Hechos increíbles sobre el Imperio acadio

Piense en cuánto tiempo provoca que cayó el Imperio De roma Occidental en el siglo V d.C. Eso es prácticamente 1.600 años, mucho más de 50 generaciones como lo comprenden los historiadores. Escasas naciones de esa temporada todavía hay el día de hoy, las primordiales religiones aún no existían, y de esta forma consecutivamente. En este momento considere que es precisamente exactamente la misma proporción de tiempo entre el reinado de Alejandro Magno en el siglo IV a.C., antes que comenzara el Imperio De roma, y la temporada de los Guerreros acadios.

No son el imperio mucho más popular pese a su pedigrí, en tanto que, entre otras muchas cosas, hicieron los primeros ejércitos expertos a tiempo terminado. Su líder mucho más popular, Sargón de Akkad, precisamente no conquistó un extendido imperio en comparación con Genghis Khan o el citado Alejandro Magno. No obstante, lo que podemos consultar de este ejército a través del trabajo de equipos de arqueólogos pinta una imagen de un pueblo que vivió sorprendentes vidas militares …

10. Labrarse un imperio

2334 a. C. marcó el año en que la localidad de Akkad (asimismo deletreada Agade) se dirigió desde ser una pura localidad-estado de muchas a entre las comunidades mucho más esenciales de la historia vieja. Ese fue el año en que Sargón tomó el trono y empezó una carrera de vastas conquistas. Primero, conquistó ciudades del Elamitas (iraníes de en la actualidad). Sus conquistas entonces modificaron para llegar a la Siria actualizada e inclusive a la Turquía actualizada.

Cuando menos tan pasmante como la aptitud de Sargón para apoderarse la impactante proporción de 34 ciudades fue su aptitud para sostener intacto su imperio a lo largo de su reinado de 56 años. Pese a no ser especialmente tiránico ni detestado por norma general, hubo muchas rebeliones que machacar bajo sus talones durante los años, en especial al comienzo. Entre las técnicas de Sargón fue abandonar nombramientos sobre conexiones personales y gestores basados ​​en méritos. Sargón asimismo tuvo la previsión de tener las murallas de cualquier localidad que conquistara como absolutamente demolido como ha podido, lo que los dejó a los dos mucho más simples de reconquistar y mucho más atacables a los atacantes fuera del Imperio acadio, y por consiguiente mucho más dependientes de los soldados de Sargón. Asimismo se incorporaron creaciones como el correo privado y las sendas comerciales permanentes para motivar a las ciudades a mantenerse en el imperio.

9. Motivaciones de conquista

El Imperio acadio no solo fue el primer enorme imperio de la Edad del Bronce, el bronce en sí fue un aspecto esencial que contribuyó a motivar a esos soldados para apoderarse el norte de Mesopotamia. El bronce era útil tanto para crear armas y herramientas agrícolas mucho más durables. La combinación de cobre y estaño era entre las escasas aleaciones libres que se podía afilar para nitidez.

La metalurgia se había refinado aun en el siglo XXIV a. C., y había llegado a un punto en el que las armas de bronce podían decorarse extensamente. La cantidad y la dificultad de las incrustaciones en una hoja o empuñadura se transformó de manera rápida en un símbolo de estatus. Hasta entonces, las mujeres se han quedado con sus joyas, que de forma frecuente incluían plata de las minas que Sargón había conquistado en Anatolia (de hoy Turquía).

8. Virtud de armas

https://www.youtube.com/watch?v=gfS-bnoRahA

Alén de su alijo de armamento de bronce, desde el comienzo los acadios adquirieron otro instrumento de guerra que probó ser una súper arma para la temporada: los arcos compuestos. Fundamentalmente, los arcos compuestos se distinguían de los modelos regulares en que en el momento en que se desenrollaban curvado del cuerpo del arquero, lo que quiere decir que la cuerda se tensó mucho más para marchar. Esta solidez agregada es porque el eje de madera del arco se complementa con un cuerno y un tendón enrollado.

Contra las flechas de los arqueros acadios, la armadura de cuero favorecida por varios de sus contrincantes era vulnerable. El rango de arqueros acadios asimismo se expandió a precisamente doble la de sus arqueros contrincantes. Eso quería decir que 600 pies en oposición al rango frecuente de 300 pies que podían conducir sus contrincantes. Ese incremento en la llegada puede no parecer tan mortal, estimando que las tropas que corren con una carga podrían contemplar esos 300 pies auxiliares en quizás 15 segundos sin dificultades. Ese todavía sería el instante a fin de que un arquero promedio dispare 2 tiros liderados, que podría diferenciarse. Además de esto, era incalculable para los asedios si los contrincantes de los acadios saliesen a la luz.

7. El rey del pueblo

No transmite bastante cuánto ascendió para decir que Sargón de Akkad no era de nacimiento real. No es bastante decir que procede de una familia común. En verdad, fue un bastardo de nacimiento. Sus progenitores han tomado medidas radicales para esconder que en algún momento había nacido, y se detuvieron inmediatamente antes de matarlo. Lo pusieron en tallos de río en una canasta sellada con alquitrán, para entonces ser encontrado y adoptado por el jardinero real. Akki. El enorme semejante que este relato tiene con el comienzo de la narración de Moisés probablemente no sea una coincidencia, en tanto que se manifiesta que la fecha del nacimiento de Sargón antecedió a la de Moisés en prácticamente una milenio.

Con una conexión en el palacio, Sargón ha podido subir de rango hasta el momento en que tuvo la segunda situación mucho más sobresaliente y reconocida: el copero del rey Ur-Zababa de Kish. En verdad, pese a su título que sonaba humilde, sus deberes incluían la administración del incalculable suministro de vino de Ur-Zababa, y por norma general se lo consideraba como el segundo tras el rey. No obstante, Ur-Zababa al final comenzó a suponer de su copero. En el momento en que el rey sumerio Lugalzagesi marchó sobre Kish, Ur-Zababa envió a Sargón con una oferta de paz. Esconde con la oferta de paz había una petición a fin de que Lugalzagesi matase a Sargón. En otro paralelo con la Biblia, Rey David Diríase que logró algo afín a Urías el hitita a fin de que el rey pudiese casarse con su mujer Betsabé. En vez de matar al mensajero contra el que no tenía rencor, Lugalzagei invitó a Sargón a sumarse a él, y los 2 marcharon hacia Kish y expulsaron al Ur-Zababa.

Por causas que no se comentan realmente bien por los cuentos sobrevivientes, Sargón ha podido reunir un ejército propio y después marchó sobre Kish. Derrotó a Lugalzagesi en la guerra, tomó la localidad y se declaró rey. En verdad, Sargón no era de todos modos su nombre de nacimiento, sino más bien un título que significa “Rey Verdadero”. Pese a este título grandioso, los humildes inicios de Sargón le brindaron un atrayente populista que lo asistió a sostener unido su imperio y a arrancar una administración y una burocracia compuesta por gobernantes seleccionados dependiendo del mérito.

6. Ejército parcialmente pequeño

Para alguien tan popular hoy día y que conquistó un imperio tan enorme, debe tenerse presente que el ejército acadio desarrollado por Sargón no era especialmente extendido. Los registros sobrevivientes lo ponen en 5.400 soldados, señalando que ese era el número que “comería con” Sargón. En comparación, faraones egipcios como Ramsés II desplegaron ejércitos de muchos como 20.000 soldados por sus conquistas.

Sargón dividió su conjunto de ejércitos primordial en nueve batallones, y después dividió esos batallones en conjuntos de 60. Todos estos batallones se dividiría en infantería regular, arqueros y también infantería rápida llamada “nim”, presumiblemente un alias de nerviosismo, puesto que en nuestro idioma sería “moscas.” Era posible que los soldados mucho más ricos se encontraran montados en vehículos. Las tropas a caballo no se registrarían en el Medio Oriente hasta siglos después el Imperio acadio, instante en el que se habían criado caballos que eran suficientemente enormes para ser útil como monturas fiables.

5. Vanguardistas del casco

En los últimos tiempos se convirtió en una trivia habitual que hay sin prueba que los vikingos empleaban cascos con cuernos o alas a lo largo del auge de sus incursiones entre los siglos IX y XI d.C. Los entusiastas de esa decisión de tendencia tienen que entender que Akkadian Warriors de todos modos tenía cuernos de toro pegados a sus cascos. Fueron los primeros soldados registrados en adoptar ese estilo. No pretendía ser un símbolo de intimidación, sino más bien un supuesto signo de su divinidad.

Más allá de que Sargón ocupa un espacio preponderante sobre la dinastía acadia, esta es una innovación que no puede reclamar. La práctica de poner cuernos en sus cascos empezó con Naram-Sin, nieto de Sargón y el primer rey en toda Mesopotamia en declararse Dios, de ahí la necesidad de un casco divino. Por inmodesta que fuera esa declaración, cuando menos ha podido respaldarla subiendo el imperio a su mayor tamaño, mayor riqueza y mayor nivel de avance. La práctica proseguiría desde hace tiempo tras el final del dominio acadio, aun siendo usada por una raza famosa como los sardos a lo largo de su guerra contra los egipcios.

4. Propiedad de la tierra

Sargón precisaba motivar a su ejército regular para sostenerlos unidos, pero en ese instante solo había un límite de riqueza para repartir de forma fiable. Entonces el gobierno acadio adoptó una política llamada Ilkum. Sargón fundamentalmente daría tierras a sus súbditos, y si no sirviesen en su ejército o enviaran a sus hijos como sustitutos, entonces recobraría la tierra. Fue entre las múltiples formas en que el Imperio acadio fue un caso de muestra temprano de una “economía planeada”.

A los soldados terratenientes se les dejó rentar sus tierras. No está claro si eso quería decir que sus inquilinos podrían ser mandados al servicio militar como sustitutos. Ilkum fue tan eficiente que se encontraba escrito en las reconocidas leyes babilónicas conocidas como el código de Hammurabi y prefiguraba el feudalismo europeo y asiático.

3. La Guerra de los 33 Reyes

Tan triunfantes como Sargón y Naram-Sin consiguieron sostener las ciudades unidas en su imperio, fue el hombre que rigió entre ellos, Manishtushu, quien podría ser el más destacable en juntar personas. Inconvenientemente para él, se encontraba uniendo a sus contrincantes para tomar una situación en contra suya. La dinastía acadia había sido famosa a lo largo de décadas como una fuerza que ninguna localidad-estado podía asumir, con lo que a lo largo de su reinado los soldados de Manishtushu se hallaron confrontando una coalición de una impactante 32 reyes de ciudades-estado.

Hay que decir que Manishtushu no fue la víctima aquí, en tanto que se encaró a esta coalición por el hecho de que envió a su ejército por medio de lo que el día de hoy se conoce como el Golfo Pérsico para una mayor conquista. Más esencial aún, en lo relativo a la historia por norma general, el ejército acadio triunfó a lo largo de su reinado de 15 años pese a la desaparición de Manishtushu en guerra. Su premio fue un rico botín de sobra minas de plata.

2. Contrincantes desnudos

Entre los artefactos mucho más elaborados de la dinastía acadia fue una estela (esto es, una loseta de piedra con una escena tallada en ella) para Naram-Sin, que está precisamente 79 pulgadas prominente. Representa al nieto de Sargón como un enorme parado sobre contrincantes derrotados pertrechado con un casco con cuernos y un arco compuesto, verdaderas fabricantes registradas del Imperio acadio. Un enemigo a sus pies solicita clemencia al tiempo que otro fué empalado con una lanza. En escenarios mucho más abajo hay cadáveres de otros contrincantes, al paso que los soldados de Naram-Sin están preparados en capacitación. Los contrincantes caídos tienen una clara falta de ropa en común.

A lo largo de bastante tiempo, los historiadores pensaron que la desnudez se debía a que la escena en cuestión se encontraba destinada a representar sacrificios rituales. Estudios mucho más recientes concluyeron que fue solo una manera de broma de sus contrincantes. Aun el hombre empalado, presumiblemente una suerte de noble si está a los pies de Naram-Sin en la estela en vez de entre las pilas de fallecidos, está vestido con un mero semejante acadio de una falda escocesa. Solo el rey derrotado de Lullubi fue suficientemente respetado para ser representado totalmente vestido mientras que rogaba por su historia.

1. El conquistador enigmático

Tras un siglo de dominación de Mesopotamia y mucho más allí, aparece el interrogante de qué ocasionó la caída del Imperio acadio en torno a 2154 a. C.. La teoría dominante era que entre las revueltas extendidas y las invasiones de los contrincantes, particularmente la raza gutiana, se trataba fundamentalmente de una guerra. No obstante, análisis científicos siguientes plantearon el cambio climático como el cuchillo en el corazón de la dinastía.

A lo largo de las considerables conquistas de Sargón y sus sucesores inmediatos hubo un periodo prolongado de tiempo inusualmente bueno que resultó en buenas cosechas, lo que dejó a la multitud contenta y bastante sana para la guerra. En el momento en que Shar-Kalli-Saree subió al trono, la zona padecía una sequía. El comercio se interrumpió, el descontento y la desesperación se generalizaron, y el imperio no ha podido confrontar a sus ciudadanos que se habían transformado en asilados, y bastante menos a la invasión contrincante. Tan severa fue la sequía que una localidad, Dile a Leilan, diríase que fue sepultado en un metro de arena en tanto que fue descuidado, y continuó descuidado a lo largo de mucho más de 300 años. A lo largo de milenios, la memoria de la dinastía acadia cayó a la sombra de los imperios sumerio y babilónico que brotaron a su paso, y solo fue redescubierta en 1867 d.C.en las ruinas de la Biblioteca de Ashurbanipal en Nínive.

Dustin Koski escribió la novela de fantasía urbana No pretendo comprender.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *