Estos mitos de la guerra civil estadounidense simplemente no desaparecerán

La crónica de la Guerra Civil estadounidense está infestada de mitos. Ciertos se desarrollaron transcurrido un tiempo, como lo hacen los mitos, y otros son modificaciones deliberadas de la realidad. La Guerra Civil fue el acontecimiento mucho más traumático en la historia estadounidense, en varios sentidos una continuación de la Revolución. Determinó si las promesas de la Declaración de Independencia y la Declaración de Derechos se hicieron extensivas a todos, o si eran verdades que unicamente se aplicaban a los privilegiados hombres blancos de ascendencia europea. Transcurrido un tiempo, el tema central de la guerra se vió envuelto en fundamentos mucho más nobles; la soberanía de los estados particulares sobre el pacto federal es solo un caso de muestra.

Los estados del sur que procuraron anular la unión federal difundida bajo la Constitución lo hicieron eminentemente por el hecho de que querían sostener la esclavitud en USA. La esclavitud era primordial para su economía, sus opiniones morales y su forma de vida. Desde el momento en que la guerra puso fin a muchas otras motivaciones, todas y cada una ellas destinadas a enmascarar esa verdad central, se han brindado como causas de secesión. Son un camuflaje que no puede enmascarar un auténtico estudio de la historia. Asimismo son la fuente de varios mitos que ocultan ciertas verdades sobre la Guerra Civil, muchas de las que todavía se enseñan como hechos históricos. Estos son solo ciertos de ellos.

10. Grant era un carnicero que ignoraba las bajas.

A lo largo de la Guerra Civil, los ejércitos dirigidos por Ulysses S. Grant padecieron precisamente 154.000 bajas. Por su parte, sus ejércitos infligieron poco menos de 200.000 bajas a las fuerzas que se le oponían. Las victorias de Grant en la Guerra Civil llevaron a su enorme popularidad en los USA. en sus consecuencias, y para ser ovacionado en Europa. Después, a lo largo de la era de Jim Crow, que creó el mito de la Causa Perdida, Grant fue calumniado por ser un borracho y un carnicero al que le importaba poco la carnicería que creaban sus órdenes. Exactamente la misma era elevó a Robert Y también. Lee a prácticamente la santidad en el sur, y creó una imagen del general sureño como el mucho más grande de la era, y para muchos como el general estadounidense mucho más grande de siempre.

Lee cometió fallo tras fallo a lo largo de sus campañas ofensivas en Maryland y Pensilvania, al tiempo que las ideas de Grant llevaron a la rendición de la ciudadela confederada en Vicksburg. Grant relevó a las fuerzas de la Unión atrapadas en Chattanooga. Entonces llevó a Lee a las trincheras en Richmond y Petersburgo, y al final se rindió. En el lapso de la guerra, los ejércitos de Lee perdieron mucho más hombres, en concepto de porcentajes de tropas comprometidas, que los de Grant. Grant ganó campañas en el oeste y en Virginia, al paso que Lee continuó en el teatro del este a lo largo de la guerra, y al final perdió su ejército gracias a sus políticas beligerantes y las altas bajas que provocaron.

9. Los corredores del bloqueo del sur frustraron el bloqueo de la Unión

El apuesto capitán del mar del Sur y su intrépida tripulación eludieron los navíos de la Armada de la Unión y entregaron medicinas, armas y gangas eventuales para las hermosas justas de la Causa Perdida. Semejantes mitos tienen dentro a Rhett Butler, quizás como la personificación de la profesión. Hubo ciertos corredores del bloqueo del sur, la mayor parte de ellos hombres de negocios que operaron desde Charleston y Wilmington en el momento en que empezó la guerra. Pero la trascendente mayoría de los corredores del bloqueo eran marineros británicos., que operaba navíos británicos en poder de dueños británicos, entregando recursos que dejaban a sus inversores conseguir enormes provecho en los primeros años de la guerra.

Los oficiales de la Royal Navy con licencia popularizada comandaban a varios de los corredores. Las compañías de inversión en Liverpool, Greenock y Nassau, tal como en otros puertos británicos, desarrollaron un comercio bien ordenado. Los navíos británicos viajaban entre los puertos de las islas británicas y los de la Confederación, eminentemente Wilmington. El algodón y otros artículos básicos se entregaron a puertos como Nassau, y se adquirió material de guerra para su empleo en el sur. Entonces, el algodón se envió a Liverpool, Bristol u otro puerto de Enorme Bretaña. Escasos de los corredores de bloqueo estaban tripulados por sureños, entre las causas es que había pocos marineros del sur libres tras el primer año de la guerra.

8. La guerra fue por los derechos del estado, mucho más que por la esclavitud.

La Guerra Civil se libró por la esclavitud. La Constitución de los USA, como fue redactada y ratificada inicialmente, resguardaba la esclavitud. Los siete estados auténticos de la Confederación han comunicado su secesión de la Unión gracias a su percepción de que se enmendaría la protección constitucional de la esclavitud. En su documentos de secesión y sus consecuentes constituciones estatales aseguraron que se sostuviera la protección de la esclavitud. En ese instante, los primordiales políticos del Sur y los líderes religiosos socialmente sobresalientes arguyeron que la esclavitud era ventajosa para los negros y los blancos.

Si bien una minoría de sureños eran de todos modos dueños de esclavos (Mississippi tenía la concentración mucho más alta con un 49%), los blancos de todos y cada uno de los escenarios sociales defendían el sistema. La supremacía blanca era un hecho recibido en el Sur y se mentó en múltiples de las constituciones del Estado Confederado. Se creía que la nación había sido establecida por y para hombres blancos de ascendencia europea (una actitud que se extendió asimismo a las tribus indígenas americanas). La Causa Perdida diluyó la iniciativa sureña de la dominación racial blanca y cambió las causas sureños a la preservación de los derechos particulares y estatales de un gobierno federal insolente y tiránico. En el momento en que Carolina del Sur se apartó de la Unión, declaró como su razón primordial, “creciente hostilidad por la parte de los Estados no esclavistas hacia la Institución de la Esclavitud”.

7. La agresión sindical fue la causa de la guerra.

Entre la decisión de Abraham Lincoln en 1860 y su toma de posesión en el tercer mes del año de 1861, siete estados del sur se apartaron de la Unión. Raramente, solo entre los estados secesionistas, Texas, dejó que los votantes tuviesen voz en el tema a través de la celebración de un referéndum. Los otros seis han tomado la resolución en sus legislaturas, todas y cada una ellas dominadas por dueños de esclavos. Tanto el presidente saliente Buchanan como su sustituto consideraron que las acciones eran ilegales. Lincoln abordó el tema en su toma de posesión, asegurando a los estados recalcitrantes que no tenía ninguna intención de entorpecer con la esclavitud donde ahora existía. Los estados ignoraron su solicitud de proteger la Unión y convocaron a sus milicias.

En Carolina del Sur, la guarnición de Fort Sumter en el puerto de Charleston frecuentaba la localidad en el momento en que no se encontraba de servicio en el fuerte. Interactuaban frecuentemente con los ciudadanos de la región, un semillero de actividad secesionista. Tras la inauguración de Lincoln, se retiraron al fuerte en el puerto. Las autoridades de Carolina del Sur demandaron que la Unión abandonase el fuerte. En el momento en que no fue de este modo y se procuró desembarcar recursos para la guarnición, el fuerte fue atacado por tropas de Carolina del Sur, que inició la Guerra Civil. Lincoln solicitó voluntarios para someter la rebelión, que llevó a 4 estados auxiliares, incluida Virginia, a sumarse a la Confederación.

6. Robert Y también. Lee era un héroe cuya conciencia no le dejaría combatir contra Virginia.

Robert Y también. Lee fue, con la viable salvedad de Winfield Scott, el soldado mucho más popular estadounidense en 1861. Graduado de West Point, Lee había hecho un juramento de “ser leal a los USA de América, y que yo sírveles franca y fielmente contra sus contrincantes u contrarios ”. Lee era un dueño de esclavos, y Los historiadores discuten su relación con la institución., ciertos aseguran que lo denunció y otros proponen ejemplos de su acompañamiento. En una carta a su mujer, redactada en 1856, Lee escribió: “Los negros están enormemente mejor aquí que en África, ética, popular y físicamente … Cuánto tiempo su subyugación puede ser precisa es famosa y organizada por una sabia Providencia Misericordiosa”.

En el mes de marzo de 1861, Lee fue ascendido a coronel y se le asignó el mando del Primer Regimiento de Caballería de la Unión. Aceptó y de nuevo, como una parte de asumir el mando, logró un juramento de lealtad a los USA. Informado de que se le ofrecería el mando del ejército de voluntarios que se se encontraba formando para sofocar la insurrección, Lee se negó. En cambio, renunció a su cargo, que a su juicio negaba sus repetidos juramentos de lealtad, y se unió a la Confederación. Cerca del 40% de los oficiales del ejército de Virginia escogieron honrar sus juramentos y continuaron en el servicio de la Unión. Lee logró múltiples juramentos para proteger a los USA antes de protestar de ellos y tomar uno para proteger a Virginia, un acto que fue traidor y para bastantes de los días, deshonroso.

5. Lee fue superior general de Ulysses S. Grant

Un viejo mito de la Guerra Civil respalda a Robert Y también. Lee como superior general en liderazgo, tácticas y mando de Ulysses S. Grant. La victoria de Grant se atribuyó a un número y equipo superiores, a los que Lee resistió heroicamente con consumada capacidad. De hecho, las tácticas violentas de Lee provocaron muchas bajas entre sus tropas, que no lograron ser sustituidas gracias a la escasez de personal en el sur. Lanzó un par de veces calamitosas invasiones del norte, en un instante en el que una posición protectora habría servido mejor al sur. Sirvió solo en el Teatro Oriental, y no ofreció bastante acompañamiento a otros niveles críticos de la guerra.

Grant ganó las primeras victorias de la Unión en Occidente, aun en Fort Henry, Fort Donelson y el baño de sangre en Shiloh. Al conseguir las defensas de Vicksburg bastante fuertes para ser llevadas por ataque directo, dirigió de manera exitosa un asedio de libros de artículo, colaborando con la Armada para ganar entre las victorias mucho más esenciales de la guerra. Acabó en el momento en que Lee se encontraba demoliendo una gran parte de su ejército en Gettysburg mediante ataques irresponsables. En el último año de la guerra, Grant dirigió todos y cada uno de los ejércitos de la Unión, incluyendo el de Sheridan en el valle de Shenandoah y el de Sherman en el sur, tal como el ejército del Potomac con el que viajaba. Lee no era mucho más que un comandante de teatro. La superioridad de Lee es otro ejemplo de su reputación que se desarrolló a lo largo del periodo de la causa perdida, en el momento en que la mayoría de la Confederación se encontraba mitificada.

4. El ejército confederado no incluía esclavos

En 1863, el ejército del norte de Virginia invadió el norte por segunda vez, con la promesa de alimentarse en Maryland y Pensilvania y amenazar a las ciudades de Baltimore y Washington desde una exclusiva dirección. Con él viajó hasta 10.000 esclavos. Los esclavos eran una parte de la composición de todos y cada uno de los primordiales ejércitos del sur.y, conforme avanzaba la guerra, aumentaron su número y sus deberes. En un inicio eran, en su mayor parte, sirvientes personales de los oficiales. Se transformaron en carreteros, carniceros, chefs, herreros, conductores de ambulancias, enterradores, colectores, sastres y mensajeros. Levantaron tiendas de campaña, cavaron fortificaciones y letrinas, talaron árboles y hicieron el trabajo duro requerido por un ejército en el campamento o en la marcha.

A lo largo de la invasión a Pensilvania, el ejército confederado raptó a unos 100 negros libres en el momento en que se aproximaba a Gettysburg, lo que los forzó a trabajar como esclavos en el campo. Varios esclavos escaparon a lo largo de la retirada de Gettysburg, pero otros muchos, en su mayor parte sirvientes personales, continuaron con sus amos o llevaron la novedad de su muerte a sus familias en el hogar. Desde la década de 1970 o aproximadamente, han comenzado a aparecer mitos de ciertos esclavos que servían como soldados confederados, basados ​​en tradiciones orales. El Sur no armó a los esclavos a lo largo de la guerra, si bien hubo múltiples llamamientos para llevarlo a cabo en el momento en que la Confederación se desmoronó en 1865.

3. Ulysses S. Grant dirigió el ejército del Potomac en Virginia

Desde el principio de la Guerra Civil hasta finales de junio de 1863, una sucesión de comandantes del Ejército de la Unión del Potomac exasperó al presidente Lincoln. Los en general McDowell, McClellan, Burnside y Hooker se turnaron para comandarlo (McClellan un par de veces) y todos fueron sometidos a humillantes derrotas por la parte de los confederados bajo Stonewall Jackson y Robert Y también. Lee. El 28 de junio de 1863, en el momento en que los confederados confluían en Gettysburg, Lincoln despidió a Hooker y puso al mando al pennsylvanian George Meade. Fue Meade quien dirigió el ejército del Potomac en Gettysburg, y a lo largo de la persecución en parte importante errada de los confederados derrotados que prosiguió.

En 1864, Grant fue convocado a Washington, ascendido a teniente general y asignado a cargo de todos y cada uno de los ejércitos de la Unión en el campo. Grant escogió realizar su cuartel general con el primordial ejército de la Unión. en el teatro del este en vez de en Washington. Si bien viajó con el Ejército del Potomac (y estableció la estrategia para la Campaña por Tierra), George Meade sostuvo el mando. Como General en Jefe de todos y cada uno de los Ejércitos de la Unión, Grant estableció la estrategia general para el resto de la guerra. Fue Grant quien dirigió la Campaña Overland, flanqueando a Lee tras cada rechazo sanguinolento de los intentos de desalojarlo, justo en el momento en que ordenó a Sherman que tomara Atlanta y Sheridan para devastar el Valle de Shenandoah. Meade al final renunció a su mando el 28 de junio de 1865.

2. Las tropas del sur eran voluntarias, motivadas por el patriotismo

La Confederación aprobó la primera ley de reclutamiento en el mes de abril de 1862. reclamar el servicio militar para todos y cada uno de los hombres sanos de entre 18 y 35 años. El servicio fue por tres años. El sur decretó 2 leyes de reclutamiento auxiliares a lo largo de la guerra. Había exenciones libres, aun para los dueños de esclavos que probaron la necesidad de retener a los hombres para eludir que los esclavos escapasen o se rebelaran contra sus dueños. Se tienen la posibilidad de contratar sustitutos. El reclutamiento fue poderosamente resistido en el sur. La resistencia al servicio militar obligación y las altas tasas de deserción plagaron a los ejércitos del sur a lo largo de toda la guerra. Precisamente el doble de reclutas sirvió en el Ejército Confederado que en el Ejército de la Unión.

En el mes de septiembre de 1864, el presidente confederado Jefferson Davis se quejó de que mucho más del 60% de sus tropas habían abandonado de sus distintos comandos. Al comienzo de la guerra Desertores confederados fueron ejecutado tras la atrapa. En las zonas montañosas de los Apalaches, los desertores formaron bandas renegadas para soportar a las tropas del sur que procuraban capturarlos. En el mes de febrero de 1864, la Confederación extendió el requisito de servicio obligación a los hombres de entre 17 y 50 años. En áreas del sur donde la esclavitud no se encontraba muy popularizada, Appalachia y los Ozarks, por poner un ejemplo, el reclutamiento halló una resistencia especialmente fuerte.

1. La Confederación defendía la independencia individual y la independencia, en oposición a un gobierno central.

La Constitución de los Estados Confederados de América se extrajo en buena medida de la Constitución de los USA, con partes enteras repetidas verdaderamente, si bien asimismo incluía diferencias esenciales. La esclavitud se encontraba considerablemente más cuidada. El presidente fue escogido para un orden de seis años. No se dejó la reelección. El presidente asimismo recibió el veto de partidas particulares, exactamente la misma la mayor parte de los gobernantes confederados. Según las constituciones estatales adoptadas, la mayor parte de los gobernantes estatales tenían mucho más poder que el presidente. Podían denegar tropas al Ejército Confederado, reteniéndolas en el estado. Los impuestos colectados en un estado por el gobierno confederado no se podían gastar en otros estados en novedades.

Utilizando al Ejército para llevar a cabo arrestos, el gobierno confederado limitó seriamente la independencia individual y independencia. Se requerían pasaportes para el movimiento entre estados. La gente sospechosas de simpatizar con la Unión fueron detenidas y presas sin juicio. Varios fueron ahorcados, de forma frecuente en sitios públicos con avisos que señalaban sus crímenes. La sequía y la escasez de alimentos provocaron altercados, de forma frecuente sofocados con tropas del Ejército Confederado o milicias locales. Conforme avanzaba la guerra y empeoraba la situación en el sur, el gobierno central impuso poco a poco más medidas severas para supervisar a la población.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *