10 tradiciones navideñas inusuales de todo el mundo

En los USA, la Navidad se festeja de una forma que, cuando menos para los estadounidenses, es bastante banal en este momento. USA y numerosos países occidentales con tradiciones increíblemente afines (muchas de las que son el origen de las tradiciones estadounidenses) tienen una figura de Papá Noel que trae regalos a los pequeños buenos, muchas personas va a la iglesia y, evidentemente, están todos y cada uno de los exquisitos comida y tiempo pasado con la familia. No obstante, más allá de que estas tradiciones se gozan con perfección, otros muchos países o etnias tienen celebraciones y tradiciones navideñas que varios estadounidenses tienen la posibilidad de localizar bastante estrambóticos, pero que probablemente asimismo considerarían muy amenas.

10. Los nipones comen KFC en Navidad

En USA y numerosos países occidentales, la cena de Navidad tiende a ser un tema completamente absurdo. Además de que un pavo enorme es bastante clásico, la multitud asimismo va a hacer todo lo que resulta posible para elaborar una guarnición tras otra, en ocasiones pasando todo el día (o aun días antes) mejorando la comida. No obstante, en El país nipón, las cosas se hacen de forma un tanto diferente. En este momento, la multitud en El país nipón verdaderamente no festeja la Navidad como una celebración religiosa (la mayor parte de los nipones son sintoístas), pero en las últimas décadas, han desarrollado su tradición navideña por la que en este momento son bastante salvajes.

Empezó en 1970, en el momento en que el gerente del primer KFC en El país nipón, Takeshi Okawara, escuchó a ciertos estadounidenses charlar sobre lo bien difícil que era hallar un pavo en El país nipón para Navidad y cuánto lo extrañaban, y tuvo un instante de iluminación para llevar a los estadounidenses que se habían mudado a El país nipón el gusto de la Navidad. Creó lo que llamó, en ese instante, el KFC Party Barrel, y despegó con el público japonés, aun esos que sabían poco o no se preocupaban por la Navidad. En la actualidad, la gente reservan sus pedidos de Navidad de KFC con semanas de anticipación, y las filas el día en que se alargan hasta la puerta, con frecuencia alcanzan las ventas 10 ocasiones mayores. Estas tampoco son sus cajas KFC normales, en tanto que de forma frecuente asimismo poseen cosas como pastel de chocolate y champán.

9. La tradición judía estadounidense de comer comida china y también ir al cine

En años recientes, un meme se ha publicado exponiendo un letrero escrito, en teoría por la Asociación de Sitios de comidas Chinos de América, que afirma que no comprenden por qué razón los judíos comen en sitios de comidas chinos en Navidad, pero que aprecian el negocio de todas formas. Más allá de que el meme es de incierta certeza, la tradición en sí es precisamente real. Se prolonga todo el sendero de regreso a 1899, en el momento en que los diarios judíos criticaban a los judíos por comer en sitios de comidas chinos, por miedo a romper el kosher.

El día de hoy, la mayor parte de los judíos estadounidenses Salga a comer chino en Navidad y, con frecuencia, asimismo vaya a conocer una película. Esto no es porque los judíos tengan una razón religiosa que los fuerce a comer comida china en Navidad, como recomienda el supuesto meme, sino más bien a que es lo único que está abierto. Como es natural, tratándose de realizar algo aparte de comer, sencillamente te queda ir al cine, que asimismo se convirtió en un tradición muy habitual para los judíos estadounidenses. Es una manera de que no se sientan absolutamente excluidos, o cuando menos atrapados adentro, en un día en el que la mayor parte de los sitios cierran.

8. El registro de caca catalán

Varias personas tienen la posibilidad de meditar que el Sr. Hanky ​​de South Park es extraño y asqueroso, pero frecuentemente la realidad es mucho más extraña y mucho más grosera que la ficción. En la zona catalana de España, la multitud todavía festeja las fiestas con un registro de caca clásico. El leño no está hecho de caca real, está hecho de madera. No obstante, el registro está hecho para parecerse a un registro de caca sensible, y se saca en la celebración de la inmaculada concepción. Los pequeños pasan los días hasta la víspera de Navidad “nutriendo” ritualmente el leño todas y cada una de las noches, e inclusive van tan lejos para cerciorarse de que esté envuelto con una manta cálida interesante.

En Nochebuena, los pequeños apalean el leño de caca falso con palos y cantan canciones sobre tener buenas evacuaciones intestinales, antes de al final eliminar la manta para conseguir gominolas y regalos bajo el leño. Esto puede parecer repugnante para la mayor parte de la multitud, pero para los catalanes es una tradición que se remonta a bastante hace un tiempo y tiene sus raíces en los deseos de buena salud. Otra extraña tradición en catalán es un hombre llamado Caganer, quien es representado como una escultura de un hombre en cuclillas y defecando, de manera frecuente en el belén. Más allá de que ciertos tienen la posibilidad de estimar esto irrespetuoso, de todos modos es solo un ritual para traer fertilidad en la agricultura a lo largo de el año próximo.

7. Los chinos festejan la Navidad, pero de una forma muy distinta a la mayor parte de los países

Como muchas personas sabe, China no es tan accesible con la gente religiosas. Más allá de que las leyes que limitan la religión se han relajado un tanto durante los años, todavía no es moco de pavo ser espiritual. Si desea sumarse al Partido Comunista y tener algún poder real en el país, debe denunciar completamente la religión. Varios no cristianos festejan la Navidad en China, pero la observación es considerablemente más secular, en tanto que China tuvo una auténtica guerra contra las celebraciones religiosas a lo largo de mucho tiempo.

No obstante, eso no quiere decir que no sea un instante entretenido; sencillamente no puede aguardar que tenga la solemnidad religiosa o el concepto al que está habituado. Los chinos lo festejan mucho más como una celebración donde sales y pasas tiempo con amigos, en vez de quedarte en el hogar para estar con la familia como varios lo hacen en Navidad. En China, los Santas aparecerán en el centro comercial, en la mayoría de los casos en conjuntos, con múltiples de los “hermanas “ en vez de los elfos comunes. Las hermanas tienden a ser mujeres jóvenes guapas vestidas de forma vaga como “elfos” estadounidenses. Obsequiar manzanas en Navidad asimismo es una tradición común, de manera frecuente decorada con múltiples buenos deseos, en tanto que la palabra manzana suena próxima al saludo de Nochebuena en chino mandarín.

6. En Venezuela, van en patines a la iglesia el día de Navidad

Como país, Venezuela está atravesando una mala racha ahora mismo, pero su economía y su gobierno estaban en una situación bastante superior no hace tanto tiempo; últimamente tuvieron una trágica caída en la producción de petróleo eso tuvo un encontronazo colosal en la nación. Pese al precio que la caída del petróleo tuvo en su economía y estabilidad a nivel político, el país todavía tiene un cierto género de extravagancia sobre esto, y existen algunas tradiciones navideñas que probablemente perdurarán aun en los peores instantes.

Entre las tradiciones mucho más extrañas en Venezuela es que les agrada patinar a la iglesia en día de Navidad. En verdad, el gobierno está tan habituado a que esto ocurra que cierran las calles hasta las 8 de la mañana de la mañana de Navidad para llevar a cabo las rutas mucho más seguras para la absurda proporción de personas que van a la iglesia en familia… en patines. Varios de los curas no están especialmente cautivados y también procurarán que sus congregaciones se abstengan, pero no semeja haber frenado la tradición en absoluto.

Más allá de que absolutamente nadie sabe con seguridad cuál es la razón tras la tradición, ciertos proponen que puede ser una opción alternativa a los trineos u otros deportes de invierno que de manera frecuente se gozan a lo largo de esa temporada, en tanto que Venezuela no posee el tiempo. Aparte de caminar en patines, a los de venezuela (si tienen la posibilidad de pagarlo) les agrada regresar a colorear sus viviendas antes de Navidad, y los petardos y otros ruidos y fuegos artificiales son sonidos y vistas recurrentes el día de Navidad.

5. La Noche de los Rábanos se festeja el día antes de la víspera de Navidad en Oaxaca, México

En Oaxaca, México, de año en año el 23 de diciembre el pueblo festeja la Noche de los Rábanos, o Noche de Rabanos. Esta tradición suena especialmente extraña, pero tiene raíces (er, sin juego con las palabras) en la practicidad. Los mercaderes en 1897 estaban intentando de hallar una forma de captar los usuarios que iban y venían de los servicios de la iglesia, y han comenzado a tallar sus rábanos en formas locas o realizar rábanos u otros adornos. El alcalde en ese instante se encontraba tan complacido que decidió transformarlo en una celebración oficial desde ese instante.

La multitud en ocasiones hace cola para llevar a cabo filas muy largas solo para poder ver y obtener todas y cada una de las estatuas y tallas de rábanos que la multitud hizo. Con el paso del tiempo, los rábanos se han vuelto poco a poco más elaborados y enormes, pero no es el tamaño lo que verdaderamente te ofrece el premio. Los rábanos están tallados en figurillas, o tienen talladas situaciones de la natividad o la civilización clásico mexicana, y el más destacable diseño artístico recibe un premio de 12,000 pesos. En este momento, estos rábanos no están premeditados a ser comidos, y se echan a perder bastante veloz desde el instante en que fueron tallados (tras todo, no comerías una Jack-o-Lantern, ¿verdad ?, pero la tradición en este momento se volvió mucho más sobre una celebración del arte y la civilización que la comida real.

4. La Befana – La hechicera navideña italiana

Más allá de que ciertos en los USA y otros países festejan el Día de San Nicolás o la Epifanía, solo algunos países les detallan una reverencia especial, y escasos verdaderamente le dan mucho más relevancia a los dos que a la Navidad. Para la mayor parte de los países, estos son una suerte de vacaciones socorrieres que pertenecen a la “Navidad popularizada”. No obstante, ciertos países no piensan que la Navidad verdaderamente concluya hasta la Epifanía, y también Italia, particularmente, trata mucho más la Epifanía con mucho más relevancia que la Navidad misma, cuando menos en concepto de tradiciones de distribución de regalos.

Tienen una figura de Santa llamada Babbo Natale que está comenzando a capturar un tanto mucho más, y es bastante afín a la mayor parte de las ediciones de Santa. No obstante, su Hechicera de Navidad, famosa como “La Befana”Y la Celebración de la Epifanía que ella domina todavía es considerablemente más habitual. Su historia de historia legendaria afirma que los Reyes Magos se dirigían al niño Jesús para ofrecerle sus regalos y hallar que otros próximos los acompañaran en el momento en que ella dio la explicación de que se encontraba ocupada limpiando su casa. Se percató de su fallo al día después y se apuró, todavía manteniendo su escoba para llevarle un obsequio al bebé. Pero, lamentablemente, ahora era bastante tarde. Para compensar la pérdida de ofrecerle un obsequio al salvador recién nacido, ella ha vagado por la Tierra desde ese momento en su escoba, dando juguetes a todos y cada uno de los pequeños y pequeñas buenos, y carbón a todos y cada uno de los pésimos.

3. La narración de “El niño que comió las galletas de Papá Noel” es de una certeza absolutamente irrealizable de contrastar

Otro cuento que se ha publicado es uno que Internet asegura que se produjo en Suráfrica, y cuenta la narración de un niño llamado Danny que se comió con picardía las galletas que le dejaron a Santa Claus. Por la mañana, su abuela se encontraba tan enojada que lo golpeó hasta matarlo. Semeja un tanto duro, pero bueno, trabajó duro en esas galletas. De todas formas, en este momento los progenitores en Suráfrica cuénteles esto como una observación a sus hijos a fin de que no se coman las galletas de Papá Noel. En varias ediciones del cuento, el niño vuelve como una suerte de espectro para perseguir a los pequeños que comen las galletas de Santa.

En este momento, más allá de que es una historia atrayente (si bien horrible) y finalmente algo que los progenitores podrían contar como un cuento ética para sus hijos, no pudimos hallar ninguna verificación online de que la historia sea de todos modos una fábula sudafricana real, o si es se realizó toda la lona en Internet con la intención de trollear a la multitud, o sencillamente para entretener. Independientemente, es una historia de historia legendaria atrayente, e inclusive si los progenitores sudafricanos no les están contando esta historia a sus hijos, brotan ciertas cuestiones amenas. Si Santa fuera real, ¿qué haría si se enterase de que te comiste sus galletas? ¿Harías inmediatamente la lista de traviesos? ¿Y qué tan travieso te hallaría Santa por tu delito? Y si eres de Suráfrica, déjanos en este momento… ¿es una fábula auténtica? ¿Y a tus abuelas les encantan las galletas?

2. La tradición en España de comerse 12 uvas de la fortuna y llevar lencería roja

Más allá de que España tiene muchas tradiciones navideñas normales que, como numerosos países occidentales, ponen un enorme énfasis en la festividad, asimismo tienen ciertas bastante extrañas. En este momento, las tradiciones mucho más extrañas y ciertas mucho más viejas de España técnicamente suceden a lo largo de la celebración de Año Nuevo, poco tras Navidad, pero aún a lo largo de los días de Navidad. En Old Night, el día antes del Año Nuevo, todos se reúnen cerca de sus televisores o en el Puerto De Sol de La capital de españa, y se organizan a fin de que la torre del reloj cuente hacia atrás para el Año Nuevo. Primero, la campana suena 4 ocasiones y después la multitud espera otras 12 campanadas que apuntan cada mes del año. Es bastante semejante a eso que hacen los estadounidenses en la víspera de Año Nuevo.

La peculiar diferencia, no obstante, es que en todos y cada timbre la multitud procura comer una uva, y el propósito es comer 12 uvas, con semillas y todo, antes que concluya el último timbre. Si puede conducir esta hazaña, va a tener buena suerte para el año próximo. Otra sección extraña de la tradición radica en emplear lencería roja bajo la ropa para tener suerte, y diríase que si recibiste la lencería de otra persona como obsequio, te va a hacer aún mucho más favorecido. Y mencionamos que si recibe lencería roja de otra persona, probablemente ahora haya tenido bastante suerte. Cinco altos.

Más allá de que esta tradición puede parecer extraña, es absolutamente inofensiva (bueno, salvo que se atragante con las uvas) y asiste para todos a recibir el Año Nuevo y gozar de la temporada navideña de una forma festiva y imbécil.

1. La historia ucraniana de las telarañas y el árbol de Navidad

Ucrania y muchas de las áreas circundantes de Europa del Este comúnmente tuvieron menos riqueza y prosperidad que sus vecinos del oeste (pero eso estuvo mudando un tanto en determinados países). En verdad, para la mayor parte de la gente que viven en Europa del Este, una gran parte de su vida estuvo marcada por una pelea extendida y también interminable. Por tal razón, probablemente no sorprenda a varios que el género de leyendas navideñas que van de países como Ucrania sean de forma frecuente bastante sombrías. Entre las historias mucho más reconocidas de Ucrania cuenta la narración de una araña y de qué forma salvó la Navidad de una familia.

En varias historias, la madre de la familia es viuda, y en otras todavía hay un padre, pero la familia, que incluye a un niño y una pequeña, es siempre y en todo momento desesperadamente pobre. Son tan pobres que no tienen la posibilidad de posibilitarse nada para personalizar su árbol de Navidad y lo lamentan la noche previo. Para proporcionarles una aceptable Navidad y animarles, un araña en la vivienda escucha su súplica y a lo largo de la noche, teje telarañas en el árbol para decorarlo hermosamente para la familia. En el momento en que la familia se lúcida, van al árbol y está adornado alén de sus sueños. Para progresar aún mucho más las cosas, en el momento en que el sol reluce sobre el árbol, las redes se vuelven plateadas y doradas, y jamás mucho más deberán preocuparse por el dinero. En varias ediciones, las telarañas se transforman en metales hermosos gracias a la araña, y en otras ediciones gracias a la intervención divina. Pero en todos y cada historia, la araña es una figura benevolente que procura contribuir a una familia pobre a tener cuando menos un óptimo día.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *