El futuro de la energía: fuentes de energía que debemos esperar

Escuche, los comburentes fósiles fueron espectaculares. Han entregado tal abundancia de energía económica a lo largo del último siglo y el cambio que hemos montado su ola desde caballos y mosquetes hasta cohetes y también Internet. Pero hay gastos por quemarlos (ya conoces, como asimismo quemas el mundo). Conforme las desventajas empiezan más allá mucho más que las virtudes, queda clarísimo que la temporada del petróleo y el carbón llega a su fin de manera rápida.

El enfrentamiento sobre qué fuentes renovables podrían probablemente reemplazarlas (y en consecuencia meritan mucho más inversión pública) se estuvo librando a lo largo de años. Pero la energía del sol, eólica, hidroeléctrica y nuclear (fisión) son solo el comienzo. Resulta que una cosa que no Disponemos una escasez de ideas pasmosas para la producción de energía que logren, con los elementos correctos y la inversión pública, ser incluídas a lo largo de nuestra vida. Cosas como…

8. Desechos nucleares

Los reactores de fisión nuclear han existido desde hace tiempo, hoy en día dan precisamente el 20% de la energía estadounidense y probablemente van a ser un ingrediente central de cualquier plan de contestación climática debido al bajo daño de efecto invernadero que ocasionan. Opuestamente a la creencia habitual, asimismo son bastante seguros, puesto que accidentes como los viles catastrofes de Chernobyl y Fukushima son prevenibles y extraños. Pero hay un inconveniente que no es siendo exagerado, y ese es el desperdicios nucleares tema.

De hoy tecnología de agua rápida circunda las barras de comburente de uranio con bastante agua para ralentizar los neutrones y producir una reacción de fisión sostenible, pero solo una inaceptablemente ineficiente 5% de los átomos de uranio en las varillas se tienen la posibilidad de emplear antes que deban ser sustituidos. El 95% sobrante sencillamente se vuelca en una reserva en incesante desarrollo (90.000 toneladas y contando) con la que verdaderamente no entendemos qué llevar a cabo. Aquí es donde Reactor veloz entra la tecnología, que sumerge las varillas en sodio y, por consiguiente, puede cambiar esos números: empleando el 95% del uranio y solo tirando el 5% sobrante en vez de contribuir aún mucho más al caos de hoy. Si conseguimos sobrepasar el estigma político contra la energía nuclear, esta tecnología tiene un potencial real.

7. Fusión nuclear

Evidentemente, no debemos ceñirnos a la fisión en lo más mínimo. Cuando menos no en un largo plazo. Nuclear fusión, en el que las moléculas se mezclan en un reciente elemento usando un inmenso calor y presión, es mucho más seguro, apabulladoramente mucho más poderoso, limpio y también inofensivo para el medioambiente, y podría proveer energía abudantemente bastante para publicar a la raza humana al género de futuro que solo soñó en Los Supersónicos. Tristemente, ahora mismo no es moco de pavo sostener reacciones de fusión enteramente positivas (lo que quiere decir que conseguimos mucho más energía de la reacción de la que debemos poner para desencadenarla) el suficiente tiempo a fin de que sean de manera comercial ejecutables.

Hay un viejo adagio que dice sobre el largo sendero que ha paseo la fusión y lo lejos que aún le queda antes que empecemos a implementarla: “la fusión nuclear es la fuente de energía del futuro, y siempre y en todo momento lo va a ser”. Es entretenido y un tanto deprimente, dado el gran potencial que siempre y en todo momento semeja estar a un paso de distancia. Pero entendemos que la fusión, el Beato Grial de la investigación sobre energías limpias, marcha. Solo requerimos ver las estrellas, que hay gracias a la fusión. Entonces, técnicamente, en tanto que ninguno de nosotros existiría sin el sol, tu asimismo lo haces.

6. Energía geotérmica

No obstante, por muy atractivos que sean la fusión y el viento, precisamente hay algo que decir sobre una fuente de energía que no es dependiente de costosas instalaciones de reactores o de condiciones climáticas poco fiables. Entrar energía geotérmica: calor extraído de forma directa de bajo la área de la Tierra, donde siempre y en todo momento hay bastante. En este momento, técnicamente, estuvimos utilizando la energía geotérmica a lo largo de mucho más de un siglo con solo recolectarla del agua y el vapor. Pero moderno geotermia Las técnicas de aprovechamiento son limitadas, tanto en el rango de empleo (aun en el momento en que la tecnología está madura, se emplea eminentemente para funcionalidades básicas de calefacción y refrigeración) como por la geografía misma (debemos explotar el calor donde está, la mayoria de las veces en áreas tectónicamente activas) .

No obstante, nos encontramos progresando regularmente tanto para llegar al calor para gastar menos dinero, esfuerzo y tiempo en llevarlo a cabo. Y más adelante muy próximo, espere tecnologías que caigan bajo el paraguas de los sistemas geotérmicos mejorados, que horadan y vierten agua en áreas de ‘roca seca ardiente’ en la corteza terrestre para transformar las reservas de energía en la actualidad inalcanzables allí en múltiples ocasiones mucho más aprovechables. energía limpia a la que los comburentes fósiles hoy día nos dan ingreso, para remodelar el panorama energético.

5. Energía del sol fundamentada en el espacio

Lo primero en lo que uno piensa en el momento en que escucha el término “energía renovable” es probablemente en la energía del sol. ¿Por qué razón no iban a llevarlo a cabo? El sol está bombardeando la tierra con mucho más energía salvaje cada segundo de la que hemos logrado gastar en un año. Pero el inconveniente jamás fue la falta; siempre y en todo momento estuvo utilizando y guardando las cosas. Por suerte, los cuadros solares cada vez son más económicos y mejores a un ritmo preocupante. Pero, ¿y si pudiésemos explotar la energía del sol? en el espacio? Siempre y en todo momento está ahí, tras todo, en ondas no filtradas y diluidas por la atmósfera voluble (que refleja el 30% de ella de regreso al espacio de todas formas).

La iniciativa básica sería crear gigantes huertas solares que recolectarían la radiación de alta energía del sol y emplearían espéculos para poner la energía en recolectores mucho más pequeños, que entonces la mandarían a la Tierra con apariencia de microondas o rayos láser. Ahora mismo, esta tecnología es prohibitivamente cara. Pero quizás no sea por un buen tiempo. Tras todo, compañías como SpaceX están todo el tiempo diseñando maneras de achicar el valor de mandar carga al espacio, con lo que es de aguardar que se nos terminen las disculpas para no crear uno de estos colosales que cambian el planeta (y cargan) en nuestra vida.

4. Ventanas solares

¿Pero sabes que? Pese a lo excelente que es la energía del sol espacial, de todos modos no debemos ir al espacio para cambiar la generación de energía del sol (que está revolucionando la energía misma). Aquí abajo, en la área, los cuadros solares ahora están cubriendo los tejados de Europa y las extensiones yermas del suroeste estadounidense, sin nombrar que están consumiendo regularmente el dominio de los comburentes fósiles. Con próxima tecnología de células solares de puntos cuánticos a puntito de irrumpir en escena, que fundamentalmente sustituye el silicio estándar con moléculas recolectoras de energía del sol artificiales, espere que la revolución no solo siga, sino apresurar.

Antes de proseguir, merece la pena indicar que recientemente se publicaron varios diseños espectaculares, pero en último término poco prácticos, de cuadros solares como otra cosa (donde los cuadros solares sustituyen rutas, paredes, ventanas, etcétera.). El inconveniente siempre y en todo momento se disminuye al hecho de que los cuadros solares no están suficientemente avanzados para duplicar su función. Pero la tecnología de puntos cuánticos puede cambiar eso. Imagine todas y cada una de las ventanas de todo el mundo repletas de tecnología de aprovechamiento del sol que no podría ver con un microscopio electrónico. Conque afirme adiós a esos cuadros antiestéticos, pues sin siquiera verse diferente, sus ventanas con transparencia podrían marchar como mini centrales eléctricas en unos pocos años.

3. Energía de las mareas

Ahora contamos energía hidroeléctrica, generada por represas masivas que usan el agua de los ríos para realizar girar turbinas de energía. Es un material fuerte y limpio y precisamente merece la pena continuar empleándolo. Pero no es nada relacionado con la energía sin explotar de las corrientes oceánicas, que, si se aprovechan apropiadamente, podrían ofrecer energía al mundo múltiples ocasiones. Tristemente, la energía del sol y eólica acapararon el mercado de las energías renovables desde el comienzo y, como resultado, energía de las mareas es solo Ahora mismo siendo vuelto a considerar gracias a su colosal potencial.

Oyster, por servirnos de un ejemplo, es fundamentalmente una aleta enorme con bisagras apoyada en el fondo del océano, que se balancea hacia adelante y hacia atrás con la corriente y bombea bastante energía final a la área para dar de comer cientos de hogares. Asimismo está la turbina Terminator, desarrollada por ingenieros de la Academia de la Fuerza Aérea y también inspirada en aeroplanos, que deja la tecnología de arrastre para un alzamiento afín a un ala, con la intención de (teóricamente) explotar un asombroso 99% de la energía de marea libre (en comparación con el 50% estándar ). Y el potencial tampoco se restringe a la generación de energía bárbara. Perth, Australia, termina de comenzar a usar una planta desalinizadora impulsada por las mareas que puede proveer agua bebible a mucho más de quinientos mil de pobladores.

2. Hidrógeno

Virtud número uno: la quema de hidrógeno prácticamente no genera polución ni emisiones de gases de efecto invernadero, con lo que la NASA estuvo usando este material para mandar cohetes y lanzaderas al espacio a lo largo de años. Desgraciadamente, es bien difícil expandir esta fuente de energía a una escala global puesto que el hidrógeno, el elemento mucho más fácil y abundante del cosmos (por órdenes de intensidad) no está libre en proporciones suficientemente enormes donde verdaderamente tengamos la posibilidad conseguirlo (salvo que esté conjuntado con otros elementos como el oxígeno, como es la situacion del H2O).

Pero si nosotros podría solucionar esto, quizás a través de la ingeniería de una manera de dividir el hidrógeno de los elementos de los que forma parte, podríamos cambiar el planeta. Por suerte, estas pilas de comburente de hidrógeno, que realmente bien tienen la posibilidad de ser el futuro del transporte, ahora se están creando. Honda de todos modos está planificando para probar la capacidad y la eficacia de esta tecnología con un nuevo automóvil Clarity Fuel Cell conectando el vehículo a una vivienda que entonces nutrirá (en contraste a los automóviles eléctricos, que consumirían energía de la vivienda). Como toda novedosa tecnología, como es natural, va a ser expansiva y no va a estar libre para el público generalmente a lo largo de cierto tiempo. Pero el potencial es verdadera.

1. Biocombustible

Como muchas de las entradas de esta lista, el biocombustible en sí existió a lo largo de años. Henry Ford de todos modos imaginó su automóvil Modelo T andando con etanol antes que se encontrase petróleo económico en todas y cada una partes y capturara el mercado de la energía al momento. El etanol, la primera generación de biocombustible, asimismo está retornando, pero visto que unicamente se logre explotar usando exactamente la misma tierra y elementos que los alimentos es problemático (y incrementa el valor de los alimentos). El pasto varilla de la Generación 2 se presentó como una opción alternativa en el transcurso de un tiempo, gracias a su resistencia y aptitud para medrar como una mala yerba prácticamente en cualquier sitio. Pero precisaríamos una proporción de tierra semejante a Rusia y los EE. UU. Combinados para cultivarla en proporciones suficientemente enormes para sobrepasar a los comburentes fósiles como la primordial fuente de energía para los vehículos, con lo que eso no va a funcionar.

Pero que pasa con las algas? Su contenido de aceite natural es superior al 50%, no es alimento y no necesita campos ni agua dulce para medrar. En cambio, las partes sobrantes de la planta se tienen la posibilidad de transformar en gas, electricidad y fertilizante para cultivar mucho más algas en laboratorios pequeños. O sea evidente, amigos.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *