10 primos internacionales de Bigfoot

La crónica de Bigfoot en América del Norte es una mixtura de leyendas regionales, ciertas nativas americanas y otras no, que charlan de un hombre del bosque peludo, similar a un mono, con, como su nombre señala, pies enormes. Se han publicado comentarios, cuentos de presentes y anécdotas desde por lo menos el siglo XIX. En 1958 el Tiempos de Humboldt publicó una carta sobre la criatura que despertó bastante interés. Hicieron un rastreo de la parte y dejaron caer el nombre “Big Foot”, como los madereros locales habían llamado a la criatura que dejó huellas enigmáticas. De esta forma nació una historia de historia legendaria perdurable. Pero está lejos de ser el único. Los hombres salvajes y los hombres macacos han existido en leyendas cerca del planeta a lo largo de años. Aquí hay una ojeada a 10 de los mucho más atrayentes.

10. Abominable hombre de las nieves de Nepal

Lejos de su primo forestal estadounidense, en las heladas extensiones de la cordillera del Himalaya es donde diríase que el Abominable hombre de las nieves llama hogar. Asimismo popular como el abominable muñeco de nieve, quienes lo han presenciado aseguran que es mucho más capaz que el oso promedio y que se sostendrá bajo la línea de nieve para eludir dejar huellas. Según los reportes, se vió en China, Rusia y Nepal.

Aseguran que el Abominable hombre de las nieves es grande, pero no Bigfoot. De forma frecuente diríase que la altura es de cerca de seis pies de altura, pero asimismo se registra en la friolera de 400 libras, lo que provoca que esta criatura gris o de pelo castaño rojizo sea un jóven fornido. Y es viejo. Muy, viejísimo.

Alejandro el Grande Diríase que deseaba ver un Abominable hombre de las nieves. La multitud lo estuvo intentando encontrar desde el 326 a.C., lo que lo transforma en entre los críptidos mucho más perdurables de la historia. El gobierno de Nepal aun emitió licencias de caza en los años 50 a fin de que la multitud pudiese gastar cerca de $ 500 para apresar y matar a un Abominable hombre de las nieves. Posiblemente se sorprenda al comprender que absolutamente nadie lo logró.

Diríase que Heinrich Himmler logró que se investigara al Abominable hombre de las nieves en nombre del partido nazi con la promesa de conocer que la criatura era el progenitor de la raza aria. Su científico concluyó que era sencillamente un oso.

9. Yowie de Australia

Como era de aguardar, los australianos no solo tienen su Bigfoot, sino le brindaron los más destacados nombres del conjunto. El Yowie asimismo se conoce como Yahoo, Joogabinna, Jurrawarra, Tjangara y ciertos otros. Según la historia de historia legendaria aborigen, el Yowie era una criatura que existió desde el comienzo, un hombre-criatura peludo con pies enormes que deja huellas desconcertantes.

Según ciertas fuentes, Los colonos de europa han comenzado a asegurar que habían visto al enigmático hombre-bestia merodeando por el interior antes que se enterasen de los cuentos indígenas de semejante criatura.

Las opiniones indígenas no emplean la palabra Yowie o Yahoo (esos son términos que vinieron después), y las criaturas en su mitología tienen poderes bastante alén de los de cualquier Bigfoot habitual. La aptitud de ponerte a reposar, volar e inclusive raptar personas de las profundidades de la maleza. Tampoco piensan que esta criatura logre ser vista por personas que no son indígenas, con lo que lo que los colonos aseguraron haber visto sería algo totalmente diferente.

8. Orang-Pendek de Malasia

En las selvas de Indonesia diríase que vive el legendario Orang-Pendek. En contraste a su primo occidental, Orang-Pendek no es precisamente colosal. El nombre significa “persona baja” en inglés. Orangután significa “hombre del bosque”, dicho sea de paso. Pero en contraste al orangután, el Orang-Pendek mide entre 2 y medio y cinco pies de prominente y luce un rostro en su mayoría humano, lo que recomienda que si es un primate como el orangután, es muy excepcional.

Orang-Pendek anda sobre 2 piernas y fué informado en avistamientos a lo largo de mucho más de 100 años. La descripción da mucho más probabilidad a la historia que otros muchos avistamientos de críptidos, en tanto que semeja que quizás esta sea solo una suerte de primates extraña que aún no fué categorizada, en vez de un monstruoso hombre-bestia que de alguna forma se oculta entre nosotros.

La prueba arqueológica del área descubrió los restos esqueléticos de un humano de baja estatura que se remonta a unos 50.000 años, lo que da crédito a la iniciativa de que probablemente halla algo en el área. La prueba de vídeo y fotografía de la criatura es tan escasa como lo es para alguno de los primos mundanos Bigfoot, si bien hubo un vídeo en 2018 en teoría exponiendo al pequeño chaval corriendo desde el bosque. Es de confiar? Bueno, puedes elegir por ti.

7. Skunk Ape de Florida

El rango de Bigfoot es bastante extenso con reportes en California, Canadá, Texas, México y partes medias. Pero si te diriges a Florida y las áreas circundantes, vas a encontrar que Bigfoot no es el enorme hombre del campus. Mucho más bien, es su primo popular como Skunk Ape, Swamp Ape o Stink Ape, entre otros muchos nombres.

La característica propia entre Skunk Ape y Bigfoot es lo que esperarías que se basara en el nombre. Diríase que la Skunk Ape tiene un hedor bastante fuerte. De la misma con otras criaturas afines, hay poca prueba experimental que respalde su vida, pero hubo varios avistamientos anecdóticos. Dave Sealy afirma que lo estuvo rastreando desde el momento en que lo vio en el momento en que era niño en 1974 e inclusive tiene imágenes de vídeo del año 2000. No obstante, no todo el planeta está seguro de que sea otra cosa que un hombre con un traje de gorila.

6. Ánimas de Mongolia

No lejísimos de los terrenos del Abominable hombre de las nieves, el Ánimas se prolonga desde las montañas del Cáucaso hasta Mongolia. Llamó al “Hombre salvaje”De Mongolia, con frecuencia se los equipara con los humanos, pero finalmente no se los considera humanos en lo más mínimo. Se describen como de altura promedio, entre cinco y seis pies de altura, pero con un peso de hasta 500 libras. Tienen un pelaje abultado que puede manifestarse en una pluralidad de colores y tienen semblantes que semejan humanos, pero no humanos. De forma frecuente estaban con lo que podría considerarse como el estándar para los semblantes de los neandertales, con una enorme cresta en la frente y una nariz ancha y plana.

El Ánimas tiene una extendida historia en Mongolia y entre los primeros avistamientos registrados por alguien de fuera del país procede de un preso bávaro a inicios del siglo XV. Asegura haber visto 2 que le fueron presentados al Khan como obsequios. El explorador y geógrafo ruso Nikolay Przhevalsky aseveró haber visto uno asimismo en 1871. Diríase que los libros médicos del siglo XIX cuentan la carne de Ánimas con características medicinales.

Las leyendas persisten hasta hoy, pero de forma frecuente están solo en el oeste de Mongolia, al paso que Oriente tiene poco que decir sobre esto.

5. Mande Burung de India

En contraste a los monos colosales con rostro de hombre, el indio Mande Burung se detalla como un hombre enorme con rostro de simio. La multitud asegura haberlo visto en el nordeste de la India en el bosque de Meghalaya y, de manera frecuente, es mucho mayor que su primo estadounidense. Las historias cuentan que el Mande Burung mide mucho más de 10 pies de altura y pesa mucho más de 600 libras.

En 2008, ciertos cazadores apasionados aseguraron haber encontrado muestras de pelo en un nido de Mande Burung que le brindaron al primatólogo Ian Redmond para Análisis de ADN. La primera ronda de pruebas no resultó concluyente, pero Redmond aseveró que los pelos, a la visión, parecían proceder de un humano, un orangután o aun algo similar a los pelos que Sir Edmund Hillary aseveró haber encontrado en su búsqueda del Abominable hombre de las nieves en Everest en 1953. Evidentemente, los pelos de Hillary resultaron ser de antílope, con lo que no hay forma de entender con seguridad cuáles podrían ser los pelos de Mande Burung.

Redmond, internacionalmente popular en su campo, tenía la cabeza abierta sobre lo que podrían ser los pelos, si bien no siempre confirmaba que era un hombre mono. Como apuntó, una exclusiva clase de mono había sido descubierta cinco años antes de la exhibe de Mande Burung, con lo que podría ser algo absolutamente natural y habitual, si bien extraño.

4. Barmanou del Afganistán

Esos que viajan por las montañas del norte de Pakistán y Afganistán han afirmado ver a la criatura famosa como Barmanou merodeando por la región. Este críptido se inclina mucho más hacia los humanos que hacia los monos, y diríase que tiene aprecio por las mujeres humanas, llegando aun a secuestrarlas y agredirlas.

De la misma el Skunk Ape de Florida, asimismo diríase que esta bestia genera un fragancia ofensivo, pero en contraste a todos los otros críptidos enumerados hasta la actualidad, asimismo diríase que utiliza ropa. No trajes finamente confeccionados en modo alguno, pero se vió envuelto en pieles de animales, según ciertos presentes.

El zoólogo español Jordi Magraner organizó una pequeña expedición para conocer la realidad de la criatura a lo largo de múltiples años a fines de los 80 y principios de los 90. Tristemente, tras dedicar años de investigación al tema, Magraner fue ejecutado en Afganistán en 2002 y el delito jamás se resolvió. Aparentemente, había compendiado docenas de cuentos de primera mano sobre la criatura y los había recopilado, pero jamás tuvo la posibilidad de divulgar su trabajo.

3. Yeren de China

Hay un espacio en china llamado Shennongjia popular por tener montañas y bosques espesos. Es la vivienda del Yeren, el Hombre Salvaje de China, una criatura alta de pelo cobrizo rojizo que se desplaza mucho más veloz que un humano y es increíblemente sortea.

Más allá de que ciertas historias de estas criaturas tienen décadas de antigüedad y otras cientos y cientos de años, el Yeren puede ser el críptido afín a un simio mucho más viejo registrado. Las historias de esta criatura se terminaron 2,000 añosEn verdad, el Yeren puede ser el críptido mucho más viejo de todo el mundo del que todavía se charla. Solo en el último siglo hubo 400 avistamientos.

Un incremento en los avistamientos en la década de 1970 llevó al gobierno a meterse y asegurar la búsqueda de la bestia que, como era de aguardar, no arrojó nada. Aún de esta manera, los seguidores piensan que la criatura es verdadera. Ciertos, como Chen Lianshang, a quien se detalla como un funcionario del gobierno de prominente rango, han dedicado años a la caza. No existe prueba física alén del extraño pelo suelto, pero los avistamientos prosiguen con bastante regularidad.

2. Fouke Monster of Arkansas

Otra bestia regional, el Fouke Monster es un tanto mucho más obscuro y espantoso que ciertas criaturas de otras unas partes del planeta. Se detalla como de entre siete y 10 pies de altura con ojos colorado sangre del tamaño de dólares estadounidenses de plata, garras y un hedor horrible. La criatura brincó a la popularidad una vez que en teoría atacó a alguien en los 1970s. Ese ataque se transformó en la base de la película algo conocida The Legend of Boggy Creek, que es una película de terror semi-reportaje sobre el acontecimiento. (Si eres fanático de Mystery Science Theatre 3000, posiblemente poseas visto el episodio con la secuela de esa película, Boggy Creek II: And The Legend Continues.) La película de bajo presupuesto fue increíblemente influyente y podría decirse que pertence a las primordiales influencias en películas como The Blair Witch Project.

Diríase que la criatura es carnívora y con la capacidad de llevarse animales tan enormes como cerdos de 200 libras con sencillez. En 1971, Bobby Ford aseveró que la criatura lo atacó y se liberó. Lo persiguió en su casa, donde sus amigos y su mujer lo vieron. Le dispararon a la criatura, pero jamás se halló indicio de sangre. No obstante, la policía halló huellas y fabricantes de garras. Ocasionó tal alboroto que la historia se notificó en el diario local y esto, por su parte, inspiró la película que prosiguió.

En años siguientes, el alcalde de la región señalaría que creía que las huellas del monstruo de Fouke fueron fabricadas por el hombre y que cada informe de la criatura era anecdótico sin una migaja de prueba verificable.

1. Bukit Timah Monkey Man de Singapur

Citas de Bukit Timah Monkey Man de Singapur regresar a 1805 en el momento en que un adulto mayor malayo relató haber visto a la criatura, que parecía un mono pero paseaba erguido como un hombre. Los soldados nipones en la Segunda Guerra Mundial asimismo aseguraron haber atisbado a la criatura hombre mono. En contraste al Bigfoot estadounidense y los otros primos de todo el planeta, los reportes del Hombre Mono aseguran que la criatura tiene su idioma, si bien indescifrable y hablado a alta velocidad.

La zona que transporta su nombre, Bukit Timah, es parcialmente pequeña, lo que es una de las razones por las cuales la historia es tan señalada. En un área pequeña, semeja improbable que se logre ocultar algo allí, singularmente tan cerca del área metropolitana de Singapur, pero las historias han pervivido.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *