10 rasgos que no sabías que eran genéticos

Hay 2 formas distintas en las que los humanos llegamos a ser lo que somos: la predominación de nuestro ambiente y la predominación de nuestra genética. La genética tiene una predominación considerablemente mayor en lo que somos de lo que la mayor parte de la multitud cree. Hay cosas obvias en las que influye la genética, como el intelecto, la aptitud atlética y el tamaño de los trastos. No obstante, existen muchos aspectos genéticos que son bastante menos obvios.

10. Pereza

Varias personas son increíblemente vagas. Eligen ver Netflix en demasía que realizar algo de trabajo. Es común que la multitud se pregunte por qué razón tienen este sentido innato de la pereza del que semejan no poder desprenderse. Ya que bien, perezosos, alégrense, no todo es culpa suya: ¡cúlpenlo a su genética!

Los estudiosos descubrieron genes de la pereza en el momento en que criaron 2 conjuntos de ratas. Criaron a las ratas mucho más activas y a las menos activas. Conforme la generación de ratas medraba, las ratas con progenitores activos corrían poco a poco más, al paso que las ratas con progenitores menos activos no corrían tanto. Los estudiosos tuvieron presente varios causantes, como las peculiaridades físicas, las células musculares, los escenarios de mitocondrias, etcétera. Pero se dieron cuenta que la primordial razón de su actividad y también inmovilidad era un grupo de unos 36 genes que explicaban su motivación para realizar ejercicio.

Conque, esencialmente, todos y cada uno de los que dijeron que no hay explicación para ser perezoso se han equivocado.

9. ¿Qué tan bien manejas el agobio

estresado

El agobio perjudica al mundo entero en un instante u otro. Tanto si alguien pasa por un divorcio, una extendida semana de trabajo o una operación de reasignación de sexo, todos pasamos por instantes agobiantes. La manera en que el agobio perjudica a la gente es dependiente en buena medida de su genética.

Los efectos del agobio tienen la posibilidad de verse en la zona del hipocampo zona del cerebro. En el momento en que alguien pasa por un hecho agotador, su hipocampo incrementa o reduce. El cambio de tamaño se genera dependiendo del número de genes de peligro que tenga la persona. Cuantos mucho más genes de peligro haya, mucho más reducirá el volumen del hipocampo, lo que va a hacer que esa persona tenga una reacción negativa a ese hecho agotador. Si hay escasos genes de peligro, el hecho agotador podría tener un efecto inverso y ser realmente positivo para la persona.

Esta predisposición a los efectos del agobio tiene un efecto general esencial en la aptitud de un individuo para conducir los instantes críticos de la vida que tienen la posibilidad de inducir agobio, lo que provoca que las posibilidades estén en oposición a varias personas que tienen varios genes de peligro. ¡Maldita sea, la genética!

8. Su intención de viajar

viajar

Hay bastante gente a las que les agrada viajar, y otras tantas que lo desdeñan. La gente que lo gozan tienen la posibilidad de tener un gen llamado DRD4-7R, o el “gen del viajegen de la pasión por viajar”.

La gente que tienen el gen tienen mayores escenarios de incomodidad y curiosidad. Gozan explorando nuevos sitios y no les agrada quedarse quietos. El gen se remonta a personas con ancestros que tienen una historia de viajes. Diríase que la vida humana empezó en África, con lo que las ciudades que han viajado fuera de África tienen mucho más posibilidades de tener DRD4-7R. La gente con este gen no solo gozan mucho más de los viajes, sino asimismo están mucho más prestas a asumir peligros y a examinar novedosas relaciones, alimentos y drogas. Les agrada el cambio y la aventura.

Finalmente, el gen no es singularmente común, puesto que solo está en un 20% de la población. No obstante, si se hacen las cuentas, de 7.000.000.000 de personas eso querría decir que en torno a 1.400.000.000 de personas en el planeta tienen el gen.

7. Capacidades de conducción

mal conductor

Conducir semeja una labor bastante simple. No choques con la multitud o con otros turismos y vas a ser oro. Entonces, ¿por qué razón hay muchos accidentes? Bueno, si has estado leyendo la lista hasta este punto, vas a saber que hay que a la genética.

Los estudiosos han encontrado una cierta variación genética que empeora la conducción de la gente. La gente con la variación rinden mucho más de un 30 por ciento peor en pruebas de conduccióny el 30 por ciento de los estadounidenses tienen el gen. Por consiguiente, tres de cada diez personas en la carretera podrían matarte por tu falta de capacidad al volante. La razón por la cual la gente con el gen son bastante peores manejando es pues emiten una cantidad indebida de BDNF, que es una proteína del cerebro. El BDNF asiste para retener la memoria y es fundamental para la comunicación entre las células cerebrales. Por ende, es considerablemente más bien difícil prosperar en la conducción pues es considerablemente más bien difícil retener las capacidades de conducción por medio de la práctica.

Si piensas que hay que remover a todas y cada una la gente con este gen, nos encontramos completamente en concordancia contigo. Pero quién sabe, es posible que seas tú el que tenga el gen, lector aleatorio de internet. Y no desearías que te sacaran de la carretera, si bien probablemente pudiese representar socorrer vidas. Eres muy egoísta.

6. Susceptibilidad a la adicción

adicción

La adicción pertence a las peores cosas por las que puede pasar un humano. Ya que bien, los científicos han encontrado una predominación genética en el momento de transformarse en dependiente. Los genes representan mucho más del 50 por ciento de la susceptibilidad de un individuo a la adicción adicción a las drogasy con el consumo de drogas en los USA a su punto mucho más prominentela adicción se convirtió en un enorme inconveniente.

Los médicos podrían tratar mejor la adicción si comprendieran mejor las pruebas genéticas, en tanto que solo un 5 por ciento de los médicos confía en su aptitud para comprenderlas. Esencialmente, es bien difícil localizar un óptimo trato.

Además de esto, la genética influye en la razón por la cual alguien comienza a consumir drogas. Por poner un ejemplo, en la situacion del tabaco, el 75 por ciento de la inclinación de un individuo a comenzar a fumar se apoya en su genética, al tiempo que el 60 por ciento de su posibilidad de transformarse en dependiente y el 54 por ciento de su aptitud para no fumar más se apoya en la genética. Por consiguiente, la genética es quien se encarga de un mayor porcentaje de las distintas especificaciones de la adicción que los componentes ambientales.

5. Crueldad

violencia

La multitud beligerante es el azote de la sociedad. Bueno, adjuntado con las Kardashians, por supuesto. No hay sitio para ellos, conque los metemos en la prisión por sus distintos delitos (gente beligerante, no Kardashians… si bien todavía hay promesa para estos últimos). Por más que deseamos que sea completamente culpa de ellos por lo inexorables y molestos que tienen la posibilidad de ser los violentos, la genética asimismo es una enorme culpable.

Estudiosos de Finlandia hicieron un análisis genético de unos 900 criminales y se dieron cuenta que 2 genes se asocian a que la gente sean violentas. La gente con los genes tenían 13 ocasiones mucho más posibilidades de tener un historial de crueldad.

Aun de este modo, Jari Tiihonen, que dirigió el estudio, mencionó que es muy improbable que la gente con estos genes comiencen a suicidarse. Aun si alguien tiene la mayor parte de los genes, lo mucho más posible es que jamás cometa un delito violento, pero es mucho más posible que lo realice en comparación con la población general. Aun un tribunal italiano redujo una sentencia de un asesino pues se descubrió que el asesino tenía genes relacionados con el accionar violento.

4. Precisamente lo que tienes que comer

qué comer

Olvida todo cuanto sabes sobre dietas y regímenes alimentarios, por el hecho de que todo es patraña. Bueno, no todo es patraña, pero hay una manera mejor de adelgazar y estar mucho más sano: oír los consejos de tu genética personal. No comiences a charlar contigo preguntándole a tu genética qué tienes que comer. Lo hemos intentado y no recibimos mucho más que un silencio incómodo. En retrospectiva, Denny’s no fue el más destacable sitio para procurar esto por vez primera. Pero si pudieses charlar con tu genética, obtendrías mejores consejos que cualquier “especialista en dietas”.

Estudiosos de la Facultad de Toronto se dieron cuenta que la nutrición adaptada fundamentada en la composición genética individual optimización los hábitos alimenticios. En el momento en que los estudiosos brindaron a sus sujetos de prueba consejos basados en su genética, sus dietas mejoraron en comparación con los sujetos que han recibido consejos dietéticos estándar. Por servirnos de un ejemplo, los estudiosos descubrieron un gen relacionado con la hipertensión arterial y el consumo de sal en ciertos sujetos, a los que se les brindaron consejos sobre esto. Observaron una optimización considerablemente mayor en su consumo de sodio en comparación con los sujetos que han recibido consejos estándar sobre el consumo de sal.

3. Gusto musical

gusto musical

En una investigación de prácticamente 4.000 gemelos, los científicos se percataron de que todos son tan alarmantes como pensábamos. Ah, y se descubrió que nuestro gusto musical se fundamenta medianamente en en nuestra genética. Para la gente inferiores de 50 años, la predominación genética del gusto musical es de precisamente el 55%. Por ende, los genes tienen una mayor predominación en el gusto musical en comparación con los causantes ambientales antes de los 50 años. No obstante, conforme la gente avejentan, el ambiente tiene mucho más predominación. Para la gente de sobra de 50 años, la genética solo tiene una predominación del 40 por ciento, al paso que el ambiente representa el otro 60 por ciento. Los genes prosiguen teniendo una enorme predominación, pero transcurrido el tiempo esa predominación desaparece.

El estudio asimismo tuvo presente cada género musical y el nivel de predominación de los genes en el gusto por un género musical preciso. En la situacion de la gente inferiores de 50 años, los genes influyen en un 56% en la música jazz/blues/soul, en un 53% en la música pop/tradicional/rap/hip-hop, en un 53% en la música rock/indie/heavy metal y los genes no influyen en el country/folk antes de los 50 años, pero influyen en un 28% tras los 50 años. La predominación genética en el resto géneros para la gente mayores de 50 años fue del 43 por ciento para el pop/tradicional/rap/hip-hop, del 42 por ciento para el jazz/blues/ soul y del 34 por ciento para el rock/indie/ heavy metal. Además de esto, nuestra motivación para oír música se fundamenta menos en nuestros genes, y estos tienen una predominación de precisamente el 25 por ciento.

Uf. Con todos esos porcentajes, prácticamente aguardábamos que Han Solo apareciese y nos contara sus sentimientos en el momento en que se enterase de las posibilidades.

2. Selección de pareja

atracción

La atracción humana es considerablemente más de lo que semeja. En el momento de seleccionar una pareja, no es solo el atrayente o el intelecto lo que influye en la decisión. Va mucho más allí. Específicamente, algo llamado complejo mayor de histocompatibilidad (CMH). Nuestro complejo mayor de histocompatibilidad procede de nuestra genética y tiene un encontronazo sutil en quién nos atrae.

Para resumir, nos gustan la gente con un MHC que nosotros. En una investigación de 90 parejas casadas y otras 152 parejas a la suerte, se halló que las parejas tenían MHCs muy dispares. Si los genes MHC no tuviesen predominación, no habrían encontrado MHC tan distintas en el estudio. La razón por la cual estamos atraídos por personas con genes distintas está en nuestra evolución: la variedad entre las parejas genera una descendencia mucho más sana. Por consiguiente, hemos evolucionado para buscar parejas que sean distintas a nosotros.

Además de esto, el CMH asiste para frenar la endogamia por el hecho de que nos gustan menos la gente con las que disponemos genes afines. Conque la genética es la primordial razón por la que el incesto no es común (salvo que vivas en Westeros). Eso y dado que es sencillamente asqueroso.

1. Fobias

fobia

Se estima que las fobias se desarrollan por medio de vivencias vitales singularmente malas que tienen la posibilidad de ocasionar temores irracionales. Pero según un trabajo de investigación hecho en la Capacitad de Medicina de la Facultad de Emory en Atlanta, las fobias tienen la posibilidad de transmitirse de generación en generación... Las vivencias tienen la posibilidad de ser heredadas de tus ancestros, lo que asimismo provoca que asumas sus fobias. Y tú pensabas que ese jersey feo era el peor obsequio que te había hecho tu abuela.

Esto se descubrió tomando ratones y haciéndoles tener miedo las flores de cerezo a través de descargas eléctricas en el momento en que las olían. Una vez que temieran completamente el fragancia de los cerezos en flor, los estudiosos les forzaron a reproducirse. Sus crías tenían un temor innato al fragancia de los cerezos en flor si bien no hubiesen estado expuestos a ellos antes.

Es bueno tener una fobia heredada de tus ancestros por el hecho de que de esta manera sabes lo que es malo y lo que no. En el planeta moderno, varios de los temores que has heredado tienen la posibilidad de estar obsoletos, pero podrían ser esenciales hace unos años. Por servirnos de un ejemplo, es posible que tu antepasado tuviese una mala experiencia con las arañas y de ahí que eres aracnofóbico. O si tus ancestros vivían en la sabana africana, es posible que hayas creado de manera natural el temor a los leones, si bien jamás te hayas encontrado con uno. Y si no tienes temor a los leones por alguna razón, puedes estar seguro de que tu estupidez asimismo se ha heredado genéticamente.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *