Desastres de ingeniería trágicos y famosos

Los ingenieros pertenecen a los conjuntos de personas mucho más esenciales tras escena, y la mayor parte de nosotros sencillamente los ofrecemos por sentado a ellos y a su trabajo. Lo cierto es que solo probablemente halla un número con limite de diseñadores, y la enorme mayoría de los ingenieros hacen el trabajo poco glamoroso, pero no menos esencial, de crear, evaluar y progresar las cosas para la seguridad para cerciorarse de que absolutamente nadie resulte herido y absolutamente nadie deba abonar. por enormes proporciones de daños materiales. No obstante, en el momento en que no contrata suficientes ingenieros calificados para enfocarse apropiadamente en la seguridad y llevar a cabo el trabajo tan esencial que ellos hacen, puede acabar con ejemplos como los 10 acontecimientos trágicos de la lista de el día de hoy.

10. El desastre de Deepwater Horizon arrojó 130 millones de toneladas de petróleo al océano

En 2010, la interfaz petrolífera Deepwater de BP, operada por la compañía con origen en Suiza Transocean Ltd., padeció una explosión masiva, y el planeta lo observó conmocionado y aterrado. Once personas fallecieron y 17 resultaron lesiones en el pinchazo inicial, y también rápidamente la multitud deseó entender de qué manera había sucedido. Pero próximamente, algo aún más esencial se realizó visible: debido al hecho de que el pozo se encontraba a 35,055 pies bajo el agua, que era considerablemente más profundo que cualquier pozo que existe (y el único que se encontraba en aguas realmente profundas), el petróleo que empezó a gotear de forma rápida se transformó en una enorme preocupación.

A lo largo de años, BP y Transocean habían sostenido a los reguladores que su interfaz petrolera se encontraba bien por el hecho de que estaban dispuestos para la limpieza, pero todo cuanto tenían eran exactamente las mismas técnicas que funcionaban en aguas poco profundas. Ninguna compañía, BP o de otro tipo, tenía un plan real sobre de qué forma parar una fuga de petróleo que afloraba del fondo del océano de todos modos aguas profundas. BP tardó 87 días antes que lograran tapar la fuga, y a lo largo de ese tiempo se calcula que se filtraron 130 millones de galones de petróleo en el Golfo de México, con el Sociedad Audubon estimando que un óptimo millón de aves y otras especies marinas fallecieron por el derrame. En lo que se refiere a de qué manera ocurrió todo, resultó que no había un razón única la interfaz petrolera padeció un pinchazo. Fue provocado por múltiples fallas que podrían haberse eludido a tiempo si no fuese por los reguladores laxos y una cultura empresarial laxa tanto de BP como de Transocean Ltd.

9. Los terremotos tienen la posibilidad de haber dañado los reactores de Fukushima bastante antes del sunami

La mayor parte de la multitud sabe que hubo un colapso en la planta de energía nuclear de Fukushima-Daiichi tras un sunami hace múltiples años, pero varios desconocen la historia oficial, o por lo menos lo que ciertos sospechan es la auténtica causa. La historia oficial es que un terremoto cortó la energía de la planta, pero además de eso, dejó la planta en parte importante indemne y andando bien. En verdad, según esta historia oficial, la planta solo falló en el momento en que llegó el sunami y destrozó su generadores de respaldo, tras lo que el sistema de enfriamiento de la planta dejó de marchar y se causó la fusión.

No obstante, los noteros de investigación que entrevistaron a los trabajadores que habían estado en la planta en el momento en que ocurrió el terremoto proponen una versión de los hechos que difiere algo de la del gobierno japonés. Varios de ellos aseguran haber visto daño importante a las cañerías, ciertas cuales condujeron a sistemas de refrigeración para los reactores. Otros vieron daños estructurales graves u otros inconvenientes y aseguran que les afirmaron que evacuaran gracias a la explosión de los tanques de oxígeno y las cañerías que reventaron bastante antes que va a llegar el sunami. Entonces, en el momento en que se iban, llegó la alarma de sunami y debieron subir a lo prominente del edificio a aguardar a ser salvados. Al paso que la versión del gobierno de los hechos cuestiona la seguridad de un reactor cerca de la costa (por la oportunidad de un sunami), la segunda versión de los hechos cuestiona cualquier reactor de diseño afín que esté en cualquier clase de región sísmica. en lo más mínimo.

8. El desastre del Challenger fue provocado por una junta tórica, pero solo gracias a malas resoluciones

El 28 de enero de 1986, el Transbordador espacial Challenger se encontraba listo para su publicación y también iba a ser un tema realmente épico. Se había escogido a un profesor de escuela a fin de que se uniera a los seis astronautas, a fin de probar que aun los civiles normales podían ir al espacio, y los pequeños de todo el país veían la publicación desde sus salas esa fría mañana de martes. Lamentablemente, la atmósfera festiva próximamente se volvió trágica en el momento en que el transbordador explotó antes de llegar a la atmósfera superior, matando a las siete personas dentro. El secretario de Estado en ese instante, William P. Rogers, formó una comisión para conseguir la causa raíz.

De manera rápida se dieron cuenta que la causa técnica era una junta tórica imperfecta. Esta pequeña parte de plástico asistió a conformar sellos entre las unas partes de los propulsores de cohetes y no marcha bien en frío: tiende a perder su flexibilidad. En verdad, la comisión descubrió que pese a entender que la junta tórica no funcionaba muy abajo 53 grados, prosiguieron adelante con la publicación pese a estar 36 grados afuera esa mañana. La comisión descubrió que había intranquilidades sobre la junta tórica, pero que jamás llegaron a la cima de la cadena de mando. Se estima que esto se debió a una comunicación impresionantemente pobre, y que los altos mandos estaban agobiados por realizar la publicación a tiempo para el Estado de la Unión de Reagan, con lo que no estaban especialmente apasionados ​​en comprender los probables inconvenientes de última hora que retrasarían la publicación.

7. El desastre de Columbia asimismo podría haberse eludido probablemente

La Columbia era un transbordador espacial histórico que había estado volando a lo largo de décadas y se encontraba listo para su misión final. Tras muchas retardas, despegó con una tripulación de siete el 16 de enero de 2003. En el momento en que el transbordador despegaba, un trozo de espuma aislante se desprendió del tanque de propulsor y golpeó el ala izquierda. Los ingenieros de la NASA procuraron mirarlo con todos y cada uno de los ángulos de cámara que lograron y ver qué tan grave era el daño, pero era bien difícil de distinguir. En este momento, la alta dirección de la NASA no se encontraba especialmente preocupada, en tanto que el aislamiento de espuma se había roto en tres lanzamientos anteriormente y no había provocado ningún daño crítico. No obstante, ciertos sintieron que en esta ocasión podría ser crítico y presionaron para emplear satélites para poder ver mucho más de cerca.

Lamentablemente, absolutamente nadie echó esa mirada a lo largo del De Columbia misión de un par de semanas, en parte por el hecho de que varios de los altos mandos sintieron que no podrían realizar nada en ese instante, aun si se hubiesen producido daños críticos. Entonces, el 1 de febrero de 2003, el transbordador espacial volvió a ingresar en la atmósfera de la Tierra y se rompió, matando a todos y cada uno de los que estaban dentro y extendiendo los escombros en la distancia. El daño al ala dejó que el calor de la reentrada, adjuntado con el viento, esencialmente lo destrozara, y tras eso, el resto del transbordador no se quedó atrás. Más allá de que los que estaban a cargo habían decidido no llevar a cabo nada mientras que la tripulación se encontraba en el espacio, suponiendo que no se podía realizar nada, estaban equivocados. Estudios siguientes hallaron que se podría haber efectuado un salve, o aun una viable reparación a través de un recorrido espacial; la alta dirección de la NASA sencillamente no se tomó el riesgo tan seriamente.

6. El incendio del Apolo Uno prácticamente puso fin a las ambiciones estadounidense de volar a la Luna

El 27 de enero de 1967, la NASA probaba su módulo de comando Apollo One, antes de procurar un viable vuelo hacia la luna. Había tres astronautas dentro: Roger Chaffee, Ed White y Gus Grissom, y fueron atornillados al compartimiento presurizado para empezar las pruebas de lanzamiento. Más allá de que las pruebas no avanzaban especialmente bien y tenían inconvenientes especialistas, las cosas no eran mucho más que frustrantes hasta la llamada de “¡Llamas!”Vino sobre el equipo de comunicaciones desde el interior del módulo de comando. Los trabajadores afuera hicieron todo lo que es posible para abrir la puerta, pero en el momento en que lo hicieron, ahora era bastante tarde y los tres astronautas estaban fallecidos; el software Apolo se archivó a lo largo de 18 meses mientras que se estudiaba la situación.

USA perdió a tres astronautas vanguardistas ese día, pero por lo menos NASA aprendí algo de la situación. Resulta que solo una chispa de un equipo deficiente se había extendido como la pólvora en el ámbito de oxígeno de la cabina y, para empeorar las cosas, la mayoría del material sobre el que estaban sentados y alrededor era enormemente inflamable. Aparte de eso, la puerta enormemente segura en la mayoría de los casos tardaba un óptimo minuto y medio en abrirse en el más destacable de las situaciones, y con la presión agregada en el aire del fuego, verdaderamente no tenían ninguna oportunidad. Más allá de que esto debería ser algo que la NASA tuvo presente para comenzar, hicieron que las puertas del futuro se abriesen considerablemente más veloz, sustituyeron los materiales incendiables y también hicieron del aire una mezcla de oxígeno y nitrógeno que no propagaría el fuego tan de forma fácil por todo el sitio.

5. Los accidentes del Boeing 737 Max y el escándalo posterior están dañando la reputación de Boeing

El 29 de octubre de 2018, el vuelo 610 de Lion Air cayó sobre el mar de Java con una carga completa de usuarios: 181 usuarios y ocho integrantes de la tripulación murieron. Entonces, el 10 de marzo de 2019, el vuelo 302 de Ethiopia Airlines se estrelló y se llevó a 149 usuarios y ocho integrantes de la tripulación. Más allá de que los accidentes aéreos siempre y en todo momento son preocupantes, los especialistas apreciaron que Hubo semejanzas entre los 2 choques, y los dos implicaron al nuevo Boeing 737 Max Jet.

El sistema que en teoría ocasionó todos y cada uno de los inconvenientes se llamó Sistemas de incremento de peculiaridades de maniobra, o MCAS para abreviar. El sistema empleaba 2 sensores para saber el morro del llamado “ángulo de ataque” de los aeroplanos y ajustarlo si lo consideraba preciso, aun si el conduzco no se encontraba en concordancia. En el vuelo 302 de Ethiopian Airlines, la caja negra mostraba que el avión se encontraba mudando peligrosamente el ángulo de ataque y, pese a los permanentes y mejores sacrificios del conduzco y el copiloto, no lograron eludir un desplome incontrolable.

Boeing estuvo bajo fuego por el hecho de que los reguladores de todo el planeta aducen que el sistema no tenía bastante redundancia para advertir fallas, que los pilotos no han recibido el saber conveniente (o la capacitación correcta para esto) y que la información limitada que brindaron sobre de qué forma El conduzco y el copiloto en el incidente de Ethiopian Airlines usaron la solución de un mal desempeño y no los salvó. Gracias a la pérdida de reputación, Boeing ha debido achicar la producción para 42 jets de 52 y el 737 Max queda aterrizado en el mundo entero hasta el momento en que Boeing satisfaga los miedos de la multitud.

4. El desastre de Chernobyl fue provocado por una prueba de seguridad mal efectuada y un diseño inapropiado

La desastre de Chernobyl ocurrió el 26 de abril de 1986, en el momento en que los ingenieros soviéticos hacían una prueba en el reactor número 4 de la planta de energía nuclear de Chernobyl para saber si las bombas de agua de urgencia podían marchar con energía inercial. Para prepararse para su prueba, de todos modos desactivaron los sistemas de seguridad de urgencia del reactor la noche previo. Asimismo removieron ciertas barras de control del reactor, que se usan para supervisar la salida de energía. En el momento en que su ensayo no funcionó y han comenzado a preocuparse por la fusión, reinsertaron las 200 barras de control al unísono, lo que resultó ser un fallo mortal. Las varillas tenían puntas de grafito, que en el momento en que se introdujeron en situaciones ahora volátiles provocaron una reacción química que voló el techo de preciso y acero del reactor.

El desastre mató a 2 personas inmediatamente, y por lo menos 28 trabajadores cedieron después a la intoxicación por radiación. Diríase que las secuelas envenenaron a una cantidad enorme de personas y llevaron a todo el mundo a meditar y esforzarse considerablemente más en la seguridad nuclear. El desastre fue un golpe tan enorme para la Unión Soviética que Mikhail Gorbachev Después lamentó que ha podido ser Chernobyl lo que verdaderamente condujo al colapso de la Unión Soviética.

3. El incendio de la torre Grenfell resaltó la oportunidad de futuras desgracias afines

El 14 de junio de 2017, un incendio se extendió de manera rápida por Torre Grenfell en el oeste de Londres. Para en el momento en que el humo se disipó, mucho más de 80 personas habían fallecido y decenas mucho más resultaron lesiones. La catástrofe se transformó en novedad mundial y el planeta entero miró con horror, mientras que todos veíamos el edificio arder frente nuestros ojos. De manera rápida se descubrió que la razón por la cual el fuego ha podido extenderse tan de manera rápida se debió a un revestimiento en el exterior del edificio, que se encontraba allí tanto para reparar el diseño para acrecentar levemente la eficacia energética. No obstante, este revestimiento tiende a ser de aluminio y tiene algún género de relleno en el interior, y esos rellenos tienen la posibilidad de ser retardadores de fuego. Lamentablemente, el relleno en el revestimiento de la torre Grenfell fue enormemente inflamable, y el fuego corrió velozmente cerca del edificio.

Tras la catástrofe, las autoridades de Londres han inspeccionado varios inmuebles que han revestimiento, y descubrió que la mayor parte de ellos no superaron las pruebas de seguridad. Esto pone de relieve una grave preocupación por la seguridad pública, en tanto que quiere decir que existen muchos, considerablemente más inmuebles bajo riesgo de incendios sencillos fuera de control.

2. El colapso de la pasarela del hotel Hyatt Regency mató a 114 personas y lesionó a otras 216

El 17 de julio de 1981, hubo un Tea Dance en el Hotel Hyatt Regency en Kansas City, y el salón de baile tenía aptitud para unas 1.600 personas. El hotel tenía 4 pisos y corredores superiores que se extendían por el vestíbulo primordial. La pasarela del cuarto piso se encontraba situada sobre la pasarela del segundo piso, y unos cuantos docenas de personas veían el baile desde las pasarelas sobre el vestíbulo. Entonces, supuestamente de la nada, la pasarela del cuarto piso se desmoronó sobre la pasarela del segundo piso, que entonces colapsó toda la pila sobre las parejas de baile de abajo.

Las consecuencias fueron completamente espantosas y los rescatistas lo equipararon con una región de guerra. 114 personas fallecieron y 216 fueron heridos. Varios de ellos fueron aplastados en el medio y otros ahogados o padecieron otras lesiones horripilantes. Como era de aguardar, se causó una investigación sobre el tema en tanto que la multitud deseaba entender por qué pasaría un fracaso tan catastrófico. El inconveniente era que la pasarela del segundo piso había sido desarrollada inicialmente para estar suspendida de los aguantes del techo mucho más fuertes, pero en cambio se suspendió de la pasarela del cuarto piso. En lo que se refiere a de qué forma se ha podido tomar una resolución tan mala, el cambio fue aprobado por teléfono.

1. La enorme inundación de melaza en Boston de 1919 mató a 21 personas y también hirió a 150 mucho más

Si no ha oído charlar de esta trágica historia antes, probablemente suene bastante extraño para ser verdad. El 15 de enero de 1919, un tanque lleno de 2,3 millones de galones de melaza se rompió en North End de Boston. Las historias comentan que su agilidad inicial fue de 35 millas por hora, y que alcanzó una ola de 25 pies de prominente y 160 pies de ancho; 21 personas fallecieron y cuando menos 150 mucho más resultaron lesiones en el momento en que toda la melaza se hubo asentado. Varios de los que estaban cerca de la explosión sencillamente fueron pulverizados, y otros se ahogaron en la substancia que se pega en el momento en que las fuerzas cinéticas se disiparon y volvieron a su rigidez enormemente viscosa.

Anteriormente, jamás estuvieron verdaderamente seguros de lo que sucedió, pero indagaciones recientes descubrieron que el tanque prácticamente con seguridad no era conveniente para el trabajo. Era bastante angosto y, si bien se encontraba construido para contener 2,5 millones de galones de líquidos, no se encontraba desarrollado para un líquido mucho más espeso que pudiese pesar mucho más, como la melaza, e inclusive había exhibido signos de fisuras que fueron ignorados por los dueños y operadores del tanque. Ciertos reportes aun aseguran que goteaba tanto antes que explotara que los pequeños venían con tazas para ocupar por las fisuras. Sencillamente revela que en ocasiones, en extrañas oportunidades, la melaza de todos modos fluye de manera rápida en el primer mes del año.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *