Cosas que necesita saber sobre la acusación

Con el reciente juicio político de prominente perfil del presidente Donald J. Trump, y el próximo juicio político en el Senado, existen muchos conceptos errados flotando. La multitud tiene muchas cuestiones más que nada el desarrollo. No asistencia que una gran parte de lo que sucede sea increíblemente extraño, o aun sin precedentes en la narración de los USA. El desarrollo asimismo puede ser realmente raro, y la historia del juicio político, por limitada que sea, fué bastante confusa. En el producto de el día de hoy, repasaremos 10 cosas esenciales que ha de saber sobre el desarrollo de juicio político estadounidense.

10. El juicio del Senado está encabezado de todos modos por el presidente del Tribunal Supremo de los EE. UU.

Mientras que estuvimos observando al Senado prepararse para el eventual juicio del presidente Trump, para elegir si lo destituye o no de su cargo por el cargo de abuso de poder y obstrucción del Congreso, se mencionó bastante sobre de qué forma está Mitch McConnell. solicitado del desarrollo, y lo que tiene planeado realizar con él. No obstante, la realidad es considerablemente más dificultosa.

El juicio, a fin de eludir un partidismo político total, de todos modos está comandado por el Presidente del Tribunal Supremo de la Corte Suprema, que hoy en día es John Roberts. En este momento, él no establece las reglas para el juicio, pero podría influir en ellas, y tendría mucha predominación y también predominación con los miembros del senado republicanos. Si deseaba lo que creía que eran reglas mucho más justas, no está fuera del campo de la oportunidad que logre conseguir bastante acompañamiento de los dos lados y utilizar la mayor parte para entablar las reglas que él desee. Esto no quiere decir que logre realizar lo que desee, pero el punto es que el juicio no empieza hasta el momento en que todos y cada uno de los comprometidos acuerden y establecen las reglas, y el líder de la mayor parte en el Senado no encabeza el juicio.

9. Tres presidentes fueron acusados, pero ninguno fué destituido en un juicio

Muchas personas está muy confundida sobre la historia del juicio político y quién fué o no acusado. Muchas personas considera que la acusación equivale a la destitución, y ciertos suponen que los presidentes que no fueron acusados ​​de todos modos lo fueron. Entonces, aclararemos un tanto el récord sobre esto.

Hubo, hasta hoy, tres presidentes que fueron acusados. El primer presidente en ser acusado por la Cámara de Representantes fue el presidente Andrew Johnson, el hombre que aceptó el cargo tras el asesinato del presidente Lincoln. No obstante, el Senado no lo destituyó. Entonces, bastante tiempo después, el presidente Bill Clinton fue acusado por la Cámara y tampoco destituido por el Senado. Por último, recientemente, el presidente Trump fue acusado por la Cámara, pero su destino final en el Senado no está claro al instante de esta publicación. No obstante, EE. UU. Jamás ha destituido a un presidente de su cargo tras un juicio político, con lo que las posibilidades están mucho más en pos del presidente Trump que en contra. Pero en este punto, verdaderamente podría ir de una manera u otra.

8. Nixon no fue verdaderamente acusado; Él renunció antes que sucediera la votación

Otra creencia que varios tienen sobre el juicio político es la iniciativa errada común sobre el presidente. Richard Nixon. Popular como el presidente mucho más corrupto de los libros de historia, sus últimos días dejando el cargo son conocidos, exactamente la misma su proclamación de que no era un sinvergüenza. Por tal razón, la mayor parte de la multitud piensa que Nixon fue acusado por la vivienda, y ciertos aun suponen que al final fue destituido por el Senado. No obstante, Nixon de todos modos decidió renunciar antes que la Cámara, y bastante menos el Senado, pudiese votar formalmente en contra suya.

Varios piensan que fue acusado, puesto que hubo prácticamente un par de años de audiencias de acusación antes que se programara la votación, y se encontraba bastante claro que iba a ser acusado y prácticamente con seguridad destituido por el Senado. Al renunciar temprano, mitigó una gran parte de la peor furia política contra él (probablemente con la promesa de eludir cualquier castigo) y asimismo evitó la vergüenza pública de ser el primer presidente de los USA en ser obligado a dejar el cargo. Independientemente, pese a sus mejores intentos por socorrer las apariencias, la mayor parte de la multitud piensa que fue acusado y cree que lo han obligado a renunciar, aun si escogió renunciar primero.

7. La suspensión de los productos de acusación por la parte de la vivienda no posee precedentes

Fundamentalmente, la cámara aprobó los productos de acusación, pero no los mandaron inmediatamente al Senado. En este momento, la razón dada para ello fue que el Senado aún no había decidido las reglas, y la presidenta Nancy Pelosi pensaba que el líder de la mayor parte del Senado McConnell podría procurar votar de manera rápida por reglas que dejen un juicio impresionantemente corto sin presentes, y cerrarlo todo. inmediatamente.

Aseveró que soportó hasta el momento en que eligieron las reglas y, hasta entonces, todavía está estudiando al presidente Trump aún mucho más para enseñar su caso al pueblo estadounidense. Más allá de que la mayor parte de los académicos legales aseguran que de todos modos no hay nada inconstitucional en que la presidenta Pelosi retenga los productos de juicio político, hubo suficientes que no estuvieron según con su medida que hubo un esfuerzo serio, antes aun de que enviara los productos de juicio político, para aprobar un juicio político. despido de los productos aun antes que llegaran, eludiendo conque sucediera un juicio. Lamentablemente para esos que deseaban evaluar esta medida asimismo sin precedentes, Pelosi prosiguió adelante y envió los productos de juicio político al Senado, poniendo fin a esa disputa particularmente.

6. Los miembros del senado tienen que prestar juramento para ser integrantes del jurado ecuánime; esto podría producir disputa

Ciertos miembros del senado han olvidado completamente sus juramentos en el cargo y de qué manera se piensa que marcha todo el tema del juicio político, y podría finalizar realizando las cosas en un enorme lío. El hecho es que en el momento en que el juicio político pasa por la Cámara y llega al Senado, se hace una suerte de “juicio”; no para elegir castigar al presidente por un delito, sino más bien para elegir si precisa ser destituido de su cargo. Se piensa que los miembros del senado, al formar parte en este juicio, están formando una parte de los jurados, lo que quiere decir que se piensa que han de ser ecuánimes. En verdad, hacen un juramento de imparcialidad antes que empieze el juicio, lo que podría producir ciertos retos legales atrayentes.

Ciertos miembros del senado, como Lindsay Graham y Mitch McConnell, ahora dejaron en claro que planean votar no a la deportación aun antes de ver cualquier prueba, no planean aceptar presentes y están en oposición a hacer cualquier cosa que logre contarse como un juicio real. . Esto podría aceptar retos legales por la parte de los demócratas, quienes podrían solicitarle al presidente del Tribunal Supremo Roberts que retire a estos miembros del senado del desarrollo por violar sus juramentos. El presidente del Tribunal Supremo puede ser un sujeto de inclinación republicana (y, en consecuencia, ciertos podrían opinar que se inclinaría por ponerse del lado republicano en las audiencias de juicio político), pero asimismo es un hombre de honor que cree firmemente que todas y cada una de las reglas de la ley y los procesos habrían de ser respetado y hecho bien.

Hipotéticamente, no podría tener mucho más antídoto que dejar que cuando menos una mayoría de votos avance para la destitución de determinados miembros del senado de la actas, si se realizó un desafío. Y si bien varios suponen que esto solo puede aplicarse a los miembros del senado republicanos, no es siempre la situacion. Más allá de que no fueron tan locuaces u obvios sobre esto, asimismo hay un puñado de miembros del senado demócratas que fueron bastante libres sobre de qué forma planean votar, aun antes que se confirmen las reglas reales del juicio. No obstante, lo mucho más posible es que, estimando que las dos partes empezarían a retar a los miembros del senado al otro lado y intentar descalificarlos, probablemente veríamos una tregua donde todos sencillamente dejarían todo el tema.

5. Un presidente podría ser absuelto y después acusado de nuevo

Muchas personas desea que McConnell apruebe de manera rápida una absolución, como prometió, en tanto que piensan que esto acabará con todo, y tenemos la posibilidad de pasar a que el presidente Trump se encargue de los temas de su administración. No obstante, el hecho es que el Senado que lo exculpó de estos cargos no quiere decir que todo haya terminado. La Cámara de Representantes puede de todos modos acusarlo cualquier proporción de ocasiones, y verdaderamente no existe nada que absolutamente nadie logre llevar a cabo para detenerlos.

En este momento, ciertos podrían preguntarse si se aplicaría la ley de doble incriminación. Bueno, para iniciar, es prácticamente seguramente los demócratas van a traer nuevos productos de juicio político con distintas cargos, lo que haría que la doble incriminación sea sin importancia, puesto que eso impide que lo juzguen por lo mismo un par de veces. Pero si tuviesen novedosa prueba, podrían ir de manera fácil con cargos afines de nuevo. (La razón es que el juicio político y el juicio posterior no son procesos penales). Aun si el fundamento del juicio político es algo criminal, los tribunales van a decidir mucho más adelante si van a ser sancionados por el delito o no en ese sentido. El único castigo por el juicio político es la destitución del cargo y probablemente una prohibición de futuras postulaciones para el cargo.

4. Cualquier oficial civil de los USA puede ser acusado … Prácticamente

Tratándose de un juicio político, bastante gente ahora saben que pocos presidentes fueron acusados ​​en algún momento, y tienen la posibilidad de denominar cuáles, pero algunos conocen bastante sobre su empleo para destituir a personas de cargos fuera de la presidencia. Varias personas tienen la posibilidad de haber escuchado que se flotaba como una manera de destituir al juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh, pero probablemente no sepan cuánto se puede utilizar. Los términos escritos reales en la Constitución establecen que cualquier funcionario civil de los USA puede ser acusado, y esto fué interpretado en buena medida por los tribunales como cualquier persona que tenga el poder de manera regular para tomar resoluciones gubernativos, por pequeñas que sean, sin antes haberlo hecho. preguntar a otra persona.

No obstante, más allá de que podría decirse que esto puede conducir a la aptitud de acusar a alguno, desde el presidente hasta un secretario del condado, hay un antecedente bastante claro de que de todos modos es imposible acusar a los miembros del senado de los USA ni a los integrantes del Congreso. Solo uno senador fue acusado en algún momento, pero fue expulsado del Senado antes que se pudiese hacer su juicio, y después el Senado decidió que no tenían la autoridad para ofrecerle un juicio político. En este momento, esto no quiere decir que sintieron que se confundieron al expulsarlo del Senado. Más allá de que posiblemente no logre acusar a los integrantes, los dos órganos del congreso, la cámara y el senado, tienen en sus reglas que tienen la posibilidad de despedir a los integrantes con una mayoría de 2/3 de los votos.

3. La acusación es fundamentalmente únicamente una acusación

Bastante gente están intensamente confundidas sobre lo que es el juicio político, y esto no fue mucho más evidente que en el momento en que se aprobó la votación del juicio político, y bastantes personas decepcionadas con inclinaciones demócratas o que no les agradaban a Trump han publicado en Fb que terminaban de darse cuenta ese día de que fueron acusados no quiere decir que debas dejar el cargo. Lo cierto es que la acusación se puede cotejar mejor con una acusación penal, salvo que en vez de acusarlos de un delito, los está acusando de mala conducta en el cargo en un nivel que justifica su destitución. Y, para ser acusado por la Cámara, todo cuanto se necesita es una mayoría fácil.

En este momento, ciertos tienen la posibilidad de preguntarse por qué razón no se ha acusado a mucho más presidentes si todo cuanto se precisa es una mayoría fácil, y la razón es pues la destitución real en el Senado, que es como un juicio para elegir si la acusación se encontraba justificada, necesita 2/3. mayoría, que es un listón impresionantemente prominente de conseguir. Esto quiere decir que la Cámara sabe que el presidente probablemente no va a ser destituido y después se encararán a una reacción política. Entonces, salvo que crean que lo que logró el presidente fue tan malo que por lo menos deban realizar una declaración, o que permanezca una oportunidad real y verdadera de una votación triunfadora en el Senado (o las dos), no se molestarán en efectuar una votación de juicio político. Y, para esos que vieron la liturgia bastante extraña donde Pelosi entregó bolis a sus “Gerentes de juicio político” y se preguntaron cuáles son precisamente sus permisos, la mejor descripción sería decir que son como un equipo de fiscales para el juicio.

2. Bajo determinadas condiciones, un presidente acusado no puede postularse de nuevo para un cargo

Si el presidente Trump fuera sometido a un juicio justo y el Senado decidiese votar en una mayoría de 2/3 para destituirlo de su cargo (que es 67 de 100 miembros del senado), varios se preguntan qué prosigue. Más allá de que, evidentemente, sería destituido de su cargo, ciertos suponen que hay un factor criminal real implicado, y que podrían estar comprometidos castigos, pero no verdaderamente, por lo menos no el género de castigo que podría meditar. Trabajar en el sistema, la acusación y el juicio posterior no son un juicio penal, son solo para elegir la idoneidad para el cargo de la persona. Cualquier cargo penal que la multitud piensa que debería imponerse, aun si está relacionado con las acciones por las que se está acusando a un presidente, sería anunciado contra él después por las autoridades estatales y federales que corresponden. El Congreso no desea tener nada que ver con eso.

En este momento, ya que de todos modos no tiene que ver con un juicio penal, esto quiere decir que la única consecuencia real de ser expulsado es que lo votan fuera del cargo y en este momento debe irse. Varias personas piensan que es una consecuencia de que no puede postularse para un cargo (no para cazador de perros), pero esto asimismo es inexacto. Si el Senado votase para destituir al presidente, entonces festejarían una votación separadamente para elegir si aún podía postularse para un cargo futuro. Teóricamente, posiblemente el Senado logre votar para destituirlo de su cargo, pero aún de esta forma dejarle postularse para presidente de nuevo.

1. Una vez acusado, aun si es absuelto por el Senado, no puede ser indultado (si es criminal)

Bastante gente que apoyan al presidente Trump estuvieron comentando de que desean una rápida “absolución” y que suponen que cuando se efectúa un juicio en el Senado, por el momento no puede ser acusado, todo terminó y puede proseguir siendo presidente. No obstante, aun si se cierra el juicio político, eso no quiere decir que todo lo mencionado haya terminado o que todavía no haya secuelas.

La Cámara, como comentamos previamente, podría proseguir adelante y aprobar nuevos productos de acusación por un delito diferente, aun si el Senado ahora decidió no destituirlo sobre el resto. El fácil hecho de ser absuelto en un juicio verdaderamente corto, hasta el punto, no significaría el objetivo de los asaltos políticos contra el trabajo del presidente. Pero lo que es más esencial, hay un tanto popular cláusula en los poderes de indulto del presidente que establece que el presidente no posee el poder de indultar a la gente acusadas. En este momento, teóricamente, esto podría interpretarse en el sentido de que un futuro presidente no podría perdonar al presidente Trump por los delitos, pero esta cláusula jamás se probó y ciertos podrían argumentar que no se aplicaría si el juicio político no condujese a un juicio exitoso. con lo que quizás no se sostendría como ciertos investigadores piensan que lo haría. No obstante, se sostendría o no, posiblemente el miedo de Nixon a esta cláusula sea la razón por la cual renunció antes de la votación de juicio político, más allá de que varios de sus aconsejes creyeron que podría vencerlo en el Senado, puesto que ciertas presuntas acciones que efectuó. ser acusado pues precisamente eran delincuentes, y eso lo habría seguido una vez que dejó el cargo.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *