Diez razones por las que Finlandia tiene el mejor sistema escolar del mundo

Más allá de que es prácticamente irrealizable decir que las academias de solo una nación son las mejores de todo el mundo, un país que todo el tiempo se desempeña increíblemente bien en el Programa de evaluación de alumnos de todo el mundo (PISA) de matemáticas, lectura y ciencias, tienen la posibilidad de asombrar a varios. Finlandia, una pequeña nación de 5,5 miles de individuos, se posiciona regularmente entre los 5 mejores en esas categorías, lo que la transforma en el país con mejor desempeño educativo en Europa y entre los mucho más fuertes de todo el mundo. (Singapur, El país nipón y Corea del Sur asimismo tienen un óptimo desempeño, y China no presentó desenlaces afianzados para la prueba mucho más reciente). ¡¿Finlandia ?! ¡¿Qué?!

Este buen desempeño llevó a varios docentes a investigar las academias de Finlandia para intentar discernir la “salsa segrega”. Un producto resalta la sorpresa, el interés y, sí, la envidia que varios en el mundo entero sienten por el buen desempeño de los alumnos finlandeses. preguntando, “¿Por qué razón un país del tamaño de Nuevo México sobrepasa a USA en desempeño académico?” Ahora, enumeramos las diez causas primordiales por las que el sistema escolar finlandés genera desenlaces tan geniales.

10. Los pequeños tienen un óptimo comienzo

Una de las razones por las cuales las academias finlandesas tienen la posibilidad de tener un desempeño tan fuerte es que los pequeños en Finlandia llegan a la escuela con una base sólida. El gobierno finlandés tiene varios apoyos para contribuir a las familias, empezando con su popular “caja de bebe”Que tiene dentro ropa, libros y otros recursos para bebés a lo largo del primer año, que se da de manera gratuita a todas y cada una de las mujeres embarazadas de Finlandia. Los nuevos progenitores tienen una amplia y extensa ocasión de vincularse con sus bebés; las mamás reciben 4 meses de pago licencia de maternidady hay un periodo agregada de licencia de 6 meses libre para mamás o progenitores, asimismo con sueldo terminado.

Si los progenitores eligen por emplear la guardería, el gobierno subvenciona instalaciones con personal enormemente preparado (los profesores primordiales de guardería tienen títulos de licenciatura) con asistencia fundamentada en los capital para las familias; el valor máximo por niño es de $ 4,000 al año. El anterior a la escuela de día terminado es gratis y de alta definición, y es usado por la mayor parte de los progenitores finlandeses, lo que quiere decir que en el momento en que los pequeños empiezan la escuela a los 7 años, lo hacen con una base incesante. Enseña uno Funcionario de educación finlandés, “Lo observamos como el derecho de todo niño a tener guardería y anterior a la escuela. No es un espacio donde dejes a tu hijo mientras que trabajas. Es un espacio a fin de que su hijo juegue, aprenda y lleve a cabo amigos “.

9. Profesores de primer nivel con una gran capacitación

En Finlandia, la docencia se considera una carrera muy deseable; los instructores son vistos a la par de otros expertos, como abogados y médicos. Una maestría fundamentada en la investigación (completamente pagada por el gobierno finlandés) es un requisito previo para un puesto de instructor, y la rivalidad para ser recibido en los más destacados programas de enseñanza puede ser feroz. Uno reportes del instructor que en 2012, la Facultad de Helsinki recibió mucho más de 2.300 peticiones para las 120 plazas de su programa de capacitación de instructores de escuela principal.

El requisito de una maestría quiere decir que los instructores finlandeses normalmente tienen entre 5 y 7,5 años de preparación didáctica por sus permisos antes de ser causantes de regentar su clase. Gracias a que los profesores recibieron una capacitación larga para sus funcionalidades, es mucho más posible que vean la docencia como una profesión para toda la existencia, y la sociedad finlandesa les entrega a los profesores una situación de respeto y prestigio, que paralelamente les deja llevar a cabo su trabajo de forma aún mucho más eficaz.

8. Altos escenarios de autonomía enseñante

Tener una fuerza enseñante compuesta por los más destacados y los mucho más refulgentes, extensamente educados para sus permisos, provoca que sea simple para el gobierno (y la sociedad) finlandeses dar a los profesores una enorme autonomía en sus salas. A los instructores se les da mucha independencia para poner a prueba enfoques renovadores de la instrucción, como desarrollar un plan de estudios de “matemáticas al aire libre” o asociarse con otros profesores para usar una composición de enseñanza fundamentada en equipos.

En comparación con los instructores de otros países, como los USA, los instructores finlandeses por norma general pasar el menor tiempo en el sala que sus contrapartes extranjeras, al tiempo que un profesor de escuela secundaria en los EE. UU. puede dedicar 1.080 horas a la enseñanza en el lapso de un año escolar de 180 días, un profesor de escuela secundaria finlandés dedicará en torno a 600 horas a la enseñanza a lo largo del mismo periodo. Este tiempo agregada proporciona a los instructores finlandeses mucho más tiempo para desarrollar novedosas tácticas de enseñanza y para valorar y contestar individualmente a las pretensiones de estudio de sus estudiantes.

Más allá de que Finlandia tiene un marco educativo nacional, es claramente corto: las misiones nacionales de matemáticas para los grados 1-9 llenan solo 10 páginas. La mayor parte de las resoluciones sobre el plan de estudios se toman a nivel local, por profesores y directivos, y los profesores y alumnos son evaluados de forma integral por sus compañeros y directivos. Los profesores finlandeses normalmente tienen mucho más independencia en el contenido de su instrucción y la manera en que la dan, que la mayor parte del resto profesores en el mundo entero.

7. Fondos suficientes para contribuir a los alumnos enclenques a ponerse cada día

Ciertos críticos de la extensa aplicabilidad de las tácticas educativas de Finlandia apuntan la población parcialmente homogénea de Finlandia y la carencia de otros inconvenientes con los que se combaten los alumnos en sus academias. De alguna forma llevan razón; La desprendida red de seguridad de Finlandia quiere decir que aun los pequeños mucho más pobres de Finlandia no están sujetos a ciertas restricciones de la pobreza: prácticamente todos los pequeños finlandeses pueden entrar a alimentos, vivienda y atención médica correctos. No obstante, la población de Finlandia es poco a poco más diversa (4% nacidos en el extranjero desde 2011), con ciertas academias compuestas por mucho más del 50% de pequeños inmigrantes, y las academias de Finlandia sobrepasan a las de sus vecinos norteños con demografía de población afín.

Entre los causantes que asiste para las academias finlandesas a desempeñarse tan bien es el enfoque nacional en conseguir la igualdad, tanto entre las academias como entre los alumnos. En el momento en que los alumnos tienen adversidades, el estado se apura a proveer elementos para asistirlos a ponerse cada día, una misión que los profesores adoptan. Como un profesor finlandés cuya escuela atiende eminentemente a alumnos inmigrantes lo pone“Los pequeños de familias adineradas con mucha educación tienen la posibilidad de ser enseñados por profesores estúpidos. Procuramos capturar a los alumnos enclenques. Está en lo profundo de nuestro pensamiento “.

Cerca del 30% de los pequeños finlandeses van a recibir algún género de asistencia agregada antes de la escuela secundaria. Las academias que atienden a ciudades con enormes pretensiones (como varios alumnos de ESL) reciben fondos auxiliares de “discriminación efectiva” para profesores y consejeros auxiliares. La meta es educar a todos y cada uno de los pequeños, aun esos con pretensiones destacables, en exactamente las mismas salas ordinarias (ciertos alumnos de ESL en un inicio tienen la posibilidad de recibir clases de inmersión temporal en el idioma y los alumnos con discapacidades inusuales tienen la posibilidad de recibir educación fuera de las salas ordinarias).

Los salones de clase no se rastrean ni se clasifican por nivel de capacidad, lo que garantiza que los estándares y esperanzas para los alumnos sean altos en todos y cada uno de los salones y que todos y cada uno de los profesores estén listos para trabajar para contribuir a los alumnos con adversidades a ponerse cada día con sus compañeros de clase. Este énfasis en la igualdad merece la pena; a estudio reciente halló que Finlandia tenía la diferencia mucho más pequeña entre sus alumnos mucho más enclenques y sus alumnos mucho más fuertes de cualquier país de todo el mundo.

6. Los profesores no enseñan para el examen (pues no hay un examen)

Más allá de que los pequeños finlandeses frecuentemente poder las mejores puntuaciones En las pruebas de todo el mundo de matemáticas y lectura, las pruebas estandarizadas no forman una parte del sistema educativo finlandés. La única prueba estandarizada obligatoria para los alumnos finlandeses llega en el final del último año de la escuela secundaria. Antes de eso, probablemente halla pruebas opcionales a nivel de distrito, pero los desenlaces no se hacen públicos y los profesores, las academias, los progenitores o los medios no los destacan.

La carencia de énfasis en las pruebas estandarizadas quiere decir que los profesores finlandeses tienen una enorme elasticidad en la manera en que estructuran sus enseñanzas (esto es, un profesor de escuela principal puede enfocarse primordialmente en ciencias una semana, si los pequeños semejan estar singularmente en compromiso con los temas en cuestión) y la independencia de valorar el avance de sus alumnos usando métricas mucho más personalizadas. Al debatir los regímenes de exámenes al estilo estadounidense y la iniciativa de usar los desenlaces de los exámenes estandarizados para valorar a los profesores, un directivo finlandés detalla como esta iniciativa es un anatema para la civilización didáctica finlandesa, y añade: “Si solo mides las estadísticas, pierdes el aspecto humano”. Un funcionario del Ministerio de Educación aun minimiza el éxito de los alumnos de Finlandia en las pruebas de todo el mundo, diciendo, “No nos encontramos muy apasionados [in the test results]. No es de lo que se habla “.

5. Los pequeños empiezan la escuela tarde

Esto puede parecer contradictorio: ¿de qué forma puede una menor proporción de academias generar mejores desenlaces? Finlandia revela que es viable: pequeños en Finlandia no comiences la escuela hasta los 7 años (si bien el anterior a la escuela prácticamente universal empieza a los 6 años).

Precisamente, las opciones de guardería y anterior a la escuela subsidiadas de alta definición significan que, a pesar de que los pequeños finlandeses empiezan la escuela tarde, empiezan a estudiar de forma informal y a prepararse para la escuela bastante antes. No obstante, antes de los 7 años, el énfasis está en estudio en fase de prueba, a través del juego y el movimiento. Salvo que los pequeños hagan ver interés y predisposición, no se estima que aprendan a leer en el jardín de infantes, un enfoque compuesto por indagaciones que detallan una falta de provecho en un largo plazo para los pequeños a quienes se les enseña a leer en el jardín de infantes.

Un directivo finlandés asegura que este enfoque relajado del estudio se amolda mejor a las pretensiones y capacidades de sus estudiantes mucho más jóvenes. diciendo, “No contamos prisa. Los pequeños aprenden mejor en el momento en que están preparados. ¿Por qué razón estresarlos? ” Los pequeños son mucho más contentos y, gracias a que todas y cada una de las academias finlandesas distribuyen esta filosofía, a los progenitores finlandeses no les preocupa que sus hijos se estén quedando atrás de sus compañeros en concepto de adquisición de capacidades.

4. La alegría y el juego son una parte del plan de estudios

Arja-Sisko Holappa, consejera de la Junta Nacional de Educación de Finlandia, resalta la relevancia que las academias finlandesas dan al disfrute del estudio de los pequeños. señalando, “Hay un viejo dicho finlandés. Esas cosas que aprendes sin alegría las vas a olvidar de forma fácil “. Según esa filosofía, cada escuela finlandesa tiene un equipo de confort encargada de fomentar la alegría infantil en la escuela. Aparte de las clases estándar de lenguaje, matemáticas y ciencias, los pequeños asisten a una extensa selección de clases auxiliares en segundos lenguajes, educación física, artes y manualidades, ética y música. Entre clases, los pequeños son mandados afuera a lo largo de 15 minutos de juego libre, hasta 4 ocasiones cada día, con independencia del tiempo. Los progenitores y profesores finlandeses ven estos paseos no estructurados como una sección precisa del desarrollo de estudio.

El enfoque en la alegría se prolonga alén del sala. Más allá de que la labor cambia según el profesor, los pequeños finlandeses normalmente completa menos labor que sus pares en otros países desarrollados, dándoles mucho más tiempo para jugar y alegría en el momento en que llegan a casa de la escuela asimismo.

3. Todos asisten a la escuela pública

Entre los mucho más poco comunes y ciertos afirmaríanEl aspecto mucho más pasado por prominente del sistema escolar finlandés es la asistencia prácticamente universal a las academias públicas. Hay muy escasas academias independientes en Finlandia, e inclusive aquellas tiene financiación pública y no tienen la posibilidad de cobrar matrículas. Pasi Sahlberg, funcionario del Ministerio de Educación de Finlandia y creador de Enseñanzas de finlandés: ¿Qué puede estudiar el planeta del cambio educativo en Finlandia? apunta este aspecto, tal como la inclinación cultural finlandesa a apreciar la cooperación sobre la rivalidad, como una de las razones por las cuales las academias de Finlandia son tan sólidas.

En Finlandia, todo el planeta está puesto en compromiso con el éxito y la calidad de las academias públicas del país. Algo que marcha bien en una escuela se comparte de manera rápida con otras, tal es así que las mejores prácticas logren llegar a todos y cada uno de los alumnos, pues las academias no se aprecian a sí mismas rivalizando por los alumnos o los puntajes de las pruebas. En la práctica, no hay forma de decantarse por salir verdaderamente del sistema de academias públicas en Finlandia, con lo que todos están del mismo modo en compromiso con la calidad de las academias (en contraste a numerosos países desarrollados, donde las academias públicas compiten con las academias privadas por los alumnos, los instructores y la financiación).

2. Los pequeños finlandeses tienen un futuro refulgente, amoldado a sus fortalezas y también intereses

El sistema escolar finlandés es extraordinariamente bueno para asegurar que los alumnos completen la escuela secundaria; 93% de los alumnos finlandeses se gradúan de una escuela secundaria vocacional o académica, una tasa que es de manera significativa mucho más alta que el de otros muchos países desarrollados. A los 16 años, los pequeños finlandeses, que estuvieron en exactamente las mismas “academias integrales” desde los 7 años, tienen la opción de proseguir con los programas de educación vocacional, que los organizan para trabajar en la construcción, la atención médica, los sitios de comidas y las áreas de trabajo asimismo. como ingreso a un centro politécnico, o para proseguir un programa académico, que los va a preparar para la facultad. Cerca del 43% de los alumnos escogen la ruta vocacional.

Los alumnos finlandeses que acaban la escuela secundaria saben que el estado va a pagar su educación de estudio en entre las 8 universidades nacionales de Finlandia (o en un centro politécnico para graduados de capacitación profesional). El 66% de los finlandeses prosiguen sus estudios superiores, entre las tasas mucho más altas de la UE.

1. Igualdad entre academias

Como demostró esta lista, el término de igualdad, esencial ya hace bastante tiempo en la civilización finlandesa, se encuentra dentro de las causas primordiales por las que sus academias tienen tanto éxito. Pero la iniciativa de igualdad en el sistema escolar finlandés va bastante alén de cerciorarse de que todos y cada uno de los pequeños tengan un óptimo comienzo en la vida y de trabajar de forma combativa para contribuir a los alumnos mucho más enclenques a ponerse cada día. Significa no solo reducir las diferencias entre los alumnos, sino asimismo significa reducir las diferencias entre academias, asegurándose de que todas y cada una de las academias de Finlandia sean del mismo modo sólidas.

¿Por qué razón es esencial que las academias finlandesas brinden desenlaces y elementos académicos tan afines? Impide las compras institucionales, en el momento en que los progenitores, gestores y profesores se concentran en academias de prominente desempeño, gustan elementos a academias “buenas” y crean una espiral de muerte para las academias mucho más enclenques, que pierden elementos, incluyendo los alumnos, mientras que los progenitores procuran más utilizadas opciones sus hijos y los más destacados profesores escapan hacia programas con mejores elementos. Un especialista en educación finlandesa equipara la decisión de escuela en los EE. UU. Con la de Finlandia, diciendo eso en en los USA, las academias tienen “exactamente la misma iniciativa de un mercado … Las academias son una tienda y los progenitores tienen la posibilidad de obtener lo que deseen. En Finlandia, los progenitores asimismo tienen la posibilidad de seleccionar. Pero las opciones son todas y cada una iguales “.

Gracias a esta iniciativa de igualdad, todos están estimulados a fomentar actualizaciones en general en el sistema educativo, en vez de ver la optimización escolar como un juego de suma cero, donde las academias compiten por ser las mejores. Asimismo quiere decir que aun en áreas socioeconómicamente desfavorecidas, donde las academias en otros muchos países son mucho más enclenques, las academias de Finlandia atienden a sus alumnos tan bien como a los de las áreas mucho más ricas del país.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *