Cosas aparentemente importantes que realmente no importan

El planeta está repleto de cosas que creemos que son importantes de una forma u otra, primordialmente por el hecho de que el saber común afirma que lo son. Naturalmente, en el momento en que nos tomamos el tiempo de investigar ciertas de ellas, nos ofrecemos cuenta de que no tienen prácticamente ningún concepto en el planeta real

Desde las ONU hasta los diferentes continentes, pasando por la longitud del pene, contamos las cosas supuestamente mucho más esenciales de todo el mundo que, si solo leemos la letra pequeña, no son tan esenciales como suponemos.

10. Continentes

Veloz: ¿cuántos continentes hay? Si has respondido siete, no te lo vamos a reprochar. Al final de cuenta, eso es lo que nos han enseñado a la mayor parte de nosotros al medrar, y jamás tuvimos fundamentos para dudar de esto. Eso es por el hecho de que los continentes no tienen ningún propósito oficial, y de ahí que las nociones recurrentes sobre ellos jamás se cuestionan en nuestra vida práctica y adulta. En dependencia de a quién se le pregunte, puesto que de todos modos es una cuestión de opinión, el número de continentes puede ser de tres a once, o aun mucho más, puesto que alguno puede determinar cualquier conjunto de naciones como tal.

No hay una definición oficial de conjunto de nacionescon lo que es realmente difícil comprender cuántos hay. Según la definición mucho más habitual de gigantes masas de tierra naturalmente anexas separadas por el océano, no hay siete, sino más bien 4 continentes. África, Asia y Europa caerían en exactamente la misma masa terrestre continua, puesto que la frontera entre Europa y Asia no es geográfica, solo cultural, y el Canal de Suez es una construcción artificial. Australia sería una isla, por el hecho de que si no es así, Groenlandia asimismo habría de ser un conjunto de naciones. Si tomamos como medida las placas tectónicas, Novedosa Zelanda y Australia, etcétera. Ahora te haces un concepto.

9. Las ONU

Las ONU se hicieron tras la Segunda Guerra Mundial, con la meta primordial de eludir que una guerra como aquella volviese a generarse a través de el diálogo mutuo y códigos de conducta rigurosos para las naciones integrantes. Era un esfuerzo noble sobre el papel, que reunía a países con puntos de vista políticos muy dispares en una sola página por una aceptable causa, salvo que jamás ha funcionado de esta forma.

Más allá de que es verdad que ha ayudado en varias áreas que no tienen relación con su propósito original (como sus encomiables sacrificios en la atención sanitaria mundial), tratándose de enfrentamientos mundiales, la ONU con frecuencia ha fracasado en detenerlos en el más destacable de las situaciones y ha contribuido activamente en el peor. Quizás el ejemplo mucho más impresionante de esto, y existen muchos, es el Guerra civil de Ruanda. Las fuerzas de paz de la ONU estaban estacionadas en el país en ese instante, pero lejos de intentar evitarlo, se abstuvieron aun de reportar de lo que ocurría.

Además de esto, los órganos supuestamente mucho más predominantes de la ONU, como el Consejo de Seguridad, han actuado de manera frecuente en interés de sus integrantes mucho más poderosos, como Rusia, China y USA, y no en interés del bien común, lo que distancia aún mucho más a la organización de su propósito sosprechado. de sostener la paz.

8. La luna

El alunizaje todavía es festejado como entre los mayores logros científicos de toda la raza humana, no solo estadounidense. Esto tampoco es bastante inexacto, puesto que el tecnología que nos asistió a llegar hasta allí, como el sistema de propulsión de cohetes, los microchips, etcétera., nos dio un enorme salto tecnológico sin precedentes en otras áreas no similares.

No obstante, la luna en sí resultó ser bastante inútil, razón por la que absolutamente nadie hizo ningún esfuerzo serio por regresar allí desde ese momento. Resultó que la luna está compuesta prácticamente precisamente de lo mismo que la Tierra. Además de ciertos equipos de medición que dejamos allí, todo cuanto conseguimos al arribar físicamente en la luna se podría haber logrado sin ella

Como es natural, el propósito del alunizaje no era solo la exploración científica, puesto que asimismo formaba una parte de la infame carrera espacial entre USA y la URSS en medio de una Guerra Fría.

Respaldar https://www.smithsonianmag.com/science-nature/what-you-didnt-know-about-apollo-11-mission-fifty-years-ago-180972165/

7. PIB

El producto interior salvaje (PIB) se emplea con frecuencia como único indicio del confort de una nación, probablemente gracias a la suposición de que una sociedad a nivel económico productiva y eficaz es asimismo una sociedad feliz.

Como se puede acertar, esa no es la mejor forma de medir el avance de un país. Al tiempo que PIB todavía es, indudablemente, la manera más óptima de medir el confort económico, hay otros muchos factores que intervienen en la construcción de una nación realmente feliz, como la calidad de la atención sanitaria, la movilidad popular, el IDH (Índice de Avance Humano), la igualdad, los escenarios de polución urbana, etcétera. Numerosos países de todo el mundo tienen en este preciso momento un PIB alto, pero prácticamente absolutamente nadie los llamaría naciones prósperas gracias a causantes como la desigualdad en la distribución de la riqueza o la corrupción

6. El “tamaño” de un hombre

La longitud del pene es un tema especial para la mayor parte de los hombres, con independencia del lado en el que se ubiquen. La civilización pop no asistencia, puesto que los libros y las películas fortalecen esa noción, transformándola en el mito sexual mucho más duradero de siempre

De todos modos, una investigación tras otro demostró que las mujeres no solo eligen la técnica y la habilidad al tamaño, sino les desagradan activamente los penes asombrosamente enormes por la irritación y el peligro de lesión. Aun tratándose de la longitud preferida de los juguetes eróticos femeninos, los modelos mucho más populares son solo tenuemente mucho más enormes que el longitud media.

5. Estadísticas

La mayor parte de nosotros pensamos que los estudios científicos son fiables y también infalibles, en tanto que aceptamos que todos se adhieren al procedimiento científico. Las cadenas de novedades, tal como las interfaces fundamentadas en hechos como la nuestra, los usan de manera regular como fuentes primarias, puesto que es la mejor forma que conocemos de asegurar nuestras declaraciones.

Naturalmente, como puede acertar por el tema general de esta lista, los estudios científicos no son de todos modos la última palabra sobre un tema preciso que creamos. En verdad, varios estudiosos y especialistas afirman que las conclusiones de la mayor parte de los estudios modernos son imprecisas, gracias a causantes como el pequeño tamaño de la exhibe en el más destacable de las situaciones, y que están deliberadamente estructuradas para probar una cosa u otra para ser útil a un interés popular o político mucho más extenso en el peor caso

Aun las gacetas mucho más reputadas acostumbran a publican trabajos que no resisten el escrutinio, pero eso no quiere decir que no se logre confiar en ninguno de ellos. En el mundo entero se prosigue publicando un óptimo número de trabajos vanguardistas de investigación científica confiable, si bien todos ellos cumplen algunos criterios que la mayor parte del resto productos de investigación incumplen, como ser revisados por la red social científica, completados sobre una exhibe bastante grande, etcétera

Backup: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5826185/

4. La edad correcta para el éxito

Tratándose de la carrera, prácticamente todas las etnias de todo el mundo dan alguna relevancia a lograr los jalones correctos en el instante oportuno. Ahora mismo, varios treintañeros se machacan a sí mismos por no haber logrado tanto como otros muchos jóvenes ganadores de los que no cesan de oír charlar en las novedades

Si nos fijamos en el investigaciónNo obstante, esa noción habitual no se mantiene. Según los estudios, la edad media de un emprendedor de éxito no se acerca a eso que la mayor parte de nosotros imaginamos, que es una edad como la de Mark Zuckerberg solamente salir de la facultad, sino más bien que se acerca a los 45 años. Naturalmente, esto cambia según los ámbitos. Pero aun en ámbitos con una mano de obra parcialmente joven, como el de las tecnologías de la información, la edad media de un principal creador de éxito es de unos 40 años

3. Carrera

Más allá de que es verdad que el término de raza estuvo tras varios de los hechos mucho más enormes, tal como de varios de los mucho más horripilantes, de los últimos siglos, la iniciativa en sí no se ha enfrentado a un enorme escrutinio científico. En el momento en que mencionamos que todas y cada una de las etnias son iguales, implícitamente admitimos que hay distintas etnias. Pero, ¿hay?

La iniciativa de los orígenes científicos de la raza, que divide a la población humana en cinco etnias, se produjo antes de Darwin, en el momento en que la mayor parte de la multitud no sabía de qué forma marcha la selección natural. Conforme nos adentramos más adelante y la genética actualizada prosigue lanzando luz sobre nuestro genoma, los científicos van conociendo que el término de raza, en alguno de sus formas, no posee ninguna base genética o científica. El genoma humano es mucho más homogéneo en el mundo entero que aun el de los chimpancés, lo que es bastante decir, en tanto que la población humana es considerablemente mayor. Genéticamente, somos copias prácticamente precisas unos de otros, con solo un grupo menor de genes causantes de todas y cada una nuestras diferencias

Si se rastrearan verdaderamente nuestras raíces, se descubriría que toda la población humana es de todos modos africana. Todo el planeta fuera de África desciende de un pequeño conjunto de Homo Sapiens, probablemente en algún sitio de África Oriental.

2. CI

El CI, abreviatura de Coeficiente Intelectual, tiene popularidad de ser una medida confiable de el intelecto en la mayor parte de las sociedades; no obstante, ¿te has cuestionado en algún momento por qué razón ninguna facultad o petición de empleo lo solicita? Además de las diálogos casuales en las fiestas y de Mensa (una sociedad única de prominente coeficiente intelectual con origen en el Reino Unido), absolutamente nadie semeja tomárselo bastante seriamente

Esto se origina por que el CI, de la misma la iniciativa de raza, se elaboró en una temporada donde la mayor parte de la multitud no sabía de qué hablaba. Si bien es un enorme indicio de la aptitud analítica y de resolución de inconvenientes de un individuo y asistencia de enorme manera a los psicólogos, en especial a los que trabajan con pequeños, a advertir lagunas evidentes en la educación, es una sección minúscula de toda la amplia y extensa pluralidad de capacidades que constituyen nuestra sabiduría, ciertas cuales aún no entendemos tan bien. Pensemos en el intelecto sensible, un género de sabiduría absolutamente diferente que solamente nos encontramos comenzando a examinar. O la imaginación, o aun los entendimientos prácticos, la mayor parte de los que son prácticamente inviábles de cuantificar

1. Genealogía

La genealogía, el estudio de los ancestros, ganó bastante popularidad últimamente, en parte importante debido al éxito de interfaces como Ancestry.com, tal como al persistente deseo humano de saber nuestros reales orígenes

Desde el momento en que se realizó habitual, bastantes servicios de genealogía consiguieron ser novedad al descubrir conexiones inverosímiles entre distintas celebridades. Entre las mucho más espectaculares fue que Obama y Dick Cheney son familiares lejanos, en tanto que los dos distribuyen un antepasado común que vivió hace unos 400 años. Eso es bastante atrayente, pero entonces descubres que Obama asimismo está relacionado con Brad Pitt, tal como con muchas otras figuras populares que no tienen prácticamente ninguna conexión entre sí, y comienzas a dudar de todo. Prácticamente todos los conocidos estarían vinculados entre sí si rastreáramos sus raíces, lo que nos transporta a cuestionarnos hasta qué punto es precisa la ciencia

Contestación rápida No muy. Si nos remontamos lo bastante, todos de nosotros compartimos un antepasado común y nos encontramos relacionados genéticamente entre nosotros, por la simple razón de que somos de exactamente la misma clase. Y tampoco hay que ir lejísimos. Según las indagaciones, el antepasado común mucho más reciente de todos y cada uno de los pobladores de la Tierra vivió hace un tiempo reducido hace unos pocos cientos de años.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *