5 hechos sobre el agua embotellada

La venta de agua embotellada se remonta a 1622 en el pozo sagrado en Malvern, Reino Unido, que vendía botellas de agua de manantial Malvern. En los últimos 30 años, el consumo de agua embotellada ha incrementado drásticamente y el estadounidense promedio en este momento consume 30 galones de agua embotellada de año en año. Pero, ¿el agua embotellada es verdaderamente mejor, mucho más segura y merece la pena el valor agregada?

5. Es estúpidamente costoso

Como observaremos en esta lista, el agua embotellada es un enorme desperdicio. Algo mucho más esenciales que desaprovecha es el dinero que la multitud gana con esfuerzo.

Según una investigación de 2012 de la Facultad de Michigan, en promedio, el agua embotellada cuesta $ 1.22 por galón, que es 300 ocasiones mucho más cara que el agua del grifo. No obstante, apuntan que 2/3 de todas y cada una de las botellas de agua que se venden vienen en botellas de 16,9 onzas, lo que quiere decir que el agua de todos modos cuesta $ 7,50 por galón; eso es el doble que la gasolina.

En 2015, las compañías que repartir agua embotellada ganó $ 15 mil millones. Eso es un sinnúmero de dinero gastado en algo que está tan simple y velozmente libre. Si eso no fuese suficientemente orate, las ventas de agua embotellada han incrementado desde ese momento, y en 2016, a lo largo de la primera oportunidad en mi vida, se vendieron mucho más galones de agua embotellada que refrescos.

4. Prácticamente medio agua embotellada es agua del grifo

¿En algún momento has planeado de dónde viene el agua de la botella? El origen del agua no es recurrente enumerados en los elementos, pero en ocasiones las etiquetas dicen “agua de manantial”, “agua de glaciar” o “agua de montaña”. El inconveniente es que la utilización de estas expresiones no está regulado, con lo que el agua de la botella no siempre procede de esas fuentes.

En el libro Bottled and Sold: The Story Behind Our Obsession with Bottled Water, el creador Peter Gleick afirma que múltiples estudios detallan que precisamente 45 por ciento de toda el agua embotellada procede de fuentes municipales. Esto incluye Aquafina de PepsiCo y Dasani de Coke.

En ocasiones, tomar agua para agua embotellada de fuentes municipales puede ser un inconveniente. Por poner un ejemplo, a las afueras de Guelph, Ontario, Nestlé tiene una planta embotelladora y a lo largo de una sequía, siguieron sacando agua, poniendo a los 130.000 ciudadanos bajo riesgo de no tener bastante agua.

3. Sabe tan bien o mejor … ¿Quizás?

Según varias personas, les agrada el agua embotellada pues sabe mejor que el agua del grifo. Más allá de que posiblemente varias personas logren ver la diferencia, la mayor parte de la gente no. Estudios de los USA, Suiza, Irlanday Francia descubrieron que solo en torno a una tercer parte de la gente tienen la posibilidad de distinguir entre el agua del grifo y el agua embotellada. Y esto tiene cierto sentido. Hay diferencias entre el agua del grifo y el agua embotellada pues las distintas fabricantes de agua embotellada poseen niveles diferentes de minerales como calcio y sodio, y el agua de distintas fuentes tiene distintas sabores.

Más allá de que varias personas tienen la posibilidad de ver la diferencia entre el agua embotellada y el agua del grifo, en lo relacionado al gusto, la mayor parte piensa agua del grifo sabe mejor que el agua embotellada. En unos pocos estudios distintas, el número de personas que prefirieron el agua corriente del grifo al agua embotellada puede cambiar entre 45 a 75 por ciento.

2. No es mucho más seguramente el agua del grifo

Una de las razones por las cuales la gente escogen el agua embotellada en vez del agua del grifo es por el hecho de que piensan que es mucho más segura. En verdad, el crisis del agua en Flint es una de las razones por las cuales han incrementado las ventas de agua embotellada. El inconveniente es que múltiples estudios demostraron que el agua embotellada no es mucho más segura que el agua del grifo.

En la mayoría de los casos, tratándose de agua en los hogares, hay 2 inconvenientes. Primero, el agua procede de un pozo y el pozo puede contaminarse. El segundo inconveniente tiende a ser provocado por las cañerías de plomo en la vivienda. En caso contrario, toda el agua pública ha de ser segura gracias a regulaciones estrictas y pruebas estrictas de la Agencia de Protección Ambiental y la Administración Federal de Drogas.

No obstante, por supuesto no es un sistema especial y Flint es un caso de muestra de de qué manera falló el sistema. Pero el agua embotellada no soluciona precisamente el inconveniente de la seguridad del agua por el hecho de que el embotellado añade múltiples pasos insignificantes. El agua que está limpia entra en una factoría, se añaden ciertos elementos, pasa por unos filtros y las máquinas la ponen en botellas. El inconveniente es que toda vez que añade pasos, incrementan las opciones de que algo salga mal, como el agua podría estar contaminada con Y también. coli. Sorprendentemente, la FDA solo empezó a valorar agua embotellada para Y también. coli. en 2013.

Al tiempo que otra crisis de agua afín a Flint es realmente posible Más adelante, si se invierte en infraestructura, el agua del grifo proseguirá siendo un recurso seguro y parcialmente económico.

1. Mata el medioambiente

Empezamos esta lista comentando sobre el desperdicio del agua embotellada, y su desperdicio no es mucho más visible que tratándose de los efectos ambientales. Para embotellar agua, las compañías usan 17 millones de barriles de aceite de año en año. Eso es solo para crear las botellas y embotellar el agua, no el transporte para llevarla a los minoristas. No solo eso, sino el desarrollo asimismo emplea 1,39 litros para embotellar 1 litro de agua, lo que es un desperdicio abrumador.

Por último, en 2016, se pusieron 12,8 mil millones de galones de agua en botellas que no son biodegradables y, lamentablemente, solo el 12 por ciento de las botellas se reciclan. Conque estas botellas se quedarán para el próximo 450 años aproximadamente hasta el momento en que se descompongan completamente. Eso prácticamente nos deja con 2 opciones: limitar la proporción de botellas de agua que tomamos o empezar a crear esas enormes naves exclusivas como las de WALL-Y también pues las vamos a requerir.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *