10 terroríficas armas de destrucción masiva

Las armas de destrucción masiva vienen en muchas formas y formas, pero para las pobres ánimas que se interponen en su sendero, todas y cada una acostumbran a representar lo mismo: el objetivo. En sus tácticas de defensa contra los facilitadores del caos a enorme escala, La OTAN clasifica ADM en 4 categorías: biológicas, químicas, nucleares y radiológicas. Los militares y otras partes incómodamente con intereses estuvieron estudiando estas herramientas del terror, y los desenlaces fueron tan diversos como horripilantes. Aquí hay una ojeada a ciertas armas de destrucción masiva mucho más espantosas que el talento humano logró cocinar.

10. Gas VX

Gas VX es un gas inquieto especialmente desapacible que el Reino Unido cocinó en la década de 1950, particularmente para la guerra química. Pese a su nombre, la substancia no es tanto un gas como un líquido ámbar aceitoso, inodoro y también insípido que debe rociarse sobre los objetivos, pero no tome eso en el sentido de que no es arriesgado. Fundamentalmente un pesticida superpoderoso, el gas VX se puede rociar en todo el sitio como una fina niebla que ingresará al cuerpo por medio de los agujeros comunes o sencillamente atravesando la piel, y sus efectos son peores que los del gas sarín. . Sus efectos asimismo se amontonan transcurrido un tiempo, con lo que aun si sigue con vida al ataque inicial, las substancias gaseosas se descomponen tan de manera lenta en su cuerpo que los efectos se amontonan a lo largo de los asaltos. VX asimismo se puede usar para contaminar alimentos.

En lo que se refiere a los efectos reales, el gas marcha como un agente inquieto habitual: evita el desempeño de una enzima que actúa como el interruptor de apagado de sus músculos y glándulas, con lo que su cuerpo está regularmente “encendido” y ocasionalmente se cansará hasta el punto. que no puedes respirar. Los síntomas son fundamentalmente la peor y mucho más sudorosa gripe estomacal que nunca haya experimentado … si tienes suerte. Las dosis mortales ocasionarán todo eso, y conmociones, pérdida del conocimiento y muerte por insuficiencia respiratoria. Por fortuna, el gas es un no-no bastante fuerte en estos días merced al tratado de la Convención En todo el mundo de Armas Químicas de las ONU, y los CDC apuntan que su único empleo sospechoso fue a lo largo de la Guerra Van a ir-Irak en la década de 1980.

9. Bombas salobres

Es simple meditar que las armas nucleares son casi iguales: Big Bang, nube con apariencia de hongo, explosión colosal y destructora, toneladas de lluvia radiactiva. No obstante, estas herramientas de absoluta carnicería y pobreza son increíblemente (y horriblemente) editables. Uno de los más importantes ejemplos es el bomba salobre, un arma nuclear muy particular que se consigue añadiendo algo de oro, cobalto o un metal pesado llamado tantalio en la mezcla. Ya que el tantalio transporta el nombre de Tantalus, un personaje villano de la mitología griega, es obvio que esta ADM particularmente no trata de ser sutil: su propósito no es centrarse en el tamaño de la lluvia radiactiva de la bomba, sino más bien en su aptitud de “salar el tierra ”(de ahí el nombre) incrementando de enorme manera la liberación de lluvia radiactiva de la bomba. Esencialmente, esto haría que el área fuera habitable en el transcurso de un período temporal colosal. Esencialmente, las bombas atómicas “normales” no transformarán el área en un Caer juego, aun Hiroshima tenía las luces encendidas el día siguiente de la explosión de la bomba – pero una bomba salobre está desarrollada para realizar exactamente eso.

La tecnología para la bomba de sal existió desde la Guerra Fría, pero por razones evidentes, absolutamente nadie probó una atmosféricamente y ningún país acepta públicamente haber construido una. No obstante, los reportes de 2018 señalan que China estuvo probando tecnología que técnicamente no cuenta como una bomba salobre, pero semeja muy próxima a la tecnología que podría aplicarse para crear una.

8. Minas terrestres nucleares Blue Peacock

Otro producto de la máquina de guerra británica, el Pavo real azul El sistema era tan absurdo que semeja sacado de un juego de plataformas. Era una mina terrestre nuclear de la era de la Guerra Fría que se diseñó como último bastión de defensa si la Unión Soviética invadía Enorme Bretaña: las tropas británicas cederían lote a los soviéticos, pero dejarían una sucesión de pavos reales azules, completados para explotar con temporizadores. La iniciativa era sepultar los gadgets atómicos de 10 kilotones bajo tierra en sitios estratégicos, aguardar hasta el momento en que los soviéticos hubiesen predeterminado su cuartel general de campo, cadenas de suministro y afines en lo prominente, y después … ¡BOOM! Un inconveniente esencial en la ecuación era la manera precisa de lograr que la cosa explotara en suelo enemigo. Un temporizador de ocho días dependía en buena medida de conjeturas sobre la línea de tiempo del enfrentamiento, y tanto las detonaciones manuales como las controladas a distancia resultaron complejas pues la bomba sepultada se enfriaría bastante a fin de que el mecanismo de activación funcionara.

En 1957, a alguien se le ocurrió una solución novedosa: Pollos. Al poner un montón de pollos en la estructura de la bomba y darles la comida bastante para sostenerlos con vida a lo largo del período temporal esperado, el calor de su cuerpo habría de ser bastante para sostener el mecanismo a las temperaturas de trabajo. Transcurrido el tiempo, probablemente alguien debió leer esta iniciativa en voz alta a los altos mandos, quienes pensaban enormes trozos de la costa británica como cráteres radiactivos llenos de plumas. Esto salió tan bien como se suponía, y el emprendimiento se desechó tranquilamente tras unos cuantos prototipos.

7. Agentes Novichok

En el momento en que otros muchos países han comenzado a percatarse de forma lenta de que podrían estar realizando mejores cosas con su tiempo que diseñar venenos horripilantes, la Unión Soviética se encontraba generando alegremente cada vez más químicos terroristas. Agentes Novichok son una secuencia de armas químicas horriblemente funcionales que están particularmente diseñadas para ser destructoras y bien difíciles de advertir, y si bien la mayoría de ellas se desarrollaron en las décadas de 1970 y 1980, el planeta occidental unicamente se enteró de su vida en la década de 1990, en el momento en que un desertor llamado Dr. Vil Mirzayanov los descubrió al planeta … y después escribió un libro especificando su fórmula química, por el hecho de que supuestamente varias personas van a hacer cualquier cosa por un convenio editorial.

Hay una extendida lista de agentes Novichok, y absolutamente nadie (además de los que lo saben) semeja estar seguro de qué equilibrados y peligrosos son, y bastante menos qué extendido puede ser su empleo, pese a su capacidad y los comentarios de que se tienen la posibilidad de repartir en muchas formas distintas que tienen dentro polvo y líquido, lo que semeja señalar que son de manera significativa mucho más peligrosos que el gas VX; la cifra aproximada de hoy es que ciertas cepas son precisamente 5-8 ocasiones mucho más fuertes. Asimismo hay una extendida lista de otros signos de interrogación respecto a la (s) substancia (s), puesto que Rusia niega de forma directa la presencia de Novichok y no está claro si alguna otra sección podría estar fabricándolo. Lo que sí entendemos, no obstante, es que una substancia conocida como una cepa de Novichok se usó en el Intoxicación 2018 del ex- espía soviético Sergei Skripal y su hija, y otras 2 personas fueron más tarde expuestas al frasco de perfume que contenía la substancia. Por suerte, tres de la gente expuestas subsistieron a la horrible experiencia … si bien cuando menos entre los sobrevivientes pelea con su salud y está convencido de que el Novichok de su sistema lo matará en unos años.

6. Bombas descuidadas

A bomba sucia no es una bomba nuclear. En verdad, técnicamente no es un arma de destrucción masiva, técnicamente está en una subcategoría llamada “armas de disrupción masiva”. Aún de esta manera, merece su sitio en esta lista por ser algo mucho más peligrosas que hay, no por la destructividad de solo una bomba, sino más bien pues hay bastante gente potenciales que podrían crear una. Una bomba sucia es esencialmente un explosivo usual que tiene material radioactivo atado a él, que suena precisamente tan de baja tecnología como lo es, pero teóricamente puede proveer todo el horror en un largo plazo de una bomba nuclear correcta. La explosión de una bomba sucia podría matar solo a unas realmente pocas personas al comienzo, pero podría extender tanta radiactividad que los problemas médicos a corto y largo período para la gente que perjudica serían espantosos. La evacuación, la reubicación, la demolición de las edificaciones contaminados y la posterior limpieza podrían valer de forma fácil cientos de millones de dólares estadounidenses y el daño a la infraestructura podría ser catastrófico.

No obstante, el auténtico horror de las bombas descuidadas es lo (parcialmente) simples que son de crear. Hay verdaderamente millones de fuentes radiactivas correctas en el mundo entero, y muchas de ellas están mal protegidas. Según la organización sin ánimo de lucrar Nuclear Threat Initiative, aun los isótopos empleados en transfusiones de sangre y tratamientos contra el cáncer en centros de salud de todo el planeta podrían técnicamente emplearse para crear una de estas barbaridades.

5. Ciclosarina

Si el sarín pertence a los agentes de guerra tóxicos mucho más conocidos, ciclosarina es su torpe hermano menor que empezó a ir al gimnasio y surgió como la versión monstruosa de su hermano mucho más popular. Es un fosfato orgánico hiper-tóxico mucho más popular por su empleo militar en la guerra Van a ir-Irak de la década de 1980, en el momento en que Irak (en teoría) lo causó en proporciones masivas. La ciclosarina es un líquido que se puede rociar con un fragancia dulce a melocotón. En el momento en que entra en contacto con el cuerpo, se absorbe de manera rápida mediante la piel, los ojos y las membranas. La ropa habitual recientemente para detenerlo, y asimismo se puede combinar con comida y agua para un enfoque mucho más sigiloso. Para colmo, la substancia asimismo es inflamable, con un punto de inflamación parcialmente bajo de 201,2 ° F.

Los efectos de la ciclosarina son afines a los de otros agentes alterados, con todos y cada uno de los inconvenientes de músculos y glándulas y agujeros con fugas que esperarías y temerías. No obstante, esta substancia particularmente viene con un giro: es considerado el menos mortal de los agentes alterados, lo que aún lo realiza enormemente arriesgado, pero conjuntado con dado que asimismo pertence a los medios mucho más persistentes de que, más allá de que una víctima podría no fallecer gracias a ella, los síntomas y la restauración probablemente van a tardar meses. En un golpe demoníaco de horrible genio. esto sacaría a las víctimas por un periodo prolongado y inmovilizar una cantidad importante de infraestructura oponente.

4. Peste bóvida y explosión del arroz

Sólo algunas de las armas de destrucción masiva están diseñadas para la pérdida instantánea de vidas humanas, sino planean para la pérdida de vidas en un largo plazo. Un excelente ejemplo de o sea peste bóvida, una patología del ganado impresionantemente dañina que la raza humana ha luchado a lo largo de 5.000 años y que por último pudo eliminar de la tierra en la década de 2010 … por lo menos en su forma natural, esto es. La peste bóvida ha provocado proporciones inconmensurables de padecimiento humano gracias a las hambrunas que tiende a ocasionar al ahogarse sobre manadas enteras de ganado al unísono, con lo que, evidentemente, múltiples países han investigado su empleo potencial en la guerra biológica. Varias personas piensan que la patología se convirtió en un arma por lo menos una vez, en el momento en que la peste bóvida se extendió de repente en Etiopía a lo largo del siglo XIX.

Si sacar el ganado del enemigo no es suficientemente horrible, piensa lo que haría eliminar sus cultivos. El de forma extraña felizmente nombrado explosión de arroz es un hongo desapacible que es con la capacidad de eliminar cultivos enteros, hasta el punto de que aun en su forma natural destroza bastante arroz para dar de comer a 60 miles de individuos todos los años. En la década de 1960, el gobierno de EE. UU. Experimentó con la guerra de rachas de arroz en cuando menos 2 sitios en Okinawa, si bien por fortuna, el país acabó sus programas de armas químicas en 1969 antes que alguien tuviese tiempo de desarrollar un súper hongo devorador de todo el mundo.

3. El rifle nuclear M28 Davy Crockett

Si fueses un científico nuclear con un presupuesto prácticamente sin limites de la era de la Guerra Fría y Un conocimiento íntimo de las películas de acción y los juegos para videoconsolas modernos, el arma que diseñarías indudablemente sería una variación del M28 Davy Crockett. Existen muchas maneras de describirlo, pero de todos modos únicamente una que lo realiza justicia: es una ojiva nuclear puesta en un lanzagranadas. Tristemente, no tomó totalmente el diseño de su juego de plataformas y lo logró portátil; Al percatarse de que era improbable que el portador del arma fuera Duke Nukem, los diseñadores equiparon el “rifle” con un trípode y reconocieron que se precisaba una tripulación de tres hombres para operarlo. Asimismo había una variación M29 mucho más grande que se podía montar en un jeep.

La ojiva de sub-kilotones técnicamente podría ocasionar estragos entre las tropas oponentes con un ataque de tres puntas de explosión explosiva, fuego y radioactividad, pero la llegada de solo 1.25 millas del rifle dejaba algo que querer en el momento en que tenía que ver con la seguridad de la tripulación que lo operaba. , razón por la que los militares aconsejaron que unicamente se disparase con atentos o lomas entre la tripulación y la meta. Pese a los inconvenientes de disparar mini-armas nucleares increíblemente imprecisas a un enemigo invisible, los militares fabricaron múltiples Davy Crocketts y han comenzado a distribuirlos entre las tropas en 1961. No obstante, el los pies en el suelo por último predominó y el arma se retiró una década después sin ver acción. .

2. La bomba del zar

Los atentados de Hiroshima y Nagasaki son desgracias absolutas Eso jamás debe descuidarse, pero desde un criterio puramente técnico, hay bombas atómicas que son considerablemente más peligrosas que el “Niño pequeño” y el “Hombre gordito”. En 1961, la Unión Soviética decidió evaluar una bomba masiva llamada “Bomba del zar(La bomba del Zar), un monstruo de 26 pies y 27 toneladas que no cabía en el colosal avión Tupolev desarrollado para llevarlo al punto designado en la península de Novaja Zemlya, escasamente poblada. La publicación mismo de la bomba fue una misión suicida 50/50, y se habían tomado todas y cada una de las cautelas, por absurdas que fuesen: el avión se encontraba pintado de blanco para “reducir los efectos de la radioactividad”, la bomba se encontraba pertrechada con una enorme- tonelada de paracaídas para ofrecerle al avión la posibilidad de llegar a una distancia segura antes que la Bomba Tsar detonase a 13.000 pies.

El avión que transportaba la bomba subsistió, pero es casi lo único que subsistió. En un abrir y cerrar de ojos, Tsar Bomba liberó 57 megatones de energía. Eso es 10 ocasiones mucho más que todas y cada una de las municiones y explosivos empleados en la integridad de la Segunda Guerra Mundial, que, como recordará, incluyó 2 bombas nucleares. En verdad, la Tsar Bomba fue la friolera de 1.500 ocasiones mucho más vigorosa que las bombas de Hiroshima y Nagasaki juntas. La bola de fuego de cinco millas de la explosión se ha podido ver desde 630 millas de distancia, y un camarógrafo después la compararía con Júpiter (sí, como en el mundo Júpiter). La nube con apariencia de hongo tenía 40 millas de prominente y 63 millas de ancho, y toda la península (que se encontraba escasamente poblada, pero no ONUpoblado) fue devastado. Una aldea a 34 millas de la Región Cero fue totalmente destruida, y distritos tan lejanos como a cientos y cientos de millas de distancia detallaron daños físicos a las construcciones. Las comunicaciones por radio estuvieron inactivas a lo largo de una hora completa.

En estos días, se estima que la Tsar Bomba fue una demostración agobiada de fuerza, pues USA había estado muy por enfrente de los soviéticos en la carrera nuclear. No obstante, aun los líderes soviéticos se opusieron al diseño original de la Bomba, que se suponía que era una gran bomba de 1.000 megatones. en contraste a los 57 megatones “miserables” del Zar Bomba. Sí, pese a la total destructividad de esta arma, solamente la estaban probando a la mitad de su aptitud total.

1. Diseñar virus

Tan espantoso como las armas pesadas habituales como la Bomba del zar Puede parecer, los especialistas suponen que es poco a poco más visible que el futuro de las armas de destrucción masiva es viral… y no están comentando de PCs. Merced al surgimiento de la técnica de edición de genes CRISPR, se está volviendo poco a poco más visible que, ocasionalmente, alguna agencia hostil descubrirá de qué manera hacer una combinación de virus terroríficos que logren desatarse sobre el planeta desprevenido como una guerra biológica.

A dios gracias, no es muy probable que esta agencia sea un país, en tanto que prácticamente todos los estados de todo el mundo se han anotado para el 1975 Convención sobre armas biológicas que prohíbe explícitamente la utilización y avance de semejantes armas. Aún de esta forma, eso no quiere decir que cualquier proporción de personas u organizaciones con ingreso a CRISPR y bastante conocimiento no logren ocasionalmente crear, afirmemos, una viruela cambiada artificialmente para desatarla sobre el planeta desprevenido. A propósito, eso no es únicamente una especulación nuestra: gente de tecnología de prominente poder como John Sotos y Bill Gates han advertido particularmente al planeta sobre esta clase de amenaza, y en el caso de que crea que o sea solo algo reciente, los biocientíficos de la era soviética ahora advirtió al planeta sobre los riesgos de los virus de quimera editados.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *