Comidas funky del antiguo Egipto

La civilización egipcia vieja es muy conocida por su cultura avanzada, momias, faraones y majestuosas pirámides. Conforme su población se expandió en todo el poderoso Nilo, asimismo lo hicieron los apetitos y los hábitos alimentarios que generarían una exclusiva clase popular de personas: los fanáticos de la comida.

Los descubrimientos arqueológicos de tumbas y otros artefactos nos ofrecen una visión descriptiva de la cocina egipcia. La primordial conclusión (lo siento, juego con las palabras económico) es que por norma general comían bastante superior que sus contemporáneos, y se deleitaban con una extensa selección de elementos de menú eclécticos.

¿Hambriento? Es hora de proceder a la cocina como un egipcio.

8. Erizos

Aquí hay un acertijo: ¿qué mamíferos africanos son bonitos y tiernos pero cubiertos por 6.000 púas espinosas? Contestación: Atelerix Albiventris, asimismo popular como erizo. Con una longitud promedio de menos de 12 pulgadas, este adorable mamífero toma su nombre de los setos del jardín que habitan y de sus gruñidos de cerdo. No obstante, hace cientos de años, los egipcios tenían otra palabra para ellos: cena.

Los pequeños merodeadores nocturnos tienen músculos de la espalda, que les dejan subir y bajar las púas en contestación a ocasiones amenazantes. Las espinas recias y afiladas, en contraste a las del puercoespín, no tienen púas ni son venenosas. A pesar de que los erizos hibernan todo el día y consumen primordialmente insectos, asimismo son fieros cazadores y en su mayor parte inmunes a muchas toxinas. Como resultado, tienen la posibilidad de agredir y comer serpientes y escorpiones para una dieta extraña pero balanceada.

No es asombroso que los egipcios admiraran al erizo por sus capacidades de supervivencia en el caluroso tiempo del desierto. Esto se puede localizar reflejado en maravillas artísticas y amuletos y asimismo como un símbolo del renacimiento tras la desaparición gracias a su hibernación inversa. La nutrición real de erizos implicó una desarrollo inteligente en el que el cuerpo se cubría con arcilla y después se horneaba a fuego abierto. Más tarde, la arcilla embrutecida se abriría y retiraría, llevándose consigo las puntas espinosas.

7. Papiro

La gente que vivían en el fértil delta del Nilo recolectaban espesos matorrales de tallos de papiro para una extensa variedad de usos, incluidos papel, cestas y ropa. Las plantas altas y robustas asimismo dieron una fuente de alimento de forma fácil libre. Según Herodoto, la planta se podía hornear y comer y formaba un alimento básico común de la dieta egipcia.

Exactamente la misma el apio, las raíces se tienen la posibilidad de guisar para conformar sopas o sencillamente se tienen la posibilidad de comer crudas. La abundancia del papiro lo logró alcanzable a las masas pese a la enorme demanda de todas las otras apps, en especial la producción estatal de material para redactar.

La palabra “papel” se proviene de “papiro” y está llevada a cabo de la medula que está en el tallo. Ahora, las tiras se secaron a presión y se formaron en rollos que podían dejarse íntegros o cortarse en láminas. Más tarde, redactes bien entrenados (el día de hoy, populares como escritores) hicieron documentos esenciales como registros administrativos, contratos legales y contenidos escritos religiosos.

6. avestruces

Con sus piernas de manera extraña delgadas, cuello largo y ojos enormes y pequeños, el avestruz jamás va a ganar ningún certamen de hermosura del reino animal. Pero en el viejo Egipto, estas aves no voladoras de aspecto extraño se consideraban el bulto terminado y eran muy apreciadas por sus huevos, carne y plumas pilosas.

Struthio camelus “pájaro camello” es una raza autóctona del norte de África que puede vivir hasta 75 años en tiempos cálidos yermos con una fuente de agua limitada. Los pastores domesticaron avestruces en huertas singularmente designadas, donde los huevos fueron valorados por su tamaño, que son 20 ocasiones el peso de un huevo de gallina promedio. Además de esto, las cascarillas duras y perdurables podrían reutilizarse para realizar joyas o productos utilitarios como tazas y cuencos.

Plumas de avestruz fueron del mismo modo codiciados y usados como decoración por la realeza y integrantes de la élite pudiente. Las plumas asimismo simbolizan la realidad y la justicia. Las decoraciones sirvieron como emblema de la diosa Maat, quien personificó las virtudes como patrón de los jueces.

5. Gacelas

Al procurar apresar un gacela, Va a ser mejor que los predadores traigan su juego “A”. Esta clase veloz que merodea por el norte de África forma parte a la familia de los antílopes y se registró a 100 km / h (60 mph). Asimismo tienen un aspecto de accionar único llamado “stotting”, un mecanismo de defensa natural. Esto les deja saltar al aire con la felicidad y el poder de Rudolf Nureyev antes de correr como Usain Bolt. En otras expresiones, comida (increíblemente) rápida.

Afín a la civilización nativa de america, los viejos egipcios tenían un profundo respeto por los animales en los que dependían para alimentarse. Frases y rituales se realizaron para garantizar el éxito de la caza, que comunmente implicaba armas como flechas y lanzas.

De manera frecuente se veía a los faraones en pinturas liderando una matanza triunfal, una taimada táctica de relaciones públicas que asistió a remarcar su imagen como mandatarios poderosos. Se descubrieron múltiples tumbas, que revelan suntuosas cenas con gacelas asadas con miel, un aspecto que recomienda que la célebre carne probablemente se habría guardado para líderes reales o religiosos.

4. Malvaviscos

Así sea asando sobre una fogata abierta o realizando s’mores en el hogar en la cocina, los malvaviscos son un exquisito postre que se produjo en Egipto hace mucho más de 4.000 años. La palabra para la gominola querida se proviene de la planta de malva que medra silvestre en los pantanos que están durante los humedales del Nilo.

El día de hoy, los malvaviscos que están en los corredores de su autoservicio local están hechos de medicamento de maíz, gelatina, dextrosa, colorantes artificiales, pirofosfato tetrasódico y otros elementos polisilábicos que asisten a que estas gominolas esponjosas sean tan exquisitas. No obstante, los reposteros viejos adoptaron un enfoque mucho más orgánico.

El desarrollo de elaboración de dulces implicaba exprimir la savia de la planta de malva y entremezclarla con nueces y miel. El plato dulce se serviría a veces destacables y, en la mayoría de los casos, solo lo consumirían los súbditos reales.

3. Grasa de hígado

La discutida práctica de la nutrición obligada de aves acuáticas como los gansos frecuenta asociarse con Francia y su conocida producción de Foie gras (hígado graso). Pero ahora en 2500 a. C., los chefs egipcios estaban ocupados engordando aves como un manjar apreciado para la mesa del banquete.

El trámite, popular el día de hoy como sonda, contesta de qué forma las criaturas aladas amontonan calorías auxiliares para guardar grasa a lo largo de largas migraciones. No obstante, los conjuntos de defensa de los derechos de los animales han letrado a lo largo de un buen tiempo contra la elaboración de foie gras por fundamentos de crueldad y abuso severo. Pero es imposible culpar totalmente a los franceses, en tanto que los chefs egipcios son en parte importante causantes de ser vanguardistas en esta técnica repugnante (lo siento, otro juego con las palabras económico).

Se puede hallar una ilustración en la necrópolis de Saqqara en la tumba de Mereruka, un considerable funcionario real a lo largo de la Sexta dinastía. La escena del bajorrelieve exhibe a los trabajadores manteniendo una pluralidad de pájaros por el cuello mientras que empujan comida por la garganta de gansos, patos y grullas. Como muchas otras prácticas egipcias, el engorde de gansos próximamente se extendió por toda la zona mediterránea, como apuntó el rey Agesilao de Esparta tras conocer Egipto en el 361 a. C.

2. Hipopótamos

Hipopótamo eran temidos y venerados como bestias paradójicas. Los pesados ​​herbívoros terrestres pasaron la mayoría del día descansando de manera casual en el agua para resguardar sus gigantes cuerpos del abrasador sol africano. Pero durante la noche, no obstante, los fuertes herbívoros de manera frecuente se volvían ferozmente beligerantes – y hambrientos – consumiendo 100 libras de pasto y dezmando cultivos.

Pese a pesar hasta 6.000 libras, un hipopótamo adulto (en heleno, “caballo de río”) es con la capacidad de sobrepasar a la mayor parte de los humanos y también infligir mordeduras fatales con sus caninos con forma de colmillo. Los enormes mamíferos asimismo tienen la posibilidad de nadar, mantenerse sumergidos a lo largo de mucho más de cinco minutos y volcar navíos con sencillez. Si bien prácticamente todos los otros animales salvajes no estaban atados, la población de hipopótamos de Egipto por último fue cazada hasta la extinción por su carne, piel y dientes.

Derruir uno requería las capacidades especialistas de una partida de caza bien estructurada. Obra de arte que data de hace mucho más de 6.000 años, representa a hombres en un bote pequeño, utilizando arpones que consisten en un eje de madera con una punta de metal o hueso. Asimismo hay contenidos escritos en papiro sobre de qué manera tratar una mordedura de hipopótamo. Uy.

1. Cerveza

Bastante antes estrellas de rock golpeó la salsa desde el anochecer hasta el amanecer solo para finiquitar en rehabilitación (y / o realizando reality espectáculos), los egipcios empezaban CADA día con cerveza para el desayuno. Almuerzo y cena asimismo. No, estos pueblos viejos no eran borrachos torpes, sino más bien urbanitas capaces que proseguían un régimen increíblemente saludable adoptado por todos y cada uno de los integrantes de la sociedad, aun los pequeños.

Merced a las crecidas de agua cada un año en el Nilo, la agricultura impulsó la robusta economía del Viejo Egipto. La recompensa causó una abundancia de trigo emmer, que dio los 2 alimentos básicos primordiales: pan y cerveza. Si bien solo la realeza y la clase alta de la sociedad podían posibilitarse comer carne regularmente, la cerveza fluía día y noche como la bebida preferida en todos y cada comida.

El desarrollo de elaboración implicaba la utilización de pan con un contenido elevado de levadura que se desmenuzaba en una tina y se fermentaba naturalmente en agua. Exactamente la misma el estilo alemán hefeweizen, la espuma densa y turbia contenía múltiples nutrientes ventajosos como magnesio, selenio, potasio y vitaminas B. La cerveza asimismo era mucho más segura que tomar agua del río, sin nombrar que asistía a los trabajadores a sostenerse motivados mientras que edificaban pirámides bajo el sol candente a lo largo de todo el día.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *