10 teorías históricas de la conspiración

Las teorías de la conspiración son muy populares actualmente, pero no son un fenómeno nuevo. Hubo varios instantes esenciales en la historia que han generado ediciones elecciones de acontecimientos que van desde lo elogiable hasta lo desquiciado y lo totalmente ido.

10. Jesse James cabalga nuevamente

Los libros de historia le afirmarán que el popular forajido del Salvaje Oeste Jesse James murió en 1882 y en este momento descansa en un cementerio en Kearney, Missouri. Fue ejecutado a balazos por un integrante de su pandilla, Robert Ford, de 20 años, quien asimismo fue ejecutado a balazos una década después. Ford mató a James por el dinero de la recompensa, pero ¿y si verdaderamente asistía al forajido a fingir su muerte?

Los comentarios de la supervivencia de Jesse James se dieron a conocer prácticamente justo después de la novedad de su fallecimiento. Varias personas pensaban que Ford le disparó a un individuo diferente y apuntó intencionalmente a la parte de atrás de su cabeza para complicar su identificación. A pesar de que los historiadores jamás brindaron mucha probabilidad a la iniciativa, persistió, en especial en el estado natal de James, Missouri.

La historia se apagó en el transcurso de un tiempo, pero resucitó prácticamente siete décadas después. En 1948, un centenario llamado John Franklin Dalton se presentó aseverando ser Jesse James. Murió unos años después en Granbury, Texas. Ciertos lugareños hicieron una inspección articulo-mortem y aseguraron haber visto fabricantes reveladoras que respaldaban la identidad de Dalton como Jesse James. Estas incluido viejas lesiones de bala y una soga quemada en el cuello.

Los científicos procuraron solucionar el tema en los tiempos modernos con pruebas de ADN. Han tomado muestras del cuerpo en Kearney y, si bien no fue un rotundo “sí”, los desenlaces señalaron que ese hombre era Jesse James.

Hubo un deteriorado intento en 2000 de exhumar a Dalton y cotejar su ADN con el de los descendientes de James. No obstante, la multitud desenterró por fallo a la persona equivocada y la orden solo dejó la exhumación de un ataúd.

9. ¿Fue Shakespeare el auténtico Shakespeare?

William Shakespeare se considera el más destacable escritor del idioma inglés, pero ¿es verdaderamente el creador de todas y cada una esas proyectos y sonetos? La mayor parte de la multitud afirmaría “sí”, pero ciertos tienen inquietudes. La iniciativa de que alguien que no sea Shakespeare sea responsable de su trabajo existió a lo largo de mucho más de 150 años y se han anunciado prácticamente cien aspirantes.

Esta noción apareció en un instante en que la adulación de Shakespeare alcanzó un punto culminante en el planeta de charla inglesa y la multitud empezó a considerarlo como el más destacable escritor de siempre. Los incrédulos, llamados colectivamente anti-Stratfordianos, aseguraron eminentemente que alguien con los antecedentes de la clase trabajadora de Shakespeare no tenía la experiencia, la civilización o la educación para redactar sus proyectos de teatro. Asimismo aseguraron que faltaban documentos oficiales que registrasen la vida de Shakespeare y su trayectoria como dramaturgo. Finalmente, apuntaron que el Shakespeare superviviente firmas miran y se escriben de forma diferente.

Personas como Walt Whitman, Mark Twain, Sigmund Freud y Orson Welles estaban entre aquéllas que dudado Shakespeare. Varios de los aspirantes alternos mucho más populares fueron Francis Bacon, Edward de Vere, conde de Oxford y William Stanley, conde de Derby.

Los defensores de Shakespeare apuntan que los antecedentes del hombre de Stratford no eran poco comunes para un escritor. Otros dramaturgos contemporáneos triunfantes como Christopher Marlowe y Ben Jonson tuvieron una educación afín. Asimismo hay bastante prueba registrada de que Shakespeare fue reconocido, en su tiempo y tras su muerte, por su habilidad como escritor.

8. Tesoro en Rennes-le-Château

Es posible que Rennes-le-Château sea solo un pequeño pueblo francés, pero es un espacio habitual entre los teóricos de la conspiración y los buscadores web de bienes. Todo esto se origina por un sacerdote llamado Bérenger Saunière, que en teoría halló una fortuna, pero se llevó la localización de las riquezas a su tumba.

En algún instante a lo largo de la década de 1880, Saunière empezó a actualizar la iglesia local de Santa María Magdalena, que se encontraba en estado deplorable. Jamás descubrió de dónde sacó el dinero y, de este modo, nació una historia de historia legendaria. La versión mucho más habitual asegura que el sacerdote halló excedentes de un tesoro de oro que Blanca de Castilla, reina de Francia, levantó a lo largo del siglo XIII como salve por su hijo, el futuro Luis IX. Otra historia manifiesta que Saunière intervención con el Priorato de Sion.

Los historiadores jamás hallaron ninguna prueba importante para respaldar estas declaraciones. En cambio, concluyen que la fuente de la riqueza de Saunière era considerablemente más trivial y era sencillamente vieja. corrupción. El sacerdote vendió misas y robó donaciones. Una hipótesis opción alternativa, pero del mismo modo mundana, asegura que un hotelero local sencillamente inventó la historia para impulsar el turismo.

7. Los orígenes de Gilmerton Cove

El día de hoy, un suburbio de Edimburgo, Gilmerton fue una vez una próspera localidad minera. Bajo sus calles hay una red de cámaras y pasajes llamada Gilmerton Cove. Su propósito y orígenes han desconcertado a los historiadores y dieron sitio a muchas teorías de conspiración.

Hubo una extendida asegurar que Gilmerton Cove había sido tallado por un herrero llamado George Paterson entre 1719 y 1724. Los registros señalan que usó entre las habitaciones como pub, lo que una vez le metió en inconvenientes por el hecho de que vendía alcohol en sábado.

Esta versión de los hechos fue admitida a lo largo de prácticamente 200 años hasta principios del siglo XX. Un historiador inspeccionó los pasajes subterráneos y concluyó que unas partes de ellos eran, cuando menos, cien años mucho más viejos que el resto. Asimismo calculó que Gilmerton Cove tenía cerca de quinientos mil de pies cúbicos de roca alejada. Terminantemente no es algo que Paterson hubiese hecho solo, en cinco años, empleando un cincel o un pico.

Desde el instante en que esa historia de origen fue desacreditada, no hubo escasez de nuevos teorías sobre de qué manera y por qué razón brotó Gilmerton Cove. Ciertos aseguraron que en algún momento sirvió como un viejo templo druida o que fue empleado por el movimiento presbiteriano escocés popular como los Covenanters. Quizás era un refugio misterio utilizado por contrabandistas. Cualquier persona que sea la versión, todos están en concordancia en que Gilmerton Cove había sido escondida o rellenada y Paterson sencillamente se encontró con ella.

6. El delfín perdido

El rey Luis XVI de Francia y su mujer, María Antonieta, fueron mandados a la guillotina en 1793. Si bien la Revolución Francesa provocó la caída de la monarquía, todavía había en el país fieles que consideraban al joven delfín de Francia, Louis-Hables. , para ser el gobernante legítimo. Por ende, el heredero aparente fue encarcelado donde supuestamente murió de escrófula en 1795, a los 10 años.

No todo el planeta se encontraba convencido de que esto sucediese verdaderamente. Próximamente brotaron comentarios de que los adeptos de la corona consiguieron sacar a Louis de la prisión y que alguien mucho más fue sepultado en su sitio. Esta iniciativa se volvió especialmente común 2 décadas después, en el momento en que la monarquía fue restaurada resumidamente. Docenas de hombres se presentaron aseverando ser el “Delfín perdido”. Sus descendientes siguieron aseverando desde hace tiempo que eran una parte de la Casa de los Borbones.

La tecnología actualizada invalidaba esas declaraciones. Philippe-Jean Pelletan fue el cirujano que efectuó la autopsia del cuerpo joven que en teoría era el de Louis-Hables. Pasó de contrabando y preservó el corazón del niño con la promesa de que se le diese un entierro real después. La reliquia estuvo en exactamente la misma urna de cristal a lo largo de prácticamente 200 años. Las pruebas de ADN a inicios de la década de 2000 enseñaron que verdaderamente pertenecía a Louis y que el “Delfín perdido” no era mucho más que una historia de historia legendaria.

5. ¿De qué forma murió Zachary Taylor?

El duodécimo presidente de los USA, Zachary Taylor, murió el 9 de julio de 1850, tras cumplir solo 16 meses en el cargo. La causa de la desaparición en ese instante fue el cólera morbus, o lo que llamamos gastroenteritis. No obstante, las teorías de la conspiración proponen que Taylor ha podido ser víctima de un complot de asesinato, muy probablemente a manos de intereses en pos de la esclavitud.

Taylor era presidente en un instante de crecientes tensiones, con lo que había bastante gente que deseaban que se fuera de escena. Se enfermó de repente y murió pocos días después, con lo que no sería totalmente descabellado dudar de un intoxicación. La iniciativa se volvió tan común que, en 1991, uno de sus descendientes dio permiso para exhumar el cuerpo de Taylor y obtener una exhibe de tejido. Un panel de médicos forenses lo probó pero no halló signos de intoxicación. Aun de este modo, la iniciativa aún persiste entre la gente que sostienen que el trámite fue imperfecto.

En cualquier caso, Taylor podría ser ejecutado por una combinación de incompetencia y exceso de celo por la parte de sus médicos. Fueron con un enfoque de escopeta en lo relativo a su régimen y le dio al presidente proporciones espléndidas de ipecacuana, opio, calomelanos y quinina, aparte de sangrarlo y ampollarlo. Posiblemente, si lo dejaron solo, Taylor se haya recuperado.

4. El destino final de Butch Cassidy

De la misma su contemporáneo Jesse James, se rumoreaba que Butch Cassidy había subsistido a su tiroteo con el Ejército boliviano y regresó a USA donde vivió en paz a lo largo de décadas mucho más.

De manera oficial, Cassidy escapó a Sudamérica adjuntado con Sundance Kid en el momento en que el resto de Wild Bunch estuvo fallecido o en prisión. En 1908, los forajidos supuestamente volvieron a sus viejas prácticas y hurtaron a un mensajero que llevaba la nómina de una mina. Los soldados bolivianos penetraron en su refugio y se causó un tiroteo. A la inversa de la película, Butch Cassidy y Sundance Kid no salieron en un resplandor de gloria. Una vez que Sundance resultó horriblemente herido, Cassidy le disparó y después se apuntó con el arma.

Los cuerpos fueron reconocidos como los 2 estadounidenses que hurtaron al mensajero y esto fue bastante para las autoridades bolivianas. Jamás establecieron de forma concluyente su identidades como Cassidy y Sundance. No se han tomado fotografías y fueron sepultados en una tumba sin nombre. Como era de aguardar, varias personas pensaron que los forajidos subsistieron.

La hermana de Cassidy, Lula Parker Betenson, aseveró que su hermano subsistió e inclusive regresó a la vivienda familiar en un instante. Murió en 1937 y solo la familia conoce su auténtico sitio de reposo.

Aún mucho más extraña fue la situación que implicó a William T. Phillips. Décadas tras la desaparición de Cassidy, escribió una biografía sobre él llamada El bandido insuperable. Phillips aseveró haber popular al pistolero desde la niñez, pero no había prueba de su supuesta amistad. Ya que su libro contenía varias anécdotas personales, varias personas comenzaron a opinar que Phillips era, en verdad, Butch Cassidy. No fue sino más bien hasta 2012 que un historiador que era un ferviente partidario de esta teoría tentativamente reconocido William T. Phillips como William T. Wilcox, un recluso que pasó tiempo con Cassidy en las cárceles territoriales de Wyoming.

3. El hundimiento del Lusitania

El hundimiento del RMS Lusitania en 1915 fue entre los instantes mucho más vitales y discutidos de la Primera Guerra Mundial. Un submarino alemán hundió el transatlántico británico en frente de las costas de Irlanda. Mucho más de 1.100 personas fallecieron y 128 de ellas eran estadounidenses. Esto agrió las relaciones entre USA y Alemania y antecedió a la entrada estadounidense en la guerra en 1917 contra Alemania.

A lo largo de décadas, se mantuvo un enfrentamiento sobre si Lusitania era un propósito militar legítimo o no. Alemania siempre y en todo momento mantuvo que el buque entró en una región de guerra declarada y transportaba gigantes proporciones de municiones no declaradas, incluidos explosivos que hicieron que el buque se hundiese velozmente y agravara la pérdida de vidas. La situación oficial británica era que el Lusitania solo llevaba munición de rifle y proyectiles de artillería sin fusibles ni propulsor. No fue hasta hace unos años que papeles desclasificados del Ministerio de Relaciones Exteriores mostró que el barco, ciertamente, tenía explosivos dentro.

Los teóricos de la conspiración van un paso mucho más allí y aseguran que el gobierno británico deseaba que los alemanes atacaran y hundieran la Lusitania para poner a USA de su lado. Sostienen que el intelecto británica se encontraba alerta de los riesgos en esa área. Anteriormente, habían tomado cautelas con otros navíos, pero no con el Lusitania, que viajaba a agilidad achicada y online recta, con lo que era un propósito simple. Ellos asimismo pregunta por qué razón el buque no se encontraba proveído de una escolta de destructores más allá de que había múltiples libres.

2. ¿Qué sucedió con Amelia Earhart?

La desaparición de Amelia Earhart es, quizás, el mayor secreto de la aviación. Como era de aguardar, llevó a la aparición de varias teorías y nociones sobre su destino tras su sentenciada escapada en 1937 cerca del planeta.

En la mayoría de los casos, la opinión mucho más admitida es que Earhart y su navegador, Fred Noonan, fallecieron tras estrellarse su Lockheed Model 10 Electra. No se sabe si esto sucedió en algún sitio sobre el Océano Pacífico o en una isla.

Ciertos piensan que Amelia Earhart murió a manos de los nipones pues, de todos modos, era una espía estadounidense alistada por el presidente Franklin D. Roosevelt. Los militares nipones la mataron en el momento en que derruyeron su avión o atraparon a Earhart y la sostuvieron presa en la isla de Saipan por el resto de sus días. Aun existía la noción de que la aviatriz se vio obligada a transformarse en una Tokyo Rose – una mujer de charla inglesa que propagó publicidad de Japón a los socios a lo largo de la Segunda Guerra Mundial. Su marido, George Putnam, estudió esta afirmación. Escuchó varias grabaciones de esta clase, pero jamás reconoció la voz de su mujer.

Asimismo hubo múltiples nociones de que Earhart subsistió al incidente y vivió bajo una exclusiva identidad. Un libro manifiesta que se transformó en Irene Bolam de Novedosa Jersey. Bolam demandó al editor, alcanzó un acuerdo fuera de la justicia y logró que se retirara el libro.

1. La hipótesis del tiempo espectro

Indudablemente, entre las teorías de la conspiración histórica mucho más extrañas es la hipótesis del tiempo espectro. Asegura que una parte de la Edad Media jamás sucedió verdaderamente y se fabricó para adelantar el tiempo unos siglos y poner el reinado del emperador del Sacro Imperio De roma Germánico Otto III en el año 1000.

Según esta hipótesis, el período temporal entre el 614 y el 911 d.C. jamás sucedió. Carlomagno jamás existió y tampoco la dinastía carolingia. De todos modos, el año es 1722.

En lo relativo a la motivación, por norma general se muestra como un complot de conspiración concebido por el rey Otto III y el papa Silvestre II. No obstante, ciertos fieles aseguran que esos siglos auxiliares podrían ser agregados por Fallo o por mala interpretación de documentos. Si todo lo mencionado fue un incidente, probablemente sucedió a lo largo de la reforma gregoriana en el momento en que el Papa Gregorio XIII habilitó el cambio del calendario juliano al gregoriano.

Existen muchas maneras de desacreditar esta iniciativa, pero la astronomía semeja marchar bien. Disponemos visualizaciones históricas de acontecimientos galácticos como los eclipses solares y el paso del cometa Halley. Los astrónomos tienen la posibilidad de calcular con seguridad cuándo tuvieron sitio y se darían cuenta si se alejaran unos pocos siglos.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *