Aterradoras teorías e hipótesis científicas (Parte 3)

El campo de la especulación científica es extendido y está repleto de teorías de las que quizás jamás hayas oído charlar. Dedique bastante tiempo a las partes extrañas de Internet, y probablemente se hallará con ciertas de ellas, todas las que procurará argumentar su opinión, de manera frecuente extravagante, de temas científicos complejos.

No obstante, pocas veces te hallas con algo espantoso que no solo esté compuesto por científicos reales y otros especialistas, sino asimismo tenga sentido científico. Ciertas de estas espantosas teorías científicas tienen la posibilidad de parecer desatinadas, pero todas y cada una tienen cuando menos algún respaldo en la ciencia real.

8. El cosmos paralelo ‘del revés’

Si no vió la habitual serie de Netflix Cosas extrañas por el momento, eso es probablemente lo destacado, puesto que pasó demasiadas temporadas fundamentalmente en exactamente la misma trama. Independientemente, el software ingresó un término que se apoya en la teoría científica real: el “del revés”.

Como suena, el ‘del revés’ en el software es una suerte de cosmos paralelo con sus reglas. Sin ofrecer bastantes spoilers, es fundamentalmente exactamente el mismo ámbito que el que habitamos, si bien con una línea de tiempo propia.

Tiempo que todavía está lejos de ser una situación, un hallazgo reciente en Antártida da una pequeña prueba de que esta situación paralela podría existir. Un conjunto de estudiosos halló un género de partícula de alta energía que atraviesa la Tierra y que reta todas y cada una nuestras leyes físicas recientes. Evidentemente, requerimos considerablemente más datos para estar seguros, pero la presencia de semejante partícula precisamente insinúa una viable situación en la que hay un planeta totalmente diferente, con sus leyes y géneros de partículas. justo al costado del nuestro.

7. Los microbios tienen la posibilidad de estar evolucionando a un ritmo mucho más veloz que nosotros

Si echa una ojeada a las últimas décadas, las patologías infecciosas, como el VIH, el ébola, la pandemia de hoy de Covid-19 y considerablemente más, han reaparecido con una continuidad preocupante. Nos hemos familiarizado mucho más de lo que nos hubiese dado gusto estar con la enorme variedad de microbios que distribuyen el mundo con nosotros. Como descubrimos en el sendero, ciertos de ellos son bastante buenos para amenazar existencialmente la presencia misma de nuestra clase, pese a ser microscópicos.

Aparece el interrogante: ¿por qué razón en este momento? Más allá de que nuestra historia estuvo llena de plagas y pandemias virales, ciertas en una escala mayor que cualquier otra previo, la medicina actualizada debería asegurar que sean cosa del pasado.

Según una teoría, hay una aceptable explicación para esto. Los virus son evolucionando a un ritmo considerablemente más veloz en este momento, aun mucho más veloz que nosotros, que jamás antes. Asimismo están progresando en su trabajo con cada novedosa mutación, puesto que hay considerablemente más huéspedes humanos a fin de que muten y perfeccionen sus capacidades que jamás. El virus de la influenza es un enorme ejemplo de virus que muta de manera rápida, aun para una clase famosa por superar y prosperar mucho más veloz que la mayor parte de las otras ramas de la vida.

6. La teoría darwiniana de los multiversos

Se han propuesto bastantes hipótesis científicas para argumentar la absoluta extravagancia del cosmos que habitamos. Durante los siglos, la raza humana ha luchado por argumentar la presencia de algo tan extendido y aleatorio, si bien con poco éxito. Lo que los curas del viejo planeta explicaron con deidades mágicas y premoniciones en este momento se convirtió en teorías científicas modernas y complejas, aun si ninguno de ellos verdaderamente tiene ni la más mínima idea.

Una teoría impresionante pero espantosa procura comunicarlo en términos darwinianos, aun si es solo un ensayo mental ahora mismo. Según esto, seleccion natural dicta las reglas en multiversos exactamente la misma la vida en la Tierra. A ciertos multiversos les va bien y evolucionan para mantener una pluralidad de vida próspera, lo que puede ser la explicación de por qué razón nuestro cosmos no semeja tener ningún signo de vida capaz además de nosotros.

Si esta teoría se mantiene, nuestro cosmos es solo un descendiente enclenque sin bastante que ocurra en él, que próximamente acabará con un cosmos mucho más grande y mucho más fuerte a través de la selección natural. Más allá de que hay una buena oportunidad de que nosotros, por lo menos en nuestra vida, jamás tengamos la posibilidad saber si eso es verdaderamente cierto, finalmente se transforma en una teoría científica impresionante y temible.

5. El condensado espectro

Entre las cuestiones mucho más esenciales en física es si hay una teoría que explique todo en el cosmos, desde las partículas mucho más pequeñas hasta los cúmulos de galaxias mucho más masivos. Más allá de que hay varios contricantes, como la teoría de cuerdas, ninguno de ellos resiste el escrutinio inspeccionado por pares por el que los científicos son tan conocidos.

No obstante, una teoría reciente ganó un lote notable en los círculos científicos como ‘The One’. Si miras el cosmos, una parte importante está compuesta de materia obscura y energía obscura, fuerzas enigmáticas que no se comportan como ninguno de nuestros modelos científicos. Asimismo está la inexplicable expansión del cosmos, algo que la ciencia tampoco pudo argumentar jamás.

Según con la teoría, hay una explicación elogiable para todos esos secretos: el ‘condensado espectro’. Teóricamente, todas y cada una de las fuerzas enigmáticas que hemos visto en el cosmos, incluyendo la materia obscura y la energía obscura, es únicamente una fuerza ejercida por una partícula espectro. En contraste a la gravedad, el condensado espectro ejercita una fuerza repelente, si bien de nuevo, solo si existe, en tanto que todo está todavía en el campo de la especulación científica ahora mismo.

4. Posiblemente el tiempo no permanezca verdaderamente

Para la mayor parte de nosotros, el paso y la dirección del tiempo es tan real como el planeta físico que podemos consultar y tocar a lo que nos rodea. Entendemos que hay pasado, presente y futuro, y la flecha del tiempo siempre y en todo momento se desplaza del pasado hacia el futuro. Es así como aceptamos que el tiempo marcha para la mayor parte de la gente y otros animales, lo que suena deducible. ¿Por qué razón el tiempo no sería exactamente el mismo para todos en el cosmos, así sean maneras de vida enanas como nosotros u elementos galácticos masivos?

Contestación fácil: no hay nada llamado “tiempo absoluto”. Uno de De Einstein La información mucho más importante fue que el tiempo no es mucho más que ondas en el espacio-tiempo ocasionadas por la atracción gravitacional de elementos masivos. Es diferente para todos en dependencia de dónde se hallen respecto a esa perturbación. Tampoco era solo teoría, en tanto que varios ensayos recientes demostraron que se encontraba en la verdad. Tanto es conque varios gadgets modernos, como el GPS, dependen de sus cálculos para marchar con precisión. Merced a él, en este momento entendemos que el tiempo no posee ningún concepto, o probablemente aun vida, sin un espectador.

3. El principio antrópico participativo

De todas y cada una las considerables cuestiones de la vida, el cosmos y todo lo demás, la más esencial es ¿por qué razón existe? Más allá de que posiblemente jamás sepamos las situaciones exactas que llevaron a su comienzo, todavía tenemos la posibilidad de, teóricamente, debatir las probables causas de su vida.

Hay muchas teorías, si bien entre las mucho más extrañas asegura que el cosmos existe solo por el espectador: nosotros. Popular como el Principio antrópico participativo, toma un término generalmente popular en física cuántica y lo aplica al cosmos. En un ensayo cuántico, es realmente difícil tomar lecturas sin, de alguna forma, entrometerse en el ensayo. Eso tiene gigantes implicaciones, en tanto que quiere decir que todas y cada una nuestras visualizaciones son imprecisas. Es realmente difícil comprender qué hacen las partículas cuánticas en el momento en que absolutamente nadie mira. En otras expresiones, si esta teoría es adecuada, todas y cada una de las características de la física, los planetas, las galaxias y todo lo demás hay solo por el hecho de que las nos encontramos observando.

2. El cosmos de un solo electrón

Todo en el cosmos está compuesto por electrones sospechosamente afines, lo que fué un secreto persistente para los científicos ya hace cierto tiempo. Cada electrón que se haya visto en el laboratorio tiene exactamente la misma carga, masa y forma, lo que carece de sentido.

No obstante, según un físico cuántico, hay una razón a la perfección válida para esto: cada electrón es de todos modos exactamente el mismo electrón, moviéndose velozmente por medio de dimensiones como el espacio y el tiempo para conformar todo en nuestra situación. La contraparte de antimateria de un electrón, un positrón, es ese electrón asimismo, solo que recula en el tiempo en vez de seguir.

Naturalmente, bastante de esto todavía es especulativo, puesto que no disponemos ningún equipo que logre evaluar la presencia de este Dios único, que todo lo comprende, de un electrón. No obstante, si es verdad, va a explicar otros muchos secretos del cosmos.

1. La aplicabilidad irrazonable de las matemáticas

Aun si la mayor parte de la multitud tiende a odiar las matemáticas, todo el planeta puede estar en concordancia en una cosa: tiene sentido. Puede llegar a una conclusión matemática usando métodos formidablemente distintas no relacionados entre sí, y la contestación sería exactamente la misma cada vez. Asimismo se aplica en la naturaleza. Varios cálculos viejos, como el tamaño de la Tierra, se han afirmado después con equipo y probablemente con métodos absolutamente distintas y mucho más avanzados. Los matemáticos de distintas campos estuvieron ratificando de manera accidental los desenlaces del resto desde hace tiempo. No solo tiene sentido; tiene bastante sentido. ¿Por qué razón todo el cosmos, con causantes formidablemente distintas que debería influir en un resultado matemático – ¿prosigue exactamente las mismas reglas matemáticas?

Esta es la aplicabilidad universal y también irrazonable de matemáticas, y tanto los científicos como los pensadores estuvieron intentando de comunicarlo desde tiempo atrás. Tampoco se restringe a las matemáticas. El cosmos, generalmente, semeja estar compuesto por componentes que son los correctos para un espacio como la Tierra. Si cualquier valor universal, como la masa de un electrón, la agilidad de la luz, la gravedad, fuera un tanto diferente, el cosmos se habría visto muy distinta de lo que es en este momento, y posiblemente jamás hubiésemos existido.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *