10 últimas palabras extrañas de los presos del corredor de la muerte

Como afirma el viejo refrán, “tú haces el delito, haces el tiempo”, pero para muchos delincuentes que cometieron crímenes horripilantes y violentos, cumplir la condena no es bastante. Varios hombres y mujeres fueron ejecutados durante los años por sus crímenes. Se les da una última comida de su decisión y, conforme se desplaza hacia abajo, va a leer sobre un recluso que no se encontraba satisfecho con su comida final. Sus últimas expresiones de manera frecuente se recuerdan como un mensaje de amor a sus familias y, en ocasiones, un último intento de reclamar su inocencia o arrepentimiento por sus acciones. En otras ocasiones, sus últimas expresiones son verdaderamente extrañas, por decir lo menos. El día de hoy, charlemos de ciertas últimas expresiones mucho más extrañas que afirmaron los presos inmediatamente antes de ser ejecutados.

10. Robert Hables Towery

En 1991, Robert Towery robó a un hombre, lo inyectó con ácido de batería y después lo asfixió con una brida de plástico. Se conocían, en tanto que la víctima era un filántropo que había contratado a Towery como mecánico múltiples ocasiones y asimismo le había prestado dinero en varias oportunidades.

Towery pareció sentir algo de remordimiento inmediatamente antes de su ejecución mientras que se excusaba con la familia de la víctima, tal como con los integrantes de su familia que estaban allí para presenciar sus últimos minutos. Se le citó diciendo: “En tantas ocasiones en mi vida fui a la izquierda en el momento en que debería haber ido a la derecha y fui a la derecha en el momento en que debería haber ido a la izquierda. Fue fallo tras fallo tras fallo “. Entonces lloró en el momento en que miró a su hermana, sobrino y amigo antes de cerrar los ojos.

Antes de fallecer, ha dicho, “papa, papa, papa”, que era un mensaje misterio particular para su sobrino. Es en referencia al sonido que hace el motor de una moto Harley-Davidson en el momento en que está desactivado; fue la manera en que Towery le logró comprender a su sobrino que todo se encontraba bien. El hombre de 47 años fue ejecutado a través de inyección mortal el 8 de marzo de 2012 en Arizona.

9. Jimmy Glass

Jimmy Glass ahora se encontraba cumpliendo condena en la prisión en el momento en que él y un compañero de prisión llamado Jimmy Wingo escaparon de la prisión de Webster Parish en Louisiana en el mes de diciembre de 1982. Mientras que estaban huyendo, birlaron y asesinaron a una pareja en su casa la mañana de Navidad. Glass fue aprehendido 12 días después. Si bien aseveró que el otro fugitivo lo forzó a punta de pistola a matar a la pareja, fue culpado a muerte.

Glass fue ejecutado por electrocución en Luisiana el 12 de junio de 1987 a los 25 años de edad. Sus últimas expresiones mostraron que prefería estar pescando. Eso suena bastante superior que estar en una silla eléctrica, en este momento que lo pienso. El otro fugitivo y asesino, Wingo, fue ejecutado 4 días después.

Más allá de que sus crímenes fueron horripilantes, Glass fue mucho más popular por su solicitud al caso de la Corte Suprema de EE. UU. Glass v. Luisiana, donde procuró seducir al tribunal de que las ejecuciones por electrocución violaban las enmiendas octava y decimocuarta de la Constitución de los USA, puesto que era un “castigo despiadado y también excepcional”. La Corte Suprema no estuvo en concordancia.

8. Grover Cleveland Redding

Este da un concepto totalmente nuevo a la oración “charla en este momento, o calla para toda la vida”. Más allá de que no se conoce bastante sobre Grover Cleveland Redding, se afirmaba que era mentalmente desequilibrado, en tanto que pensaba que era el príncipe de Abisinia y su trabajo era traer a su gente de regreso a la patria. Bien entonces…

Entonces empezó un motín contra el gobierno que resultó en que 2 de sus fieles fuesen asesinados a balazos. Fue culpado a muerte. Según una cibersitio sobre los presos que fueron ejecutados en 1921, Redding fue ahorcado el 24 de junio de 1921 en Illinois. Lo que deseaba decir siempre y en todo momento va a ser irreconocible …

7. James Jackson

Antes de su referencia a la celebración, James Jackson ha dicho “Alcaide, mátame” y después se refirió al condado de Harris – donde fue culpado – como Sodoma y Gomorra (ciudades bíblicas que Dios destrozó gracias a sus errores).

Jackson fue proclamado culpable de matar a su mujer y sus 2 hijastras en 1997 estrangulándolas a todas ellas en el momento en que entraron a su apartamento. Entonces dejó una nota para la policía que afirmaba: “Amo a Sharon, Sonny, Ericka. No pude cuidar a mi familia. No tengo trabajo. Se los devolví a Dios. Él y ellos comprenderán. Jaime.” Aseveró que la nota era una oración en vez de una nota de muerte. Entonces les ha dicho a los estudiosos que su mujer tenía pensado divorciarse de él.

El hombre de 47 años fue ejecutado a través de inyección mortal el 7 de febrero de 2007 en el condado de Harris, Texas.

6. Jeffrey Matthews

Jeffrey Matthews fue proclamado culpable de matar a su tío abuelo de 77 años en 1994. Fue entre los 2 hombres que entraron a la vivienda de su tío y acabaron robando $ 500 en efectivo, adjuntado con una pistola y la camioneta de su tío. Su ejecución se había pospuesto antes tres ocasiones: 2 a fin de que los abogados defensores de Matthews tengan la posibilidad de investigar su alegación de inocencia, y una vez en el momento en que sus abogados objetaron los proyectos de regentar un fármaco sustituto a lo largo de la ejecución.

Pero tras tres retrasos, el hombre de 38 años fue ejecutado el 11 de enero de 2011 en la Penitenciaría del Estado de Oklahoma. Inmediatamente antes de ser ejecutado, por supuesto aguardaba una cuarta demora, en tanto que miró a los integrantes de su familia, sonrió y ha dicho sus últimas expresiones sobre la rotura del teléfono del gobernador.

5. George Appel

Más allá de que esas son últimas expresiones capaces e inclusive cómicas, el delito de George Appel no es nada de lo que reírse. Ya que el delito ocurrió en la década de 1920, no hay mucha información sobre lo que verdaderamente sucedió. En verdad, si no fuese por las últimas expresiones humorísticas de Appel, probablemente se le habría olvidado completamente durante los años.

Lo que se conoce muy poca información es que fue acusado por el homicidio en primer nivel de un oficial de policía en la localidad de Novedosa York. Según una página web En lo que se refiere a los presos que fueron ejecutados a inicios del siglo XX, la única información proporcionada sobre Appel es que tenía 41 años en el momento en que fue ejecutado el 9 de agosto de 1928 por la silla eléctrica. Asimismo contó su trabajo como “gángster”.

Más allá de que no entendemos bastante sobre este asesino, sus reconocidas últimas expresiones han pervivido a lo largo de 90 años.

4. Carl Panzram

Carl Panzram fue entre los delincuentes mucho más malévolos y malignos que nunca haya recorrido sobre la Tierra, en tanto que fue un asesino en serie convicto, violador, pirómano y ladrón en la década de 1920. En verdad, en sus expresiones, escribió: “En mi vida he ejecutado a 21 humanos, he cometido una cantidad enorme de hurtos, hurtos, robos, incendios provocados y, para finalizar, pero no menos esencial, he cometido sodomía en mucho más de 1.000 hombres. humanos. Por todas y cada una estas cosas, no me arrepiento en absoluto “.

Pese a tener un historial criminal tan riguroso, recibió una sentencia bastante suave de solo 25 años en la Penitenciaría Federal de Leavenworth en Kansas. A lo largo de su sentencia, conminó con “matar al primer hombre que me moleste”, y eso es precisamente lo que logró en el momento en que cometió otro asesinato, en esta ocasión en la prisión. Fue entonces en el momento en que fue culpado a muerte. Por supuesto, deseaba fallecer, puesto que no presentó una apelación y conminó con matar a cualquier persona que intentara apelar en su nombre.

El hombre de 39 años fue ahorcado el 5 de septiembre de 1930. Antes de su ahorcamiento, en el momento en que le pusieron la soga cerca del cuello, escupió en la cara del verdugo y ha dicho: “Esperemos toda la raza humana tuviese un solo cuello para lograr estrangularlo”. ! ” Tras esa declaración, fue entonces en el momento en que ha dicho sus últimas expresiones sobre apurarse y que podía colgar a doce hombres mientras que aguardaba.

3. Aileen Wuornos

Esas son finalmente las últimas expresiones extrañas que serían bien difíciles de olvidar, pero para Aileen Wuornos, dado que fuera una asesina en serie la logró aún mucho más infame. Entre diciembre de 1989 y septiembre de 1990, se descubrieron los cuerpos de múltiples hombres durante las rutas de Florida. Los productos que habían pertenecido a 2 de las víctimas fueron empeñados y una vez que se recobró una huella digital de la tarjeta de la vivienda de empeño, la policía detuvo a Wuornos.

Aseveró que había disparado contra los siete hombres en defensa propia una vez que procuraron violarla mientras que tenía un trabajo de prostituta. No obstante, fue declarada culpable y sentenciada a muerte. Estos homicidos no fueron la primera oportunidad que tuvo inconvenientes con la ley, en tanto que fue sentenciada por hurto a mano armada en 1982.

El 9 de octubre de 2002, Wuornos, de 46 años, fue ejecutado a través de inyección mortal en Florida.

2. Thomas J. Grasso

La última comida de Thomas J. Grasso incluyó un par de docenas de almejas al vapor, un par de docenas de mejillones al vapor, hamburguesa doble con queso de Burger King, seis costillas de cerdo asadas, la mitad de un pastel de calabaza con crema batida, fresas cortadas en cubitos, 2 revueltos de fresa y una lata de 16 onzas. de espaguetis y albóndigas. Supuestamente, se encontraba bastante molesto por el hecho de que recibió espaguetis en vez de SpaghettiOs, y todavía se quejaba en su declaración final antes de ser ejecutado.

Thomas J. Grasso fue culpado por 2 homicidos realizados en 1990 y 1991. Su primera víctima fue una anciana a la que robó y después asfixió con sus luces navideñas. Seis meses después, mató a un adulto mayor y le robó su cheque del Seguro Popular. El joven de 32 años fue ejecutado a través de inyección mortal en la Penitenciaría del Estado de Oklahoma el 20 de marzo de 1995.

1. James French

Este es otro capaz juego con las palabras de un criminal no tan capaz. En 1958, mientras que hacía autostop por Texas, James francés raptó y mató a un automovilista que lo había recogido para llevarlo. Fue proclamado culpable y se encontraba cumpliendo cadena perpetua en el momento en que cometió otro delito horrible. En 1961, decidió estrangular a su compañero de celda hasta la desaparición. Aparentemente, French deseaba fallecer pero tenía bastante temor de suicidarse, con lo que mató a su compañero de celda para recibir la pena capital.

Consiguió lo que deseaba y el 10 de agosto de 1966, el joven de 30 años fue ejecutado en Oklahoma por medio de la silla eléctrica. Sus últimas expresiones insinuando que el titular “Papas fritas” se escribiera en el diario del día después fue bastante correspondiente, y no tenemos la posibilidad de eludir cuestionarnos si verdaderamente usaron su sugerencia …

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *