10 platos sádicos del este de Asia (que no son solo rumores infundados)

Generalmente, a los humanos les agrada comer animales que han sufrido, así sea “humanamente”, en mataderos de nueva generación, o mucho más “comúnmente” en ritos culinarios sádicos.

Los ejemplos de este último sobran en todos y cada uno de los continentes, pero quizás ninguno mucho más que en Asia, en especial en las cercanías de China.

Aquí están 10 de los peores.

(Nota: si eres aprensivo, posiblemente quieras ver hacia otro lado, o por lo menos abstenerte de apretar reproducir en los vídeos ahora …)

10. Camarones Borrachos

Hay múltiples variantes en este plato, pero todas y cada una comprometen emborrachar camarones y cocinarlos vivos. Ciertos chefs los sumergen en alcohol y prenderlos en llamas, al tiempo que otros los dejan nadar y “Ahogarse” en vino Shaoxing antes de cocinarlos al vapor vivos con verduras.

Tan innecesariamente violento como suena, de todos modos es bastante razonable (si es completamente preciso comer camarones). Los mariscos son plagado de parásitos que se multiplican de forma rápida cuando el huésped muere, liberando toxinas que tienen la posibilidad de subsistir a la cocción. De ahí que cocinamos langostas vivas. Cuando menos los chinos primero se emborrachan con camarones.

No obstante, todavía hay un toque de júbilo sádico en el nombre, que (de forma casual) es fonéticamente prácticamente idéntico al chino para “lo mucho más bajo de lo bajo”.

9. Loach Hot Pot

La dojo o locha es, supuestamente, un “Como una mascota” peces que tienen la posibilidad de ser entrenados y que la pasan bien que los toquen. En El país nipón, fué un factor básico de la dieta de la clase trabajadora promedio desde hace tiempo. Hoy día es habitual entre los turistas asimismo—Especialmente en el popular lugar de comidas Komagata Dojo en Asakusa, Tokyo. Aquí, se sirven precocidos en un caldo sobre un quemador de carbón adjuntado con una selección de condimentos y cebollas verdes. En el momento en que los comensales acaban el desarrollo de cocción, el dojo son tan tiernos que se tienen la posibilidad de comer enteroshuesos y cabeza y todo.

Si bien esta cazuela ardiente de loach es lo que la mayor parte de los nipones van a pensar en el momento en que escuchen las expresiones dojo nabe, hay otra preparación mucho más sádica a tomar en consideración. Ciertos suponen que es un mito—Y bien puede haberse producido con el Zipang serie manga-pero ciertos aseguran haberlo probado.

Exactamente la misma la versión familiar mucho más famosa, la versión llamada “tofu infernal” es bien simple. Las lochas se ponen en una cazuela de agua fría con un bloque de tofu y se llevan gradualmente a ebullición; conforme el agua se excita, los peces se ocultan en el tofu para huír, solo para cocinar vivos por la parte interior.

8. Tres chirridos

https://www.youtube.com/watch?v=nLzHZp_XHAs

En teoría un manjar clásico de la provincia de Guangdong (Cantón), “tres chirridos” es un plato de roedores bebés vivos, del tipo rosado y sin pelo que ves saliendo de un útero. Los comensales los sujetan con palillos chinos (chirrido # 1), los sumergen en salsa picante (chirrido # 2) y los muerden entre los dientes (chirrido # 3).

Hay que decir que la mayor parte de los chinos están tan abatidos por ello como todos, de la misma varios platos de esta lista. Pero como prueba de vídeo va a probar, no obstante, es una cosa. No es muy probable que sea “clásico”. Los vídeos de personas que comen el plato tienden a tener la sensación de un desafío o desafío al estilo de YouTube, lo que recomienda que es cualquier cosa menos normalizada en China. Y varios vídeos no detallan a personas masticando.

Aún de esta manera, las tradiciones deben iniciar en algún lado. Quizás estemos vivenciando el nacimiento de un nuevo delito culinario que nos perseguirá a lo largo de los próximos años (exactamente la misma los chillidos, presumiblemente, torturan a los comensales).

7. Sopa de tortuga ardiente

La sopa de tortuga ardiente es un plato clásico en múltiples países del este de Asia, pero es discutido por múltiples causas. Primero, muchas especies de tortugas están en riesgo crítico de extinción. Esta es, en parte, la razón por la cual la sopa de tortuga es en este momento tan extraña en los EE. UU. Para ser extraña (o ilegal), pero en algún momento fue un plato común aquí. Seguidamente, el consumo de tortugas (marinas) implica el peligro de quelonitoxismo, un género de intoxicación alimenticia relacionada con coma y inconvenientes de órganos. Tras todo, las tortugas tienen la posibilidad de absorber un sinnúmero de contaminantes de aguas contaminadas a lo largo de su historia útil de décadas. Y si bien la cría de tortugas puede ser un negocio grande y en apogeo en China, asimismo lo es la caza furtiva de la naturaleza.

Pero la sopa de tortuga ardiente asimismo es increíblemente despiadado. Una receta en El libro de cocina chino (1917) velozmente suprime la barbarie, pero es simple de ver en el paso inicial: “Coloca las tortugas vivas [all three of them] en una cazuela de agua fría. Llevar a ebullición poco a poco “. No se relata el padecimiento implicado (la receta pasa velozmente a freír la carne en “Fun Wine”), pero opuestamente a la creencia habitual sobre la cocción de langosta, empezar con agua fría no anestesia a los animales; de todos modos hay bastante mal.

En verdad, uno puede imaginarse a las tortugas intentando de enfriarse tomando el agua, que próximamente se transformará en su ganado, durante el hervor viva lenta pero indudablemente.

6. Corazón de serpiente

Listas como esta (si no tienen precaución) tienen la posibilidad de ofrecer la impresión racista de que la mayor parte de los asiáticos orientales son monstruos salvajes y sedientos de sangre, y que la crueldad hacia los animales es de alguna forma inseparable a sus etnias (primordialmente budistas). Precisamente, este semeja ser el criterio adoptado por los mochileros occidentales que asisten en masa a los sitios de comidas de víboras “habituales” de Vietnam para Deléitate con los corazones y la sangre de víboras vivas.. Pero es prácticamente una invención occidental. En verdad, esta tradición particularmente se remonta precisamente a La playa (2000) con Leonardo Di Caprio. Si bien tiene la posibilidad de tener alguna base en la medicina habitual clásico, jamás fué una práctica extendida, quizás pues es repugnante, despiadado y implica el peligro de intoxicación por salmonela. Como apunta Nguyen Tam Thanh de Animals Asia, “Dado que subsista hay que en parte importante al turismo”. Los vietnamitas generalmente no compartas la sed de sangre de los mochileros.

Le Mat, un “genuino” “pueblo de víboras” convenientemente cerca de Hanoi, es el primordial punto de ingreso para la práctica. La visita habitual es algo como esto: el mochilero escoge el tamaño y el género de serpiente que desea torturar (de un rango que incluye especímenes silvestres en riesgo crítico); su anfitrión lo corta a lo largo y deja al descubierto el corazón que aún late; El mochilero lo saca con los dientes y lo traga, entonces lo lava con un trago de vino de arroz y sangre y bilis recién drenados. El resto de la serpiente se transforma en una diferente selección de platos, que tienen dentro filetes de serpiente, rollos de primavera, guisos y sopas, adjuntado con piel de serpiente crocante y paletas de hueso triturado.

5. Pulpo bebé “vivo”

San-nakji es otro plato popularizado por una película (Chaval mayor, 2003), pero en un caso así es clásico. En Corea del Sur, la multitud verdaderamente come tentáculos de pulpo bebé crudos terminado con ventosas que aún marchan.

En la mayoría de los casos (con suerte), los pulpos están técnicamente fallecidos en el momento en que los chefs empiezan a cortarles los brazos, pero no en todos los casos. Y en el momento en que no lo son, estas criaturas capaces finalmente siento mal—Tanto como lo haría algún otro animal si le cortaran las extremidades parte por parte. En todo caso, gracias a su sistema inquieto complejo y enormemente distribuido, con 2 tercios de sus neuronas situadas en los tentáculos, siguen moviéndose y absorbiendo aun una vez que se apartan del cerebro. Todo eso es una parte del atrayente.

Supuestamente bueno para el hígado y habitual como acompañamiento de bebidas, el san-nakji se asocia comúnmente con los hombres coreanos mayores. De todos modos, podría ser mucho más exacto decir que las bebidas son un acompañamiento del san-nakji, en tanto que supuestamente asisten a eludir que las ventosas se peguen a la garganta, lo que provoca que los comensales sean menos cautos seis de ellos de año en año) ahogarse hasta la desaparición. Otra forma de eludir este destino, aparte de masticar obsesivamente, es comerlos con bastante ajo crudo, algo que diríase que a los chupones “no les agrada”.

4. Ikizukuri (“Prepared Alive”)

Es simple denunciar varios de los otros elementos de esta lista como antihigiénicos, poco apetecibles o sencillamente sencillamente feo. Pero ikizukuri tiene un cierto arte, un atrayente estético muy elegante, sin nombrar el dominio técnico, que se hace estimar de manera fácil a los sibaritas. Pero todavía es una enorme vergüenza.

Ikizukuri esencialmente significa “Listo vivo” en japonés, lo que quiere decir que es tan fresco como sashimi puede hallar. Tras escoger un pez vivo que respira de un tanque, los chefs de sushi trabajan de manera rápida para quitarles las escamas y las tripas sin matarlos antes de diseminar la carne a fin de que los comensales arrancar con palillos. En el plato, los peces prosiguen respirando mediante sus branquias, su “espina dorsal se estremece y la cola se retuerce” en agonía mientras que miran acusadoramente desde un lecho de hielo.

Crustáceos, pulpos, ranas, y otros animales asimismo tienen la posibilidad de ser servidos vivos así, pero el pescado es lo mucho más fundamental. “Los científicos aseguran que los peces no sienten mal” aseveró un periodista, incorrectamente, indudablemente aferrándose a algún titular medio recordado. Pero aun ella no se encontraba totalmente persuadida, se halló inútil de aguantar el contacto visual con su comida antes de darse por derrotada y tragar saliva. fundamento.

3. Pez Yin-yang

El pez Yin-yang es un acto de equilibrio de opuestos complementarios: dulce y amargo, ardiente y frío, vida y muerte, pero su sadismo no se controla. Se puede meditar en ikizukuri‘s mucho más feo, mucho más perezoso primo, consistente en una carpa medio fallecida cuyo cuerpo fué frito en masa mientras que la cabeza continúa cruda. Esta barbaridad se sirve, retorciéndose en el plato, con salsa agridulce.

La clave, según el dueño de un lugar de comidas, es la prisa. Al cerciorarse de que los órganos internos no resulten dañados por el desarrollo de cocción y de que la cabeza esté cubierta en un paño húmedo, el pescado puede vivir mucho más de media hora fuera de la freidora. El dueño de ese lugar de comidas particularmente fué objeto de fuertes críticas, con un cliente aun llamando a la policia. Y si bien no se había cometido ningún delito, ya que la clase de carpa usada no se encontraba en riesgo, el plato al final se suprimió del menú.

2. Cerebros de mono

Posiblemente haya escuchado la historia: el mono asoma la cabeza mediante un orificio singularmente hecho en la mesa y los comensales le rompen el cráneo antes de sacarle el cerebro con una cuchara. Este “plato” particularmente apareció en el “reportaje de choque” de explotación de 1978 Semblantes de la desaparición, que probablemente halla inspirado la escena de la cena en Indiana Jones y el templo de la perdición (1984). Pero semeja ser un mito fantasioso, una historia de historia legendaria urbana fundamentada en una broma de un columnista de un periódico en 1948. Su persistencia en listas como esta asimismo podría ser un caso de mala traducción. Hóu tóu (cabeza de mono) es mucho más famosa como melena de león, un hongo comible habitual en la cocina de Asia oriental, al tiempo que nao (cerebro) diríase que es otra palabra para tofu.

Al paso que el maestresala de la princesa Di asegura haber comido cerebros de mono de hojas de plátano una vez, las situaciones no son tan visibles. De todas maneras, aun si en algún momento fue un manjar (quizás aun verdaderamente solo el una vez), los monos tienden a estar protegidos actualmente, adjuntado con pandas, elefantes, tigres, etcétera., con sanciones por caza furtiva que tienen dentro cadena perpetua y muerte. Asimismo existe el peligro de Patología de Creutzfeldt-Jakob (CJD) que lidiar con. Irónicamente, comer cerebros puede ocasionar demencia, tal como coma y muerte.

Aun de esta forma, no es inaudito. Las imágenes que quieren ser de ciertos jóvenes vietnamitas abriendo el cráneo de un mono y metiéndose el cerebro en la boca brotaron en 2017 y, lamentablemente, semeja ser real.

1. Burro que chilla en directo

La gelatina de piel de burro es muy buscada en China como antídoto para la anemia, las arrugas, los tumores y la carencia de energía o la libido, por ejemplo dolencias. En verdad, la demanda es tan alta que los burros son frecuentemente arrebatado de las aldeas por los sindicatos del delito ordenado.

Pero la carne de burro asimismo es un manjar y es cara en comparación con muchas otras carnes. Para asegurarles a los clientes del servicio que de todos modos lo que están comprando es carne de burro, y además de esto carne fría de burro, se conoce que los comerciantes apalear a los animales hasta matarlos al costado de la carretera y matan su carne a pedido para los conductores que pasan.

No obstante, a ciertos comensales les agrada quedarse … presuntamente. No es precisamente un plato habitual, pero “burro que chilla en directo” es precisamente como suena. Los “chefs” amarran y limitan a los burros vivos mientras que cortan trozos de carne y los sirven crudos a los comensales que se sientan cerca. Se piensa que el sonido de un rebuzno agonizante es un acompañamiento que disfrutes la comida.

Para esos que eligen la carne de burro cocida, diríase que ciertos chefs pelan la piel y vierten agua hirviendo sobre la carne. Más allá de que no hay mucha prueba que respalde esto, la tortura tiene cierto sentido dado el prominente valor de las pieles de burro en China.

Por lo menos, como sucede con ciertas otras entradas mucho más inciertas de esta lista, puede ser una exclusiva tradición en sus inicios, un mito hecho situación por el apetito de la raza humana por el sadismo. Si es de esta forma, indudablemente va a haber un vídeo en algún instante.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *