Datos impactantes sobre el Imperio ruso

En el momento en que charlamos de los poderosos imperios de la historia, acostumbramos a meditar en los mucho más predominantes, como el chino, el británico o aun los mongoles. No obstante, el imperio ruso frecuenta quedar fuera de esas diálogos, pese a ser entre los imperios mucho más enormes y de mayor duración de la historia.

En este momento, la razón de eso podría ser la rivalidad clásico de Rusia con las primordiales y también predominantes potencias de europa de la temporada prácticamente durante su crónica, si bien asimismo puede deberse a que siempre y en todo momento fue bastante grande para influir en otra cosa que no fuesen sus fronteras repentinas. La presente zona de Siberia, por poner un ejemplo, es mucho más grande que toda la masa continental europea, con lo que tiene sentido que Rusia siempre y en todo momento haya tenido bastante de lo propio para preocuparse por cualquier otra cosa.

Como pasó un tiempo desde el momento en que la monarquía rusa fue depuesta ferozmente por quizás la revolución mucho más grande y triunfadora de la historia, ciertas de sus peculiaridades mucho más atrayentes en este momento se han olvidado. Más allá de que no los analizaremos todos, en tanto que eso llevaría un tiempo, aquí están nuestras escojas para los mucho más sorprendentes y también impresionantes.

10. La matanza de Novgorod

Realmente pocas personas no han oído charlar de Iván el Horrible, el primer zar de Rusia, en tanto que era bastante habitual por ser, bueno, horrible. Como entre los mandatarios mucho más inestables mentalmente, aparte de triunfantes, de la historia, verdaderamente tienes que procurarlo en aspecto para entender precisamente qué logró para ganarse ese alias.

Una especialmente polémica y despiadado parte de su legado fue la matanza de Novgorod; uno de los múltiples estados formalmente independientes que componían su imperio. Era un considerable centro económico en ese instante, tal como una sede de poder para bastantes familias aristocráticas predominantes, singularmente los boyardos, que siempre y en todo momento había engañado.

Impulsado por su creciente paranoia de una rebelión, Iván marchó con sus viles fuerzas Oprichniki sobre la localidad en 1570, y procedió a matar a todos y cada uno de los pobladores de clase media y alta que ha podido localizar. La clase baja no se salvó totalmente, si bien precisamente no aguantaron la peor una parte de su furia, puesto que fueron los boyardos a quienes De Verdad detestado.

Según ciertas estimaciones, mucho más de 100.000 pobladores de la región fueron pasados ​​por la espada en esa invasión, pero eso es solo una manera de charlar. En verdad, usaron varios métodos violentos para subyugar a la población, incluyendo la decapitación, la tortura y sencillamente solicitarles que se fuesen al frío para fallecer solos.

9. La revolución rusa original

En el momento en que charlamos de la Revolución Rusa, me viene a la cabeza la de 1917, si bien fuera 2 revoluciones en vez de únicamente una (las revoluciones de febrero y octubre). Sin precedentes en su escala y brutalidad, condujo al lugar de la República Soviética, y el resto, como dicen, es historia de la Guerra Fría.

Lo que la mayor parte de nosotros olvida, no obstante, es que no fueron las primeras revoluciones de esta clase, en tanto que la rebelión de otro trabajador en 1905 ahora había definido las reglas para todos y cada uno de los futuros compromisos contra el régimen de Romanov. los causas eran muy afines a las de 1918: una fuerza laboral últimamente industrializada harta del deterioro de las condiciones laborales, las reglas de explotación de la propiedad de los derechos de la tierra y los excesos y rarezas cada vez mayores de la monarquía. No obstante, no tuvo éxito, primordialmente ya que el ejército continuó leal al régimen, en contraste a las revoluciones de 1917.

8. El inconveniente del ‘farsante’

Ahonda en la narración de los zares rusos y apreciarás un patrón peculiar: está increíblemente lleno de personas a la suerte que se muestran en la corte y aseguran que eran el auténtico zar. No nos encontramos verdaderamente seguros de qué llevó a esta extraña recurrencia, si bien precisamente se encuentra dentro de las partes mucho más sorprendentes y únicas de la historia del Imperio Ruso.

El inconveniente fue especialmente pronunciado a lo largo del reinado de Catalina la grande, quien había sustituido a su marido, Pedro III, en el trono. Más allá de que su gobierno fue polémico desde el comienzo, varias personas aun aseguran que logró que asesinaran a su marido para tomar el trono, en tanto que había llegado al poder tras un golpe de Estado, no importó hasta el momento en que la multitud empezó a opinar en los comentarios. .

Con lo que tenemos la posibilidad de decir con seguridad, por lo menos 4 farsantes con credenciales supuestamente válidas habían intentado reclamar el trono para ellos mismos a lo largo de su reinado. Fueron apoyados por varios integrantes de la nobleza rusa, en tanto que se encontraba especialmente descontento con sus extensas reformas agrarias y comerciales. Independientemente, ninguno de ellos ha podido sacarle el trono de manera exitosa, puesto que transformó a Rusia de una zona vasta y también insignificante en una de las considerables potencias de europa de la temporada.

7. La despiadado ejecución de los Romanov por Yakov Yurovsky

Más allá de que varios políticos occidentales de el día de hoy tienen la posibilidad de lograr que suene de otro modo, la Revolución Bolchevique no fue un acontecimiento en blanco y negro. Más allá de que, por una parte, fue una auténtica ola de revuelta espontánea, por lo menos en el campo, donde las cosas estaban menos organizadas, contra las políticas de forma masiva injustas del Zarismo. Por otra parte, no obstante, incluyó homicidos en masa de bastantes personas que no tenían nada que ver con esas políticas, y de todos modos solo hablamos de la revolución, y no de sus consecuencias de décadas.

Una sección, no obstante, fue tan en blanco y negro como vienen: el horrible asesinato del Familia romanov. Más allá de que los datos cambian sobre lo que sucedió precisamente y por qué razón fue preciso, la manera en que lo realizó Yakov Yurovsky, un líder bolchevique, provoca que sea bastante bien difícil de justificar. Según los reportes, toda la familia, incluyendo los pequeños y los sirvientes, fue asesinada a puñaladas con bayonetas y, según los reportes, diluida en cubas de ácido y sepultado en múltiples sitios para no dejar indicios de la realeza.

Los incondicionales de la ley aseguraron (y aún aseguran) que se requería remover todo acompañamiento público a la monarquía, si bien de nuevo (y eso es Si aceptamos que matar pequeños está justificado por cualquier fundamento bajo el sol), por qué razón debió ser tan despiadado es algo con lo que quizás jamás tengamos la posibilidad llegar a un convenio.

6. La asombroso homogeneidad del lenguaje

No le sorprenderá completamente a absolutamente nadie que Rusia sea el país mucho más grande de todo el mundo. Es tan enorme que es cerca del doble que el segundo país mucho más grande, Canadá. Siberia por sí misma es mucho más de un 30% mucho más grande que toda la masa continental europea, un hecho que no está tan claro con solo ver el mapa.

No obstante, pese a su colosal tamaño, el idioma ruso es increíblemente homogéneo en todo el país. Evidentemente, aquí solo hablamos del idioma, en tanto que, opuestamente a la creencia habitual, Rusia todavía aloja muchas etnias y etnias distintas. Su idioma, no obstante, es prácticamente exactamente el mismo en sus amplios territorios, un fenómeno completamente único en el planeta, aun para países pequeños.

Más allá de que existen algunas variantes en la manera en que se charla, en especial entre la versión que se charla en Moscú y otras zonas urbanas, las variantes podrían atribuirse al acento y no al dialecto, un hecho peculiar para el país mucho más grande y entre los países con mayor variedad étnica de todo el mundo. .

5. La era de la exploración

Siempre y cuando charlamos de examinar el planeta, pensamos en la era europea de la exploración, aun si varios de esos sitios ‘explorados’ ahora tenían una población de centenares de miles de personas viviendo allí. No obstante, de forma frecuente se echa de menos a Rusia, más allá de que la era rusa de la exploración fue tan esencial, si no mucho más, que la europea. Sencillamente sucedió en la dirección opuesta.

Iniciado por Iván el Horrible, los sacrificios de exploración rusos se dirigieron en buena medida a marcar un mapa de las vastas zonas inexploradas de Siberia, puesto que el territorio ruso se limitaba en buena medida a Europa. Empezando desde el punto nordoeste hasta las islas en el Pacífico, en esta ocasión estuvo marcada por varios enfrentamientos inferiores con las ciudades locales, documentación de una pluralidad de novedosa flora y fauna en la zona, tal como un conocimiento integral de la impresionantemente vasta tundra siberiana.

4. El secreto de los huevos perdidos

Durante su crónica, la familia Romanov fue famosa por su modo de vida extravagante, hasta el punto de que en el momento en que empiezas a leer sobre él, vas a llegar a donde venían los bolcheviques. Desde palacios en expansión llenos de productos de valor inimaginable hasta ingresar en guerras esenciales por el hecho de que no tenían nada superior que llevar a cabo ese día, su reinado de siglos fue un enorme ejemplo de por qué razón hallaron el género de final despiadado que tuvieron.

Entre las partes mucho más peculiares de su legado fue Huevos de Fabergé – Huevos de Pascua customizados con el nombre de los conocidos artesanos que los hicieron. Engañosamente parecían un huevo de Pascua habitual desde el exterior, solo para descubrir datos absurdamente complicados cuando los abres, como una gallina dorada sentada sobre una pequeña paja dorada. Unicamente se hicieron 50 de ellos, y no hubo 2 huevos iguales. Encargados por Alejandro III en 1885, estaban premeditados a ser lo destacado en obsequios customizados de huevos de Pascua.

Su valor es de cerca de $ 33 millones hoy en dia, si bien solo si pudiésemos localizarlos, puesto que la mayor parte de ellos se perdieron en la historia tras la revolución.

3. La guerra contra las barbas

Todos contamos nuestra opinión sobre las barbas, si bien probablemente no sea mucho más fuerte que la del imperio ruso en 1698. Fue entonces en el momento en que Pedro el Grande decidió que las barbas eran un signo de regresividad y pasó a ponerles un impuesto.

los impuesto de barba -Como llegó a ser popular de manera poco creativa- demandaba que todos y cada uno de los que les encantaría tener barba pagaran un impuesto al zar. A cambio, el régimen le daría una moneda, cobre para la clase campesina y plata para la nobleza, que servía como una suerte de licencia para preservar la barba (naturalmente, podría decantarse por mantenerse bien afeitado y no abonar eso). Suena extraño y de todos modos solo lo entendemos por haber descubierto últimamente 2 de esas monedas, si bien al ver de qué forma persistió el impuesto hasta 1772, supondríamos que tuvo éxito en su propósito pensado, cualquier persona que haya sido.

2. El problema sin solucionar mucho más viejo de todo el mundo

El imperio ruso no fue todo revoluciones brutales y huevos de Pascua lindos, pero lastimosamente costosos; asimismo fue la vivienda de varios de los primordiales científicos y matemáticos de la temporada. En verdad, el problema sin solucionar mucho más viejo de todo el mundo se produjo aquí, en la manera de la conjetura de Goldbach.

En términos matemáticos sencillos, una conjetura es algo que entendemos que es teóricamente cierto, pero que aún no se probó de forma definitiva. Conjetura de Goldbach establece que todos y cada uno de los números pares sobre 2 podrían escribirse como una suma de 2 primos, lo que nos suena bastante bien, puesto que poseemos muy poca iniciativa de lo que habla.

No obstante, probarlo fué un inconveniente especialmente desafiante para los matemáticos expertos y para los apasionados a las conjeturas. Se han propuesto muchas resoluciones desde el momento en que las elaboraron 2 matemáticos rusos, Christian Goldbach y Leonhard Euler, en 1742, si bien no se sostienen en el momento en que el número par sobrepasa cierto punto.

1. El ascenso del fascismo

Siempre y cuando charlamos del encontronazo de la Revolución Rusa, solo lo observamos en concepto de la Guerra Fría. De todos modos, la revolución tuvo efectos de enorme alcance en el mundo entero, incluida Europa. Desató una ola de trabajadores y campesinos revoluciones en la mayor parte de las naciones industrializadas del conjunto de naciones (y de todo el mundo), dando de manera directa sitio al tipo reaccionario de fascismo que se extendió por la Europa posterior a la Primera Guerra Mundial.

Naturalmente, es injusto decir que fue la única razón, si bien varios historiadores están en concordancia en que la revolución bolchevique, tal como las revueltas y los motines de los soldados justo después de la Primera Guerra Mundial en países como el Reino Unido, Alemania, Francia, Bulgaria y otros, dejaron que las ideologías de extrema derecha se afianzaran mucho más en la política del conjunto de naciones; ideologías que solo habían existido ajeno hasta ese instante. Esta fue la más esencial en Italia, y después en Alemania, dando paso a quizás la guerra mucho más grande y mortal que el planeta haya visto: la Segunda Guerra Mundial.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *