¿Cuáles son los 10 inventos más importantes del siglo XXI?

En la mayoría de los casos, estas listas tratan de lo que era, pero tras finalizar mis diez inventos primordiales de las listas de los siglos XIX y XX, creí que podría ser entretenido llevar a cabo una lista de lo que podría ocurrir asimismo. Por supuesto, tal lista es puramente especulativa, pero las tecnologías / descubrimientos que enumero aquí no son muchos inverosímiles para ser plausibles, en especial por el hecho de que varios de ellos ahora están desarrollandose el día de hoy. Como tal, con el reconocimiento de que esta lista está sosten a cambios sin previo aviso y es muy conjetural en todo instante, aquí están mis selecciones para los diez inventos / descubrimientos mucho más esenciales que se efectuarán en el siglo XXI:

10. Robótica

Los robots han existido desde el siglo XX de una manera u otra, pero no va a ser hasta el siglo XXI que se volverán verdaderamente recurrentes y útiles. Haciendo todo, desde la extinción de incendios hasta la carpintería, para finales de siglo cada casa va a tener cuando menos un robot planificado para efectuar cualquier proporción de tareas aburridas o peligrosas con las que los humanos preferirían no lidiar, y van a ser idóneos para dejar en el hogar a pasee al perro (demonios, su perro podría aun ser un robot) y vigile la vivienda en el momento en que no esté. Sus apps militares son aun mucho más prometedoras, con robots que se usan para adecentar campos minados y efectuar metas consideradas bastante peligrosas para sus análogos humanos. ¿Qué tan capaces van a ser? Solo tan capaces como desees que sean; Tras todo, proseguirán en dependencia de los humanos para su programación y cuidado, conque no espere que se apoderen de todo el mundo todavía.

9. Ingeniería genética

Es bien difícil imaginar que nos encontramos a puntito de poder desarrollar nuestro ADN, pero ese es el próximo paso en la evolución humana. Para objetivos de siglo, los progenitores van a poder saber el sexo, el intelecto e inclusive el color del pelo y los ojos de su hijo mientras que desactivan cualquier defecto genético probablemente arriesgado que su descendencia podría haber heredado. Esta aptitud de “diseñar” un feto tampoco se limitará a los humanos; para el año 2100 bien podríamos tener la aptitud de criar elefantes del tamaño de un Golden Retriever o llevar a cabo un ratón del tamaño de un gato familiar. Quién sabe, aun podríamos fusionar hebras de ADN de 2 tipos distintas de animales y hacer una mezcla híbrida de elefante / ratón. ¿Listo para jugar a ser Dios todos?

8. Transporte hipersónico

Tal como el avión revolucionó los viajes en el siglo XX, no hay razón para opinar que la evolución hacia velocidades poco a poco más veloces vaya a finalizar próximamente. Como tal, probablemente antes de los tiempos del próximo siglo la multitud logre volar entre Londres y Tokyo a velocidades de Mach 10 y llegar a su destino en poco mucho más de 2 horas. Diríase que a objetivos del siglo XIX, lo mucho más veloz que un hombre podía viajar de forma regular era de 60 mph (en tren). A objetivos del siglo XX, esa agilidad se había multiplicado por diez, a 600 mph (en avión). Para objetivos de este siglo, no es inconcebible adivinar que observaremos otro incremento de diez ocasiones, ¡realizando viable que el hombre, la mujer o el niño promedio viaje con regularidad a velocidades superiores a las 6,000 mph! Imagínese: un individuo podría volar desde Boston a media tarde, almorzar en Tokyo y llegar a casa durante la noche. ¡Considere las millas de viajero recurrente que se tienen la posibilidad de amontonar realizando eso!

7. Energía libre

El santísimo grial de la ciencia fué la adquisición de energía que procede de fuentes no contaminantes (o sea, petróleo, gas natural, carbón, etcétera.). A fines de siglo probablemente el sueño se transforme de todos modos. No obstante, va a venir de múltiples fuentes y de formas muy dispares. La energía geotérmica, eólica, de biomasa, de carbón limpio, nuclear y del sol va a ser una parte del cambio, pero asimismo tienen la posibilidad de aparecer otras tecnologías mucho más exóticas. Tecnologías como la fusión y los generadores de energía de punto cero, alguno de las que daría una fuente insaciable de energía no contaminante ni radiactiva. Ahora mismo, no obstante, las dos fuentes de energía se piensan tecnologías de fantasía; imagino que se podría haber dicho lo mismo sobre la energía nuclear hace un siglo.

6. IA (inteligencia artificial)

Una cosa es lograr que un robot realice las tareas del día a día de la vivienda; otra muy diferente es lograr que piense en la manera más óptima de hacer su labor. Bienvenido al planeta de la IA (inteligencia artificial), donde las máquinas van a ser capaces de estudiar, planear, elegir, estimar, equiparar, alinear e inclusive meditar en abstracto. No van a estar a la par con el cerebro humano, y sus capacidades se limitarán en buena medida a un área concreta en vez de a una base gran, pero la inteligencia artificial va a ser el próximo enorme avance en tecnología, y podría manifestarse en una época indispensable en las próximas décadas. En los comienzos del siglo XXI, su automóvil, su hogar o aun su mascota mecánica artificial (AMP) podrían ser mucho más capaces que su cuñado.

5. Nanotecnología

Suena como algo sacado de Star Trek, pero la nanotecnología, esas máquinas microscópicamente pequeñas y autorreplicantes capaces de perforar las paredes de solo una célula humana, bien puede ser una situación en unas décadas. Su aptitud para llevar a cabo reparaciones urgentes en el cuerpo humano a un nivel microscópico, de este modo para arreglar o progresar otras tecnologías no orgánicas, podría ser el próximo gran salto en la evolución humana, al tiempo que sus habilidades de autorreplicación se usarán para crear todo, desde microchips. a las papas fritas. El único inconveniente es, ¿qué ocurre si no tenemos la posibilidad de apagar la tecnología y prontísimo billones de enanos nanitos inficionan a todo el mundo? Nah … jamás va a suceder …

4. Clonación humana

De todos modos, la clonación se conoce desde el siglo XX, con lo que no es nada verdaderamente nuevo. No obstante, si tenemos la posibilidad de clonar una oveja, habría de ser viable clonar un humano, lo que probablemente se transformará en una situación común en los últimos tiempos del siglo XXI. Naturalmente, la gente no siempre van a hacer copias de sí mismas solo por diversión, sino más bien como un medio para sustituir órganos deficientes y regenerar extremidades perdidas. ¿Perdiste una pierna? Toma ciertas células de tu cuerpo, haz medrar una exclusiva y haz que la adhieran (probablemente por médicos robóticos) en unas escasas horas. ¿Tienes un ticker incorrecto? No hay inconveniente. Puede cultivar uno nuevo en un matraz en unas unas semanas y después sustituir el previo. Con este procedimiento se tienen la posibilidad de lograr periodos de vida de doscientos o aun trescientos años, lo que lo transforma en una fuente virtual de juventud, o cuando menos, una fuente de longevidad.

3. Antigravedad

Sí, sé que suena improbable, pero la creación de monopolos (imanes que tienen un solo polo) —si bien desmoralizadora y (hasta la actualidad) irrealizable de realizar— podría ser bastante posible en otros setenta años aproximadamente. (Técnicamente, esto no sería antigravedad sino más bien magnetismo. No obstante, el efecto sería afín). Cuando resulte posible, las ruedas van a ser cosa del pasado, puesto que todo va a viajar sobre un colchón de campos imantados, con propulsión brindado sencillamente apuntando su nave en la dirección donde quiere ir y dejando que las fuerzas imantadas de la Tierra misma hagan todo el trabajo. En este momento, si solo pudiésemos localizar una forma de parar la cosa en el momento en que se puso en marcha …

2. Automatización

Para objetivos del siglo XXI, su casa, automóvil, refrigerador, etcétera.va a ser mucho más capaz que usted y va a ser con la capacidad de efectuar prácticamente cualquier labor que tenga en cabeza (esto funcionaría juntos con su robot personal: apunte 10 arriba). No solo su casa estaría totalmente automatizada, sino más bien asimismo prácticamente todo lo demás, desde aeroplanos y factorías hasta aeroplanos de combate y navíos de guerra. Aun ciudades enteras funcionarían con un núcleo de PC central que sería responsable de llevar a cabo todo, desde prender el sistema de rociadores del parque en el momento en que detectara deshidratación en el césped hasta operar la red de tráfico y prender las luces al anochecer. Los humanos proseguirían tomando todas y cada una de las resoluciones esenciales, con suerte, y sostendrían estos sistemas (de nuevo, con el apoyo de sus amigos robots), pero en su mayor parte, la gente van a estar fuera de la ecuación, lo que les va a dar mucho más tiempo para poder ver sus programas preferidos. en televisores holográficos.

1. Vehículos propulsados ​​por hidrógeno

Ya que la multitud tiene tanta historia amorosa con su automóvil, es bien difícil imaginar que el automóvil desaparezca próximamente. No obstante, es concebible que en la época del siglo XXI, el viejo motor de combustión interna como lo conocemos sea tan anticuado como el motor de vapor. Los vehículos eléctricos y los híbridos van a ser la regla en un corto plazo, pero hallarán una rivalidad notable procedente de los automóviles propulsados ​​por hidrógeno, que van a tener exactamente la misma capacidad que sus análogos de succión de comburentes fósiles del siglo XX, pero que marchan con hidrógeno y solo dejan vapor dentro suyo. sus estelas. No es que logres conducir las cosas, evidentemente. Ahí es donde entran en juego las PCs de la red de tráfico (consulte el punto 2 previo); todo cuanto precisa llevar a cabo es sentarse y dejar que su automóvil lo lleve a donde lo afirme mientras que lee un libro (lo que sea).

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *