Hechos fascinantes sobre la pandemia de gripe española

Gripe de españa, la pandemia mucho más letal del siglo XX, golpeó al planeta en una secuencia de multitud y dejó entre 50 y 100 millones de fallecidos a su paso. Probablemente halla aparecido en las trincheras de la Primera Guerra Mundial en Europa ahora en 1916, según ciertos estudiosos. Apareció por vez primera en los USA en la primavera de 1918. Se prosiguen discutiendo varias teorías contradictorias sobre su origen. Ciertos aseguran que empezó en los USA, ciertos aseguran que en Europa y otros afirman que se produjo en Asia. No obstante, no hay enfrentamiento sobre su encontronazo, puesto que una tercer parte de la población mundial contrajo la patología a lo largo de su pico en 1918-19. Continuó mostrándose hasta bien entrado 1920, si bien con un encontronazo relevantemente menor.

En contraste a otras maneras de influenza, el virus tenía una encontronazo importante en los jóvenes, mayores en cuanto al resto sanos, que en la mayoría de los casos tenían un sistema inmunológico mucho más fuerte. Golpeó a los ricos y a los pobres. Franklin Delano Roosevelt contrajo la patología. El rey de España prácticamente muere por este motivo. Una muchacha enfermera en Toronto, Amelia Earhart, contrajo la patología, que dañó sus senos nasales hasta el punto que requirió cirugía. Las cicatrices la dejaron con inconvenientes de sinusitis por el resto de su historia. En los USA, 675,000 estadounidenses fallecieron gracias a la gripe, la mayor parte de ellos a lo largo de la segunda ola mortal en 1918. Ese año, la promesa de vida promedio de los estadounidenses se redujo en 12 años como producto de la gripe. Aquí hay 10 datos sobre la pandemia de gripe de españa en el final de la Primera Guerra Mundial …

10. Absolutamente nadie sabe con seguridad dónde se produjo.

Más allá de que existe cierto conflicto entre los investigadores sobre el sitio de origen, el consenso es que la gripe de españa no se produjo en España. En el momento en que la pandemia se extendió de forma rápida por Europa en 1918, las condiciones de censura a lo largo de la guerra dañaron a la mayor parte de los reportes de novedades. La censura no se aplicó a la España neutral. En periódicos y gacetas se dieron a conocer novedades sobre la virulencia de la gripe allí, con referencias a “esta gripe de españa”. El nombre se quedó. Los reportes sobre la patología en España aumentaron substancialmente en el momento en que el rey Alfonso XIII contrajo la gripe en la primavera de 1918. Irónicamente, conforme los reportes sobre la patología del rey y su proximidad a la desaparición a lo largo de múltiples días aumentaron las referencias a la gripe de españa en los jornales occidentales, los españoles se refirieron a la patología como la gripe francesa.

Desde la pandemia (y en parte a lo largo de ella), China, Enorme Bretaña, USA y Francia, tal como Rusia, todos se han sugerido como el punto de inicio de la patología. El primer caso en los USA apareció en el tercer mes del año de 1918, en un puesto del ejército de Kansas. Mucho más últimamente, los estudiosos identificaron casos potenciales ahora en 1916, en estaciones de recepción y clasificación del ejército en Francia. Otro brote previo ocurrió en una base del ejército británico en Aldershot a inicios de la primavera de 1917. El campo de concentración del Reino Unido en Etapes, en el norte de Francia, vio pasar a 100.000 soldados todos los días, así sea retornando del frente o en sendero hacia él, en espesos condiciones de hacinamiento. Cientos y cientos de personas presentaron síntomas de la gripe pandémica a lo largo de la primavera y el otoño de 1917, un hecho reconocido después por patólogos del ejército.

9. Mucho más soldados estadounidenses fallecieron gracias a la gripe de españa que en combate a lo largo de la Primera Guerra Mundial.

Los estadounidenses han quedado estupefactos por las bajas sufridas por sus tropas a lo largo de la Primera Guerra Mundial, si bien en comparación con los combatientes de europa fueron bajas. La movilización puso a 4,7 millones de hombres estadounidenses en traje. De ellos, unos 320.000 enfermaron y se recobraron, o padecieron lesiones en combate de las que subsistieron. 116.516 soldados y marineros estadounidenses fallecieron a lo largo de la guerra. Las muertes en combate ascendieron a 53.402. El resto, 63.114, murió de patología, y la mayor parte de las muertes se generaron gracias a la gripe de españa en los campos estadounidense, en Europa y en navíos con destino a Europa. Cuando tal barco fue un viejo transatlántico alemán. En 1917, USA transformó el barco de vapor alemán Vaterland, internado en Novedosa York, en un buque de transporte, rebautizado USS Leviatán.

El 29 de septiembre de 1918, Leviatán partió de Novedosa York hacia el puerto francés de Brest, con 9.000 doughboys estadounidenses y una tripulación de 2.000 marineros (entre los marineros era un joven neoyorquino llamado Humphrey Bogart). Gripe de españa apareció en el barco a lo largo de la travesía. Cuándo Leviatán Llegó a Brest y transportó a 2.000 hombres ahora diagnosticados con la gripe de españa, que ocasionó estragos en las condiciones de hacinamiento dentro y desbordó las instalaciones médicas y el plantel del barco. 80 hombres fallecieron a lo largo de la travesía, considerablemente más tras desembarcar en Francia, a lo largo del auge de la pandemia. Un brote afín ocurrió en el viaje de regreso del barco a los USA.

8. Afectó al Tratado de Versalles.

El combate a lo largo de la Primera Guerra Mundial llegó a su fin a través de un armisticio, que empezó a las 11 de la mañana del día 11 de noviembre, el mes 11 del año de 1918. Varios temas de la guerra han quedado sin solucionar. Los líderes de las naciones aliadas acordaron reunirse en París a inicios de 1919 para debatir los inconvenientes que encara Europa. Woodrow Wilson, entonces presidente de los USA, fue a Europa para sumarse a las discusiones, enseñar sus conocidos 14 puntos y proteger el lugar de la Liga de Naciones. Favoreció términos mucho más indulgentes para Alemania que los propuestos por los líderes de Francia, Italia y Enorme Bretaña. Wilson pretendía emplear el prestigio estadounidense para conseguir medidas menos punitivas contra los alemanes, singularmente con apariencia de reparaciones urgentes.

A lo largo de las negociaciones para el tratado, que tuvieron sitio en París en vez del Palacio de Versalles que le dio nombre, Wilson contrajo la gripe de españa. Múltiples integrantes de su séquito padecieron gripe a lo largo del viaje a Francia. La patología de Wilson fue enmascarada, más allá de que se enfermó dificultosamente en París, inútil de ayudar a múltiples sesiones de las negociaciones. Su medico, El almirante de la Armada Cary Grayson, escribió sobre el presidente como “ferozmente enfermo”. En el momento en que Wilson se recobró medianamente y regresó a las negociaciones, múltiples competidores escribieron sobre su falta de atención, fatiga y apatía. No logró hacer más simple las reparaciones urgentes impuestas por los socios a los alemanes, y el final Tratado de Versalles creó condiciones en Alemania que condujo al ascenso de Adolf Hitler y la guerra que prosiguió a la Guerra para terminar a todas y cada una de las guerras.

7. El gobierno federal logró poco respecto al encontronazo de la gripe.

En los USA, el gobierno federal logró parcialmente poco para batallar la gripe de españa, además de producir observaciones para reportar a los estadounidenses sobre los riesgos que muestra la patología. El Congreso levantó la sesión en el otoño de 1918, con la segunda ola de la pandemia en su auge. La Corte Suprema logró lo mismo. El Servicio de Salud Pública de los USA, entonces una agencia en el Departamento del Tesoro, emitió avisos advirtiendo contra escupir en las aceras. Asimismo recomendaba a los trabajadores ir andando al trabajo, lo que semeja extraño a los ojos modernos, hasta el momento en que se cree que la mayor parte de los desplazamientos en ese instante implicaban tranvías o trenes. Asimismo advirtió a los estadounidenses que eviten fatigarse bastante.

Antes que Woodrow Wilson fuera a Europa, Edith (la mujer del presidente) envió 1,000 rosas a mujeres jóvenes que participaban en la guerra en el Distrito de Columbia, que estaban enfermas de gripe. Eso fue aproximadamente la llegada del esfuerzo federal. Batallar los efectos de la pandemia, las horas de trabajo perdidas, sepultar a los fallecidos y batallar la propagación de la patología fue dejado a cargo de los gobiernos locales, que respondió de distintas formas en todo el país. Ciertos obligaron severas limitaciones a la circulación, las multitudes y las academias, aliviándolos conforme la pandemia pasaba por sus comunidades. Otros siguieron fomentando enormes asambleas para respaldar las campañas de Liberty Bond, incluyendo un desfile en Filadelfia tras el como miles fallecieron en la localidad gracias a la rápida propagación de la influenza que prosiguió.

6. Ciertas ciudades hicieron obligación la utilización de máscaras, con sanciones penales

La primera ola de gripe de españa en USA ocurrió en la primavera de 1918. Equiparada con la segunda ola, fue suave. La segunda ola se causó en el mes de septiembre de 1918, en las ciudades orientales, y se trasladó gradualmente hacia el oeste. San Francisco escapó de la primera ola, y su jefe de la Junta de Salud, el Dr. William Hassler, aseguró a los ciudadanos de la región que la segunda ola no los afectaría. El 24 de septiembre, un recién llegado de Chicago se enfermó de gripe. En la época de octubre, había mucho más de 4.000 casos en la localidad. Ese mes la localidad aprobó una ordenanza realizando obligación la utilización de máscaras de gasa, y Hassler las promueve como 99% funcionales para parar la propagación de la gripe entre la gente.

De todos modos, probablemente las máscaras fuesen de poca herramienta, y el 21 de noviembre de 1918, la localidad anuló la orden de utilizarlas. Múltiples otras ciudades difundieron órdenes afines, con distintos grados de castigo para los infractores. En San Francisco, los infractores fueron a la prisión. La localidad padeció 2.122 muertes a lo largo de la mortal segunda ola. La tercera ola golpeó en el mes de diciembre y duró a lo largo del invierno, subiendo el número de fallecidos en San Francisco a mucho más de 3,500 de una población de precisamente quinientos mil. La próxima Oakland fue perjudicada de forma afín. Oakland asimismo decretó una ordenanza que necesita máscaras, con la virulenta oposición de los tabacaleros de la región. Uno de esos dueños diseñó una máscara con una solapa sobre la boca, lo que deja a los fumadores gozar de sus puros, cigarros y pipas sin dejar de realizar la ley.

5. La temporada de béisbol de 1918 se acortó, si bien no gracias a la gripe.

Major League Baseball acortó su temporada en 1918 en contestación al esfuerzo de guerra estadounidense. El último juego de la temporada regular se jugó el 2 de septiembre de 1918. Los equipos jugaron poco mucho más de 120 juegos ese año. En el momento en que acabó la temporada, la segunda ola de gripe de españa se encontraba en marcha en la costa este. Los vencedores de la liga, los Boston Red Sox de la Liga De america y los Chicago Cubs de la Liga Nacional, se confrontaron en la Serie Mundial. Los gobernantes de salud pública en las dos ciudades se opusieron a divertirse la Serie Mundial gracias a la multitud que se reunió a lo largo del curso de una epidemia, pero el béisbol prosiguió adelante. La única concesión de Boston a la gripe fue un convenio para jugar en Fenway Park, en vez de en el Braves Field, donde habían jugado en la Serie Mundial previo.

A lo largo de la Serie Mundial a joven lanzador de los Medias Rojas inició 2 juegos, ganando los dos, pese a sufrir gripe en ese instante. Empezó en los jardines en los otros 4 juegos. Su nombre era George Herman Ruth. Durante los juegos se acostó entre entradas, desgastado por la fiebre y los dolores anatómicos sintomáticos de la gripe. Ciertos de sus compañeros aceptaron que Ruth sencillamente se encontraba tolerando de una fuerte resaca, un inconveniente común de los peloteros de la temporada. Pero durante la serie, Ruth estuvo claramente ausente entre juegos, aun pasó tiempo en el tren a Chicago en su cama, en vez de convivir con sus compañeros de equipo. Los Medias Rojas triunfaron la serie 4 juegos a 2. Fue la única Serie Mundial de la historia que se jugó íntegramente en el mes de septiembre. Ese invierno, Ruth fue mandada a los Yanquis.

4. Franklin Roosevelt contrajo la gripe en el momento en que retornaba de Francia.

Franklin Delano Roosevelt se desempeñó como Subsecretario de Marina en la Administración de Wilson, y en esa aptitud fue a Europa en 1918. Su misión incluyó la coordinación de las ocupaciones navales contra la amenaza de los submarinos alemanes y la organización de las instalaciones portuarias y de convoyes usadas por Navíos de la Armada estadounidense. En el mes de septiembre de 1918 regresó a los USA dentro del USS Leviatán. A su llegada, FDR fue llevado del barco en camilla, habiendo contraído la gripe en Francia o, lo que es mucho más posible, dentro del barco. Leviatán La tripulación había estado expuesta y arrasada por la gripe en múltiples viajes. FDR regresó a los USA enfermo de muerte y requirió múltiples semanas de convalecencia en casa de su familia en Hyde Park antes de reanudar sus funcionalidades.

La patología de FDR y su gravedad de forma frecuente se pasan por prominente, en parte importante gracias a que después contrajo polio, que dejó sus piernas paralizadas. Su gripe se detalla con frecuencia como una patología suave, más allá de que se fue Leviatán con neumonía doble, fiebre alta y debilidad desgastante. Su primo lejano, el ex- presidente Teddy Roosevelt, que lo había animado a proceder a Europa, le escribió a lo largo de su convalecencia. “Nos encontramos intensamente preocupados por su patología y confiamos en que próximamente se recobrará”, escribió el ex- presidente, y añadió que “nos encontramos muy orgullosos de usted”. Si FDR no hubiese subsistido a la gripe, que mató a muchos estadounidenses que fueron a Europa en 1918, el resto del siglo XX habría sido muy distinta.

3. La segunda ola de gripe fue la mucho más mortal con diferencia

La segunda ola de influenza en 1918 se extendió por Europa Occidental y USA desde septiembre hasta final de año y hasta enero. Fue la mucho más letal de las tres multitud primordiales de la pandemia. En Filadelfia, la localidad mucho más perjudicada estadounidense, en torno a 16.000 fallecieron una vez que los líderes de la región se negaron a anular un desfile planificado para fomentar la venta de Liberty Bonds. Academias cerradas de Cincinnati y negocios, cerró tranvías y ordenó la utilización de máscaras. En el transcurso de un tiempo cerró todos y cada uno de los sitios de comidas, si bien dejó que las tascas continuaran abiertas. En un instante de noviembre, pensando que lo malo había pasado, la localidad reabrió negocios y academias. En cuestión de días, la tasa de mortalidad se disparó, lo que forzó a la localidad a cerrar de nuevo. Mucho más de 1.700 pobladores de Cincinnati cedieron a la gripe en el otoño de 1918.

Marineros en el Centro de Entrenamiento Naval de los Enormes Lagos trajo la gripe a Chicago. En el mes de septiembre, el Comisionado de Salud de Chicago anunció que la gripe se encontraba bajo control. En el final del mes se reportaron menos de 300 casos en la localidad. En la época de octubre, la localidad reportó 1.200 nuevos casos al día. Chicago cerró academias, negocios, prohibió las asambleas públicas, cerró los parques y solicitó que las iglesias redujesen los servicios. Chicago reportó mucho más de 38,000 casos de influenza y 13,000 casos de neumonía atribuidos a la influenza, antes que se levantaran las limitaciones en la época de noviembre. Una restricción impuesta, a la que se opusieron vigorosamente los jornales y las compañías conservadores, había sido la prohibición de fumar en los tranvías y trenes superiores. La Chicago Tribune se opuso a la prohibición y se refirió al Comisionado de Salud que la impuso como “su alteza”.

2. Las autoridades de Filadelfia han comunicado que la gripe no era peor que la gripe estacional y hicieron un desfile para vender bonos de guerra.

En la época de septiembre de 1918, la influenza se encontraba que se encuentra en todas y cada una de las primordiales ciudades del este de los USA, y Boston padeció el mayor número de casos. Filadelfia había visto ciertos casos de gripe, a pesar de que los gobernantes de salud de la región lo consideraron a la rápida. El Comisionado de Salud de la región, Wilmer Krusen, designado político, ignoró las súplicas de médicos y especialistas en salud pública prohibir las considerables asambleas públicas. Krusen anunció que la gripe no era peor que cualquier gripe estacional, pese a la prueba presentada por otras ciudades. El Comisionado de Salud advirtió a la multitud de Filadelfia que tenga precaución, cubriéndose la cara en el momento en que tosan o estornuden, y dejó que el 28 de septiembre se llevara a cabo el desfile planificado de Liberty Bonds, un espectáculo patriótico al que fueron unas 200.000 personas.

En la época de noviembre, mucho más de 12.000 pobladores de Filadelfia habían fallecido de influenza. La morgue de la región, desarrollada para albergar 36 cuerpos, se encontraba por supuesto agobiada, y los cuerpos se guardaban en la localidad adondequiera que se encontrase espacio. Se contrató a una compañía de fabricación de tranvías a fin de que edificara fáciles cajas de madera que sirviesen de ataúdes. En las casas, familias enteras fueron golpeadas y fallecieron, sin ser descubiertas a lo largo de semanas. Solo tres días tras el desfile, se llenaron todas y cada una de las camas de hospital de la región. Mucho más de 500.000 casos de la gripe enormemente infecciosa dañaron a Filadelfia antes de final de año. El recuento final de muertes fue de sobra de 16.000. En contraste con Filadelfia, el localidad de milwaukee, que impuso las leyes de distanciamiento popular mucho más estrictas de la nación, asimismo registró la tasa de mortalidad mucho más baja de cualquier localidad en los USA.

1. Una tercer parte de la población mundial contrajo gripe a lo largo de la pandemia.

La pandemia de influenza de 1918-20, lo malo del siglo XX, ocasionó por lo menos 50 millones de muertes, y probablemente hasta 100 millones en el mundo entero. En la recóndita Tahití, murió el 10% de la población. En la India regida por los británicos fallecieron mucho más de 13 millones de ciudadanos, con ciertas estimaciones que llegan hasta los 17 millones. Samoa alemana perdió el 22% de su población. Samoa De america impuso un bloqueo y salió indemne de la pandemia. Los 300.000 fallecidos de Brasil incluyeron a su presidente, Rodrigues Alves. En el USA mucho más de un cuarto de la población contrajo gripe a lo largo de una de sus múltiples olas. Los recuentos oficiales de muertes acostumbran a refererir 675.000 muertes estadounidenses, si bien ciertas estimaciones tienen dentro muertes en reservas indígenas y en comunidades de Alaska, y elevan el recuento a 850.000.

La neumonía bacteriana, una complicación causada por la gripe, fue la primordial causa de muerte. En el momento en que la gripe regresó para su tercera ola a objetivos del invierno y principios de la primavera de 1919, las tasas de muerte eran de manera comparativa bajas. Los brotes ocasionales prosiguieron en el otoño de 1919 y el invierno de 1919-20. En el momento en que empezó la década de 1920, la pandemia se desvaneció de la memoria y continuó en parte importante olvidada hasta el momento en que la pandemia de coronavirus la devolvió a la atención pública. Todas y cada una de las armas usadas para supervisar la propagación del coronavirus (distanciamiento, cierre de academias, prohibición de enormes multitudes y asambleas, cierre de negocios y otras) se desplegaron contra la gripe de españa. La historia exhibe que las comunidades que los desplegaron de forma mucho más rigurosa, a lo largo de la primera y la segunda oleada, fueron mucho más triunfantes en socorrer vidas.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *