Grandes razones por las que debería visitar Irlanda

Irlanda, famosa como Éire en gaélico irlandés, es una isla excepcional. Previamente escribimos sobre ciertas de las razones por las cuales debería realizar un viaje a la Isla Esmeralda, y el día de hoy garantizamos 10 sitios mucho más que son sitios de visita obligada por causas culturales, históricas y arquitectónicas. Nos centramos en la República de Irlanda, que ocupa la mayoría del territorio de la isla. Prepárese para un viaje explorando varios de los sitios mucho más poco comunes, románticos y también icónicos de Irlanda.

10. Catedral de San Patricio

La iglesia mucho más grande de Irlanda, Catedral de San Patricio es la iglesia nacional de la Iglesia de Irlanda, un edificio con relevancia para la civilización irlandesa y una celebración para los ojos que aprecian la arquitectura vieja. Se estima que el sitio donde en este momento está la iglesia representa el lugar católico mucho más viejo de Irlanda, donde San Patricio bautizó a sus conversos. Entre el siglo V y el año 1191, la iglesia del rincón fue construida en madera. El edificio de hoy se edificó desde 1191 para completarse en 1270. Fue en 1191 que la composición fue reclasificada como catedral.

De 1783 a 1871, los Caballeros de San Patricio usaron la iglesia como Capilla de la Mucho más Ilustre Orden de San Patricio. Se realizaron esenciales proyectos de reconstrucción a lo largo de la década de 1870 en el momento en que las intranquilidades sobre la integridad arquitectónica del edificio llevaron a miedos de colapso. Consecuentemente, el aspecto de hoy del edificio tiene una manera claramente victoriana debido al alcance de las renovaciones y actualizaciones. Raramente, el trabajo fue respaldado por nuestro Sir Benjamin Lee Guinness, a quien se memora con una escultura de bronce en la iglesia.

9. Irish Sky Garden

Cerca de Skibbereen hay un colosal cráter que tiene dentro un monumento central. Con el aspecto de una idílica versión de un cráter de meteorito con temática de Shire, el Irish Sky Garden enmarca el cielo para una vista deslumbrante presentada a esos que se aventuran a ingresar. El ubicación es una parte del Liss Ard Estate, cuyo dueño encargó el emprendimiento por unos 500.000 €. La exhibición única es obra de James Turrell, quien de todos modos es un artista estadounidense que pasó a hacer la obra de arte en Irlanda. Un pedestal de piedra está situado en el centro del “cráter” cubierto de yerba, sobre el que los visitantes tienen la posibilidad de acostarse de espaldas, observando solo pasto y cielo a lo largo del día, o estrellas durante la noche.

La visión del cielo es elíptica, lo que crea una vista pasmante de las estrellas que puede rememorar los viajes exclusivas mientras que aún está en la Tierra. Más allá de que es un tanto inquietante, dado que la composición con apariencia de cuenco inhabilita todo el sonido exterior deja a los visitantes examinar en silencio, lo que incrementa la ilusión de haber viajado al espacio. La entrada al “cuenco” se ingresa por medio de un arco de piedra que lleva a un pasaje subterráneo, saliendo por el borde del cuenco cerca del zócalo central.

8. Meascán Méabha

Una mini montaña de piedra caliza de 1.073 pies famosa en gaélico irlandés como Cnoc na Riabh y en inglés como Knocknarea está en el condado de Sligo, cerca de Sligo. La colina se semeja a un monolito en su composición y en la cima hay un mojón compuesto de incontables piezas de piedra caliza particulares, una colina llevada a cabo por el hombre en la cima de la colina natural. Entre los sitios conmemorativos mucho más sensacionales de Irlanda, este mojón es popular, en gaélico irlandés, como Meascán Méabha, de manera frecuente anglicanizado como la Tumba de Medb y el nombre de Méabha, una figura de la mitología irlandesa.

El mojón es quizás la contestación de Irlanda a las reconocidas pirámides de Egipto y las tumbas mayas. El mojón es colosal, mide 180 pies de ancho y 33 pies de altura. El mojón se remonta a cerca del 3200 a. C. y representa un secreto de la vieja civilización en Irlanda. Se teoriza que el mojón esconde una tumba de paso de la era neolítica. El mojón todavía es el monumento inexplorado mucho más grande de Irlanda, pero el examen del área donde está recomienda que el lugar era esencial tanto para asambleas para rituales en la antigüedad. Siendo esencial la conservación, se instruye a los visitantes a no eliminar piedras, al paso que el respeto por los finados quiere decir que quienes visitan no tienen que pisar el mojón.

7. Poulnabrone

Las tumbas tienden a fascinar a los observadores de actualmente y también Irlanda no no tiene sitios de entierro exóticos en el departamento. Se remonta precisamente al 3600 a. C., Poulnabrone es una tumba portal que fue excavada en 1986 para descubrir los restos de no menos de 16 personas viejas, tanto mayores como pequeños. El primer monumento megalítico propiedad del estado, la composición es icónica y demasiado enigmática, y atrae a espectadores de todo el planeta. Con una altura de poco mucho más de 6 pies, la composición está sostenida por tres piedras enormes y angostas con apariencia de trípode que están rematadas por una gran piedra plana.

Este arreglo le da a Poulnabrone una fachada que recuerda a un inuksuk. Situado en la costa occidental de Irlanda en el condado de Clare, el destino del en este momento habitual historiador aficionado se diseñó inicialmente con piedra caliza que abunda en el paisaje kárstico de la zona. Las construcciones como Poulnabrone se conocen como dólmenes, y se cree que representan tumbas portales erigidas en honor de los finados en la antigüedad.

6. La Roca de Cashel

Un jalón mucho más magnífico, la Roca de Cashel torres sobre las lomas verdes y las rocas escarpadas sobre las que está construido, contrastando con el paisaje herboso mucho más allí. Adjuntado con un cementerio, el ubicación está amurallado. Ubicada en el condado de Tipperary en la República de Irlanda, la Roca de Cashel fue la sede de los reyes de Munster hasta la invasión de los normandos. Los nombres alternos para la Roca de Cashel tienen dentro el Castillo de los Reyes y el nombre mucho más propio de la Roca de San Patricio.

La Roca de Cashel se considera una pieza maestra de arquitectura vieja única en todo el mundo, que combina elementos del diseño germánico y también hiberno-románico en su forma y carácter. La roca es esencial por los acontecimientos que se estima que tuvieron rincón históricamente. Se estima que la conversión del rey de Munster Aenghus ocurrió en el siglo V bajo los auspicios del propio San Patricio. La parte mucho más alta de la composición es la torre redonda que se eleva a 90 pies, al tiempo que las líneas angulares definen la espléndida porción de catedral del complejo. Cargada de historia de historia legendaria, diríase que la roca donde están el castillo y el cementerio fue el resultado de una guerra entre San Patricio y el Demonio en la antigüedad.

5. Las islas Aran

Irlanda se regresa aún mucho más particular merced a ciertas islas únicas desde el criterio cultural y geográfico próximas al conjunto de naciones. Las islas Aran forman un archipiélago de tres pequeñas islas en la bahía de Galway, ubicadas al lado de la desembocadura. Estas islas sensacionales proponen una experiencia salvaje recóndita adjuntado con sitios de interés histórico y forman la Baronía de Aran. Conocidas como las “Islas de los Santurrones y los Eruditos”, las Islas Aran son la vivienda de pobladores robustos que son políglotas, charlan gaélico irlandés y también inglés por igual y están bien amoldados a las duras condiciones.

Conformado por viejas formaciones de piedra caliza que en algún momento estuvieron conectadas a la isla primordial de Irlanda, las tres islas son yermas, con rocas desvistes azotadas por el viento que forman la mayoría del paisaje. La isla Inis Mór en nuestro idioma sería la isla grande, al paso que la isla Inis Meáin es la isla central y la isla Inis Oírr es la isla este. La isla Inis Mór tiene dentro barrancos algo terroríficos de 300 pies, al lado de los que está el histórico fuerte de Dun Aonghasa, con muros de piedra concéntricos. La isla Inis Meáin está escasamente poblada con solo 200 habitantes, lo que la transforma en un escape a un espacio mucho más salvaje. La pequeña isla Inis Oírr puede ser menos increíble, pero tiene dentro atractivos pastos y situaciones de pueblos que contrastan con playas alcanzables y, de forma frecuente, aguas turbulentas del océano.

4. Carrauntoohil

Irlanda no es precisamente un espacio en el Himalaya o las Montañas Pedregosas, pero esta isla que evoca imágenes de exuberantes pastos y pintorescos pueblos no deja de tener sus cadenas montañosas mucho más atractivas. Parado a 3,407 pies, Carrauntoohill es la montaña mucho más grande de Irlanda y situado en el condado de Kerry, cerca de Munster en el suroeste de la República de Irlanda. Carrauntoohil se redacta como Corrán Tuathail en gaélico irlandés, que en nuestro idioma sería “hoz de Tuathal” y es el pico situado en el centro de la cordillera mucho más alta de Irlanda, los Reeks de MacGillycuddy. Carrauntoohil es tanto un destino para los entusiastas del montañismo irlandeses para los escaladores de montaña de todo el planeta.

Más allá de que Carrauntoohil no es una montaña alta en comparación con los picos mucho más altos de todo el mundo, es una montaña a tomar en consideración. La nieve y el hielo son pocos en comparación con varios sitios de montañismo gracias a la cercanía del aire mucho más caluroso del Atlántico, no obstante, la otra cara de o sea el tiempo impredecible merced a los efectos dominó de las tormentas oceánicas. En consecuencia, la montaña puede castigar seriamente a los que no están preparados con duras condiciones que mezclan vientos fieros, cubriendo la niebla con atentos traicioneras entre el lote rocoso y resbaladizo.

3. Campo de internamiento No. 2

Pocos tienen la posibilidad de comprender que Irlanda fue neutral a lo largo de la Segunda Guerra Mundial … pero eso no quiere decir que no tuvo alguna participación, si bien solo sea para albergar un campamento militar que tenía presos de guerra socios y del Eje apresados. “Líneas K” nombrado de manera oficial el campo de internamiento No. 2, fue construido en Curragh donde Aviador alemán y aviadores socios fueron alojados bajo una manera de detención que fue bastante única en el curso de la Segunda Guerra Mundial. El campamento lo transforma en un espacio atrayente para conocer dado su papel neutral en la crónica de la guerra. En vez de ser clasificados de manera oficial como presos de guerra, los aviadores alemanes que habían terminado en Irlanda eran considerados “convidados” del estado neutral de Irlanda y, por consiguiente, gozaban de varias libertades y permisos.

La obligación del estado irlandés era eludir que los combatientes volviesen a la guerra. A los presos aun se les concedió la independencia condicional sobre la base de su honor, asegurando no meterse en la guerra. Con el deber de neutralidad, los aviadores británicos que cometieron un fallo y acabaron en Irlanda asimismo fueron internados. Los números aumentaron a 45 aviadores alemanes internos y 47 internos británicos, hasta una liberación segrega de ciertos aviadores británicos. Los aviadores alemanes no fueron liberados, pero a ciertos se les dejó inscribirse en la educación superior como una manera de “igualar” la liberación de los volantes británicos.

2. Kilmainham Gaol

En la turbulenta historia de Irlanda, transcurrido un tiempo han surgido varios sitios de interés, conocidos como focos de tensión en los enfrentamientos en curso. Kilmainham Gaol en Dublín fue el sitio de muchas ejecuciones de relevantes revolucionarios irlandeses por la parte de las autoridades británicas. La prisión tiene una historia colorida, se abrió en 1796 y por último cerró en 1924. A lo largo de la guerra angloirlandesa, que duró de 1919 a 1921, varios organizadores del Movimiento Republicano Irlandés fueron detenidos y mandados a Kilmainham Gaol, donde las tropas británicas observaron en ellos.

Previamente, los líderes revolucionarios irlandeses fueron ejecutados con cierta frecuencia en Kilmainham en los años 1798, 1803, 1848, 1867 y 1916, en el momento en que estaban en marcha las rebeliones. Kilmainham vio mucho más servicios a lo largo de la Guerra Civil irlandesa que duró desde 1922 hasta 1923. En este momento, un museo administrado por el departamento de proyectos públicas, la prisión se está transformando en un destino turístico poco a poco más habitual, si no algo obscuro. Kilmainham Gaol asimismo tenía “delincuentes” recurrentes condenados por delitos inferiores, tal como delincuentes de buena fe, incluidos asesinos y terroristas. En este momento, los pasajeros tienen la posibilidad de recorrer los corredores donde las celdas ocupadas tanto por los viles como por los olvidados proponen un tipo diferente de experiencia al visitante.

1. Castillo de Blarney y Piedra de Blarney

Ubicado cerca de Cork, el castillo de Blarney es el edificio en el que La conocida piedra de Blarney cubierta en mitos se pone. Cuenta la historia de historia legendaria que esta piedra, una parte de caliza negra carbonífera que se instaló en el castillo en 1446, va a dar el don de la charla, o enorme capacidad para charlar a quien… ejem… la besen. Nuestro castillo de Blarney fue construido hace precisamente 600 años por el enorme cacique irlandés Cormac MacCarthy, lo que se realizó considerablemente más atrayente por la adición de la enigmática piedra. La piedra fué besada a lo largo de mucho más de 200 años por líderes mundiales, artistas, escritores y los sencillamente curiosos, con la promesa de ganar la aptitud de charlar con mucho más elocuencia.

Se rumorea que la piedra tiene una pluralidad de orígenes expepcionales. Estos tienen dentro ser un aparato importado a Irlanda de las Cruzadas, exactamente la misma piedra que el rey judío David usó para ocultar de su perseguidor, Saúl, e inclusive la roca poco afortunada que el profeta Moisés golpeó contra la instrucción del Dios de Israel según el Biblia en el momento en que se encontraba impaciente en pos de agua. Besar la Piedra de Blarney supone agacharse torpemente hacia atrás mientras que se sosten a barras de hierro, una actividad que necesita cautelas de seguridad meticulosas para eludir golpearse la cabeza o desplomarse.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *