¿Cuáles son los inventos más importantes del siglo XX?

No probablemente halla duda de que el siglo XX se encuentra dentro de los mucho más visibles en la crónica de la raza humana por su ritmo sin precedentes de avances en tecnología y descubrimientos científicos, un ritmo que prosigue hasta hoy. En verdad, se idearon muchos gadgets nuevos y se hicieron descubrimientos en el último siglo que es bien difícil achicar la lista a solo diez (razón por la que va a haber una sucesión de omisiones flagrantes en mi lista). No obstante, pienso que he logrado reducirlo a esas diez creaciones o tecnologías que tuvieron la mayor predominación en la raza humana, tanto efectiva como de forma negativa. Y de esta forma, sin más ni más preámbulos y sin orden particularmente, aquí están mis nominados a los Inventos mucho más esenciales del siglo XX del siglo XX.

10. Energía nuclear

La energía nuclear fue para el siglo XX lo que la energía de vapor fue para el XIX: un cambio de juego. De pronto, la raza humana tenía una fuente de energía que no contaminaba, era eficaz y prácticamente sin límites, con lo que tenía el potencial de cambiar el mundo de un día para otro. Lamentablemente, era una espada de 2 filos en el sentido de que esta fuente de energía podía emplearse para hacer las armas mucho más destructoras de la historia, conminando la supervivencia humana con su sola presencia. Además de esto, si bien las plantas de energía nuclear no lanzaban contaminantes al aire, a cargo de los realmente inútiles tenían la aptitud de lograr que zonas enteras fuesen radiactivas y, como semejantes, inhabitables a lo largo de generaciones (como se probó en Chernobyl en 1986).

No obstante, es bien difícil denegar el encontronazo positivo general que tuvo la energía nuclear. El temor a la destrucción mutuamente asegurada probablemente impidió que el planeta experimentara una tercera guerra mundial y, en el momento en que se trabajan seguramente, las plantas de energía nuclear son verdaderamente una fuente de energía increíble y productivo que tiene la aptitud de dar de comer ciudades enteras. La única pregunta es si somos suficientemente maduros para conducir ese poder en el próximo siglo.

9. La PC personal

Es bien difícil imaginar nuestro planeta de hoy sin PCs. Como es natural, han existido desde la Segunda Guerra Mundial, pero eran cosas torpes y de enorme manera caras que tenían todo el poder de cálculo de un ladrillo. En el momento en que Steve Wozniak y Stephen Jobs presentaron Apple en 1976, no obstante, cambió todo y el resto es, como dicen, historia. El día de hoy, como es natural, están en todas y cada una partes y nos hemos vuelto tan dependientes de ellos que bastante gente prácticamente se sienten desvistes sin uno. Para muchos, aun dan los medios para sostener un medio de vida: los utilizamos para efectuar un rastreo de nuestras finanzas, redactar libros, diseñar logos y vender recursos raíces. Además de esto, están sustituyendo de manera rápida el estéreo y la televisión en su aptitud de entretenernos con música, películas y juegos. Provoca que sea bien difícil comprender de qué manera nuestros ancestros ​​lo hicieron tan bien sin ellos, ¿no es de esta forma? (Imagen: Apple 1, 1976.)

8. El avión

Tal como la locomotora logró de todo el mundo un espacio mucho más pequeño en el siglo XIX, el avión logró lo mismo por nosotros en el siglo XX, encogiendo nuestro mundo hasta el punto de que un individuo podría volar a cualquier lugar de este mundo en cuestión de horas. No solo hicieron que los viajes sean veloces y seguros, sino los aeroplanos asimismo brindan otros muchos servicios: desde el desempolvado de cultivos y la pelea contra incendios forestales hasta la distribución de packs a lo largo de la noche y la persecución de huracanes. Asimismo han revolucionado la guerra, transformando la guerra en un tema de largo alcance librado a distancia por máquinas de semejante sofisticación que la manera en que se liberan las guerras cambió completamente. Evidentemente, asimismo fueron causantes de terminar ciudades enteras y llevar la guerra a la población civil, que raras veces se había visto perjudicada de forma directa por la guerra hasta el siglo XX, pero ningún proyecto es especial.

7. El automóvil

Resultado de imagen para el primer automóvil

Más allá de que se desarrolló en Europa a lo largo del siglo XIX, el automóvil no se transformó verdaderamente en una fuente de transporte práctica y fiable hasta el siglo XX. En el momento en que lo logró, cambió todo; de un día para otro, el caballo y la calesa se transformaron en pintorescos anacronismos mientras que una gran parte del país se encontraba pavimentado para dejar espacio a inacabables cintas de asfalto. Asimismo provocó una revolución en el mercado, lo que de repente logró viable transportar mercancías que de otra forma serían inviábles de comprar. Más que nada, el estilo de producción on-line de montaje de Henry Ford logró que el automóvil fuera accesible y alcanzable para la persona promedio (antes que se introdujese el Modelo T de Ford en 1908, solo los fabulosamente ricos podían posibilitarse un automóvil). El automóvil les dio a todos un nivel de movilidad y independencia personal con el que nuestros ancestros ​​solo podían soñar, y transformó a generaciones enteras de jovenes en coléricos entusiastas de las revoluciones.

6. Cohetería

Más allá de que el cohete fue inventado y empleado por vez primera por los chinos hace mucho más de tres mil años, y empleado esporádicamente por helenos y romanos desde ese momento, no fue sino más bien hasta el siglo XX que se realizó situación y se transformó en algo mucho más que una diversión deslumbrante un “arma terrorista” en parte importante inofensiva pero aún eficiente para los ejércitos viejos. En el siglo XX, los cohetes se hicieron mucho más enormes y poderosos. Lo más esencial es que se volvieron controlables, lo que de pronto los logró útiles como armas de guerra y, lo que es mucho más escencial, como nuestro medio de entrar al espacio exterior.

Sin el cohete, es seguro decir que no solo jamás hubiésemos ido a la luna o visitado todos y cada uno de los planetas de nuestro sistema del sol. Los cohetes asimismo ponen satélites en órbita en torno a nuestro mundo, con lo que sin ellos tampoco podríamos utilizar el GPS, adivinar el tiempo, llevar a cabo llamadas de todo el mundo o, en su mayor parte, aun utilizar nuestros teléfonos celulares la mayoría del tiempo.

5. El submarino

A pesar de que los buques sumergibles se habían empleado anteriormente (el CSS Hunley a lo largo de la Guerra Civil) y el primer submarino verdadero se inventó en la década de 1880, no fue hasta el siglo XX que el submarino moderno se impuso. Lo que empezó como un arma molesto, pero aún mortal, en la Primera Guerra Mundial se transformó en una barbaridad en la Segunda Guerra Mundial, hundiéndose mucho más que algún otro género de arma usada.

Resultado de imagen del primer submarino

El día de hoy, con el advenimiento de la energía nuclear, que le dio al submarino un alcance y resistencia prácticamente ilimitados, se convirtió en el buque de guerra capital de todas y cada una de las armadas de primera clase de todo el mundo y, como tal, hizo obsoleta la guerra naval del pasado. ¿Qué tan efectivo es el submarino moderno? Pregúntele a cualquier persona que haya servido en uno. Te afirmarán que solo hay 2 géneros de navíos en el planeta: submarinos y objetivos. ‘Nuff ha dicho.

4. Antibióticos

Resultado de imagen para los primeros antibióticos

Hasta el momento en que Alexander Fleming descubrió la penicilina en 1928, prácticamente cualquier pequeño insecto que alguien contrajera era probablemente mortal. No obstante, en el momento en que la penicilina, y después una gama de otros antibióticos, entró en escena, la desaparición gracias a una infección bacteriana se volvió poco común, lo que resultó en una tasa de mortalidad muy achicada y una vida útil considerablemente más prolongada. Asimismo logró que varios flagelos del pasado, desde la viruela y la fiebre tifoidea hasta la gonorrea y la sífilis, fuesen obsoletos o, por lo menos en la situacion de las anomalías de la salud venéreas, algo de forma fácil tratable.

3. Televisión

Sí, sé que destroza las células cerebrales y daña a la gente sensible y psicológicamente, pero de todos modos, ¿dónde estaríamos sin el tubo de las lolas? Es la niñera, fuente de novedades, profesora, animadora y narradora de la sociedad. En el momento en que está en manos eficientes, la televisión puede ser útil a veces.

No obstante, más que nada, llena nuestros días de vagancia y toda clase de comerciales estúpidos y desapacibles, y es la primordial razón por la que las familias por el momento no comen en la cocina o el comedor, sino se apiñan en la salón de estar cerca de su TV comiendo microondas. comida y verter refrescos en el sofá. Aún de esta forma, si bien pretendamos que lo detestamos, no tenemos la posibilidad de eludir ver lo que hay esta noche. Peor aún, la mayor parte de nosotros no tendría ni la más remota idea de qué realizar con nuestro tiempo sin él, que es probablemente el comentario mucho más triste de todos.

2. Internet

Resultado de imagen para el primer internet

La PC dejó obsoleta la máquina de redactar y transformó la escritura a mano alzada en una cosa del pasado, pero se precisó Internet para transformar la PC en el monstruo que es el día de hoy. Al paso que el avión encogió nuestro mundo hasta el punto de que uno podía volar de Novedosa York a Londres en seis horas, Internet logró viable estar allí en unos pocos segundos. Deja que la realidad entre y salga de países represivos, incentiva revoluciones y propaga patrañas a la agilidad de la luz. Asimismo le da a alguno la aptitud de obtener y vender prácticamente cualquier cosa imaginable, localizar y atormentar a los viejos compañeros de la escuela, ver los últimos vídeos de YouTube e inclusive hallar a su compañero de vida especial, todo por unos pocos dólares estadounidenses por mes. Ah, y asimismo puede conseguir información de utilidad si no le importa moverse por 15,000 visitas para saber cuánto tiempo viven verdaderamente los caracoles. ¿Dónde estaríamos sin él?

1. Radio

Realmente pocas personas hoy día tienen la posibilidad de ver el encontronazo que tuvo la llegada de la radio en el siglo XX. No solo logró viable de súbito que un individuo fuera escuchada desde cientos o aun una cantidad enorme de millas de distancia sin la utilización de un cable (un logro en los primeros años del siglo), sino fue el centro de la vida familiar durante los años. final de la Segunda Guerra Mundial y en el estancamiento de los años cincuenta, en el momento en que fue sustituido gradualmente por ese artilugio reciente, la televisión.

Resultado de imagen para la primera radio

En la actualidad, semeja que solo es útil en el automóvil como un medio para eludir que el conductor se quede dormido tras el volante o como una herramienta de radio hablada desarrollada para irritar a las masas. En su día, no obstante, era tan escencial para la presencia tal como lo son el día de hoy para nosotros la televisión, la PC, el microondas y el teléfono celular.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *