Diez campeones anónimos de los derechos civiles

Si el nombre de alguien está o no en un libro de historia cambia según quién esté escribiendo la historia. Todas y cada una la gente en la lista ahora defendieron los derechos civiles en los USA. No todos son tan populares como la gente que se mentaron en las barras laterales de nuestros libros de artículo de estudios sociales, pero todos meritan tener sus nombres en nuestros labios y en nuestros libros de historia.

10. Bert Williams

En la Agenda de Ocasiones 2011 estudio, “Representaciones de los medios y también encontronazo en la vida de los hombres y pequeños negros”, los estudiosos concluyeron que las representaciones de los hombres negros en los medios influyeron en de qué manera los hombres negros y los integrantes de su red social percibían a los hombres negros en el planeta real. El intérprete de vodevil Bert Williams fue entre las realmente pocas personas de color que trabajaban en su profesión a inicios del siglo XX, y fue el único que logró el éxito como solista. Williams actuó en el ámbito desde 1893 hasta su muerte en 1922. Es mucho más popular por su actuaciones con George Walker, su actuaciones con Las insesateces de Ziegfeld – fue el primer artista negro de la gaceta – y su representación cómica de un hombre competitivo que gradualmente se percata de que pierde en una partida de póker. Gracias a el reconocimiento de ese boceto, se ganó un papel en la película de 1916. película Un jugador nato. En 1914, se transformó en el primer comediante negro en mostrarse en una película en el momento en que protagonizó Jubileo de Darktown, una película sin dependencia con un elenco totalmente negro.

Como sus contemporáneos en el vodevil, Williams actuó con la cara negra. No obstante, era siendo consciente de su reputación como un individuo de color públicamente aparente. Ninguno de su material presentaba individuos que encarnaran estereotipos negativos de los hombres negros. En cambio, él resaltó las debilidades humanas, como la soberbia del jugador de póker en su sketch mucho más popular. Williams tenía un profundo conocimiento de que su impresionante presencia en el ámbito no le traía provecho socioculturales o sociopolíticos en el planeta real. Las 5,000 personas que asistió a su funeral estaban conmovidos de verlo accionar en el ámbito pero, como era un hombre negro, aguardaban que entrara y saliese de los cines por la puerta posterior.

Logró reír a los integrantes de su audiencia, pero se encontraba puesto en compromiso a tomar seriamente los deseos de sus individuos negros, aun si su audiencia no lo hacía. Campos WC dicho Williams fue “el hombre mucho más entretenido que he visto en mi vida y el hombre mucho más triste que he popular”. Williams creó un espacio en el centro de atención para los artistas de color que se negaban a interpretar los estereotipos socioculturales de la negrura de los blancos. En el musical Hamilton, por servirnos de un ejemplo, prácticamente todos los artistas son personas de color, varios de los cuales interpretan a los progenitores creadores de EE. UU.

9. Angela Davis

En contraste a muchas de la gente en esta lista, la autora, académica y activista Angela Davis todavía está peleando por la igualdad racial y de género. Davis escribió 13 libros, y como académica y activista, aboga por abolición de la prisión y una reforma de lo que ella llama el “capitalismo racial” estadounidense, un sistema económico capitalista de libre mercado que conserva el racismo al lograr que la gente de color sean socioeconómicamente dispares respecto a los blancos. Si bien es una autora fecunda, Davis no es mucho más conocida por sus libros.

En 1970, Jonathan Jackson, de 17 años infiltrado una salón de audiencias en el condado de Marin, California. Jackson, que se encontraba armado, armó a los acusados ​​en la salón del tribunal, Fleeta Drumgo, John Clutchette y el hermano de Jonathan Jackson, George Jackson, los tres acusados ​​del asesinato de un guarda de la prisión en la prisión de Soledad en California. Jonathan Jackson tomó como rehenes al juez presidente, al honorable juez Haley, al fiscal y a tres integrantes del jurado. Tenía la intención de emplearlos como palanca para negociar la liberación de los acusados ​​en el juicio. La “negociación” de Jackson fue de todos modos un tiroteo. El juez, los tres acusados ​​y Jonathan Jackson fallecieron. Las armas que Jackson usó para conseguir el poder de la salón del tribunal fueron registradas por la novia (en ocasiones) de su hermano George, Angela Davis. Davis, quien entonces era integrante de la celebración comunista y el Celebración de la pantera negra, fue tomado y acusado de secuestro, asesinato y conspiración. En 1972, un jurado totalmente blanco comprado Davis por los tres cargos.

El trabajo de Davis es un testimonio de su deber con los derechos civiles, pero su juicio bien publicitado probó ese deber con un público estadounidense cautivado. En el momento en que Davis charló en su nombre, proclamó su inocencia. Como mujer negra sentada frente a un jurado blanco, charló sobre de qué forma su presencia era un símbolo de la pelea de los negros por la justicia popular. Ella es quizás mas popular por negarse a cambiar su estilo de autopresentación para apelar a un jurado blanco. Su decisión de emplear Pelo natural, particularmente, se considera una declaración de solidaridad con el movimiento de derechos civiles. Davis afirma ella ve[s herself] como testigo de este instante [of civil rights protests organized by Black Lives Matter in the aughts] para todos los que perdieron la vida en la pelea a lo largo de décadas ”.

8. Coretta Scott King

Si bien Coretta Scott King es preferible famosa como la viuda del activista de derechos civiles Martin Luther King Jr., ella asimismo fue una activista encargada de los derechos civiles. Ella se encontraba a la vera de su marido a lo largo del Boicot de buses de Montgomery de 1965, en el momento en que los activistas de los derechos civiles se negaron a viajar en Montgomery, el sistema de transporte público de Alabama para protestar contra la segregación de asientos. Los Reyes trabajaron para pasar el Ley de derechos civiles de 1964, una ley estadounidense que prohibió la discriminación por fundamentos de raza, color, religión u origen nacional. Tras el asesinato de su marido en 1968, ella dirigió la marcha mediante Memphis, Tennessee que había ordenado para probar su solidaridad con los trabajadores del saneamiento que estaban en huelga.

Fue creadora, presidenta y directiva ejecutiva del Centro Martin Luther King Jr. para el Cambio No Violento. Dedicó 15 años de su historia a pelear a fin de que el cumpleaños de su marido fuera conocida en todo el país, y en 1983, la presidenta de EE. UU. Ronald Reagan hecho día de Martin Luther King un feriado federal. Coretta Scott King protestó contra segregación racial en Suráfrica, y trabajó regularmente como link público para organizaciones de paz y justicia. Instituto de Antioquía, una facultad de artes liberales en Ohio donde King consiguió una licenciatura en música y educación en 1951, estableció la Centro Coretta Scott King para “hacer más simple la educación, el diálogo y la acción para fomentar la justicia popular”.

7. Mildred y Richard Loving

Según el censo de EE. UU., El 10,2% de las parejas estadounidenses reconocido como interétnico o interracial en 2016. Si bien el valor de muchas parejas interraciales fué fundamental para seguir en el avance social y cultural, Richard y Mildred Loving son la primera pareja interreacial en los USA en tener su matrimonio – y, por consiguiente, todos y cada uno de los matrimonios interraciales siguientes en USA – proclamado universalmente legal por la Corte Suprema estadounidense.

En 1958, cinco semanas tras su boda en Washington DC, Richard y Mildred Loving estaban durmiendo en cama en su casa de Virginia en el momento en que un oficial de policía los despertó. En el momento en que el oficial le preguntó a Richard, un hombre blanco, por qué razón dormía al lado de una mujer de ascendencia negra y nativa de america, la comúnmente reticente Mildred contestado, “Soy su mujer.” En Washington, DC, el matrimonio de los Loving era legal. En Virginia, donde vivían, el matrimonio de los Loving violó las leyes del estado. Ley de integridad racial de 1924. Los dos Amantes fueron detenidos. Richard fue liberado con una fianza de $ 1,000 tras una noche. Mildred, a quien no se le dejó abonar la fianza, estuvo detenida a lo largo de tres noches. El juez que los condenó a los dos les ordenó no regresar a lo largo de 25 años. La pareja estuvo de manera oficial asilada a lo largo de nueve años, si bien en misterio se mudaron juntos a Virginia en 1964.

Ese año, Mildred le escribió al Fiscal General de los USA: Robert F. Kennedy, quien le aconsejó que se pusiese en contacto con el Unión De america de Libertades Civiles. 2 abogados de esa organización sin ánimo de lucrar acordaron representar a los Loving. En 1967, tras cinco años de peleas legales, su caso fue llevado frente a la Corte Suprema estadounidense. En Querer contra Virginia, los nueve jueces de la Corte Suprema proclamado que todas y cada una de las leyes estatales contra el mestizaje (leyes que prohíben las relaciones interraciales) eran violaciones de la 14 Enmienda a la Constitución de los USA, una enmienda de 1868 que prohibía la discriminación por fundamentos de raza. La alegría conyugal de los Loving, ganada con tanto esfuerzo, duró poco. Ocho años tras su victoria en la Corte Suprema, los Loving fueron arrollados por un conductor ebrio mientras que conducían a casa y Richard murió. Mildred jamás se volvió a desposar. Cariñoso, a película festejando a la pareja, fue liberada en 2016, pero nuestra Mildred jamás reconoció públicamente la situacion judicial que llevaba su apellido de casada. En el 40 aniversario de ese caso judicial, emitió una declaración en acompañamiento de igualdad en el matrimonio, diciendo que negarle a un individuo la opción de casarse en función de su raza, sexo o sexualidad es denegar los derechos civiles de esa persona.

6. Frances Ellen Watkins Harper

La poeta, abolicionista y sufragista Frances Ellen Watkins Harper nació libre en 1825. Su conversas locuaces en pos de la abolición de la esclavitud y el derecho al voto de las mujeres ilustran las complejidades de intentar proteger a las mujeres y la gente de color sin dañar a ninguno de los conjuntos minoritarios. Apoyó el trabajo de sobresalientes sufragistas blancos, como Susan B. Anthony y Elizabeth Cady Stanton, pero ella rebatirá sus perspectivas racistas en el momento en que no abogaron por prolongar el voto a las mujeres negras.

Harper pensaba que los hombres negros eran el conjunto minoritario mucho más conminado estadounidense; entre 1882 y 1968, 3,446 negros que vivían en los USA fueron linchado. Harper proclamado que “la justicia no se cumple mientras que la mujer sea dispar frente a la ley”. Sin embargo, apoyó la aprobación de la 14a enmienda a la Constitución de los USA más allá de que no prolonga el derecho al voto a las mujeres. Para Harper, garantizar el derecho de voto de los hombres negros era mucho más urgente. Ella pensaba que las mujeres probarían su fuerza de carácter al privilegiar las pretensiones de los hombres negros sobre las suyas, y su solidez mejoraría la opinión pública sobre el voto femenino.

5. Ruby Bridges

Brown contra la Junta de Educación de Topeka es el nombre que se le da colectivamente a 4 casos de la Corte Suprema de los USA que impugnan las desigualdades inherentes en las academias segregadas racialmente. Oliver Brown, el demandante en la situacion titular, deseaba mandar a su hija, Hermosa, a una escuela para blancos en su distrito. En 1954, la Corte Suprema de EE. UU. rigió unánimemente que segregar las academias era inconstitucional. Por consiguiente, todas y cada una de las academias públicas han de estar incorporadas racialmente.

Ruby Nell Bridges, de seis años, fue la primera estudiante negra en ayudar a una escuela para blancos, la escuela principal William Franz en Louisiana, tras el fallo de la Corte Suprema. Alguaciles estatales escoltado Puentes; 1964 de Norman Rockwell cuadro, El inconveniente con el que todos vivimos es un tributo a la primera caminata de Bridges a su novedosa escuela. Pasó su primer día en la oficina, a fin de que los integrantes del personal tengan la posibilidad de cuidarla de los irascibles progenitores blancos que retiraran a sus hijos de la escuela en queja. A lo largo de su primer año escolar, le enseñaron en un salón de clases en el que ella era la única pupila. Además de su profesora, su aliado mucho más próximo era un sicólogo que la escuela contrató para monitorear su salud sicológica, que se vio perjudicada de manera negativa por las amenazas de crueldad contra Bridges y el ostracismo de su familia por la parte de su red social. En 1999, Bridges estableció la Fundación Ruby Bridges. El funcionario de la fundación lema esto es, “el racismo es una patología de los mayores y debemos dejar de emplear a nuestros hijos para propagarlo”. Quizás la vida de absolutamente nadie encarna esa verdad mejor que la de Ruby Bridges.

4. Fred Hampton

Sociedad Nacional para el Adelanto de las Personas de Color y Celebración de la pantera negra El integrante Fed Hampton fue un orador dinámico y un activista destinado a los derechos civiles. Su aptitud para ordenar distintas alianzas fue en especial importante para las dos organizaciones. Hampton’s Rainbow Coalition: una oración acuñada por el Reverendo Jesse Jackson – incluyendo el Alumnos por una sociedad democrática (SDS), la pandilla callejera Blackstone Rangers, y la organización puertorriqueña, la Jóvenes lores nacionales. Hampton era tan respetado que negoció públicamente una tregua entre bandas callejeras oponentes.

En el momento en que Hampton era presidente de la sección de Chicago, Illinois, del Partido Pantera Negra, el partido se encontraba bajo la supervisión de la Oficina Federal de Indagaciones de los USA. El 4 de diciembre de 1969, policías asaltado Hampton, de 21 años, y le disparó mientras que dormía. Cámaras de mano expuesto la afirmación falsa, repetida por la policía local, el FBI y el gobierno federal de los USA de que Hampton se encontraba armado y disparaba a los agentes de policía en el momento en que murió. Según Jeffrey Haas, un letrado que representado de manera exitosa sobrevivientes del tiroteo, los agentes de policía dispararon de 90 a 99 ocasiones.

El integrante del Partido Pantera Negra, Mark Clark, disparó una vez, probablemente tras recibir una herida de bala mortal en el corazón. Ni Hampton ni su novia sobreviviente, Deborah Johnson (en este momento Akua Njeri), dispararon. Desde ese momento, las fuerzas del orden han aceptado irregularidades en la desaparición de Hampton y el 4 de diciembre en este momento se conoce como Fred Hampton Day en Chicago. A pesar de que los líderes de derechos civiles todavía lamentan la pérdida de Hampton y su promesa desperdiciada como activista, la situacion judicial que prosiguió a su muerte fue una victoria primordial para los que protestaban. crueldad policial contra la multitud de color.

3. Ida B. Wells

De la misma Frances Harper, la periodista, abolicionista y sufragista Ida B. Wells se comprometió a fomentar la igualdad de género y raza en su pelea por los derechos civiles. Empleó su visibilidad como periodista para condenar públicamente la práctica de linchamiento. Wells tuvo mucho más éxito que Harper en soportar los intentos de los activistas blancos de asegurar su situación como mujer de color. En 1913, Alice Paul, un líder sufragista blanco que había sufrido varios arrestos y alimentaciones forzadas Gracias a sus manifestaciones por el derecho al voto de las mujeres, organizó una marcha por el voto femenino. Paul aguardaba que la marcha enfatizara los logros históricos de las mujeres.

Como cuáquera, nuestra Paul pensaba que todos y cada uno de los humanos eran iguales. Lamentablemente, ella no honró sus especiales al planear la marcha. Prohibió a Wells dirigir a las mujeres de color en la marcha, por el hecho de que pensaba que el acompañamiento público de Wells al voto femenino podría lograr que los hombres y mujeres blancos simpatizaran menos con la causa. Wells aguardó hasta el momento en que empezó la marcha, entonces dirigió sus compañeras sufragistas de color en la sección del desfile que representa a su estado, Illinois.

2. Mamie Till

Mamie Till no es un nombre familiar. Ella jamás se paró en un podio ni marchó por las calles. Es Emmett Till, El hijo de 14 años de Mamie, cuyo nombre se realizó familiar para los estadounidenses una vez que fue acusado falsamente de silbar a una mujer blanca que trabajaba tras el mostrador de una tienda. Esa noche, 2 hombres, entre los cuales era el marido del mercader, arrastraron a Till fuera de la vivienda de su tío para mutilarlo y matarlo, antes de desechar su cuerpo en un río local.

En contraste a su hijo, Mamie Till vivió para cumplir su promesa. Su rigurosa madre se encontraba resuelta a asegurar que las ocasiones de su hija no se puedan ver limitadas por las políticas socioculturales y sociopolíticas racistas estadounidense. Mamie Till fue la primera mujer negra en su escuela secundaria para realizar el cuadro de honor y la cuarta en graduarse. Su resistencia se descubrió al público estadounidense en 1955, en el momento en que dejó una ataúd abierto en el funeral de su hijo. Los asesinos de Emmett Till fueron exculpados por un jurado totalmente blanco, pero 50.000 débiles se lamentaron con Mamie Till al lado del cuerpo golpeado de su hijo. Su acto de valentía al enseñar los actos brutales de los atacantes de Emmett Till a los medios estadounidenses galvanizó la movimiento de derechos civiles.

1. Medgar Evers

Como el primer secretario de campo de Mississippi Para el NAACP, Medgar Evers reguló manifestaciones, organizó boicots y registró votantes. Evers se alió por vez primera con la NAACP en 1954, en el momento en que él y la organización demandaron a la Facultad de Mississippi por negarse a llevar la petición de Evers a la capacitad de derecho. Perdió la demanda, pero esa experiencia solidificó su deber de batallar por la igualdad de derechos para la gente de color. Se tomó seriamente las muertes violentas de hombres negros aun en el momento en que su país no lo haría. Estudió el homicidio de Emmett Till, entre otros muchos. Evers fue ejecutado a la edad de 37 años por un segregacionista en 1963.

Tras 2 juicios errados y un jurado colgado, el asesino de Evers al final fue juzgado con novedosas pruebas y convicto en 1994. Por muy lacerantes que sean, los últimos instantes de Evers no son su legado. Como la desaparición de Emmett Till, Medgar Evers galvanizado el movimiento de derechos civiles, inspirando acompañamiento público para la Ley de derechos civiles de 1964. La viuda de Evers estableció el Centro Medgar y Merlie Evers, una organización establecida para honrar el deber de la pareja de producir un cambio popular. En 2016, la vivienda de Evers fue proclamado un monumento nacional.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *