10 razones por las que colonizar Venus es una buena idea

En los últimos meses, ha surgido una exclusiva investigación que recomienda que nuestra historia amorosa con Marte como un viable segundo hogar no va a marchar. Desde los retos tecnológicos relacionados con la radiación, la gravedad, la producción de agua y los inconvenientes fisiológicos y sicológicos humanos que tienen la posibilidad de aparecer debido al aislamiento prolongado, semeja que Marte no es buen candidato para nuestro segundo hogar.

Pero, ¿y Venus?

Claro, su área es la definición misma del infierno, con una temperatura promedio de 471 grados Celsius. Pero las novedosas proposiciones de ingeniería, tal como las novedosas indagaciones sobre la atmósfera de Venus, tienen la posibilidad de probar que Venus no solo es una enorme opción para nuestro hogar lejos del hogar, sino podría ser el únicamente decisión.

Aquí hay 10 causas por las que un establecimiento de Venus es una gran idea.

10. Gravedad

La mayor parte de los otros planetas y lunas del Sistema Del sol son pequeños, con únicamente una fracción de la gravedad que proporciona nuestro hogar. Y mientras que los soñadores charlarán de una temporada donde la raza humana podría hacer enormes anillos de hábitat cerca de Júpiter y Neptuno para explotar su gravedad. La tecnología de ese nivel está a cientos, si no cientos de años de distancia, y solo hay un mundo en el Sistema Del sol con una gravedad prácticamente idéntica a la Tierra: Venus.

Los humanos evolucionaron en el campo gravitacional de la Tierra, y una exclusiva investigación sobre los efectos de los viajes exclusivas exhibe que la exposición prolongada a ámbitos de gravedad cero son dañinos para el mundo. sistema de musculatura humana. Privar al sistema muscular humano de la gravedad lleva a la atrofia en menos de nueve días sin intervención. Nuestro sistema esquelético está evolucionado para combatir regularmente contra la fuerza de la gravedad de la Tierra y, sin él, puede suceder osteoporosis inducida por los vuelos exclusivas. Los órganos de nuestro oído de adentro asimismo se ven damnificados de forma negativa por la carencia de gravedad.

Aun los astronautas que hacen ejercicio de manera regular para impedir estos inconvenientes en la Estación Espacial En todo el mundo acaban necesitando meses de fisioterapia cuando vuelven a la Tierra.

Pero, buenas novedades a todos, Venus tiene un campo gravitacional 91% mucho más fuerte que la Tierra, y la mayor parte de los científicos están en concordancia en que no sentirías mucha diferencia intentando de desplazarte. Posiblemente logre ofrecer un salto un tanto mucho más allí, pero alén de eso, el resultados consecutivos sería mínimo.

9. La área está parcialmente sosegada

Si en algún momento pudimos Para realizar en frente de las abrasadoras temperaturas que da la área de Venus, sus llanuras llanas y llanas tienen la posibilidad de ser el sitio idóneo para hacer una base para nosotros.

Al paso que la agilidad del viento en la atmósfera superior puede lograr un exceso de 400 km por hora, la área experimenta una agilidad del viento benigna de 3 km por hora.

Gracias a su rotación reaccionaria, el sol aparecería como una luz amarilla nebulosa en el momento en que se eleva por el oeste. Un año y un día siguiente Venus tomar 243 y 117 días terrestres respectivamente, y durante la noche, los colonos experimentarían un ámbito de obscuridad total.

8. Plan de nubes refulgentes de la NASA

Borre todo cuanto terminamos de decir sobre una base de área de Venus. Todavía no poseemos la tecnología para llevarlo a cabo situación y hay una opción alternativa mejor.

Unos 50 km sobre la área de Venus hay un espacio donde la enorme presión se iguala a 1 bar, la gravedad es prácticamente adecuada y la protección contra los perjudiciales rayos galácticos y solares es prácticamente exactamente la misma que en la Tierra. Y más allá de que la temperatura sigue a unos 60 grados Celsius, poseemos tecnología que podría conducir esas temperaturas.

Y ya que el aire es mucho más ligero que el dióxido de carbono, podría ocupar un globo con una atmósfera idéntica a la de la Tierra y volaría hacia la atmósfera como lo hacen los globos llenos de helio en la vieja tierra estable.

Un globo de 1 quilómetro tiene el poder potencial de subir 2 inmuebles Empire State hacia el Atmósfera venusianaY los globos mucho más enormes serían aun mejores.

Si construyéramos un globo suficientemente grande, hipotéticamente, podría aguantar todos y cada uno de los materiales y equipos que los colonos precisan para subsistir en Venus.

Y, si la pared exterior de nuestro localidad globo en algún momento rasgado? Bueno, no va a explotar como lo realiza un globo en la Tierra. Las presiones ajenas y también internas son iguales, con lo que no se generará una explosión beligerante, y cuanto mucho más grande sea la localidad, mejor. Sería como abrir una ventana aquí en la Tierra. El aire exterior se mezclaría de forma lenta con el aire de la región y al reves, pero habría tiempo de más para arreglar el inconveniente.

7. El ácido no es un inconveniente

Resguardar nuestro hipotético establecimiento venusiano de las nubes de ácido errantes sería una necesidad absoluta y, por fortuna, disponemos la tecnología para llevarlo a cabo. La misión soviética Vega en 1984 flotó en esta zona (50 km sobre la área) a lo largo de un par de días terminados, y los globos que mantuvieron a Vega en el aire a lo largo de ese tiempo fueron cubiertos con teflón. El teflón, resulta, es muy fuerte a las clases de nubes ácidas en Atmósfera de Venus.

El teflón se descubrió absolutamente por incidente, y los científicos procuraron por todos lados una substancia química. que podría dañar las cosas, aun yendo tan lejos para evaluar una substancia apodada “el gas de Lucifer” (que hizo reventar a varios científicos que juegan con sus elementos) y ninguno de esos modelos químicos fue con la capacidad de comerse el viejo teflón. Por consiguiente, estaría mucho más que a la altura de la labor de proteger a nuestros colonos de las nubes ácidas.

6. Ácido y dióxido de carbono como recurso

Aun si pudiésemos disponer ciudades en la nube Venus, todavía existen muchos inconvenientes logísticos que tienen que resolverse. ¿De qué forma generamos aire, agua y energía? Bueno, la atmósfera de Venus ahora tiene bastante de lo que requerimos. El CO2 se puede dividir en oxígeno y carbono, y el ácido sulfúrico se puede dividir en agua, oxígeno y azufre.

Podríamos realizar esto con un procedimiento que se emplea para producir oxígeno respirable para los astronautas dentro de la Estación Espacial En todo el mundo: Electrólisis!

5. Está cerca de la Tierra

seguramente entre las primordiales causas por las que Venus es mucho más ideal que Marte o algún otro mundo del Sistema Del sol es que es el mucho más próximo a la Tierra. Los retos inherentes al intento de transportar carga son prácticamente inmejorables sin una fuente de comburente mucho más eficaz, pero Venus solo es 261 millones de km lejos de nosotros.

Un esfuerzo de reabastecimiento tomaría precisamente de tres a 4 meses, en dependencia de dónde se halle Venus con relación a la órbita de la Tierra. Hablamos sobre 97 días. Un viaje a Marte podría llevar hasta 6 meses, y eso es si disponemos suerte.

A 97 días, el valor de reabastecer un Colonia de Venus sería de manera significativa mucho más bajo que para Marte o alguno de las lunas de Júpiter o Saturno.

4. Comunicación

Venus es el mundo mucho más próximo a la Tierra quiere decir que tiempos de comunicación sería relevantemente mejor en condiciones convenientes que en Marte. En el momento en que Venus está mucho más cerca de la Tierra, las transmisiones hacia y desde solo tomarían entre 2 y cinco minutos, y si Venus estuviese un tanto mucho más lejos, solo tomaría precisamente 8 minutos para recibir un mensaje.

Si bien, en el lado negativo, si Venus se encontraba del otro lado del sol, entonces esas comunicaciones tardarían unos quince minutos.

3. Todavía probablemente halla vida en Venus

Venus fué descartado a lo largo de un buen tiempo como un mundo que en algún momento podría albergar vida. Pero exactamente la misma las razones por las cuales la multitud de la NASA pasa por prominente de forma continua a Venus para probables metas, posiblemente sencillamente no estemos pensando suficientemente de manera creativa sobre los probables sitios donde la vida podría superar allí. Y si el punto perfecto para la vida humana está a 50 km sobre la área de Venus, ¿no podría su atmósfera albergar algún género de vida en el aire?

Se estima que hace cientos de millones de años, Venus tenía océanos de agua líquida y placas tectónicas, exactamente la misma la Tierra. Si este fue verdaderamente la situacion, entonces posiblemente nuestro llamado mundo hermano una vez haya evolucionado la vida. Ciertos aun proponen que Venus podría ser muy similar a la Tierra a lo largo de la mayoría de la historia del Sistema Del sol.

El día de hoy, ese no es la situacion. Pero en las últimas 2 décadas, hemos descubierto vida en sitios de la Tierra que jamás antes creímos probables. Extremófilos cerca de respiraderos oceánicos y una biomasa profunda de maneras de vida sencillos que se alargan nueve km bajo la área de la Tierra. ¿Quién puede decir que todavía no hay vida? prosperando en la atmósfera de Venus? Y si hubiese vida, ¿podrían los colonos que viven en tal atmósfera explotar esos organismos para sus objetivos?

Ciertos científicos piensan que sí.

Raramente, Venus ‘ atmósfera superior tiene dentro un complejo enigmático que absorbe la radiación ultravioleta, y absolutamente nadie sabe qué es este material. Ciertos estudiosos han sugerido que este compuesto podría ser de origen biológico, afín en composición al bloqueador del sol.

Raramente, hace solo unos cuantos días el 14 de septiembre Se publicó un producto científico que señala las visualizaciones de un gas popular como fosfina en la atmósfera de Venus. Lo atrayente de este gas es que solo se vió como un subproducto de la vida, con lo que es prácticamente seguramente la fosfina de Venus es producida por algún tipo de manera de vida en la atmósfera densa del mundo.

2. Automóviles con globos celestes y sin precisar presurización

Una vez allí, examinar Venus sería tan simple como subirse a un vehículo hecho con globos cubiertos de teflón y andar por las nubes. Los colonos que abandonasen la seguridad de su localidad del cielo tampoco precisarían un traje presurizado, gracias a las causas ahora citadas en entradas precedentes.

La NASA es aun sugiriendo utilizando sondas flotantes (que utilizan globos) para estudiar la área de Venus, viajando de manera segura con vientos de alta intensidad. Estos globos podrían estar pertrechados con sismómetros increíblemente sensibles para advertir actividad sísmica debajo.

La mayor parte de los científicos están en concordancia en que antes que tengamos la posibilidad procurar asentar Venus, precisaríamos entender mucho más sobre esto. De los 4 planetas interiores de nuestro Sistema Del sol, entendemos lo menos sobre Venus, y evaluar estos globos en la atmósfera superior podría ser de mucha ayuda para allanar el sendero para un viable establecimiento.

1. Puede ser mucho más simple terraform

Venus es la vivienda de un colosal efecto invernadero descontrolado, merced a su atmósfera densa y rica en CO2. Es el mundo mucho más ardiente del Sistema Del sol, si bien es solo el segundo desde el sol. Se han propuesto varios métodos para terraformación de Venus, tanto en ciencia ficción como por científicos reales. Carl Sagan sugirió emplear un género de bacteria cambiada genéticamente para editar el carbono y dividirlo en moléculas orgánicas (afín a eso que puede llevar a cabo la electrólisis), pero esto se consideró poco práctico cuando se descubrieron las nubes errantes de ácido sulfúrico.

En 1991, el científico británico Paul Birch sugirió emplear hidrógeno para hostigar la atmósfera de Venus, generando grafito y agua. Esto requeriría tanto hidrógeno que debería ser extraído de entre los colosales gaseosos de nuestro Sistema Del sol, y no nos encontramos ahí tecnológicamente comentando.

Asimismo hay otras proposiciones, pero quizás la mucho más práctica, viene con apariencia de un escudo del sol o una candela del sol destinada a denegar parte de la luz del sol a fin de que no golpee la atmósfera de Venus. Se hicieron proposiciones afines para contribuir a achicar los efectos del cambio climático aquí en la Tierra.

Si se pone en el punto L1 Lagrange de Venus, asistiría a enfriar gradualmente la atmósfera. Tal sombra asimismo bloquearía parte del viento del sol. El resultado de esto conduciría a la congelación del CO2 en la atmósfera superior. Entonces, el hielo seco llovería sobre la área del mundo.

Un concepto opción alternativa es poner reflectores solares en la atmósfera, afirmemos, sobre múltiples ciudades de globos flotantes muy enormes. Aun si estos reflectores no se hubiesen construido sobre una hipotética localidad de globos, la atmósfera de Venus es suficientemente densa para que tengan la posibilidad de crearse para flotar en la área de las nubes, necesitando poco o ningún cuidado humano.

Estos métodos no enfriarían Venus en el instante, hablamos de escalas de tiempo a nivel de generaciones por poder. Pero los colonos que están en Venus podrían contribuir a impulsar ese desarrollo y, al final, haz de Venus un planeta merece la pena llamar gemelo de la Tierra.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *