El avión militar más legendario jamás construido

Los aeroplanos solo hay ya hace poco mucho más de un siglo, pero tienen una historia tan histórica como prácticamente algún otro proyecto en la historia de todo el mundo. Asimismo hay una razón para eso: su valor militar es bien difícil de sobreestimar. Por consiguiente, de la misma otros sistemas de armas, su avance fué sobrealimentado por los una cantidad enorme de millones de una cantidad enorme de millones de dólares americanos que los ejércitos de todo el mundo han invertido en ellos.

Puede agradecer nuestro deseo colectivo de no ser ejecutado por el otro lado por dado que pasamos de los biplanos Kitty Hawk a la área de la luna en el transcurso de solo una vida humana, y no nos detuvimos allí. Desde aeroplanos de combate hasta bombarderos y helicópteros de combate, pasando por transportes medivac y naves de reconocimiento, aquí está nuestra versión de varios de los mejores aeroplanos de guerra que nunca hayan volado …

9. Spitfire

De alguna forma, la Segunda Guerra Mundial funcionó como una cazuela a presión enorme para I + D, lo que forzó a los combatientes a invertir elementos en una apuesta interminable para sobrepasar al enemigo y tomar (o sostener) el beneficio. En el final de la guerra en los cielos, los primeros aeroplanos de combate estaban en desempeño y era viable achatar una localidad con una flota de bombarderos que podría tapar el sol. Pero escasos de estos aeroplanos de la guerra posterior consiguieron eclipsar la felicidad, la efectividad robusta y el muy elegante estilo del Supermarine Spitfire de la RAF.

El Spitfire, creado en 1936 y producido en masa desde 1938, fue un interceptor / caza monoplaza que eclipsó al mucho más basto RAF Hawker Hurricane a lo largo de la Guerra de Enorme Bretaña (julio-octubre de 1940) y se transformó en el primordial caballo de guerra de la RAF para el resto de la guerra, sirviendo en una gran pluralidad de permisos, incluyendo el reconocimiento fotográfico. La estructura exterior de este amado avión pocas veces modificaba, pero probó ser mucho más que con la capacidad de conducir variaciones de motor poco a poco más poderosos que fortalecieron de enorme manera su desempeño y alargaron su facilidad de uso en servicio. Como muchas de las armas mucho más fiables de la guerra, su empleo continuó tras el final del enfrentamiento y en la década de 1950 y mucho más allí (las fuerzas aéreas irlandesas lo emplearon hasta 1961). Actualmente, los entusiastas todavía vuelan los 60 activos sobrantes, y otros muchos, que carecen de motores, sirven como exhibiciones de museos populares.

8. Focke-Wulf 190

Este caza monoplaza, monomotor, blandido por la lengua alemana Luftwaffe a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, fue la perdición de la presencia aliada en los primeros años de la guerra. En altitudes bastante altas, era vulnerable a los interceptores, pero en altitudes bajas y medias superó aun al Spitfire antes citado de la RAF (en todo menos en el radio de giro, o sea) hasta el momento en que los británicos lanzaron la variación Mark IX. En el frente oriental, el FW-190 halló un veloz éxito temprano contra combatientes soviéticos obsoletos y sin armas, varios de los que fueron atrapados con los pantalones bajados en el suelo de todas formas.

La mayor parte de los ases de combate alemanes de la guerra volaron eminentemente este caza, pero no fue solo para riñas de perros: el poderoso motor radial 801 BMW del avión lo logró perfecto para salidas diurnas y nocturnas, escoltas de bombarderos y las 24 horas del día. incursiones en las fuerzas terrestres oponentes. Es extensamente considerado como de los mejores aeroplanos de combate de toda la guerra.

7. B-29 Superfortress

Con tecnología puntera como un sistema de tiro de torreta alimentado por PC y una cabina presurizada, y con un precio de $ 3 mil millones ($ 43 mil millones hoy en dia), la producción en masa de este 4 motores Enorme americano fue el emprendimiento de armas mucho más ambicioso y caro de toda la Segunda Guerra Mundial (superando el valor del Emprendimiento Manhattan en mil millones).

Asimismo se entregó con creces: ni los alemanes ni los nipones tenían una contestación correcta a las flotas de estos monstruos que oscurecían el cielo y que podían machacar una localidad esencial en escombros en cuestión de horas y regresar por segundos en solo unas escasas mucho más. Las variaciones del Silverplate B-29, desposeídas de todos y cada uno de los cañones de la torreta mucho más posterior para aligerar el peso, aun fueron escogidas a mano por el capitán Paul Tibetts para una misión particular hacia el desenlace de la guerra en el Pacífico. En el mes de agosto de 1945, una superfortaleza de este tipo, llamada Enola Gay, entregó la primera bomba atómica a Hiroshima, poniendo fin ciertamente a la guerra y marcando el comienzo de la era atómica.

6. Yo 262

Llegó tarde para cambiar el rumbo de la Segunda Guerra Mundial en pos de los alemanes, pero no tarde para atemorizar a los socios y cambiar la narración de la aviación para toda la vida. los Messerschmitt Me 262, apodado Schwalbe (‘golondrina’), fue el primer avión de combate operativo de todo el mundo. Fue desarrollado en los años precedentes a la guerra, pero los inconvenientes de producción y la priorización de otros proyectos aseguraron que no despegara ni entrara en servicio activo hasta abril de 1944, en el momento en que el Luftwaffe ahora era una cáscara humeante de su viejo yo. Aún de esta manera, derribó a prácticamente 600 aeroplanos socios del cielo antes del Día VE y, del mismo modo que los acorazados de la Guerra Civil estadounidense hicieron instantáneamente obsoletos a los buques de guerra de madera, acabó la era de los aeroplanos de ala única propulsados ​​por hélice solo unos años tras esos. había sustituido absolutamente a los biplanos.

Los socios no tenían contestación a esto (a pesar de que los británicos comenzaron con el Meteor a reacción en 1945), pero tenían elementos suficientes para sencillamente hostigar los Me 262 y las factorías que los generaban en tierra, lo que limitaba su eficiencia a escala estratégica ( que se vio dificultosamente obstruida por la escasez de comburente y pilotos de finales de la guerra). No obstante, en el momento en que las potencias aliadas victoriosas tuvieron tiempo de crear nuevos aeroplanos tras la guerra, es preferible que pienses que todo el ahínco se destinó a la producción de aeroplanos. Debemos darle las gracias al Me 262.

5. MiG-21

De la misma el AK-47, asimismo desarrollado por la Unión Soviética en la era de la Guerra Fría, el bajo valor de producción y el robusto y polivalente poder del Mikoyan-Gurevich MiG-21 lo transformó en entre los aeroplanos de combate supersónicos mucho más empleados y de mayor duración en la historia mundial. Décadas tras su vuelo inaugural, sus variaciones siguen sirviendo a muchas naciones que en algún momento estuvieron bajo la esfera de predominación soviética, y muchas (como India) que no lo estaban. A lo largo de la Guerra de Vietnam, el MiG-21 se transformó en una espina enloquecedora en el costado de la Fuerza Aérea de los EE. UU., Que dependía del F-4 Phantom, mucho más adelantado pero mucho más molesto.

En las tácticas de cuajo y fuga de “una pasada y después arrastrar el trasero”, los pilotos norvietnamitas tendían una emboscada a las formaciones estadounidenses con MiG y salían disparados antes que USA pudiese contraatacar. El MiG prosigue empleándose en enfrentamientos en el mundo entero, como la Guerra de los Seis Días (1967) entre Israel y una coalición árabe, la Guerra Van a ir-Irak y múltiples enfrentamientos africanos cerca del Cuerno. Aun todavía se encontraba en empleo en las guerras civiles de Libia y Siria en la última década. Su desempeño con relación a otros aeroplanos ha disminuido conforme la tecnología ha mejorado, por supuesto, pero su largo historial de servicio es un testimonio de su ingeniería.

4. U-H1

Este helicóptero tenía orígenes bastante humildes. En la década de 1950, el Ejército de los EE. UU. Requería un helicóptero de evacuación médica / herramienta general fácil y escogió el Bell 204, una nave de un solo eje, propulsada por turbina con un rotor primordial de 2 zapas, de entre 20 diseños en rivalidad. Añada actualizaciones suficientemente sencillos para contrarrestar los inconvenientes iniciales de espacio y energía de la cabina de Bell y va a tener el HU-1: un caballo de guerra fácil y de forma fácil personalizable que puede ser útil para todo, desde sus funcionalidades de diseño inicial como un helicóptero de transporte médico hasta una cañonera combativa. El ejército lo llamó los iroqueses.

No obstante, sus tripulaciones y las fuerzas terrestres al lado de las que vio la acción arrastraron su designación HU-1 con un alias cariñoso: el “Huey”. Si en algún momento hubo un helicóptero mucho más icónico, todavía no lo hemos encontrado. En verdad, entendemos que es el diseño mucho más icónico de siempre debido sencillamente al hecho de que es lo primero en lo que opínan la gente en el momento en que escuchan la palabra ‘helicóptero’.

3. SR-71

Empezó como un emprendimiento negro (esto es, enormemente clasificado) ordenado por el ejército estadounidense y realizado por Lockheed (antes de Martin) y su división Skunk Works. Entonces, de 1964 a 1999, la SR-71 Blackbird tomó vuelo muy sobre donde el ojo desvisto o aun las instalaciones de radar destacadas podrían advertirlo. Asimismo fue veloz. En verdad, su agilidad máxima de Mach 3+ fue entonces veloz que si detectara un misil tierra-aire entrante, no desplegaría antiaéreos o trozos de metal que confunden la meta como se ve en las películas, o aun efectuar maniobras evasivas. En cambio, sencillamente se encogería de hombros y correr mucho más que el misil.

Para ser justos, se perdieron 12 de los 32 que se edificaron, pero ninguna de esas pérdidas se debió a la acción del enemigo (si bien el Vietcong lo procuró, prácticamente 800 ocasiones). En cambio, el único avión con la capacidad de remover el SR-71 fue nuestro Blackbird (resulta que una ingeniería suficientemente delicada necesita bastante cuidado). Bueno, eso y la política. Conforme se dispuso de otros aeroplanos espía, el valor y la naturaleza segrega del programa SR-71 hicieron que una gran parte del complejo industrial militar se volviese en contra suya. En 1998, fue retirado finalmente.

2. F-16

seguramente sepas el F-16 por su nombre habitual: el Fighting Falcon. No obstante, sus pilotos y tripulaciones, inspirados por su fachada serpentina y su semejante con un Battlestar Galactica barco del mismo nombre, llame a esta bestia robusta de un solo motor el ‘Viper’. Introducido a inicios de los años 70 una vez que las considerables pérdidas en Vietnam demostraran la necesidad de un caza de superioridad rápido, y una vez que la llamada ‘mafia de los cazas’ lograra fondos del Departamento de Defensa para un emprendimiento de este género, el F-16 (uno de múltiples Aeroplanos F) tiene un dosel de burbujas para mayor visibilidad, una palanca de control de montaje del costado, el primer sistema de control de vuelo relajado de seguridad estática / vuelo por cable (RSS / FBW) y un cañón M61 Vulcan de adentro (piense en una ametralladora).

Como caza de superioridad, es bien difícil de sobrepasar: es un avión multiusos supersónico, veloz, simple de maniobrar y que sigue en servicio en todo el mundo. En la Fuerza Aérea de los EE. UU., Los retrasos en nuestro programa F35-Lightning II de Lockheed Martin, desarrollado para sustituir una gran parte del brazo de combate de superioridad que existe del ejército, le dieron al F-16 una extensión de servicio. Eso nos comunica que, más allá de que el F-16 es posible que por el momento no sea el avión mucho más adelantado del cielo, es imposible ignorar su robusta confiabilidad.

1. AH-64

Lo que el HU-1 “Huey” fue para las Fuerzas Armadas de los EE. UU. A lo largo de la Guerra de Vietnam, el AH-64, mucho más generalmente popular como el apache, estuvo en prácticamente todos los enfrentamientos desde el cambio de milenio. Este helicóptero de ataque de doble turboeje con tren de aterrizaje tipo rueda de cola y una tripulación de 2 personas viene con 4 puntos de anclaje montados en pilón de ala corta para transportar armamento y recursos auxiliares mientras que está en vuelo, aparte del cañón de cadena de 30 mm situado cerca del tren de aterrizaje. Esa es bastante jerga técnica. Todo lo que es necesario para ti entender es que si ves a una de estas bestias de 4 hojas dirigiéndose hacia ti con la nariz apuntando hacia abajo, corre.

El Apache empezó a conocer una acción seria a lo largo de la Tormenta del Desierto, solo unos años tras su fabricación inicial, y desde ese momento ha sustituido al Cobra como la columna vertebral de la fuerza de helicópteros de ataque del Ejército de los EE. UU. No obstante, su historial de servicio no estuvo exento de inconvenientes, en tanto que los equipos de cuidado de manera frecuente están agotados con el cuidado de rutina y con múltiples Apaches derruidos por fallas y fuego enemigo. Pero los soldados estadounidenses atrapados en un tiroteo jamás se incordian al notar a uno balancearse para echar una mano.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *