10 verdades sobre la locura de los teóricos de la conspiración

Anteriormente, se encontraba de tendencia y se consideraba con perfección habitual opinar una o 2 teorías sobre el homicidio de JFK. Podría decirse que la investigación inicial fue un tanto chapuceroy, naturalmente, la imaginación se volvió ida. No obstante, desde esos días, teorías como las “verdades” del 11 de septiembre han desarrollado una sensación de paranoia, temor y poder de enorme alcance tras las teorías de la conspiración. Eso los transformó en una suerte de religión, y asimismo en entre las peores películas de terror imaginables, una donde los ciudadanos normales han tolerado que los gobiernos se vuelvan mucho más fascistas, todo pues pensaban que ahora lo era. Verdaderamente espantoso.

10. Varios teóricos de la conspiración son inseguros; El control total del gobierno es reconfortante

Conspiración Los teóricos desconciertan a muchas personas por la manera en que charlan del gobierno. La charla donde se implican semeja ser menos que efectiva, y mencionarán todas y cada una de las formas en que el gobierno te controla tenuemente o te influye de formas que “no te diste cuenta”, pero en el final no semejan tener ninguna. interés en llevar a cabo algo sobre esto. Y de manera frecuente, sin importar un mínimo quién esté a cargo, los teóricos de la conspiración sienten alguna satisfacción al entender que toda la situación está rigurosamente dominada por el “gobierno” sombrío, nefasto y todopoderoso.

Probablemente esto se deba a que varios teóricos de la conspiración son bastante inseguros. El planeta que los circunda es espantoso, y con muchos poderes distintas en el mundo entero que luchan entre sí de forma regular e inclusive los socios de manera frecuente no están en concordancia en temas esenciales, puede ser una sensación interesante (y bastante reconfortante) meditar que el gobierno tiene la situación bien dominada.

9. The Craze En línea creó una industria en torno en venta de teorías de conspiración

Alex Jones en este momento es popular, o infame si lo elige, por gritar como un mono aullador en cualquier medio que logre tener en sus manos y por ofrecer mala popularidad a todos y cada uno de los monos aulladores reales. Sus teorías de conspiración y alocadas peroratas lo convirtieron en una de la gente mucho más discutidas de todo el mundo, pero no es el único que se explota de este género de cosas. Y, lo que es peor, Alex Jones y los de su calaña no se limitan a hacer dinero promocional.

Hay una industria on line encargada de vender cosas a los crédulos géneros de conspiración. Desde carteras destinadas a eludir que el gobierno lo espíe con tecnología NFC, hasta botellas de agua destacables que suprimen el flúor y todo lo demás, estos websites le advertirán con chillidos claxones sobre el riesgo en el que está, y tienen la contestación, naturalmente. … Por un precio.

8. Probablemente varios teóricos de la conspiración tengan trastornos surrealistas y estén siendo empleados

En este momento, no nos encontramos diciendo que la persona promedio que piensa que el 11 de septiembre fue perpetrado por el gobierno de los USA tenga esquizofrenia, o aun que alguien con la creencia en muchas conspiraciones irracionales siempre la tenga. No obstante, hay un grupo terminado de trastornos surrealistas, de forma frecuente llamados esquizotípicos, que detallan ciertos aspectos surrealistas pero de todos modos no detallan nada semejante a la esquizofrenia en toda regla o algo afín.

A la multitud le agrada Alex Jones, quien aseguró que todo lo propio es solo un acto Para conseguir críticas en el momento en que trataba de sostener la custodia de sus hijos en la corte, probablemente entienda realmente bien que la gente que tienen trastornos surrealistas son de manera fácil engañadas por conspiraciones, pero se aprovechan por el hecho de que es una forma verdaderamente simple de conseguir dinero. Jones y los de su calaña habrían de estar en especial abochornados, pues tratándose de eso, se aprovechan de la gente con lo que quizás sea una patología mental muy suave, y no solo les estafan el dinero, sino asimismo asisten a la semilla de un trastorno mental la patología se transforma en algo probablemente mucho más grave.

7. Una o 2 teorías se convirtieron en una bola de nieve en una enorme conspiración global

Hay quienes están contentos de opinar que el gobierno de los USA controla prácticamente completamente a sus ciudadanos, sin que ellos se den cuenta, y controla enorme lugar de este mundo, pero ciertos de estos teóricos niegan siempre en una conspiración mayor que esa. Varios teóricos han comenzado bastante centrados en USA y se enfocaron mucho más en cosas como el homicidio de Kennedy y la conspiración del 11 de septiembre. No obstante, en años mucho más recientes con la comunicación global, cosas como la Illuminati se han vuelto poco a poco más populares entre los teóricos de la conspiración.

Varios de ellos en este momento piensan que quizás algo con un nombre totalmente diferente (pero aún de esta forma, muy afín a los Illuminati) se reúne en misterio regularmente, y esencialmente controla y traza el destino de todo el mundo. Evidentemente, esta es una cosmovisión reconfortante y bastante simplista. Es satisfactorio meditar que el planeta está de este modo de ordenado y bien controlado, pero lo cierto es que todos y cada uno de los días se festejan muchas asambleas diplomáticas en el mundo entero, y eso en sí tiende a ser solamente bastante para sostener la paz.

Ancient Aliens es una serie bien conocida y una broma bien conocida entre varios. No obstante, hay (tristemente) un número bastante grande de personas que lo prosiguen, muchas de las que comunmente son bastante racionales. La serie, para esos que no están familiarizados con ella, es un programa en un canal que en algún momento fue popular por su crónica que procura vincular cada cosa que sucedió en el planeta viejo con visitantes extraterrestres. La idea es absurda, y hay vídeos por ahí desacreditando ciertas declaraciones mucho más locas. La afirmación más frecuente que hacen es que varias cosas serían inviábles sin tecnología alienígena.

No obstante, los arqueólogos que prueban teorías demostraron que prácticamente todo cuanto hacen bastante sobre lo irrealizable es posible con herramientas primitivas. El software proporciona ciertas muestras atrayentes, pero es muy engañoso sobre lo bien difícil que sería efectuar la mayor parte de estas hazañas. Mezcle esto con visto que el nombre de la red es “The History Channel”, que precisamente semeja que debería tener información precisa, y cualquier persona que ahora se haya inclinado un tanto hacia las conspiraciones fue de manera fácil engañado.

5. A los políticos les gusta mucho utilizar las teorías de la conspiración en su beneficio

Más allá de que puede ser un peligro político forzar bastante una teoría de la conspiración, un político asimismo puede llevar a cabo las recomendaciones adecuadas sobre de qué forma “está bien llevar a cabo cuestiones” y después lograr que sus fieles y comentaristas hagan la mayoría del trabajo sucio tras eso. . Las teorías de conspiración sobre su contrincante, o sobre las políticas de su contrincante, son una increíble forma de animar a una multitud y llevarlos a las urnas. Aun si el político que utiliza las teorías a favor suyo sabe que son no es cierto, poco importa: una virtud es una virtud.

Los fuegos de esta clase de cosas son simples de avivar, y una vez encendidos, la gente realmente surrealistas que se enganchan con la iniciativa jamás la soltarán. La persona que inició la teoría difamatoria puede solicitarles que retrocedan, pero para entonces va a haber cobrado vida propia. Este género de táctica es una increíble forma de hacer un aura de desconfianza cerca de tu contrincante y lograr que personas peligrosamente inestables se encaren a ellos mientras que evitas bastante escándalo en los medios por tus acciones.

4. En el momento en que un teorético de la conspiración cree algo, prácticamente está escrito en piedra

Algo mucho más bien difíciles del movimiento de conspiración moderno es lo bien difícil que es conseguir que un teorético abandone un concepto. Así sea que se intente la conspiración del aterrizaje en la luna, la conspiración del 11 de septiembre o algo del mismo modo extravagante, con Internet reafirma tan velozmente la creencia mucho más desquiciada viable que aun una “aldea” de personas que conocen al teorético en persona puede no ser bastante para derruirlos. de su ilusión de conspiración.

Se ve agravado por dado que Internet no solo puede accionar como un cámara de eco, sino asimismo da muchos de razonamientos muy contundentes sobre las opiniones mucho más absurdas imaginables, siempre y cuando busque lo bastante el blog de la persona a la suerte correcta. Prácticamente cualquier prueba que dé va a ser contrarrestada con un non-sequitur, y si da bastante prueba insuperable, sencillamente afirmarán que el gobierno usó su poder para eliminar la prueba de sus actos de la página web.

3. El teorismo de la conspiración se está transformando prácticamente en una religión

Una cosa que puede percibir de ciertos teóricos de la conspiración en el momento en que consigue ponerse en exactamente la misma página y enseñar prueba que verdaderamente no tienen la posibilidad de ignorar es que “escogen opinar” la teoría de todas maneras, pese a lo que les termina de enseñar. No tienen ningún razonamiento en contra y no tratan de decir que lo que les mostraste se encontraba mal; sencillamente creen lo que desean de todas maneras, pues su creencia en enormes conspiraciones y el control del gobierno los hace sentir cómodos y seguros en este planeta desquiciado.

Y entonces el movimiento empieza a parecerse a un religión cada vez más y más cada día, conforme los teóricos de la conspiración se vuelven mucho más conectados y también ignoran la prueba en para opinar que el gobierno controla todo. Y la triste verdad es que el movimiento de los teóricos llega a un espacio arriesgado. Pero no en todos los casos fue de esta manera. Los teóricos acostumbraban a estar mucho más sinceramente preocupados por el control del gobierno y veían el incremento como algo malo. No procuraban tanto para poder ver cosas que no estaban allí, y era mucho más posible que se basaran en pruebas en sus opiniones. Por servirnos de un ejemplo, muchas de las viejas teorías de Kennedy hicieron todo lo que resulta posible para ser lo mucho más científicas viable. El día de hoy los teóricos semejan mucho más preocupados por forzar los hechos a fin de que encajen en una narrativa mayor que por localizar hechos reales, todo a fin de que logren conocer la “verdad real” como los teóricos de otrora.

2. La gente tienen la posibilidad de ser engañadas de forma fácil por los “especialistas” (… y asimismo los propios “especialistas”)

Entre las “pruebas” mucho más perdurables usadas por los auténticos del 11-S es que un montón de ingenieros estructurales firmó un archivo aseverando que todo era sencillamente irrealizable según la historia oficial, gracias a la integridad estructural, el calor del comburente de los aeroplanos, etcétera. Esto ha causado que bastante gente sean engañadas por toda la conspiración, y ciertos “especialistas” en la field, que verdaderamente no entienden el inconveniente apropiadamente, ven a ciertos otros especialistas (que tienen la posibilidad de haber tenido mala reputación para comenzar) y después se suben al tren.

Lo que nos encontramos diciendo es que aun los especialistas tienen la posibilidad de cometer fallos al valorar la información y dejar que otros especialistas, que suponen que saben mucho más sobre una especialización particularmente, charlen por ellos en el momento en que no comprenden lo bastante para comprender si lo que ese “especialista” decía se confundió. sentido o no. Hay considerablemente más especialistas que aseguran que la historia oficial tiene sentido que esos que aseguran que no, pero los teóricos de la conspiración con gusto arrojarán ese género de lógica al viento por el hecho de que no encaja con la narrativa. Ciertos se burlarán y afirmarán que la mayor parte de los científicos son ovejas tontas, y otros afirmarán que están bajo la esclavitud del gobierno. Solo esos que estén según con ellos podrían ser actores capaces y también independientes.

1. Dejar la creencia en una conspiración puede ser como dejar una secta

Poco a poco más, la creencia en las conspiraciones se volvió poco a poco más similar a una secta, puesto que los teóricos de manera frecuente se unen para conseguir acompañamiento ética en Internet y para debatir sobre un montón de cosas distintas, ninguna de las que es alguna. Si decides que la conspiración está mal y la abandonas, posiblemente varios de tus amigos on line (o en persona si te relacionas con ese género de personas; no juzgamos) de súbito no están tan apasionados ​​en pasar tiempo. contigo mucho más. O, por lo menos, van a estar considerablemente más observados a tu alrededor, tal y como si aun pudieses ser objeto de supones.

Para muchos, en este momento piensan que usted tiene la posibilidad de ser un agente del gobierno o alguien mucho más que trabaja en contra suya, en tanto que las clases de conspiración de manera frecuente tienen la posibilidad de ser intensamente obsesos. No obstante, los teóricos de la conspiración, como cualquier religión en cierne – asimismo tienen la posibilidad de meterse en la situación donde sencillamente condenan al ostracismo a esos que no encajan en el conjunto, y si verdaderamente no crees en las opiniones religiosas populares del resto del colectivo, verdaderamente por el momento no perteneces . Si tu círculo popular pasa la mayoría del tiempo comentando de conspiraciones y empiezas a no estar según lo extravagante de todo, posiblemente te resulte una situación popular bien difícil.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *