda la vida. En 2006, fue hospitalizado y por último se trasladó a un cobijo en París.

9. Gerard Depardieu

El popular actor Gerard Depardieu puede parecer tan francés como semeja, pero de todos modos, el hombre es ruso en estos días. En 2012, Depardieu se fatigó de las políticas fiscales y del gobierno de Francia, y escribió una candente carta abierta donde anunciaba que dejaría el país y renunciaría a su ciudadanía. Visto que el gobierno lo hubiese acusado antes de omitir impuestos al mudarse al extranjero no fue … una coincidencia totalmente.

Depardieu se mudó por vez primera a Bélgica, donde los impuestos son mucho más indulgentes con los ricos. No obstante, Vladimir Putin próximamente sintió una ocasión de relaciones públicas y le ofreció al popular actor la posibilidad de transformarse en ciudadano ruso. Depardieu aceptó la oferta en 2013 y, en 2014, actuaba en los niveles de París como actor ruso visitante. Semeja que Depardieu tampoco tiene planeado dormirse en los lauros de ciudadanía. En un viaje de 2018 a Corea del Norte, en teoría comunicado que tiene planeado pedir la ciudadanía turca ahora.

8. Terry Gilliam

Terry Gilliam es popular por regentar visiones distópicas como Brasil y 12 monos, y aún mucho más popular por ser el único integrante estadounidense de la histórica compañía de comedia Monty Python. No obstante, la última una parte de su legado es por lo menos medianamente injustificada. Si bien Gilliam nació en Minnesota, emigró a Enorme Bretaña en la década de 1960, se casó con una mujer inglesa y tuvo la doble nacionalidad a lo largo de tres décadas. Para todos y cada uno de los efectos prácticos, esto lo realiza tan inglés como el té Earl Grey con una rodaja de limón.

En 2012, Gilliam se deshizo de las últimas conexiones que le quedaban con USA en el momento en que renunció a su ciudadanía estadounidense. Afirma que la causa de su resolución fue el tiempo político poco a poco más desapacible de su país de nacimiento: bromeó diciendo que está pensando en demandar a George W. Bush y Dick Cheney por realizar una versión menos entretenida de la pesadilla. Brasil sin su aprobación, y que si se hubiese quedado en los EE. UU., estaría “lanzando bombas”.

7. John Huston

Absolutamente nadie sabe por qué razón John Huston, popular directivo y padre de la del mismo modo conocida actriz Anjelica Huston, decidió dejar su ciudadanía estadounidense en pos de una irlandesa en 1964. Huston y su familia habían estado viviendo en el país a lo largo de cierto tiempo, pero se ha sugerido que el cambio de ciudadanía tuvo menos que ver con opciones personales, y un lote para llevar a cabo con la tasa de impuesto sobre la renta del 80-90% en teoría se encontraba pagando en ese instante. Nuestro Huston insistió en que la medida no tenía nada que ver con los impuestos, y sencillamente sintió que un individuo habría de ser el ciudadano del país en el que vive.

Cualquier persona que sea la auténtica razón tras el recién descubierto irlandés de Huston, merece la pena apuntar que en 1969, el ministro de Finanzas del país, Converses Haughey, logró que todos y cada uno de los artistas habitantes en Irlanda exento del impuesto sobre la renta. A propósito, Haughey asimismo fue exactamente el mismo hombre que le dio a Huston sus papeles de ciudadanía cinco años antes.

6. Tina Turner

Tina Turner puede ser una artista estadounidense icónica, pero esto no quiere decir que halle América especialmente icónica. Durante las décadas, la artista se volvió poco a poco más europea: ha salido con un productor musical alemán llamado Erwin Bach desde 1985, y por último casado en 2013. Turner asimismo ha vivido en Suiza a lo largo de mucho más de 2 décadas. En este momento charla alemán con fluidez y afirma que no posee completamente ninguna conexión con los USA, salvo alguna familia. Tampoco tiene ninguna intención de regresar a su país de nacimiento.

El único paso que quedaba para liberarse completamente de sus raíces era tomar la ciudadanía suiza y liberarse de la habitante de Estados Unidos. que Turner logró de manera oficial en 2013. No obstante, ella no renunció dramáticamente a su ciudadanía, como muchas otra gente en esta lista. En cambio, el desarrollo que escogió tiene por nombre ‘renuncia’, que se semeja mucho más a un divorcio amistoso: Turner tomó la ciudadanía suiza con la intención de perder su ciudadanía estadounidense, lo que le dejó irse transcurrido el tiempo en vez de recortar los nudos inmediatamente. Si bien es un desarrollo mucho más retardado, viene con el beneficio agregada de eludir los impuestos y otras sanciones que tienen la posibilidad de estar socias con una renuncia directa.

5. Ted Arison

El multimillonario Ted Arison puede no ser tan popular como ciertas otra gente en esta lista, pero su caso de ciudadanía es indudablemente entre los mucho más tumultuosos gracias a la considerable suma de dinero implicado. En 1990, el magnate de la industria de cruceros que creó Carnival Cruise se mudó inesperadamente de Miami a Israel y abandonó su ciudadanía estadounidense, sosteniendo la parte israelí de su doble ciudadanía mientras que lo hacía.

El movimiento fué descrito por ciertos como un complot para eludir la propiedad y impuestos a la herencia, si bien este plan al final fracasó. Todavía, otros apuntan que Arison fue un filántropo increíblemente activo a lo largo de su tiempo en Israel, con lo que un deseo auténtico de regresar al país para toda la vida probablemente halla jugado cuando menos parte de su resolución de transformarse en un israelita 100%.

4. Gong Li y Jet Li

Gong Li se encuentra dentro de las estrellas de cine mucho más esenciales de China y el extendido país la ve como una figura ornamental de su identidad nacional. En 2008, ocasionó un enorme revuelo en el momento en que inesperadamente juró como ciudadano de Singapur en sitio. Esto no fue completamente inesperado, en tanto que había estado casada con un empresario de Singapur desde 1996, y ahora se había planificado que se transformara en ciudadana a inicios de año, pero no asistió a la liturgia. No obstante, su viejo país vio esto como una traición determinante: tras todo, ¿de qué forma podría ser el símbolo de la industria cinematográfica de China si por el momento no era china?

Evidentemente, Gong Li no es la primera estrella natural de China que pierde sus raíces ciudadanas. Las limitaciones de viaje del país hacen que sea realmente difícil sostener la agitada agenda de viajes de todo el mundo de actores conocidos. Hasta entonces, sostener una ciudadanía china y conseguir otra para viajar es realmente difícil pues China no reconoce la doble ciudadanía. Como resultado, el salto de ciudadanía se volvió bastante común. Entre los ejemplos mucho más conocidos no es otro que la superestrella de las artes marciales Jet Li, quien abandonó su ciudadanía china para transformarse en ciudadano estadounidense. Entonces, en 2009, renunció a su ciudadanía estadounidense para transformarse en singapurense, en teoría por la educación de sus hijos.

3. Yul Brynner

Es posible que sepas a Yul Brynner de Los siete espléndidos o como el androide amenazante original en la versión de 1973 de Westworld. La estrella calva era de todos modos nativo de rusia, y se transformó en ciudadano estadounidense naturalizado a lo largo de su riguroso trabajo como actor en las décadas de 1940 y 1950. Merced a sus raíces familiares suizas, asimismo consiguió la doble nacionalidad de Suiza, donde radicó eminentemente.

No obstante, Brynner había sido bastante trabajador a lo largo de su tiempo en la industria cinematográfica estadounidense. En 1965, se le notificó que había estado haciendo un trabajo bastante tiempo en los EE. UU. Como resultado, había perdido su exención de impuestos como ciudadano estadounidense que vivía en el extranjero, y próximamente se realizó visible que las deudas masivas de impuestos y multas habrían lo arruinó. Brynner logró lo único que ha podido para eludir la pobreza inopinada: en el mes de julio de 1965, entregó su pasaporte estadounidense en la embajada estadounidense en Zurich.

2. TS Eliot

TS Eliot fue entre los versistas mucho más conocidos del siglo XX y un monstruo de la literatura. Asimismo es una figura cultural poco común en el sentido de que 2 países distintas tienen la posibilidad de demandarle de manera comparativa por igual. Eliot era originario de St. Louis y se formó en Harvard, y escribió sus primeras proyectos esenciales como ciudadano estadounidense. Por otra parte, su trabajo se completó prácticamente completamente en suelo inglés: se instaló en el país poco tras sus estudios y se transformó en ciudadano británico naturalizado en 1927. En el desarrollo, abandonó su ciudadanía estadounidense y se unió a la iglesia anglicana.

Los escritos de Eliot dan la impresión de que su desarrollo de naturalización no fue tan fácil como podría haberse aguardado teniendo en cuenta su estatus de celebridad. En una carta a su hermano, él relata particularmente que “debió desplazar ciertos hilos con el ministro del Interior” a fin de que sucediese. Por otro lado, ya que se encontraba en una situación donde tenía ese género de ingreso a gobernantes de prominente rango, suponemos que no tenía asimismo varios inconvenientes con su app.

1. Bobby Fischer

En 1992, a la superestrella estadounidense del ajedrez Bobby Fischer se le ofrecieron 3,3 millones de dólares americanos para jugar un partido de exhibición en Yugoslavia. Lamentablemente, próximamente descubrió que esto violaba las sanciones estadounidense contra el país, y su gobierno en este momento deseaba hacerle ciertas cuestiones bastante serias. Fischer reaccionó a la situación saliendo de la red. A lo largo de los próximos años, según los reportes, fue visto en Budapest, Filipinas y Suiza, y solo salió para una entrevista ocasional en las estaciones de radio de múltiples países para ofrecer delirios poco a poco más desquiciados sobre su país de origen. Él ganó bastante infamia apoyando los asaltos del 11 de septiembre y aseverando que una conspiración judía lo perseguía, más allá de que su madre era judía.

Esta extraña situación duró hasta 2004, en el momento en que Fischer fue detenido en El país nipón por procurar emprender un avión sin un pasaporte válido. El profesor de ajedrez fue velozmente encarcelado, mientras que los distintos gobiernos comprometidos en sus payasadas procuraban saber qué realizar con él. En este punto, un participante sorpresa entró en escena: el gobierno de Islandia le ofreció la ciudadanía a Fischer. El vencedor de ajedrez era una suerte de historia de historia legendaria en el pequeño país por el hecho de que ganó su partido estrella contra el enorme profesor ruso Boris Spassky en Reykjavik. Vieron que su excelencia se encontraba a la par con Mozart, con lo que estaban prestos a tolerar sus comentarios desapacibles en lugar de salvarlo del sistema judicial estadounidense. Y de esta manera, Bobby Fischer dejó de ser estadounidense y se transformó en islandés hasta su muerte en 2008.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *