Alimentos británicos que les parecen extraños a los estadounidenses

Desde 1942 aproximadamente, la broma, “USA y Enorme Bretaña son 2 países separados por un idioma común”, se ha atribuido a George Bernard Shaw, si bien no hace aparición en ninguno de sus escritos populares. Otro, de Oscar Wilde El espectro de Canterville, asegura: “Verdaderamente disponemos todo en común con USA en la actualidad, salvo, como es natural, el idioma”. Los dos caballeros pasaron por prominente otra brecha diferente entre los estadounidenses y sus primos británicos. Esa brecha está en la cocina. Ciertos alimentos, tanto populares como recurrentes en el Reino Unido, se ven con consternación en USA.

Para ser justos, varios de los alimentos sencillamente se cuelgan con apodos que los hacen extraños para los oídos estadounidenses y, en consecuencia, están ausentes de los platos estadounidenses. Otros, no obstante, se piensan poco deseables, gracias a los elementos empleados y la preparación de exactamente los mismos. La mayor parte de los estadounidenses carnívoros distribuyen con los británicos el cariño por el rosbif y el pudín de Yorkshire, afín a los popovers. Exactamente los mismos estadounidenses ven otras comidas y platos británicos populares con los ojos en blanco y la nariz arrugada, sorprendidos de que alguien considere comer semejantes brebajes. Aquí hay 10 comidas británicas populares consideradas extrañas por los estadounidenses.

10. Dick manchado

El evidente doble sentido de su nombre levanta las cejas de los estadounidenses, y un nombre secundario para el postre, Spotted Dog, asimismo recientemente para abrir el apetito. Las referencias tanto a la poronga como al perro son de los primeros dialectos de Enorme Bretaña y mencionan al pudín. El postre no es un pudín en el sentido estadounidense, sino un pastel, que en algún momento se realizó con ciruelas, pero que el día de hoy está mucho más generalmente con pasas secas, grosellas u otras frutas. La fruta representó las “máculas” de su nombre, el pastel para el pudín o la poronga.

Comúnmente, la grasa usada para llevar a cabo Spotted Dick procedía del sebo, la grasa dura que circunda los riñones de carne de res o de oveja madura. Las recetas para el postre se remontan en la época del siglo XIX en los libros de cocina británicos y las guías para amas de sus casas, si bien jamás pareció haber alcanzado popularidad en los USA. Si bien las recetas modernas de manera frecuente reemplazan el sebo por otras grasas, como la mantequilla, Las recetas habituales del plato se tienen la posibilidad de hallar de manera fácil on line.. A propósito, en reconocimiento de la interpretación algo impúdica de su nombre, en 2009 el Consejo del Condado de Flintshire en Gales cambió el nombre del plato Spotted Richard.

9. Morcilla

Morcilla hace aparición a la visión como un género de salchicha, comúnmente desarrollada desde la sangre de animales sacrificados. La sangre de la carne de res, cerdo y oveja sacrificada se mezcló con grasa molida o sebo y cereales como avena o grañones. Se añadieron yerbas y condimentas, incluyendo la menta, el tomillo y el poleo. La versión actualizada libre en los mercados británicos está llevada a cabo totalmente de sangre de cerdo y, en la mayoría de los casos, el cereal empleado es la avena o la cebada. Los registros de las salchichas llamadas Black Puddings lo datan de mediados del siglo XV, y hay prueba de un plato afín, hecho en una cazuela de barro en vez de una tripa de salchicha antecedido.

Las salchichas en las tiendas y shoppings de Enorme Bretaña están precocidas y son comúnes para comer frías, a la parrilla, fritas, hervidas u horneadas. Con frecuencia se corta en rodajas, se fríe y se se utiliza para el desayuno, si bien asimismo se sirve entero como una parte de una comida, singularmente en Black Country, Midlands y en Escocia y también Irlanda. Las salchichas afines asimismo son comúnes en Australia. Asimismo se usan en ocasiones para llevar a cabo huevos escoceses. Para esos que se oponen a la morcilla, las tiendas británicas proponen White Pudding, una salchicha afín llevada a cabo sin utilizar la sangre procesada de cerdos sacrificados.

8. Anguilas en gelatina

Las anguilas sirvieron a lo largo de un buen tiempo como un alimento básico en la dieta británica, especialmente en Londres, donde el Támesis se encontraba lleno de ellas. A inicios del siglo XVIII, alguno podía pescar anguilas en el Támesis, siempre y cuando tuviese una red para atraparlas. Otras corrientes británicas asimismo generaron anguilas. Las tiendas que ofrecían pasteles de anguila y puré se dieron a conocer en la década de 1700, y próximamente prosiguió otro plato hecho con pescado, las anguilas en gelatina. Siguieron siendo populares a lo largo del siglo XX, si bien en los últimos tiempos las anguilas en gelatina han conseguido el estilo de un manjar, en vez de un alimento económico y habitual para los pobres de las ciudades.

Las anguilas en gelatina se hacen cortando el pescado limpio en trozos (rondas), que se hierven en agua aromatizada con vinagre, nuez moscada y jugo de limón. Las anguilas dejan libre gelatina en el agua a lo largo de la ebullición. Entonces, la anguila se enfría en el agua, que se coagula en una jalea, y toda la substancia viscosa se empaqueta para el consumo. Hoy día hay menos viviendas de anguilas en Londres y los entusiastas de las anguilas en gelatina hallan su manjar en las tiendas y tiendas de delicatessen. O tienen la posibilidad de recurrir a llevar a cabo sus.

7. Bígaros

Los bígaros fueron populares a lo largo de un buen tiempo en el Reino Unido, en especial durante las costas y en las ciudades ribereñas. Son pequeños mariscos, similares a los caracoles, que los franceses al otro lado del Canal comen con aplomo galo. La Los bígaros británicos llaman sencillamente guiños, y si bien son algo bien difíciles de comer, puesto que tienen que extraerse del caparazón, prosiguen siendo un alimento de enorme ingestión en el Reino Unido. En las tiendas ribereñas británicas se sirven en bolsas de papel, con un alfiler con el que obtener la pequeña bestia del caparazón.

Para ser justos, asimismo son comúnes en Novedosa Inglaterra y en el nordoeste estadounidense. Se cree extensamente, si bien no está probado, que los bígaros llegaron a USA uniéndose al lastre de roca que una vez se transportaba en navíos de candela. En el momento en que el lastre fue lanzado al mar en frente de la costa estadounidense, los pequeños caracoles hallaron su nuevo ambiente a su gusto y florecieron. Se pescan con dragas remolcadas o sencillamente vadeando en el agua, se recogen a mano y se depositan en un balde o filete.

6. Stargazy Pie

Las sardinas y las sardinas son nombres remplazables para una pluralidad de peces pequeños de la familia del arenque. Bajo cualquier nombre, terminantemente son un gusto conseguido. La multitud normalmente los quiere o los odia por su textura olegiaginosa, gusto y fragancia a pescado. La pesca de sardinas fue una vez una industria próspera en Cornualles, donde a lo largo de mucho más de 130 años el pescado se atrapaba con redes de cerco, se empaquetaba en cabezas de cerdo y se exportaba a Europa. La industria se extinguió a objetivos del siglo XIX, pero subsistió un plato único de Cornualles, el pastel Stargazy. Es singularmente habitual en Tom Bawcock’s Eve, un festival local de Mousehole, en Cornualles.

La tarta Stargazy es una tarta desarrollada con sardinas, otros pescados y distintos elementos según los antojos del panadero. Huevos duros, patatas, verduras, tocino, cordero y otros alimentos están de forma frecuente en el pastel. Lo que lo realiza único es el las cabezas del pescado están preparadas para sobresalir mediante la corteza de la masa, tal y como si estuviesen viendo las estrellas. En ocasiones, las colas asimismo están preparadas para sobresalir a través del borde de la corteza. Un pastel estrellado tiene dentro sardinas horneadas que miran al comensal mientras que se prepara para gozar de su comida. Es bien difícil comprender por qué razón jamás ganó popularidad en USA.

5. Marmite

Marmite es una marca para untar de alimentos inventada como una rama de la industria cervecera. Es, en esencia, levadura de cerveza concentrada, abundante en vitaminas B y prácticamente apabulladoramente salobre en gusto. Se emplea como aromatizante en varios platos. Asimismo se mezcla con agua hirviendo para hacer una bebida ardiente. A lo largo de la Primera Guerra Mundial se entregó a las tropas británicas, donde adquirió su empleo mucho más habitual, untado sobre galletas salobres o torradas, o cualquier forma de pan, en ocasiones acompañado de mantequilla. A lo largo de la Segunda Guerra Mundial se administró a los presos de guerra alemanes como fuente de vitaminas.

Marmite desarrolló una base sólida de entusiastas que parecían prácticamente adeptos a las cosas, y un conjunto del mismo modo devoto que lo halla repugnante. Unilever, dueña de la marca, aprovechó la disputa en una campaña de publicidad en la década de 1990, adoptando el lema “Ámalo o ódialo”. Uno se pregunta si Marmite optimización el gusto de la tarta Stargazy de uno, o si los fanáticos de las sardinas horneadas hallan desapacible el gusto de la habitual pluralidad.

4. Laverbread

Lo primero a estimar sobre el laverbread es que no es un pan en lo más mínimo, si bien el pan torrado de forma frecuente se sirve al lado de él en la mesa. Laverbread se sirve comúnmente en Gales. Radica en algas hervidas, si bien no cualquier alga. Las algas marinas se cosechan en las aguas ribereñas poco profundas del mar de Irlanda y los galeses las conocen como slake. El slake se cosecha primero, entonces se lava reiteradamente y después se hierve hasta el momento en que consigue la textura de una pasta blanda y algo que se pega. Entonces está ya listo para comer.

Si bien con frecuencia se come como és, con acompañamientos como pan, en ocasiones asimismo se enrolla en avena y después se fríe en la sartén, para comerlo en el desayuno. En otras comidas se toma como ensalada fría o se excita. como guarnición. Los galeses asimismo gozan de laverbread como plato primordial, en ocasiones complementado con tocino hervido. Sí, tocino hervido. El actor y popular cliente de diamantes Richard Burton encomió las virtudes del laverbread en el momento en que se refirió a él en una entrevista como el “caviar del galés”.

3. Haggis

A Escocia se le asigna (quizás se le asigna la culpa es una palabra mejor) por ofrecer al planeta haggis, a pesar de que los platos preparados con elementos afines del mismo modo se muestran en el mundo entero. Cocinar los despojos de un animal empleando su estómago como envase para cocinar era un medio común de comer a lo largo de una caza. La versión escocesa radica en recortar el corazón, los pulmones y el hígado de una oveja, lo que se conoce como desplume. Entonces se combina con cebollas, sebo, avena y cualquier condimenta libre, se pone en el estómago de la oveja y se hierve.

Las tiendas de Escocia proponen haggis preparados, con frecuencia en tripas artificiales en vez de en estómago de oveja. Es habitual en pubs, sitios de comidas de comida rápida e inclusive en sitios de comidas indios en toda Escocia. Técnicamente, el haggis es ilegal en los USA., gracias a que tiene dentro pulmón, y no se deja la importación de haggis. Ciertas compañías estadounidenses fabrican sus ediciones, que no poseen pulmón y que siempre y en todo momento se proponen en tripas artificiales. Se tienen la posibilidad de hervir, hornear o freír. Una enorme oferta de otro producto de Escocia, el whisky escocés, puede ser de herramienta en el momento de contemplar su consumo.

2. Huevos escoceses

Fortnum and Mason, una tienda departamental de Londres, ha a lo largo de bastante tiempo aseveró haber inventado los huevos escoceses en 1738. Eran bastante sencillos; huevos duros o pasados ​​por agua envueltos en carne molida o salchicha, entonces fritos de manera rápida. Tenían la intención de proveer una comida rápida o un refrigerio para los pasajeros o trabajadores, si bien pocos de estos últimos podían posibilitarse los costos únicos que ofrecía la tienda. La tienda incluía los huevos en ciertas distintas canastas que vendían, que contenían múltiples alimentos preparados. Velozmente se hicieron populares y lo fueron desde ese momento.

Lo que los hace un tanto extraños para muchos ojos es la pluralidad sin límites de salchichas en las que se envuelven los huevos. Los huevos a la escocesa se tienen la posibilidad de realizar con Black Pudding, haggis y otras salchichas y pudines. En ocasiones se reemplazan los huevos en escabeche, como en la versión Worcester, donde un huevo en escabeche en salsa Worcestershire se envuelve en pudín blanco. La versión Manchester utiliza un huevo en escabeche mucho más clásico y lo envuelve en Black Pudding. De qué forma el bocadillo llegó a ser popular como Scotch Egg, en tanto que en teoría fue inventado en una tienda de Londres, fué tema de enfrentamiento desde el momento en que se dieron a conocer por vez primera, con escasos adelantos hacia una contestación exitosa.

1. Burbuja y chirrido

Verdaderamente hay muy escasas cosas extrañas sobre bubble and squeak, además de su nombre, cuya fuente continúa en disputa. La receta mucho más vieja famosa del plato apareció en 1806. A fines del siglo XIX se transformó en un medio habitual de emplear las sobras de una comida asada y, en consecuencia, se constituye de papas y repollo, si bien de forma frecuente se añaden otras verduras, como cebollas, zanahorias e inclusive guisantes. Se fríen juntos hasta el momento en que se doren hasta conformar una costra y, de forma frecuente, se sirven como guarnición para el desayuno o el brunch.

Una versión escocesa tiene un nombre aún mucho más extraño Rumbledethumps, al paso que una versión irlandesa lleva por nombre Colcannon. Hay una referencia a un plato de ternera y repollo fritos juntos llamado Bubble and Squeak in the Diccionario tradicional de la lengua vulgar Edición de 1785. El libro, que era una compilación de términos de jerga, es la primera mención famosa del nombre. Bubble and Squeak es probablemente el nombre mucho más extraño de esta lista para comida, si bien asimismo es probablemente el menos extraño de los platos enumerados aquí. Pero todo es cuestión de deseos.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *