Diez de los terremotos más devastadores de la historia

Los terremotos no son un fenómeno extraño. Se calcula que la Tierra es llamada de atención por cerca de quinientos mil de terremotos todos los años. La mayor parte están agrupadas cerca de las líneas de falla que dividen las placas tectónicas de la Tierra, pero otras se forman mucho más intensamente en el mantón y tienen la posibilidad de agredir en cualquier lugar de este mundo.

La mayor parte de estos terremotos no ocasionan daños y no tienen la posibilidad de advertirse sin un equipo especializado. Los enormes terremotos son sensiblemente mucho más extraños, lo que es una suerte, en tanto que tienen la posibilidad de ocasionar una enorme destrucción a enormes distancias, hacer sunamis fatales e inclusive desatar erupciones volcánicas.

En esta lista, examinamos 10 de los terremotos mucho más asoladores nunca registrados.

10. Terremoto de Valdivia de 1960

En 1935, un sismólogo estadounidense de nombre Hables Richter inventó el popular Escala de intensidad de Richter. Al medir las lecturas sismográficas y después cruzarlas con la distancia a la perturbación sismográfica, fue viable medir la intensidad de un terremoto.

La escala de Richter incrementa exponencialmente, con lo que una intensidad de 7.0 no es solo un tanto mucho más grande que un terremoto de intensidad 6.0, es diez ocasiones mucho más grande. Y una intensidad 8.0 es de nuevo diez ocasiones mucho más vigorosa que una 7.0.

Con bastante, el terremoto mucho más grande nunca medido, y con bastante distancia, fue el de 1960 Terremoto de Valdivia en frente de las costas de Chile.

Este mega terremoto se midió en un colosal 9.5 en la escala de intensidad, liberando precisamente exactamente la misma energía que 100 millones de toneladas de TNT. Verdaderamente sacudió a todo el mundo, con las ondas de choque viajando hasta el núcleo colado de la Tierra.

Desencadenó sunamis que viajaron mucho más de 10,000 millas a través del Océano Pacífico, matando a cientos y cientos de personas en sitios tan lejanos como El país nipón, Hawai y Australia.

Chile se encontraba mucho más cerca del epicentro y padeció lo malo de la devastación. No obstante, por fortuna, las ubicaciones mucho más perjudicadas estaban escasamente pobladas. Mucho más de 5.000 personas perdieron la vida y un par de millones mucho más se han quedado sin hogar, pero dada la ferocidad del terremoto, esto podría ser bastante peor.

9. Terremoto de San Francisco de 1906

El infame Falla de San Andrés recorre prácticamente 800 millas de manera directa a través del estado estadounidense de California. Forma la barrera entre 2 de las placas tectónicas mucho más enormes que dividen la área de la Tierra. California está ciertamente sentada sobre una bomba de tiempo.

Nada de esto fue extensamente comprendido por los habitantes de San Francisco en el momento en que se despertaron ferozmente poco tras las 5 am del 18 de abril de 1906. La tierra se sacudió a lo largo de prácticamente un minuto en un terremoto que se calcula que fue de en torno a 8 en la escala de Richter. .

Pese a lo mortal que fue el terremoto, los incendios que ardieron en San Francisco a lo largo de tres días provocaron la mayor pérdida de vidas. Con las cañerías de agua rotas en la localidad, los bomberos lucharon por supervisar los incendios y se destrozaron enormes extensiones de la región.

Mucho más de 3.000 personas fallecieron y la impactante proporción de 400.000 han quedado sin hogar. La reconstrucción de la región en ruinas costó precisamente $ 400 millones, lo que equivale a cerca de $ 10 mil millones en dinero de el día de hoy.

8. Terremoto de Sichuan de 2008

Hasta hace poquísimo Beichuan era una localidad próspera en el centro de China. En este momento es un pueblo espectro, sus inmuebles en ruinas y sus pobladores fallecidos o resituados. Cerca del 80% de las construcciones de Beichuan fueron destrozados en el Terremoto de Sichuan de 2008. El daño fue tan riguroso que el gobierno decidió no reconstruir la localidad. En este momento se mantiene prácticamente precisamente como se encontraba justo después del desastre y sirve como una atracción turística macabra.

Más allá de que Beichuan fue el mucho más perjudicado, la destrucción se extendió por un área considerablemente más extensa. Se estima que en torno a 87.000 personas perdieron la vida y prácticamente quinientos mil mucho más se han quedado sin hogar. Varios inmuebles públicos, dentro múltiples academias, colapsaron con una pérdida importante de vidas, lo que dejó al descubierto los estándares de construcción deficientes.

China tiene la segunda economía mucho más rica de todo el mundo, pero el terremoto de intensidad 7,9 ocasionó bastante destrucción para obligar al gobierno chino a ofrecer el paso un tanto vergonzoso de pedir asistencia extranjera para asistir en los sacrificios de reparación y socorro.

7. El enorme terremoto de Kanto

Golpeado por hasta 1.500 terremotos de año en año, El país nipón se encuentra dentro de los puntos calientes del mundo para la actividad sísmica. Es por tal razón que El país nipón se convirtió en el nación mucho más lista en el mundo. Los simulacros de urgencia se practican de forma regular, la ley pide que las edificaciones nuevos sean resistentes a los terremotos e inclusive hay una app de alarma temprana incluida con cada teléfono capaz.

En el momento en que una enorme terremoto golpeó Tokyo y sus aledaños el 1 de septiembre de 1923, las cosas eran muy dispares. La mayor parte de las construcciones nipones de la temporada estaban hechos de papel y madera. No tenían ninguna oportunidad contra un terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter.

Para empeorar las cosas, el terremoto se causó al mediodía, justo en el momento en que varios nipones encendían fuego para cocinar sus comidas. La conflagración final fue tan intensa que derritió el metal y se cobró una cantidad enorme de vidas. Las llamas absorbieron oxígeno del área circundante, creando tormentas de fuego muy similares a las construídas por los bombardeos de abrazo de la Segunda Guerra Mundial. Unas 44.000 personas procuraron cobijo a riberas del río Sumida. Solo en torno a 300 de ellos subsistieron una vez que un muro de llamas los barrió.

No se sabe el número final de fallecidos, pero se estima que mucho más de 140.000 personas perdieron la vida en el desastre. Quinientos mil mucho más se han quedado sin hogar. Aun se ha sugerido que el desastre agotó a El país nipón de su optimismo y asistió a encaminarla hacia un gobierno autoritario violentamente nacionalista.

6. Enorme terremoto de Tohoku

El 11 de marzo de 2011, los sismómetros registraron entre los terremotos mucho más enormes nunca registrados. Ochenta millas al este de El país nipón, la falla entre 2 placas tectónicas se deslizó un récord de cincuenta metros. Liberó fuerzas tan enormes que cambió la inclinación del mundo sobre su eje y acortó sus días en una fracción de segundo.

Registrado como un 8,9 en la escala de intensidad, el terremoto de Tohoku fue considerablemente más poderoso que el Enorme Terremoto de Kanto que había desencadenado tal devastación en El país nipón en 1923. La población de El país nipón en ese entonces era de unos 58 millones; en 2011 estuvo mucho más cerca de 130 millones.

Las defensas de El país nipón probaron ser iguales al terremoto en sí. En Tokyo y en otros sitios, los edificios se balancearon de manera preocupante siendo sacudidos ferozmente a lo largo de seis largos minutos. Es un testimonio de los rigurosos estándares de construcción nipones que ninguno se desmoronó, pero varios pobladores, sin embargo, de forma rápida reevaluó la sabiduría de vivir tan lejos del suelo.

No obstante, bastante peor se encontraba por venir. El terremoto había desarrollado una gran sunami, y corría hacia la costa a mucho más de 500 millas por hora, que es precisamente la agilidad de crucero de un avión de usuarios Boeing 737.

El gobierno japonés había invertido en esenciales defensas marítimas para protegerse contra tal eventualidad. Lamentablemente, la ola fue mucho mayor de lo pensado y sencillamente se estrelló contra las defensas.

Pese a los notables preparativos que había efectuado El país nipón, 22.000 personas fallecieron y los daños ascendieron a algo en la zona de 360.000 millones de dólares americanos.

5. El enorme terremoto de Lisboa

A lo largo de la primera mitad del siglo XVIII, Portugal se contó entre las considerables potencias de todo el mundo. El Imperio Portugués era entre los mucho más viejos de todo el mundo, enriquecido con los navíos cargados de oro y diamantes importados de sus colonias en América del Sur.

Esta prosperidad se vio llamada de atención el 1 de noviembre de 1755 en el momento en que el Reino de Portugal padeció entre los terremotos mucho más letales de la historia.

El terremoto en sí duró entre tres y seis minutos. Se sintió tan lejos como Finlandia, pero lo malo de la destrucción se centró en la localidad portuguesa de Lisboa. Precisamente 40 minutos una vez que el suelo dejase de tremer, los sobrevivientes presenciaron la excepcional vista del mar apartándose del puerto de la región. Entonces se confrontaron a la visión aún mucho más asombroso de de qué manera retornaba de manera rápida con apariencia de un sunami de nueve metros de altura.

Tras el terremoto y el sunami vinieron los incendios y, como en muchos catastrofes afines, fueron estos los que provocaron la mayor pérdida de vidas. Unicamente se puede acertar la llegada de la devastación. Posiblemente 100.000 personas hayan perdido la vida solo en Lisboa, con millones de víctimas mucho más en España y Marruecos.

El terremoto le costó a Portugal prácticamente la mitad de su PIB de forma anual, y el rey fue tan traumado le aterró pasar el tiempo en inmuebles amurallados, en vez de alterar su corte real a un complejo de tiendas de campaña. El trauma y la devastación aceleraron la desaparición de Portugal como enorme energía.

4. Terremoto de Haití de 2010

Países como los USA de América y El país nipón tienen el poder económico y el saber tecnológico para atenuar el encontronazo de todos y cada uno de los catastrofes naturales, salvo los mucho más desastrosos. La mayor parte de las naciones no son tan agraciadas y Haití es especialmente vulnerable.

Haití es el nación mucho más pobre en todo el hemisferio occidental y entre los mucho más depauperados de todo el mundo. Es azotado de manera regular por huracanes, ciclones y tormentas tropicales, y tiene la desgracia de estar peligrosamente cerca de no menos de 2 enormes fallas.

A lo largo de todo el siglo XX, Haití tuvo suerte. Padeció solo 2 terremotos de alguna nota y entre ellos se cobraron menos de 10 vidas. Eso cambió de forma desastrosa el 12 de enero de 2010.

La terremoto que golpeó a Haití a la primera hora de la tarde midió 7.0 en la escala de intensidad, que era grande pero no se aproximaba a la mucho más grande nunca registrada. No obstante, dado que el terremoto se causó solo a unas escasas millas bajo la área, conjuntado con la pobre infraestructura de Haití y la falta total de regulaciones de construcción, contribuyó a los espantosos daños y la pérdida de vidas.

3. Terremoto de Alepo en 1138

La Grieta del Mar Fallecido es el nombre que se le da a la línea de falla que divide las placas tectónicas de Arabia y África. Atraviesa Israel, Siria, Líbano y Jordon, y como entre las escasas fallas esenciales que no están en un espacio problema en el fondo de un océano, se encuentra dentro de las mucho más estudiadas de todo el mundo.

A lo largo de los últimos cientos y cientos de años, los terremotos visibles fueron una extravagancia en el Medio Oriente, pero en el siglo XII y principios del XIII, un conjunto de ellos se causó en el transcurso de un período temporal parcialmente corto. El terremoto de Alepo de 1138 fue el mucho más destructivo de todos y entre los mucho más asoladores de la historia.

1138 ahora fue un instante animado en la agitada historia de Oriente Medio. Las cruzadas estaban en pleno auge, con ejércitos cristianos invasores de Europa que procuraban despedir a los musulmanes de las Tierras Santas.

El terremoto de 1138 no logró distinción entre musulmanes y cristianos. La localidad de Alepo, un bastión musulmán, quedó prácticamente completamente destruida. Hasta entonces, varios fuertes y ciudadelas controlados por los cruzados cayeron al suelo. Se estima que algo en la zona de 250.000 personas han fallecido.

2. Terremoto del Océano Índico de 2004

A lo largo de las últimas 2 décadas hubo un incremento en el número de enormes terremotos en el mundo entero. Los científicos aún no están absolutamente seguros de por qué razón sería esto, pero el mucho más catastrófico de ellos fue el terremoto del Océano Índico de 2004.

El terremoto ocurrió bajo el Océano Índico el 26 de diciembre de 2004, y con una intensidad de 9.1 fue entre los mucho más poderosos nunca registrados. Pese a la enorme energía liberada, la localidad indonesia de Banda Aceh fue la única localidad que notificó daños.

Los científicos habían estado chequeando el terremoto, pero aún no sabían si había generado un sunami. Al tiempo que el Océano Pacífico Observación temprana sensores capaces de advertir sunamis, en 2004 no existía nada de ese tipo en el Océano Índico.

Treinta y 2 minutos tras el terremoto, el interrogante fue contestada en el momento en que el primero de una sucesión de sunamis golpeó Indonesia. En el lapso de seis horas, otros 13 países se vieron damnificados en lo que velozmente se transformó en entre los peores catastrofes naturales jamas visto. Mucho más de 220.000 personas fallecieron, quinientos mil mucho más padeció la destrucción de sus hogares y el valor del material se ha estimado en en torno a $ 15 mil millones.

1. Terremoto de Shaanxi de 1556

China tiene la distinción no deseada de haber sufrido los tres peores catastrofes naturales registrados. Los 2 primeros fueron las crecidas de agua de 1887 y 1931, al paso que el tercero fue el terremoto de 1556 basado en la provincia de Shaanxi en el nordoeste de China.

Los científicos que han estudiado el terremoto piensan que habría golpeado con una fuerza de cerca de 8,0 en la escala de intensidad y ocasionó una enorme devastación en un área colosal.

Más allá de que es realmente difícil conseguir cantidades exactas, se estima que mucho más de 800.000 personas perdieron la vida. Esto incluyó mucho más del 60% de la provincia de Shaanxi densamente poblada.

La presión construída fue tan enorme que en ciertos sitios licuefacción del suelo ocurrió. Este es un desarrollo por el que la tierra antes sólida consigue las características de un líquido, con secuelas catastróficas para cualquier cosa en la área. Aun las edificaciones mucho más firmemente construidos corren un grave peligro de colapso con sus cimientos tan dificultosamente en compromiso, y escasos inmuebles en la China del siglo XVI estaban bien construidos para comenzar.

China está atravesada por líneas de falla y fué golpeada por docenas de terremotos esenciales, varios de los cuales aun han superado el terremoto de 1556 en intensidad, pero el Terremoto de Shaanxi todavía es el mucho más mortal nunca popular en concepto de pura pérdida de vidas.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *