Diez veces lloraron en el béisbol (y otros deportes)

Tabla de contenidos

  • 10. Dan Jansen, Juegos Olímpicos de Lillehammer 1994
  • 9. Wade Boggs, Juego 7, Serie Mundial de 1986
  • 8. Michael Jordan, Inducción al Salón de la Popularidad del Baloncesto de 2009
  • 7. Roger Federer, Abierto de Australia 2009
  • 6. Entrenador Herb Brooks, tras el “Milagro sobre hielo” en los Juegos Olímpicos de 1980
  • 5. Católico Ronaldo, Eurocopa 2016
  • 4. Se negocia con Wayne Gretzky, 1988
  • 3. David Luiz, Copa del Planeta de 2014
  • 2. Alegato MVP 2014 de Kevin Durant
  • 1. Lou Gehrig, 4 de julio de 1939

Entre los mas situaciones icónicas en Una liga propia es en el momento en que el entrenador Jimmy Dugan, interpretado por Tom Hanks, le chilla reiteradamente a un jugador angustiado: “No hay llanto en el béisbol”. Evidentemente, tal como hay llanto en la película, finalmente hay llanto en el béisbol real, tal como en otros deportes. Así sea que las lágrimas procedan de la alegría, la tristeza, la íra, el mal de una lesión o una combinación, el llanto fué una característica frecuente de varios de los capítulos mucho más trágicos de la historia del deporte. Ahora se detallan 10 instantes de deportes recordables y llenos de lágrimas …

10. Dan Jansen, Juegos Olímpicos de Lillehammer 1994

Las lágrimas en el medallero olímpico no son precisamente poco comunes, pero el patinador de agilidad Dan Jansen tuvo un sendero especialmente bien difícil hacia su medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Lillehammer 1994, con lo que en el momento en que se ahogó en el medallero, varios espectadores asimismo lo hicieron.

Los intentos olímpicos precedentes de Jansen no habían terminado bien. En los Juegos Olímpicos de Calgary de 1988, Jansen cayó en los acontecimientos de 500 y 1000 metros. Jansen, quien era entre los preferidos para ganar en las dos carreras, se encontraba bastante devastado por la desaparición de su hermana Jane, quien se encontraba peleando contra la leucemia, el día de su primer acontecimiento para lograr competir ciertamente. La imagen perdurable de él de los Juegos Olímpicos exhibe a Jansen con la cabeza entre las manos mientras que se prolonga sobre el hielo. Jansen asimismo se quedó corto en los Juegos Olímpicos de 1992 en Albertville, finalizando en cuarto rincón.

Los Juegos Olímpicos de 1994 se concretaban como otro fracaso para Jansen. Resbaló en la carrera de 500 metros, prueba donde fue favorecido y acabó octavo. Entonces, en el momento en que se lanzó al hielo para el acontecimiento de 1000 metros unos días después, las esperanzas no eran altas. No obstante, Jansen probó que todos estaban equivocados, finalizando primeramente, estableciendo un nuevo récord mundial y llevándose el oro. Jansen patinó una vuelta de la victoria con su hija, Jane (llamada de este modo por su finada hermana). En el momento en que subió al podio, los ojos de Jansen se llenaron de lágrimas a lo largo del himno del país de EE. UU. Y en el final de la música, levantó la mano derecha y miró hacia arriba, en saludo a su hermana, Jane.

9. Wade Boggs, Juego 7, Serie Mundial de 1986

Se vertieron muchas lágrimas en Boston en el momento en que los Medias Rojas perdieron la Serie Mundial de 1986 frente a los Mets de Novedosa York en el Juego 7. Los Medias Rojas habían ven a una huelga de ganar la serie en el Juego 6, pero perdieron su virtud, y al final el juego, en entradas auxiliares. En el Juego 7, los Sox volvieron a perder una virtud temprana y los Mets triunfaron la Serie. Los Medias Rojas, que no habían ganado una Serie Mundial desde 1918, deberían aguardar hasta 2004 para regresar a ganar el campeonato. Una vez que su equipo perdió la serie, el tercera base de los Medias Rojas, Wade Boggs lloró en el dugout, una imagen de pérdida que se transformaría en un símbolo icónico de la incapacidad de los Sox para sobrepasar el llamado “Maldición del Bambino, ”Aun en el momento en que estuvieron tentadoramente cerca de la victoria.

No obstante, si bien la mayor parte de los entusiastas de Boston compartieron la decepción de Boggs por la derrota, pocos sabían la razón completa de su demostración sensible. Solo 4 meses antes, la madre de Boggs había fallecido en un extraño incidente automovilístico. Boggs había canalizado su mal al béisbol, pero ha dicho que en el momento en que acabó el juego, “sabía que la última salida era la intención de tener que regresar a casa y tener que atravesar la puerta y no ver a mi madre. Eso me aplastó “.

8. Michael Jordan, Inducción al Salón de la Popularidad del Baloncesto de 2009

Esta imagen, del rostro manchado de lágrimas de Michael Jordan en su inducción al Salón de la Popularidad del Baloncesto en 2009, se transformaría en la cara que lanzó mil memes de “Crying Jordan”. ¿De qué se habla este meme? Bastante fácil: la cara de Jordan, mojado por las lágrimas, se superpondría al de cualquier persona que padeciera una pérdida pública. Al paso que las figuras deportivas, introduciendo Ronda Rousey y el caballo que quedó seguidamente en el Derby de Kentucky de 2016, eran especialmente propensos a recibir el régimen “Crying Jordan”, cantidades de política y cultura pop no se salvaron.

No obstante, mientras que Michael Jordan empezaba su alegato en el Salón de la Popularidad Con lágrimas de aparente agradecimiento por la cálida acogida que recibió de la multitud, el resto de su alegato adquirió un tono mucho más combativo. Jordan llamó a todos desde el entrenador que no lo puso en el equipo universitario y los players de la NBA que, según él, le brindaron el régimen de “congelación” a lo largo de su año de novato. Más allá de que la velada empezó con la cara que vendría a definirse como “Crying Jordan”, acabó en un tono que ciertos se caracterizaría como “ruin” y también “impropio de la estatura de Jordan”, con lo que la emoción que los espectadores recuerdan del acontecimiento puede depender de cuánto del alegato vieron verdaderamente.

7. Roger Federer, Abierto de Australia 2009

El segundo rincón en entre los acontecimientos de Grand Slam de tenis no semeja ser algo con lo que plañir, pero para Roger Federer, finalizar como subcampeón de Rafael Nadal en el Abierto de Australia de 2009 fue mortal. Ganar le habría tolerado a Federer igualar el récord de Pete Sampras de 14 títulos de Grand Slam en su trayectoria, pero Federer perdió frente Nadal en un partido largo que se extendió a lo largo de 5 series y mucho más de 4 horas.

Tras recibir la placa del segundo sitio, en la liturgia de trofeos, Federer se deshizo en gimoteos. asfixia, “Dios, me mata”, antes de distanciarse del micrófono. Tanto Nadal como Federer fueron muy afables tras este emotivo instante. Federer felicitó a su contrincante, diciendo: “Felicitaciones, jugaste increíble, te lo mereces, hombre”. Por su lado, Nadal, quien mencionó que ver la aplastante decepción de Federer le logró gozar menos de su victoria, le ha dicho a Federer: “Eres de los mejores de la historia” y mencionó que “ver a un enorme vencedor como Federer expresando su conmuevas ”elevó el deporte. Nadal fue clarividente para ser tan comprensivo, por el hecho de que 5 años después, Nadal asimismo establecerme llorando en tanto que acabó segundo en el Abierto de Australia.

6. Entrenador Herb Brooks, tras el “Milagro sobre hielo” en los Juegos Olímpicos de 1980

El juego de hockey estadounidense contra la Unión Soviética en la ronda de medallas de los Juegos Olímpicos de Lake Placid de 1980 fue un acontecimiento épico, uno que el veterano comentarista deportivo Len Berman haría caracterizar como, “El más destacable instante en la historia del deporte estadounidense”. El equipo de EE. UU., Conformado por players universitarios principantes, sorprendió al grupo soviético muy favorecido, los medallistas de oro defensores, con su 4-3 victoria en semifinal. El llamado del juego de Al Michaels resaltó qué inesperado fue el resultado del juego que se conocería como el “Milagro sobre el hielo”: en el momento en que sonó la bocina final y se aseguró la victoria estadounidense, el comentarista deportivo chilló sobre la multitud dichosa: ” ¿Crees en milagros? ¡Sí!” USA derrotaría a Finlandia por la medalla de oro unos cuantos días después.

Hubo mucha emoción en el hielo, de la multitud y de los espectadores en el hogar en el momento en que el equipo estadounidense triunfó sobre los soviéticos. No obstante, un individuo se perdió claramente en la celebración: el entrenador de EE. UU. Herb Brooks. Brooks era popular por su duro liderazgo del equipo, aun requiriendo que sus players realizaran ejercicios hasta el agotamiento tras empatar a Noruega en un partido de exhibición. No obstante, una vez que su equipo sorprendiera al planeta con su actuación, el entrenador Brooks se dirigió al túnel en vez de comunicar la victoria. Riachuelos después correcto que se había dirigido al vestuario para plañir de alegría en privado, un extraño instante sensible de un hombre popular por su brusca personalidad pública.

5. Católico Ronaldo, Eurocopa 2016

https://www.youtube.com/watch?v=qMPudzN1HLc

Católico Ronaldo, un futbolista profesional que juega para el Real La capital de españa y la selección nacional de Portugal, es popular por sus sentimentales reacciones en el campo. Él tiene mostró frustración en el momento en que un compañero de equipo no ha podido pasarle un tiro a puerta y fue claramente (y audiblemente) molesto en el momento en que un compañero del Real La capital de españa falló un tiro libre. El compañero de equipo de la niñez de Ronaldo señaló que las pataletas fueron una sección perdurable del juego de los enormes del fútbol. Diciendo que Ronaldo era popular como “Cry Baby” por sus raptos.

No obstante, a lo largo de la final de la Eurocopa 2016, donde Ronaldo y la selección de Portugal que capitaneó se confrontaron a Francia, las conmuevas de Ronaldo han tomado la manera de lágrimas, en vez de íra. Tras una temprana lesión en la rodilla, Ronaldo procuró reiteradamente reincorporarse al juego, pero a lo largo del minuto 24 del partido, por último aceptó que la lesión era bastante, sentándose y llorando. por último dejando el campo en camilla con la cabeza entre las manos. Ronaldo, quien había dicho aguardaba estar “llorando de alegría” en el momento en que Portugal ganó su primer Campeonato de Europa lloraba de mal y frustración. No obstante, Ronaldo al final lograría su deseo. En el momento en que su equipo venció 1-0 a Francia, un Ronaldo vendado fue con la capacidad de tomar el campo y comparte sus lágrimas triunfantes con su equipo y con el planeta.

4. Se negocia con Wayne Gretzky, 1988

En el momento en que Wayne Gretzky fue cambiado de los Edmonton Oilers a Los Angeles Kings el 9 de agosto de 1988, se realizó eco en el mundo entero apasionado del hockey. ESPN lo llama “El trueque más esencial en la historia del juego”. Aun se han escrito por lo menos unos cuantos libros sobre este trabajo, entre ellos Las lágrimas de Gretzky: hockey, USA y el día en que todo cambió. Más allá de que ese título puede exagerar tenuemente el encontronazo del canje, no cabe duda de que el movimiento de Gretzky (tal como los canjes que acompañan a Mike Krushelnyski y Marty McSorley, quienes asimismo fueron canjeados de los Oilers a los Kings) tuvieron un encontronazo duradero en la NHL.

En el momento en que Gretzky, entonces la estrella mucho más refulgente de la NHL, charló sobre el trueque, que había recibido, mencionó que se encontraba “decepcionado por tener que irse de Edmonton”, antes que las lágrimas lo inundaran hasta el punto de que no ha podido finalizar su declaración. Las secuelas de la novedad del trueque fueron importantes. El dueño de los engrasadores, Peter Pocklington, recibió “muchas amenazas de muerte”De los entusiastas enojados por haber vendido el” Great One “a un equipo de EE. UU. (La autobiografía de Pocklington tiene por nombre, Lo cambiaría nuevamente: sobre Gretzky, la política y la búsqueda del trato especial, lo que recomienda que todavía siente que tomó la resolución adecuada). Los políticos canadienses aun exploraron la legislación para sostener a su héroe deportivo al norte de la frontera. . No obstante, el trueque se hizo, y cualquier arrepentimiento que Gretzky pudiese haber sentido en la llorosa charla de prensa fue velozmente aliviado por su éxito en los Reyes y por el creciente interés en el hockey que fue impulsado por su traslado a un equipo con origen en USA.

3. David Luiz, Copa del Planeta de 2014

La derrota de Brasil frente Alemania en la ronda de semifinales del Mundial fue lo que un medio llamado, “La derrota mucho más asoladora en la narración de la Copa del Planeta”. Jugando en su lote en frente de una nación de entusiastas del fútbol agobiados por una victoria de la Copa del Planeta en su suelo, la selección de Brasil perdió 7-1 frente a la selección alemana en la peor derrota de una nación anfitriona de la Copa del Planeta. Asimismo fue la primera oportunidad que Brasil perdió un partido competitivo en el hogar. desde 1975y entusiastas del fútbol en todo Brasil reaccionó a la despiadado derrota con incredulidad, angustia y lágrimas.

El defensa David Luiz, quien fue el capitán de la selección de Brasil para el partido en sepa de Thiago Silva, quien había sido suspendido, personificó la sensación de pérdida de su país tras la aplastante derrota. Dejando el campo llorando, Luiz luchó por supervisar sus conmuevas una vez que lo separaron por un rato. entrevista. Entre lágrimas, reconoció que Alemania se había listo y jugado mejor y se excusó con todo Brasil por el desempeño mediocre de su equipo. diciendo, “Es un día realmente triste, pero asimismo es un día del que estudiar”.

2. Alegato MVP 2014 de Kevin Durant

En el momento en que Kevin Durant aceptó el máximo honor individual de la NBA en 2014, su alegato conmovedor de manera rápida se transformó en entre los mucho más recordables en la historia del deporte. Durant, quien se sintió abrumado por la emoción a lo largo de su alegato (aun preguntó en un instante, “¿Por qué razón estoy llorando tanto?”), Agradeció amablemente a prácticamente todos, alentando una salida para llamarlo “una celebración de amor de 25 minutos”. Durant, quien mencionó que “tuvo mucha asistencia” para llegar al nivel de JMV, agradeció a sus compañeros (aun a su contrincante Russell Westbrook, a quien le ha dicho: “Te amo. Te agradezco bastante. Me haces mejor”), entrenadores. , el plantel y los entusiastas de Oklahoma City, a quienes les ha dicho: “Muchas gracias por abrazarnos”.

No obstante, los instantes mucho más emocionantes del alegato de Durant llegaron en el momento en que charló sobre su familia, singularmente su madre, Wanda Pratt, quien crió a Durant y a su hermano como una madre soltera. Dirigiéndose a su mamá, que asimismo lloraba en ese instante, ha dicho:

“Se suponía que no íbamos a estar aquí. Nos hiciste opinar. Nos mantuviste distanciado de la calle. Pones ropa en nuestras espaldas, comida en la mesa. En el momento en que no comías, te asegurabas de que comiéramos. Te fuiste a reposar con apetito. Te sacrificaste por nosotros. Eres el auténtico MVP “.

En el momento en que Durant acabó su homenaje a su madre y concluyó el alegato, él y su madre no eran los únicos cuyos semblantes estaban atravesados de lágrimas.

1. Lou Gehrig, 4 de julio de 1939

En Lou Gehrig’s A lo largo de 17 temporadas en las Enormes Ligas, se ganó el alias de “Caballo de Hierro” por su desempeño fiable como bateador y primera base. Gehrig jugó en 6 equipos vencedores de la Serie Mundial y fue elegido un par de veces como el Jugador Mucho más Apreciado de la Liga De america.

No obstante, su instante mucho más inolvidable en el campo se causó una vez que su trayectoria como jugador va a llegar a un abrupto final en el momento en que el enorme beisbolista fue diagnosticado con ELA (que llegó a conocerse como patología de Lou Gehrig). Los Yanquis de Novedosa York honraron a Gehrig unas semanas una vez que dejase el béisbol, el 4 de julio de 1939. En el momento en que se completaron los homenajes a Gehrig, prácticamente no se rindió. el alegato que se transformaría en la dirección mucho más icónica en la historia del béisbol.

Abrumado por la emoción, Gehrig debió secarse las lágrimas y dialogar con el manager de los Yanquis, Joe McCarthy, antes que por último se acercara al micrófono y pronunció un alegato conmovedor que empezaba con las expresiones: “A lo largo de las últimas un par de semanas has estado leyendo sobre un mal reposo Tengo. No obstante, el día de hoy me creo el hombre mucho más favorecido sobre la faz de la tierra “. Más allá de que Gehrig ha podido contener las lágrimas el suficiente tiempo para agradecer a sus compañeros de juego, al personal y a la familia, en el momento en que Gehrig acabó diciendo: “Es posible que haya tenido un reposo bien difícil, pero tengo bastante con lo que vivir”, las lágrimas han comenzado a plañir. fluyendo libremente entre los players y entusiastas que vieron el alegato de Gehrig ese día de julio en el Yanqui Stadium.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *